Atención: esta semana la Corte decide el futuro del Nevado de Toluca en México

En 2013 el presidente modificó la categoría de protección de la zona, lo que ahora legaliza las actividades de explotación en el área.

Foto: anywherethatswild.org

El volcán de Toluca, en México, es una de las bellezas naturales más importantes del país. Su belleza, quizá, es mucho menor en comparación con su función, sobre todo hídrica, abasteciendo a dos de las cuencas más importantes del país: el río Lerma y Balsas.

Desde 1936 fue declarado como Parque Nacional por el entonces presidente Lázaro Cárdenas. Esta categorización en teoría impide las actividades productivas en la zona, pero por un mal trabajo del Estado en el sitio, desde hace décadas, han explotado la zona talamontes, agricultores, ganaderos, cazadores e incluso mineros.

Por su parte, el 3 de octubre de 2013, el presidente de México Enrique Peña Nieto publicó un decreto que modifica la categoría al Parque Nacional por “Área de Protección y Fauna”. Ello implica que en el 96% del área, ahora considerada como “zona de amortiguamiento”, ahora será legal “turismo sustentable”, “manejo forestal”, “actividades agrícolas y pecuarias”, “agrosilvopastoreo”, “erradicación de especies de flora y fauna que se tornen perjudiciales”, “aprovechamiento de la vida silvestre (extractivo y no extractivo)”, además, los particulares podrán erigir construcciones.

Según el decreto, la medida busca no sólo que se “preserve nuestro patrimonio natural”, sino que al mismo tiempo se genere “riqueza”. De algún modo, en lugar de impedir tajantemente el desarrollo de actividades productivas en la zona, se le está legalizando para permitirlas, en un supuesto intento por “poner orden”, y naturalmente, con una visión de negocio…

Al menos 22 expertos han analizado el Nuevo Programa de Manejo para el Nevado y han encontrado grandes contradicciones en la supuesta búsqueda de su protección. Este grupo está formado por hasta 15 académicos del la UNAM y otros de la Universidad de California, de Queensland,  y diversas ONG´s.

Un año después de la publicación del decreto, la ciudadana Luz Emilia Aguilar Zinser, quien también era columnista del diario Excelsior, y quien por cierto fue despedida una semana antes de que la Corte decida el resultado del caso, interpuso un amparo en contra de esta medida que finalmente atenta contra los derechos ambientales. Desde este 28 de octubre, luego de 2 años de polémica, el caso será analizado.

Acá te dejamos la postura de académicos y miembros de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad sobre las fallas técnicas de este decreto, que hace sospechar sobre los intereses económicas involucrados en el Nevado.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 

 



México, abierto a la inversión en energías limpias de Tesla

México cuenta con recursos geotérmicos abundantes que se distribuyen a lo largo del territorio; un total de 3 000 manifestaciones terminales en 27 estados.

De acuerdo con los datos de la empresa internacional Bloomberg Energy Finance –BNEF–, durante el primer trimestre del año hubo una inversión en energías limpias de 53,5 mil millones de dólares, la cual incluye la emisión de 1.4 mil millones de dólares en acciones públicas por parte de la empresa de vehículos electrónicos Tesla y el financiamiento del proyecto de Enel en su complejo fotovoltáico en Zacatecas. Hasta ahora, este complejo posee una capacidad de producción de 754MW y es el proyecto solar más grande del mundo. 

Desgraciadamente la posición frente al calentamiento global del nuevo gobierno de EE.UU., ha impactado negativamente en la inversión de los dos mercados más grandes, China y EE.UU., en torno a los proyectos eólicos cuesta-fuera. De hecho, durante el primer trimestre del 2017, EE.UU. presentó una caída del 24 por ciento y China, del 11 por ciento. En palabras de Jon Moore, director general de BNEF, explicó: “Este año, el primer trimestre refleja, una vez más, las caídas en los costos de capital promedio por megawatt para la energía eólica y solar. Esta tendencia significa que año con año es posible financiar capacidades de generación equivalentes con estas tecnologías por menos dólares.”

Si bien la inversión global en energías limpias cayó durante el primer trimestre, los analistas de BNEF esperan que tanto “la energía solar y eólica alcancen cifras similares de nuevos megawatss este año contra el año pasado”. Mientras tanto, México ha invertido en energías limpias mediante cuatro plantas: “En el Valle de Mexicali, Baja California, opera la planta de Cerro Prieto, la mayor central de energía geotérmica a nivel mundial, con una capacidad de 720 Megawatts (MW); Los Azufres en Michoacán (188 MW),  Las Tres Vírgenes en Baja California Sur (10MW) y Los Humeros  en Puebla (40 MW). En un futuro  los Humeros II, fase A, y Humeros II, fase B, generarán 25 MW y 21 MW, respectivamente.”

Gracias a ello, México se ha convertido en el tercer líder mundial como productor de energía geotérmica, generando con el vapor derivado del agua del subsuelo que alcanza altos grados de temperatura para hacer mover una turbina y así producir electricidad. Si bien lo más costoso es la etapa de exploración, México es considerado como país con potencial para una fuente limpia en la generación de electricidad pese a producir sólo el 3 por ciento de total nacional de energía. 

México cuenta con recursos geotérmicos abundantes que se distribuyen a lo largo del territorio; un total de 3 000 manifestaciones terminales en 27 estados. Al menos 20 zonas geotérmicas podrían tener un buen potencial para su explotación; como por ejemplo Tulecheck y Piedras de Lumbre en el norte; El Ceboruco y Cerritos Colorados en la zona central; y Acoculco, Tacaná y Chichonal en el sur, tienen un alto potencial para producir energía eléctrica. Para ello es indispensable, primero, identificar las barreras regulatorias que impiden avanzar a la industria; segundo, elaborar una propuesta legislativa que dé seguridad a los inversionistas y a las comunidades indígenas cercanas a las fuentes de energía; tercero, establecer un mecanismo financiero para la cobertura de riesgo de la explotación de fuentes geotérmicas. Se trata de proyectos que requieren una mayor atención pero implican un fuerte potencial. 

 

 



6 consejos efectivos para curar a los bonsáis de plagas y enfermedades

Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes.

Los bonsáis son una especie de pequeños árboles cuyos métodos de cuidado provienen de tiempos inmemoriales. Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes; pueden sufrir de anomalías por exceso o defecto de riego, falta de luz o humedad ambiental. En especial si se trata de una plaga o enfermedades. 

Para cuidar a un bonsái es importante considerar, desde un principio, sus características; por ejemplo, en el caso que sea del exterior, necesitas saber si requiere protección de las heladas, realizar las podas en las fechas señaladas, etcétera. De modo que si empiezas a notar que hay una plaga afectando al bonsái, es importante tomar en consideración la siguiente información: 

– El pulgón, los ácaros, la mosca blanca o cochinillas, son las plagas más comunes en los bonsáis. 

– Cuando el bonsái se enferma por hongos, la base del tronco posee podredumbre, las hojas se vuelven amarillas y no hay síntomas de ningún otra plaga. Hay hongos que atacan la base del tronco, el cuello y las raíces de las plantas y árboles produciendo podredumbre en sus tejidos. 

– Los fungicidas sistémicos ayudan a controlar este tipo de enfermedades; sin embargo, cuando los hongos se encuentran bajo el suelo, es indispensable hacer uso de sustratos sanos y aireados. En el caso de que la enfermedad sea por un exceso de riego, su sanación se realiza con fungicidas a base de oxicloruro de cobre, pues además funge como tratamiento preventivo a principios de primavera y a mediados de otoño. El fosfito potásico también es un buen inhibidor y fertilizante, el cual puede usarse como parte del riego para el bonsái. 

– El bonsái necesita un tiempo para adaptarse y desarrollar su belleza como parte del reflejo de su sabiduría.  

– El riego de los bonsáis es ideal cuando la tierra se encuentra ligeramente seca. Para controlar el grado de humedad de la superficie –y del interior– de la tierra se puede usar los dedos. No es recomendable regarlos con una rutina diaria. 

– Encuentra la mezcla del suelo adecuada. La mayor parte de los bonsáis requiere una mezcla de akadama, pomice y roca volcánica en una proporción de 1/2 – 1/4 y 1/4. También se puede usar una mezcla que retenga más agua, usando una mayor proporción de akadama. 

 



¿Qué pasará si las orugas empiezan a comer restos de plástico?

Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.

De acuerdo con el sitio web de Phys.org, los científicos descubrieron que una de las orugas más comunes, la Galleria mellonella, se ha estado alimentado de polietileno, un tipo de plástico que es usado principalmente en las bolsas desechables. Sin embargo, ¿qué implica este evento para la conservación del medio ambiente? 

Las orugas de cera son consideradas una peste para la población de las abejas y algunas plantas. Por esta razón, hay quienes usan bolsas de plástico para prevenir su proliferación en jardines y cercanías. Fue así que Bertocchini, la líder de la investigación, se dio cuenta que las bolsas de plástico que había dejado para prevenir a las orugas comenzaban a tener pequeños hoyos; y después de una inspección más cercana, notó que las bolsas estaban siendo consumidas por las orugas para tratar de alcanzar su libertad. 

Al realizar la investigación, Bertocchini y sus colegas, encontraron que las bolsas de plástico se estaban degradando más rápido de lo normal, y esto se debe a que las orugas producen una especie de enzimas que rompe el plástico hasta su desaparición. Gracias a ello, los científicos han considerado un método biodegradable para limpiar al medio ambiente de la contaminación de plástico. 

 

En palabras del primer autor del estudio, Paolo Bombelli, “Si una sola enzima es responsable de este proceso químico, su reproducción a larga escala con métodos biotecnológicos podrá ser viable. Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.” Además, “la oruga produce algo que rompe el vínculo químico, quizá en sus glándulas salibales o una bacteria simbiótica en su estómago. El próximo paso es tratar de identificar el proceso molecular en su reacción e insolar la enxima responsable.”

Dicen que la Naturaleza es sabia, y encuentra siempre la manera de surgir resiliente y victoriosa. Las personas alrededor del mundo desperdician alrededor de miles de millones de bolsas de plástico cada año, las cuales tienden a degradarse en un periodo de un siglo o más y tienen importantes consecuencias en el medio ambiente. 

 



Juez ordena a Peña Nieto las siguientes 6 medidas de protección al Nevado de Toluca

Una orden judicial concluyó que el presidente de México debe clarificar las estrategias de protección a esta zona natural.

En octubre pasado el presidente de México  Enrique Peña Nieto emitió  un decreto que desclasifica como parque nacional al Nevado de Toluca. Por 77 años esta zona forestal estuvo protegida de actividades de explotación natural y turística. Los habitantes del nevado, no fueron consultados, por lo que ellos y algunos ciudadanos interpusieron un amparo para que se revocara esta decisión.

Recién se dio a conocer que la jueza federal, Paula García Villegas, ordenó seis medidas de transparencia y protección para el Nevado de Toluca. La funcionaria concluyó que el decreto fue legal, pero deberán publicarse estrategias específicas para que el sitio conserve su riqueza. El decreto presidencial ha despertado una desconfianza latente, porque al eliminarse la tipificación de parque nacional, se abre la posibilidad de explotar al menos el 96% de la zona para la “remoción” de especies forestales, el “aprovechamiento extractivo de vida silvestre”, la ganadería, la agricultura, el turismo, así como la “construcción y mantenimiento de infraestructura pública o privada”.

Arturo Montiel, quien es tío del actual presidente Enrique Peña Nieto, deseaba construir un centro internacional de esquí, un área de hoteles y restaurantes, y una zona residencial de lujo en el antiguo parque nacional, pero esa nomenclatura le impidió llevar a cabo estos proyectos, por considerarse el nevado como un bien nacional.

En un acto por demás polémico, Enrique Peña Nieto, publicó el anterior decreto, que justo abriría la posibilidad para hacer complejos turísticos como al que aspiraba Montiel. Según el presidente, el decreto responde a una tipificación que busca regular las actividades productivas que de hecho sí se llevan a cabo en el nevado, solo que esta vez, bajo una regulación específica.

La jueza federal concluyó, entre otras cosas, poca transparencia en internet para conocer en alta resolución la mancha urbana del sitio, que  no se informa sobre los programas de recuperación de los recursos naturales y,  tampoco se  conocen las acciones contra los responsables de la deforestación del nevado.

Vía Proceso.



Gobierno de Enrique Peña Nieto retira calidad de “Parque Nacional” al Nevado de Toluca y reduce su zona protegida al 4%

El gobierno de México encabezado por Enrique Peña Nieto modificó radicalmente un decreto emitido en 1936 por Lázaro Cárdenas al respecto de la protección del Nevado de Toluca, por lo cual ahora se podrá explotar la zona, construir, hacer turismo y otras actividades, en 51 mil hectáreas de las 53 mil que antes estaban protegidas.

En una decisión que ha despertado un enorme revuelo e incluso franca oposición, Enrique Peña Nieto, presidente de México, firmó y dio para su publicación en el Diario Oficial de la Federación un decreto en el que retiró al Nevado de Toluca el estatus de “Parque Nacional”, con lo que ahora su área como zona protegida se redujo a tan solo el 4%, en tanto que el 96% restante se vuelve disponible para actividades como la “remoción” de especies forestales, el “aprovechamiento extractivo de vida silvestre”, la ganadería, la agricultura, el turismo, así como la “construcción y mantenimiento de infraestructura pública o privada”, según reporta París Martínez en Animal Político.

En su carácter de Parque Nacional, el Nevado de Toluca contaba con 53 mil 590 hectáreas protegidas, las cuales se reducen a tanto 1941 a causa del decreto publicado. Dicho “núcleo” es ahora la única zona donde está expresamente prohibido contaminar suelo y cuerpos de agua, dañar la flora y fauna, extraer minerales, introducir automotores, encender fogatas o alterar ecosistemas.

“Turismo sustentable”, “manejo forestal”, “actividades agrícolas y pecuarias”, “agrosilvopastoreo”, “erradicación de especies de flora y fauna que se tornen perjudiciales”, “aprovechamiento de la vida silvestre (extractivo y no extractivo)”, además de que los particulares podrán erigir construcciones, son las actividades que ahora se encuentran permitidas en las las 51 mil 659 hectáreas liberadas.

El Nevado de Toluca era Parque Nacional desde 1936, cuando Lázaro Cárdenas determinó su protección en vista de su importancia como fuente de agua potable para las cuencas de los ríos Lerma y Balsas, situación que se ha modificado debido a la deforestación de la zona, los cultivos de papa y la minería, mermando o desapareciendo los manantiales.

Esa fue la justificación del gobierno mexicano para autorizar el cambio de decreto, cuyo propósito manifestado es “ordenar apropiadamente las actividades productivas y extractivas que generan un deterioro creciente de los ecosistemas y de sus elementos”, con el objetivo de “mantener a mediano y largo plazo los ambientes y hábitats”, además de preservar “nuestro patrimonio natural” y “generar riqueza”.

Aquí el texto del decreto de 1936 emitido por el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Imagen: pablo cruz irastorza / flickr

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca