Atención: esta semana la Corte decide el futuro del Nevado de Toluca en México

En 2013 el presidente modificó la categoría de protección de la zona, lo que ahora legaliza las actividades de explotación en el área.

Foto: anywherethatswild.org

El volcán de Toluca, en México, es una de las bellezas naturales más importantes del país. Su belleza, quizá, es mucho menor en comparación con su función, sobre todo hídrica, abasteciendo a dos de las cuencas más importantes del país: el río Lerma y Balsas.

Desde 1936 fue declarado como Parque Nacional por el entonces presidente Lázaro Cárdenas. Esta categorización en teoría impide las actividades productivas en la zona, pero por un mal trabajo del Estado en el sitio, desde hace décadas, han explotado la zona talamontes, agricultores, ganaderos, cazadores e incluso mineros.

Por su parte, el 3 de octubre de 2013, el presidente de México Enrique Peña Nieto publicó un decreto que modifica la categoría al Parque Nacional por “Área de Protección y Fauna”. Ello implica que en el 96% del área, ahora considerada como “zona de amortiguamiento”, ahora será legal “turismo sustentable”, “manejo forestal”, “actividades agrícolas y pecuarias”, “agrosilvopastoreo”, “erradicación de especies de flora y fauna que se tornen perjudiciales”, “aprovechamiento de la vida silvestre (extractivo y no extractivo)”, además, los particulares podrán erigir construcciones.

Según el decreto, la medida busca no sólo que se “preserve nuestro patrimonio natural”, sino que al mismo tiempo se genere “riqueza”. De algún modo, en lugar de impedir tajantemente el desarrollo de actividades productivas en la zona, se le está legalizando para permitirlas, en un supuesto intento por “poner orden”, y naturalmente, con una visión de negocio…

Al menos 22 expertos han analizado el Nuevo Programa de Manejo para el Nevado y han encontrado grandes contradicciones en la supuesta búsqueda de su protección. Este grupo está formado por hasta 15 académicos del la UNAM y otros de la Universidad de California, de Queensland,  y diversas ONG´s.

Un año después de la publicación del decreto, la ciudadana Luz Emilia Aguilar Zinser, quien también era columnista del diario Excelsior, y quien por cierto fue despedida una semana antes de que la Corte decida el resultado del caso, interpuso un amparo en contra de esta medida que finalmente atenta contra los derechos ambientales. Desde este 28 de octubre, luego de 2 años de polémica, el caso será analizado.

Acá te dejamos la postura de académicos y miembros de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad sobre las fallas técnicas de este decreto, que hace sospechar sobre los intereses económicas involucrados en el Nevado.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 

 



Conoce los 4 tipos psicotrópicos ancestrales de México

Cada una de ellas promueve tanto la biodiversidad de la región como el conocimiento de aquellas generaciones cargadas de chamanes, misticismo y conexión con la naturaleza.

Con una amplia diversidad en hierbas medicinales, numerosos pueblos mexicanos usan la sabiduría en la herbolaria como parte de su repertorio alimenticio y curativo. De alguna manera, estas plantas medicinales mexicanas han acompañado tanto a pueblos ancestrales como a nuestra actual cultura, como parte de la dieta cotidiana y paliativos mentales, corporales o espirituales.

Cada una de ellas promueve tanto la biodiversidad de la región como el conocimiento de aquellas generaciones cargadas de chamanes, misticismo y conexión con la naturaleza. Aunque las que gozan de una mayor popularidad son aquellas conocidas como “de poder”, aquellas que siempre se han caracterizado por su imponente alteración en la percepción visual y manifestado en las figuras geométricas intensamente coloreadas, los petroglifos, las tablas huicholas, entre otros. 

En otras palabras, estas plantas, de la familia de las drogas psicodislépticas, se distinguen en cuatro subfamilias: los alucinógenos, los cognodislépticos, los inductores de trance y los delirógenos. Con el fin de seguir promoviendo el conocimiento milenario mexicano sobre la medicina herbolaria, te compartimos una explicación de cada una de los tipos de psicotrópicos endémicos de México

 

Inductores de trance. Pese a ser usadas desde la prehistoria mesoamericana, este tipo de plantas difícilmente producen alucionaciones. En su lugar generan una sensación cargada de letargo y languidez, incrementando la percepción al grado de provocar irritación. Hay quienes reportan “una estimulación de la imaginación que se usa, de manera adivinatoria, en contextos rituales.” Una inductora de trance mexicana es la hoja de la pastora o pipiltzintzintli Salvia divinorum–; también, la marihuana –Cannabis sativa–. 

Salvia divinorum plantas medicinales mexicanas

Cognodislépticos. Al igual que los inductores de trance, estimular la imaginación pero no producen alucinaciones. Sus efectos se ven principalmente reflejados en la alteración de mecanismos de la memoria; es decir, aunque la memoria a corto plazo se puede “perder” en el Inconsciente, se avivan todas las sensaciones y la fantasía. El uso cotidiano de estas plantas es la oniromancia, la adivinación durante el sueño. Un cognodislépticos mexicano es el Manto de la Virgen o ololiuhqui –Turbina corymbosa–.

Turbina corymbosa plantas medicinales mexicanas

Delirógenos. Con efectos potentes que disminuyen la conciencia, el consumo excesivo de estas plantas provocan un delirio con desorientación e intensas alucinaciones que puedan confundir la realidad interna con la externa. Son conocidas por ser de “tradición oscura y secreta”, usadas principalmente en ritos de hechicería y para hacer daño a enemigos. Un delirógeno mexicano es el toloache o tolohuaxihuitl –Datura stramonium–.

Alucinógeno. Como su nombre indica, estas plantas producen alucinaciones. La quintaesencia de los alucinógenos es la mezcalina del peyote o la psilocibina de los hongos, además que ambas plantas son consideradas como sagradas por excelencia. 



¿Cuánta azúcar estás comiendo en tus alimentos? (FOTOS)

De acuerdo con Antonio Rodríguez Estrada, fundador de SinAzúcar.org, el azúcar también se encuentra en productos que, al no leer las etiquetas, consumimos sin darnos cuenta.

Es mundialmente sabido que el consumo excesivo –e incluso, mínimo– del azúcar produce una serie de consecuencias negativas en la salud. Estudios de universidades, los cuales están avalados por la Organización Mundial de la Salud, insisten en reducir al menos una cuarta parte –25 gramos diarios– de azúcar ingerida con el fin de prevenir una serie de enfermedades relacionadas con su consumo; tales como la dependencia, sobrepreso, diabetes, caries, problemas cardiovasculares, etcétera. Pero, ¿es suficiente dejar de ponerle cucharaditas de azúcar al café para cuidarnos física y emocionalmente? 

De acuerdo con Antonio Rodríguez Estrada, fundador de SinAzúcar.org, el azúcar también se encuentra en productos que, al no leer las etiquetas, consumimos sin darnos cuenta. Para él es indispensable difundir imágenes para generar consciencia sobre la cantidad de azúcar que estos alimentos contienen y, de alguna manera, materializar el verdadero consumo de este ingrediente peligrosamente tóxico: “SinAzúcar.org pretende visualizar el azúcar oculto en estos alimentos procesados de una forma simple y gráfica para que puedan ser compartidas fácilmente a través de las redes sociales. Es mi granito de arena para mejorar los hábitos de consumo”.

Dado que una de las principales causas de la epidemia de obesidad es el abuso de los productos industriales, es importante presentarlos en su impactante realidad, sin brillos ni decoraciones que seduzcan al consumidor. En especial los productos que vienen con la imagen de ser saludables, bajos en azúcar o “o%” o inclusive están avalados por sociedades médicas. Tan sólo en el caso de las cafeterías de Starbucks se sirven tazas extragrandes de azúcar en sus bebidas caliente, y se ofrecen cada vez más chai, chocolate y otras alternativas cafetaleras con jarabes para un sabor aún más intenso. Esta simple estrategia aumentó hasta en un 20 por ciento de clientela diaria, pese a que los consumidores ignoran la cantidad de azúcar que beben en su café o bebida. 

Por ello Rodríguez Estrada decidió fotografiar algunos alimentos más genéricos, tomar una marca de referencia, colocar a su lado el equivalente de azúcar en terrones de azúcar –de 4 gramos– e inmortalizar el momento. Te compartimos algunos ejemplos de su trabajo: 

 

Más en Ecoosfera: 

Sobre como las cadenas comerciales de café inundan tu bebida con azúcar (empezando por Starbucks)

Esto le sucede a tu cuerpo cuando comes un poco de azúcar

Consumir azúcar provoca los mismos efectos de la cocaína, estudio

Una dieta sin azúcar arroja beneficios casi inmediatos en niños; estudio

Guía práctica para dejar el azúcar paso a paso



Gimnasio flotante en París utiliza energía verde generada por sus clientes

Con la forma de un bote que navega por las aguas del río Sena, en París –Francia–, se trata de un gimnasio que funciona con la energía generada por la actividad física de los clientes mismos.

La firma de arquitectura italiana Carlo Ratti Associati ha desarrollado un proyecto ecosustentable único en su género. Con la forma de un bote que navega por las aguas del río Sena, en París –Francia–, se trata de un gimnasio que funciona con la energía generada por la actividad física de los clientes mismos. Es decir que tanto el consumo eléctrico del gimnasio para su funcionamiento y navegación proviene de energía humana. 

Para los diseñadores del proyecto ecosustentable era indispensable conseguir un espacio que pudiera sostenerse a sí mismo, por lo que, al investigar, encontrar que un bote de 20 metros de largo podría ser impulsado con energía humana de 45 personas.  Así que usaron estas dimensiones para que los usuarios generaran energía verde mediante bicicletas y aparatos de entrenamiento, y aprovechar el movimiento humano sin necesidad de reforzar la huella ecológica. Al resultado lo nombraron Gimnasio Navegante de París. 

 

La idea surgió con la intención de inspirar a cada vez más personas a ejercitarse, por lo que la combinación de consciencia ecológica y diseño –el gimnasio es descapotable para días de verano– se convirtieron en la base de principal del proyecto. Esto brinda la posibilidad de volver tangible la teoría de la ecosustentabilidad, generando una especie de motivación y consciencia en relación con el medio ambiente. 

Conoce más sobre este proyecto con los siguientes planos: 

 
 


Juez ordena a Peña Nieto las siguientes 6 medidas de protección al Nevado de Toluca

Una orden judicial concluyó que el presidente de México debe clarificar las estrategias de protección a esta zona natural.

En octubre pasado el presidente de México  Enrique Peña Nieto emitió  un decreto que desclasifica como parque nacional al Nevado de Toluca. Por 77 años esta zona forestal estuvo protegida de actividades de explotación natural y turística. Los habitantes del nevado, no fueron consultados, por lo que ellos y algunos ciudadanos interpusieron un amparo para que se revocara esta decisión.

Recién se dio a conocer que la jueza federal, Paula García Villegas, ordenó seis medidas de transparencia y protección para el Nevado de Toluca. La funcionaria concluyó que el decreto fue legal, pero deberán publicarse estrategias específicas para que el sitio conserve su riqueza. El decreto presidencial ha despertado una desconfianza latente, porque al eliminarse la tipificación de parque nacional, se abre la posibilidad de explotar al menos el 96% de la zona para la “remoción” de especies forestales, el “aprovechamiento extractivo de vida silvestre”, la ganadería, la agricultura, el turismo, así como la “construcción y mantenimiento de infraestructura pública o privada”.

Arturo Montiel, quien es tío del actual presidente Enrique Peña Nieto, deseaba construir un centro internacional de esquí, un área de hoteles y restaurantes, y una zona residencial de lujo en el antiguo parque nacional, pero esa nomenclatura le impidió llevar a cabo estos proyectos, por considerarse el nevado como un bien nacional.

En un acto por demás polémico, Enrique Peña Nieto, publicó el anterior decreto, que justo abriría la posibilidad para hacer complejos turísticos como al que aspiraba Montiel. Según el presidente, el decreto responde a una tipificación que busca regular las actividades productivas que de hecho sí se llevan a cabo en el nevado, solo que esta vez, bajo una regulación específica.

La jueza federal concluyó, entre otras cosas, poca transparencia en internet para conocer en alta resolución la mancha urbana del sitio, que  no se informa sobre los programas de recuperación de los recursos naturales y,  tampoco se  conocen las acciones contra los responsables de la deforestación del nevado.

Vía Proceso.



Gobierno de Enrique Peña Nieto retira calidad de “Parque Nacional” al Nevado de Toluca y reduce su zona protegida al 4%

El gobierno de México encabezado por Enrique Peña Nieto modificó radicalmente un decreto emitido en 1936 por Lázaro Cárdenas al respecto de la protección del Nevado de Toluca, por lo cual ahora se podrá explotar la zona, construir, hacer turismo y otras actividades, en 51 mil hectáreas de las 53 mil que antes estaban protegidas.

En una decisión que ha despertado un enorme revuelo e incluso franca oposición, Enrique Peña Nieto, presidente de México, firmó y dio para su publicación en el Diario Oficial de la Federación un decreto en el que retiró al Nevado de Toluca el estatus de “Parque Nacional”, con lo que ahora su área como zona protegida se redujo a tan solo el 4%, en tanto que el 96% restante se vuelve disponible para actividades como la “remoción” de especies forestales, el “aprovechamiento extractivo de vida silvestre”, la ganadería, la agricultura, el turismo, así como la “construcción y mantenimiento de infraestructura pública o privada”, según reporta París Martínez en Animal Político.

En su carácter de Parque Nacional, el Nevado de Toluca contaba con 53 mil 590 hectáreas protegidas, las cuales se reducen a tanto 1941 a causa del decreto publicado. Dicho “núcleo” es ahora la única zona donde está expresamente prohibido contaminar suelo y cuerpos de agua, dañar la flora y fauna, extraer minerales, introducir automotores, encender fogatas o alterar ecosistemas.

“Turismo sustentable”, “manejo forestal”, “actividades agrícolas y pecuarias”, “agrosilvopastoreo”, “erradicación de especies de flora y fauna que se tornen perjudiciales”, “aprovechamiento de la vida silvestre (extractivo y no extractivo)”, además de que los particulares podrán erigir construcciones, son las actividades que ahora se encuentran permitidas en las las 51 mil 659 hectáreas liberadas.

El Nevado de Toluca era Parque Nacional desde 1936, cuando Lázaro Cárdenas determinó su protección en vista de su importancia como fuente de agua potable para las cuencas de los ríos Lerma y Balsas, situación que se ha modificado debido a la deforestación de la zona, los cultivos de papa y la minería, mermando o desapareciendo los manantiales.

Esa fue la justificación del gobierno mexicano para autorizar el cambio de decreto, cuyo propósito manifestado es “ordenar apropiadamente las actividades productivas y extractivas que generan un deterioro creciente de los ecosistemas y de sus elementos”, con el objetivo de “mantener a mediano y largo plazo los ambientes y hábitats”, además de preservar “nuestro patrimonio natural” y “generar riqueza”.

Aquí el texto del decreto de 1936 emitido por el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Imagen: pablo cruz irastorza / flickr

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca