Close

Ahora un alemán abate a un enorme elefante e internet se indigna

La caza inició como un recurso de supervivencia y fue asociándosele con el tiempo con deidades como la Diana. Después fue transformándose en una afición para las clases acomodadas de Europa del Siglo XVIII hasta el XX. No obstante, en el último siglo ha sido cada vez más cuestionada como una diversión frívola.

Hace apenas unos meses, la muerte del león Cecil, también en Zimbabue, a manos de un dentista estadounidense, generó una indignación mundial que culminó con que el gobierno de este país prohibiese la caza mayor, a excepción de algunos cotos como la zona sur del Parque Natural Hwange.

Aprovechando esas excepciones ahora un turista alemán ha cazado a uno de los elefantes más grandes jamás conocidos, pagando  53.700 euros por el permiso.

Los colmillos del elefante eran tan grandes, con un peso de 122 libras (55 kilogramos), que le arrastraban por el suelo cuando caminaba, dijo un miembro del Grupo de Trabajo de Conservación de Zimbabue, Johnny Rodrigues, citado por El País.

Según The Telegraph, el cazador había pagado unos 53.700 euros a cambio por el permiso. Las personas con voluntad para pagar estas descomunales cantidades de dinero por una actividad que a todas luces los condenará y pondrá en el ojo público son cada vez más consideradas, incluso, como patológicas; una obsesión tal, quizá, solo podría calificarse de este modo.

Ver Más
Close