9 trucos para que la batería de tu celular dure más

Es quizá el aparato más usado en la actualidad; ser responsables con su manejo es básico.

Según un estudio de  The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and Big Power”, un iphone puede gastar tanta energía, anualmente, como un refrigerador. El anterior dato es tan increíble que podría parecer amarillista.

Según la investigación, un usuario de iPhone Wireless con Verizon consumió 1.58 GB de datos por mes en 2012, esto es, 19 GB por año. Esta cifra debe multiplicarse por 19.1 kilowatts, la energía necesaria para alimentar 1 GB, con lo cual se obtiene un gasto de 361 kilowatts hora de electricidad por año. Si a esto se añade la energía necesaria para cargar la batería (3.5 kWh) y y la cantidad de electricidad necesaria para cada conexión (23.4 kWh), se obtiene el total de 388 kWh al año.

Un mundo más limpio y sustentable comienza desde el uso de tu móvil. Hoy, hacemos tantas cosas en el celular: llevamos nuestra agenda, checamos los correos electrónicos, tomamos fotos, leemos noticias: que este aparato rara vez rebasa las 24 hrs en duración de batería.

Por lo anterior, compartimos algunos consejos para optimizar la energía de tu celular.

 

Baja las actualizaciones

Normalmente vienen mejoradas para que gasten menos energía.

 

Desactiva el Wi-fi cuando no lo estés usando

Si tienes prendido el buscador de wi-fi, este siempre estará localizando una señal, lo que gasta mucha energía.

 

No lo sobrecargues

Una vez que ha llegado a la carga del 100% de la batería, desconéctalo. Sobrecargarlo reduce la vida y la eficiencia de la misma.

 

Quítale la funda con lo cargues

De dejársela, esto podría causar su sobrecalentamiento y dañar la batería.

 

Elige las apps en ejecución

Tanto en Android como en iPhone, existen opciones para que selecciones las apps que se mantienen activas todo el tiempo. Has una selección que permita que solo aquellas que te son urgentes estén activadas, a las demás, lo mejor es que entres manualmente.

 

No lo apagues y prendas continuamente

Mejor deja hibernando el aparato. Prenderlo y apagarlo consume muchísima energía.

 

El brillo de la pantalla en poco luminoso

Si pones el sensor de luz que adapta el dispositivo a las condiciones del entorno, consumirá bastante batería. Mejor acopla la luz necesaria manualmente tu mismo cada que lo necesites.

 

Poco tiempo para el apagador de pantalla

Es increíble pero un usuario promedio revisa su móvil unas 150 veces al día. Si consideramos lo anterior, es mejor que la pantalla se apaague luego de unos 20 segundos que después de 1 minuto.

 

Inhabilita el Bluetooth

Al igual que el Wi-fi prendido, consume mucha energía.



Un recuento de activistas ambientales asesinados en América Latina

Ejemplos sobran: el asesinato de Berta Cáceres y de otros activistas indígenas, la represión al pueblo mapuche o a tierras wixárikas, el abuso de poder en contra de regiones poblanas, chiapanecas y oaxaqueñas…

Amenazas, abuso físico y psicológico, destrucción del medio ambiente, muerte. Es el saldo que implica el activismo ambiental en América Latina, principalmente en los últimos 30 años en que la ambición ha buscado maneras de apoderarse de la biodiversidad del planeta. Ejemplos sobran: el asesinato de Berta Cáceres y de otros activistas indígenas, la represión al pueblo mapuche o a tierras wixárikas, el abuso de poder en contra de regiones poblanas, chiapanecas y oaxaqueñas…

Apenas este 20 de enero, la noticia del asesinato de Isidro Baldenegro, activista indígena de 51 años de edad quien fue galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara, resonó en numerosos noticieros. Él, junto con otros doce activistas, estaba en defensa del territorio ancestral tarahumara, al norte de México. Frente a esto, Isela González, directora de Alianza Sierra Madre, la red de defensa de territorios indígenas de la Sierra Tarahumara, declaró que “Isidro es el primer muerto del año; uno más de estos, sólo que [su muerte] es de alto impacto porque tenía visibilidad nacional e internacional”.

Antes de Baldenegro, existía ya una larga lista de activistas asesinados. Tan sólo en la región ancestral tarahumara han asesinado a doce en los últimos 30 años; de los cuales, cuatro de ellos, el último año. Es decir que en 2016 fueron asesinados los activistas Victor Carrillo, Elpidio Torres y Valentín Carrillo; mientras que Isidro Baldenegro fue el primero del 2017 en perder la vida. En palabras de Isela González: “Va un es del año y ya hay una víctima relacionada con la defensa del territorio.”

De acuerdo con las autoridades, Baldenegro llegó a la comunidad de Coloradas de la Virgen el jueves 12 de enero para ayudar al traslado de una tía a una valoración médica en la comunidad de Baborigame –a unas cinco horas de camino–. Durante el traslado, Baldenegro fue balaceado seis veces por Romero R.M, quien se relacionó con una familia armada del crimen organizado y ésta, a su vez, con un cacique que pretendió despojar del bosque a la comunidad. Además, uno de los hermanos de Romero R.M. fue señalado como uno de los asesinos del activista Victor Carrillo en 2016.

Si bien este es un ejemplo que llamó la atención de la Red Nacional de Organismos Civiles “Todos los Derechos para Todas y Todos” y de la Delegación de la Unión Europea –UE– y las embajadas de los Estados miembros en México, en especial para pedir a las autoridades a identificar y juzgar a los responsables ya que se trata de un asesinato de caso “grave y emblemático de la vulnerabilidad” hacia los defensores de la naturaleza y los derechos humanos, existe una larga víctimas cuyo caso no ha sido renombrado y, por tanto, no se les ha hecho justicia. 

Berta Caceres, greenpeace mx, justicia para berta caceres
www.latribuna.hn

La quintaesencia de esta situación es la de Berta Cáceres, una de las activistas hondureñas que obtuvo el mayor impacto en el medio. Ella luchó en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en el río Gualcarque, en Honduras; sin embargo, hubo un obstáculo que no pudo superar: su asesinato el 2 de marzo del 2016. Antes de ello, Cáceres recibió el Premio Goldman, uno de los máximos reconocimientos por la defensa del medio ambiente, y ahí sentenció: “¡Despertemos humanidad, ya no hay tiempo!”

 

Otro ejemplo es la encarcelamiento del activista indígena mexicano de Ildefonso Zamora por su movimiento pacífico en contra de la tala ilegal. En palabras de la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, “A Ildefonso Zamora lo están castigando por denunciar los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Nunca debió haber sido encarcelado y debe ser puesto en libertad inmediata e incondicionalmente. Proteger el medio ambiente y defender los derechos humanos no son delitos“. Zamora fue, en otras palabras, inculpado con acusaciones sobre testimonios falsos: “el fiscal registró las declaraciones de testigos presenciales que describieron los hechos usando exactamente las mismas palabras que si las estuvieran leyendo de un guión, no se preservó la escena del crimen y no se manejaron debidamente las pruebas.”

 

Finalmente pero no menos importante, el caso de grupo de activistas mexicanos que fueron detenidos en Nicaragua en el 2016, es un ejemplo vívido de esta situación. Bajo el nombre de Caravana para el buen vivir, estos chicos se dedicaron a recorrer México y América del Sur a favor de la incidencia en educación ambiental. Se encargaban de brindar información fe de digna sobre el uso adecuado y ecosustentable de las tierras que trabajan así como de sus derechos frente a empresarios que intentan abusar de la ignorancia e inocencia de las comunidades. Desgraciadamente el conocimiento adecuado es un factor que resulta en un conflicto de intereses para los empresarios y, por tanto, algunos miembros del gobierno de cualquier país. Por esta razón es más fácil “eliminar” a la fuente de información, a “los revoltosos”, que respetar a la biodiversidad que habita en los terrenos indígenas. 

Y si bien algunos de los chicos fueron liberados, la realidad es que el activismo en América Latina no debería, en primer lugar, impactar en los derechos humanos y seguridad de los mismos personajes conscientes de la importancia del medio ambiente; y en segundo lugar, no se cuenta con las garantías institucionales para proteger a la biodiversidad, a los habitantes que viven de ella y a los defensores de los dos primeros. 



En estas ciudades puedes cargar tu celular con energías renovables en la calle

Mobiliario urbano e inteligente, capaz de proveer energía a tus dispositivos, es ahora una realidad.

Estás en la calle y te has quedado sin batería en el celular, te sientas en una banca y… magia, puedes cargarlo con dispositivos añadidos al equipamiento público que se cargan con el sol. Lo anterior dejó de ser una fantasía, es una realidad y una muy recurrente en algunas ciudades del mundo. El equipamiento urbano se está convirtiendo simultáneamente en fuentes renovables de energía.

Aquí algunos indicios:

 

Nueva York, Estados Unidos:

Llamado el Street Charge, AT&T instaló estos cargadores públicos en la calle, un tipo de módulo urbano con paneles solares en forma de pétalos. Los celulares pueden cargarse (hasta seis al mismo tiempo) por USB. 

 

Medellín, Colombia: 

En esta ciudad las Empresas Públicas de Medellín (EPM) han instalado zonas verdes de recarga en lugares como El Parque de los Pies Descalzos, el Parque Explora y el centro comercial Santafé, entre otros. Los celulares se recargan gracias a un panel solar. 

 

Belgrado, Servia: 

El Strawberry Tree fue creado por un grupo de estudiantes. Tiene conexión a Wi-Fi y un panel solar de panel solar de 530W que permite cargar varios celulares a la vez. 

 

Boston, Estados Unidos:

Esta ciudad cuenta con varias unidades de Soofa. Se trata de un mobiliario urbano con un panel solar conectado a una batería. Así, los dispositivos pueden cargarse con energía solar. El mobiliario también avisa a los usuarios sobre otras condiciones ambientales del entorno. En su página se pueden conocer los sitios donde están instalados estos mobiliarios.



¿Te imaginas una batería infinita? Un científico mexicano la acaba de descubrir

Arturo Solís Herrera descubrió que la melanina puede romper la molécula del agua y volver a unirla, lo cual libera energía limpia (¡limpia!) en un proceso circular inagotable que provee electricidad.

Durante 12 años el científico mexicano Arturo Solís Herrera estudió la melanina, asombrado por su capacidad catalizadora de energía. Cuando encontró que la melanina inyecta hidrógeno a las células, descubrió la llamada fotosíntesis humana; un proceso parecido al de las plantas cuando son alcanzadas por la luz. Es decir, la melanina produce energía al interior del cuerpo humano, información que anteriormente era desconocida.

Tras encantarse con esta sustancia y estudiarla, también descubrió que la melanina posee la capacidad de separar la molécula del agua (el hidrógeno del oxígeno) fenómeno que naturalmente produce energía. Pero además, la melanina también puede unir  nuevamente los elementos que conforman la molécula. Esto quiere decir que es posible generar un círculo infinito de generación de energía cuando estas dos sustancias se tocan.

A partir de este principio Solís Herrera creó  BaTGen, una batería que capaz de mantener una linterna encendida durante cien años, con la única condición de cambiar de foco una vez terminado el ciclo natural de este. Se trata de una batería probablemente inacabable, siempre y cuando las condiciones de cuidado son las adecuadas. Solís, desde su descubrimiento, tiene cuatro lámparas en su laboratorio que han permanecido encendidas durante más de  cuatro años.

Así, tras cuatro años de batallas legales, logró que la Federación Rusa le otorgara la patente 6017379 después de demostrar las  nuevas propiedades energéticas de la melanina. Aunque su lucha legal le costó alrededor de 40 mil dólares, el estudioso reconoce su orgullo por registrar una patente mexicana de este tipo (aunque penosamente no en su país). Solís Herrera afirma que el mundo está ansioso por la generación y exploración de energías limpias, que finalmente, y si los grandes intereses deciden mantenerse con vida, ganarán la batalla ecológica.

 



iPhone gasta más energía al año que un refrigerador

La vida contemporánea nos ha acostumbrado a depender de determinados gadgets y dispositivos que a pesar de su utilidad o funcionalidad, son sin embargo especialmente lesivos para el medio ambiente. Este en el caso del popular iPhone, que de acuerdo con el estudio “The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and […]

La vida contemporánea nos ha acostumbrado a depender de determinados gadgets y dispositivos que a pesar de su utilidad o funcionalidad, son sin embargo especialmente lesivos para el medio ambiente.

Este en el caso del popular iPhone, que de acuerdo con el estudio “The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and Big Power”, un iPhone puede gastar tanta energía en un año como un refrigerador, sin duda una comparación desmedida teniendo en cuenta las características de ambos objetos.

Según la investigación, un usuario de iPhone Wireless con Verizon consumió 1.58 GB de datos por mes en 2012, esto es, 19 GB por año. Esta cifra debe multiplicarse por 19.1 kilowatts, la energía necesaria para alimentar 1 GB, con lo cual se obtiene un gasto de 361 kilowatts hora de electricidad por año. Si a esto se añade la energía necesaria para cargar la batería (3.5 kWh) y y la cantidad de electricidad necesaria para cada conexión (23.4 kWh), se obtiene el total de 388 kWh al año.

“A nivel individual, cuando se cuentan todos los componentes de uso —no solo de carga— el iPhone promedio consume más energía al año que un refrigerador de tamaño mediano”, se concluye en el sitio. El gasto de energía anual de un refrigerador se estima en menos de 380 kWh al año.

[CNN]



Top: 10 propósitos tecnológicos y eco amigables para este 2013

Aquí te sugerimos 10 propósitos para este 2013 con los que podrás ayudar al medio ambiente, ahorrar luz (y unos centavos) y mejorar la eficiencia y convivencia con los aparatos electrónicos.

A lo largo del año cargamos pendientes como “luego revisaré la configuraciones de privacidad de mis redes sociales” u “otro día borraré las apps que ya no uso”. Este es buen momento para tomar este tipo de resoluciones. Aquí te presentamos una lista de 10 propósitos que pueden mejorar nuestra convivencia con los aparatos electrónicos, con las cuentas de luz y con el medio ambiente.

1 Aprende a configurar el modo de ahorro de tu TV y otros aparatos

Muchos aparatos, como la TV, vienen programados con los ajustes de tienda, para que se vean bonitos. Revisa el manual para aprender cómo configurar los modos de ahorro de energía.

2 Consigue un termostato verde

Si en tu casa hay un termostato, puedes reemplazarlo por alguno que sea ahorrador. Hay algunos programables u otros que se ajustan a tus hábitos. Así reduces tu consumo de energía.

3 Reduce tus gadgets

Decide cuáles son los aparatos que en realidad necesitas y dona el resto, sobre todo los viejos celulares que llevan meses arrumbados en algún cajón.

4 Reemplaza aparatos con apps

Los teléfonos de hoy en día pueden realizar el trabajo de un reloj despertador, cronómetros y radios. Así que puedes remplazarlos y donarlos.

5 Atrévete a reparar

Se dice que sale más barato comprar uno nuevo que reparar algo roto. Pero si llevas un gadget a reparar le estás dando trabajo a un local, además, así no se volverá en basura o no se quedará obsoleto y guardado en un cajón.

6 Recicla los desechos electrónicos

Consulta fechas y lugares donde puedes reciclar los desechos electrónicos: desde pilas hasta aparatos que ya no tienen reparación.

7 No compres un nuevo gadget este año

Comprométete a sacarle jugo a tus aparatos este año. Te sorprenderás todo el dinero que puedes ahorrar y lo satisfecho que puedes sentirte al vencer el deseo de tener siempre lo más reciente.

8 Cámbiate a un sitio que use energía limpia

Si tienes un sitio web, este año puedes cambiarte con alguna compañía que usa energía verde (solar o eólica) para correr sus servidores. Como los centros de información están utilizando cada vez más porcentaje de la energía global, es importante apoyar a las que están usando renovables.

9 Desconéctate

Sal al mundo y no lleves gadgets. Ve a un parque, a una playa, a un bosque y no lleves ni siquiera una cámara. Te darás cuenta de los enormes beneficios de estar en contacto con la naturaleza sin ninguna distracción electrónica.

10 Adquiere un pasatiempo sin gadgets

Si practicas piano, pasas horas lejos de las computadoras. Y lo mismo es para aprender ajedrez, otro instrumento, otro idioma; o para retomar un viejo pasatiempo que tenías olvidado, como armar rompecabezas.

[treehugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca