Victoria ciudadana: Shell se va del Ártico indefinidamente

Los argumentos principales para hacerlo son de costo beneficio, pero también la inconformidad ciudadana influyó, devela The Guardian.

En estos días, Royal Dutch Shell, la empresa petrolera, anunció que se va indefinidamente del Ártico. Los argumentos para hacerlo, según sus directivos, están basados en el costo-beneficio por factores como el entorno regulatorio desafiante e impredecible en los EE.UU, los malos resultados de las perforaciones de prueba y los altos costos de perforar en el Ártico. Sin embargo, una gran campaña digital iniciada por Greenpeace ha sumado hasta ahora 7 millones de firmas en contra de la explotación de petróleo en la zona.

El diario británico The Guardian informó que fuentes dentro de Shell se mostraron ‘sorprendidas’ por las protestas públicas y que esta amenaza a su reputación social también fue un factor clave. Lo anterior prueba que el poder de la protesta global es más fuerte de lo que solemos creer.

En respuesta a este anuncio, Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacional aseguró:

Este fue un día decisivo para el Ártico. Es una enorme victoria para las millones de personas que se enfrentaron a Shell y al posible desastre que otras empresas petroleras podrían ocasionar en la región. Shell apostó fuerte y perdió mucho, tanto en términos financieros como en su imagen pública. Este fue el proyecto petrolero más controversial hasta el momento, y sin importar su arrogancia, Shell se vio forzada a retirarse de la región con las manos vacías.

El presidente de Estados Unidos, Barak Obama debe aprovechar esta oportunidad para cancelar cualquier perforación en el futuro y declarar al océano Ártico fuera del alcance de las compañías petroleras. Esta puede ser la mejor oportunidad que tenemos para crear una protección permanente para el Ártico y transitar hacia las energías renovables. Si nos tomamos en serio lo que está ocurriendo con el cambio climático, tendremos que cambiar completamente nuestra actual forma de pensar. La perforación petrolera en el Ártico no es compatible con este cambio, agregó Naidoo.

*Aquí puedes sumarte a la campaña global en contra de la explotación de petróleo Ártico.



4/5 partes del petróleo debe quedar bajo tierra si no queremos otros 2ºC; Rob Hopkins

El movimiento global de este inglés está preparando el estilo de vida para una cultura sin petróleo.

Foto:uptrees.net

La historia de Rob Hopkins es muy interesante. Muchas personas conocen sobre la situación del cambio climático y el panorama desolador si miramos a las decisiones políticas que siguen apostando por la explotación de hidrocarburos, como los permisos para perforar el desgastado Ártico.

Muchos hacemos esfuerzos individuales, tomamos la bici, hacemos huertos urbanos, etc., pero, cuando miramos hacia las cifrasm pareciera que esto no es suficiente. Para algunos, la respuesta, o la promesa más bien, está en las comunidades. Las localidades y un cambio en su lógica de funcionamiento es la clave para salir de este círculo vicioso de emisiones de carbono.

Este inglés es partidario absoluto de lo anterior y ha creado el movimiento llamado Aldeas en Transición que hasta ahora suma unas mil iniciativas en más de 50 países; en sitios tan disímiles como un proyecto de murales en Michoacán; un tianguis de trueque en Querétaro; una panadería comunitaria en una favela brasileña; un banco de tiempo en Nueva Zelanda; la idea es preparar el terreno para una vida sin petróleo.

Las comunidades comienzan a llevar una vida con poco gasto energético; los proyectos además activan económicamente la zona y generan fuertes lazos de comunidad. Se trata quizá de la manera más colectiva de hacer frente a las decisiones políticas que parecieran seguir, a estas alturas, favoreciendo los intereses de las corporaciones más nefastas de la Tierra…

*Aquí puedes unirte a la campaña en contra de la perforación del Ártico.

 

[magis]



Un enorme oso polar robótico es colocado afuera de la compañía Shell por sus planes para perforar el Ártico

Greenpeace, en mancuerna con la actriz Emma Thompson, hizo hace unos días esta protesta para poner el tema en la mesa más que nunca.

Hace poco fueron publicadas fotografías de osos polares en el Ártico extremadamente delgados o muertos; esto porque el derretimiento del hielo los está dejando sin comida, atrapados prácticamente en pedazos terrestres sin alimento. Lo anterior es una consecuencia directa del cambio climático y la quema de hidrocarburos es una causa también extremadamente vinculada a ello.

Si la quema de hidrocarburos de por sí esta provocando un cambio climático sin precedentes en miles de años; los planes de perforación del Ártico por parte de voraces empresas como Shell representan un irreversible daño al planeta, y sobre todo a esta zona, que de por sí ya nos muestra los estragos del daño ocasionado a la Tierra.

En protesta por los planes absurdos de compañía, Greenpeace instaló hace unos días un enorme oso polar del tamaño de un autobús clásico londinense de dos pisos con el nombre de “Aurora”. La manifestación-instalción se hizo a las afueras de la sede de Shell en Londres, la principal en el mundo.

El grupo de unos setenta ecologistas estuvo acompañado por la actriz británica Emma Thompson quien dijo;

Que no quede duda, nosotros somos los próximos. Es por ello que he venido aquí a la sede central. Estoy aquí para decir que no, estoy aquí para decir que esto tiene que terminar. Soy una más de los millones de personas que exigen que esta compañía se retire del Ártico

Por su parte un vocero de la empresa Shell, como era de esperarse, justificó sus planes no solo para seguir con una lógica de quema de hidrocarburos, también de perforar esta zona:

La compañía respeta el derecho de la gente a protestar contra las actividades” que lleva a cabo, pero criticó que Greenpeace optara por la protesta de hoy en vez de debatir sobre cómo reducir las emisiones de dióxido de carbono que contaminan el medio ambiente.

Creemos que podemos desempeñar una labor importante en el desarrollo de los recursos energéticos del Ártico. Elegimos explorar allí porque contamos con la experiencia para operar de manera responsable y rentable al mismo tiempo.

Fotos:Twitter @rorogers123

21

31

12



¿Lego sin plástico? la empresa está gastando millones de dólares para deshacerse de este en sus juguetes

Para cumplir su meta, Lego está asociándose con universidades y organizaciones sin fines de lucro, invitando a otras compañías a unirse al centro de investigación (aún si la empresa no sea especialista en juguetería).

En este año, Greenpeace lanzó un video donde exponía el peligro ambiental que resultaba de la asociación entre la empresa Shell y Lego. Se trataba de una llamada de atención para defender el Ártico en 2015, ya que la marca petrolera pretendía perforar el piso ártico para obtener esta materia orgánica de hidrocarburos insolubles en agua. Fue entonces que, en consecuencia, Lego decidió finalizar su asociación Shell, y así comenzar a revolucionar su empresa en relación con el medio ambiente.

Desde 1949, la empresa danesa Lego se ha dedicado a manufacturar piezas coloridas de plástico en forma de ladrillos y otras minifiguras, las cuales se llegaron a convertir en castillos inquebrantables, ciudades magníficas y hecatombes marítimas. Sin embargo, el uso de este plástico, con base en aceite, para la fabricación de estos juguetes ha provocado una serie de afectaciones en el medio ambiente.

Alrededor de tres cuartas partes de la huella de carbono que produce Lego, proviene de la extracción y el refinamiento del uso del aceite en los juguetes. Roar Trangbaek, cabeza de la prensa de Lego Group, explica que, ante la situación de riesgo del medio ambiente, parecería lógico que la empresa tuviera que encontrar una manera de reducir su huella ambiental: “Si observamos la huella de CO2 como una compañía, la mayor parte de nuestro impacto proviene de actividades offscreen – básicamente lo que sucede antes de que recibamos cualquier material crudo en nuestra fábrica.”

De modo que la compañía empezó a indagar las principales causas de su huella ecológica. Y es que aunque Lego realizara otros proyectos ambientales, como invertir en una granja eólica para hacer uso de energía renovable en fábricas, la realidad es que no estaban generando ningún progreso sin analizar al plástico mismo.

De modo que se plantearon el objetivo de encontrar una alternativa sustentable para el 2030, y para lograrlo, “se necesita invertir una cantidad significativa de dinero”. Actualmente la empresa está asignando alrededor de 150 millones de dólares en un centro de nuevos materiales sustentables que abrirá en 2016, así como en otros 100 nuevos empleos dedicados específicamente a encontrar materiales nuevos para sus juegos y empaques. De modo que, “los ladrillos clásicos tengan la misma apariencia visual y táctil cuando la empresa haga el cambio; el material seguirá siendo plástico, pero de algo que no sea de aceite.”

En la búsqueda de este tipo de materiales, Lego visualizó el reciclaje de algunos plásticos con base biosustentable: “El año pasado reciclamos el equivalente de 70 millones de ladrillos Lego, pero eso lo podemos realizar con nuestras fábricas dado que nos aseguramos que el producto todavía esté en condición de prístino. Por ende no podemos comprometernos en la calidad ni en la seguridad del producto – es decir, no sabemos exactamente qué material estamos usando y qué contiene su interior. El reto con los materiales reciclados proveniente del exterior es que no sabemos sus ingredientes.”

Para cumplir su meta, Lego está asociándose con universidades y organizaciones sin fines de lucro, invitando a otras compañías a unirse al centro de investigación (aún si la empresa no sea especialista en juguetería): “Producimos 60 miles de millones de ladrillos Lego cada año, pero los ladrillos son pequeños, y el consumo total de plástico es pequeño. No podemos resolverlo solos. Esperamos poder inspirar a otros hacer lo mismo.”



Greenpeace logra que Lego se desasocie de Shell, empresa destructora del Ártico

Más de 1 millón de firmas y la viralización de un video hicieron que la marca se deslindara de una de la peores petroleras del mundo

Justo en este año, cuando la capa de hielo es más delgada que en cualquier registro previo, la empresa petrolera Shell anunció hace unos meses sus planes para perforar el Ártico en 2015. Greenpeace se ha propuesto impedir que esta y otras compañías continúen con los insensatos planes para perforar esta zona, que es crucial para cientos de especies y para los humanos.

En una victoria inédita, después de más de tres meses de campaña con un video masivo que alcanzó más de 6 millones de vistas, la recopilación de más de 1 millón de firmas en defensa del Ártico y de la puesta de instalaciones aludiendo a las figuras de Lego desde Londres, Dinamarca, Hong Kong, París y la ciudad de México, la firma desistió de su relación con Shell, que intenta asociarse con marcas amigables para mejorar su imagen.

Shell había hecho un acuerdo con Lego para que algunos de sus sets de juego relacionados con gasolineras tuvieran su sello, en un intento por vincularse lúdicamente con la cultura de los niños. Curiosamente, su asociación con la marca petrolera hizo a Lego incrementar la fidelidad de su clientela en un 52%.

Ante la poca ética que muestra Shell con su búsqueda por no sólo preservar sino incrementar la quema de hidrocarburos que están causando mayormente el cambio climático, además de buscar perforar el Ártico pese a las advertencias de la comunidad científica, personas de todo el mundo se propusieron presionar a Lego para que echara abajo su asociación con esta marca. Un objetivo que se consiguió hace unos días, en una simbólica victoria que muestra el poder de la gente.

Si quieres ayudar a proteger el Ártico, firma esta campaña.

Este es el video que se viralizó, con más de 6 millones de vistas.

 

 

 

 

 



Las 90 compañías responsables por el cambio climático (INFOGRÁFICO)

Este genial infográfico interactivo te muestra como 90 compañías han producido más del 60% de las emisiones responsables por el calentamiento global.

Aunque parece difícil de creer, 90 compañías —algunas privadas, algunas son propiedad del Estado— producen más de la mitad de las emisiones que causan el calentamiento global. En un reporte publicado en la revista Climatic Change, el investigador Richard Heede, describe como en los últimos 25 años se han producido más de la mitad de las emisiones que dañan el planeta.

El infográfico, creado por Duncan Clark y Kiln, con los dibujos de Mike Bostock y Jason Davies, basado en la investigación de Richard Heede, nos permite navegar por las 90 compañías. Algunas de las compañías más importantes, como Exxon y Shell, financian campañas que niegan el cambio climático.

La gráfica circular representa la totalidad de las emisiones que causan el calentamiento global. Está dividida en dos secciones: el “top 90 de las compañías emisoras” (que ocupan poco más de la mitad de la gráfica) y “otras compañías”. De aquí la gráfica está dividida en tres subsecciones: compañías privadas, compañías administradas por un gobierno y compañías estatales.

El infográfico: (dar click sobre la imagen para acceder a la versión interactiva).

<iframe style="max-width:100%;border: 0;" src="http://static.guim.co.uk/interactivestore/2013/11/20/1384965790607/557603/index.html" height="1010" width="940" allowfullscreen="true" frameborder="0" marginwidth="0" marginheight="0"></iframe>

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca