Radiografía: ¿Qué contiene el delicioso jugo Maggi?

Delicioso para dar sabor a tus platillos, pero, este producto de Nestlé tiene sus grandes bemoles.

Productos y miles de productos procesados nos circundan. Algunos proyectos se han propuesto desentrañar esos ingredientes insanos, más allá de los mitos, que llevan los alimentos procesados; uno por uno, ¿Qué es lo que contienen?

La organización El Poder del Consumidor ,esta vez, nos presenta un desglose de los ingredientes del delicioso jugo sazonador Maggi; típico para dar sabor a pizzas, pastas, papas fritas.

Acá los resultados sobre 15 ml de una cucharada sopera:

Las generalidades:

La etiqueta, al menos en México, no contiene información nutrimental y redirige a una página existente.

Muuuucho sodio: una sola cucharada sopera cubre el 60% del que un adulto necesita al día (el exceso de este está ligado a la hipertensión y la presión arterial).

Contiene caramelo IV, el cual se ha comprobado ser un cancerígeno.

Las particularidades:

Sodio:

En un envase de 100 mililitros contiene 8, 400 miligramos de sodio.

Cada cucharada sopera tiene 1,261 mg, el 63% de sodio que necesita un adulto al día.  Las cantidades son alarmantemente elevadas para una porción tan pequeña.

Colorantes:

Colorante caramelo IV.

Ha sido clasificado como cancerígeno en el estado de California, en Estados Unidos

Ingredientes:

Proteína vegetal hidrolizada de soya líquida (usualmente transgénica), agua y colorante caramelo IV (asociado con efectos cancerígenos).

Mayor información



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



Después de leer esto, no volverás a consumir el jugo Maggi

El sazonador salsa Maggi es uno de los más usados en las cocinas mexicanas; ya sea por su sabor o su practicidad, es un acompañante para numerosos platillos y bebidas. Sin embargo, al investigar sobre su valor nutrimental, la revista El poder del consumidor, encontró ciertas irregularidades… Primero que un jugo sazonado Maggie, 15 ml, […]

El sazonador salsa Maggi es uno de los más usados en las cocinas mexicanas; ya sea por su sabor o su practicidad, es un acompañante para numerosos platillos y bebidas. Sin embargo, al investigar sobre su valor nutrimental, la revista El poder del consumidor, encontró ciertas irregularidades…

Primero que un jugo sazonado Maggie, 15 ml, contiene tan sólo en una cucharada sopera 1 261 mg de sodio –es decir, el 60 por ciento del total del sodio diario recomendado para un adulto–. Así que, en la totalidad de un bote de 100 ml, hay 8 400 miligramos de sodio. Esto provocara padecimientos como la presión arterial alta, también conocida como hipertensión, insuficiencia cardíaca y renal, y finalmente la muerte prematura.

Segundo, que entre sus ingredientes se encuentra el caramelo IV, el cual es usado para brindar un tono café a sus productos, contiene sulfuros y amonio. Por lo que, al calor, el sazonador tiene reacciones químicas produciendo 2-metilimidazol y 4-metimidazol, químicos tóxicos asociados con enfermedades como el cáncer. De hecho, en el estado de California, en EE.UU., este colorante se clasificó como cancerígeno; no obstante, la etiqueta de la salsa Maggi no establece su vinculación con este tipo de afecciones. 

la foto 3

Tercero, el tipo de proteína que contiene el producto, proteína vegetal hidrolizada de soya líquida, es de producción transgénica ya que es la más rentable a nivel comercial. Dado que la salsa Maggi se vende bajo un modelo de hiperconsumo, se requieren de ingredientes que costeen las cantidades excesivas de producción y consumo.

Cuarto, su etiquetado incumple con la norma oficial en donde se establece que todos los productos de alimentos envasados deben contener información nutrimental básica de calorías, proteína, grasa, grasa saturada y azúcares totales. Es decir, el jugo Maggi carece de información nutrimental; pues además, el etiquetado establece que para mayor información, se ingrese el código 4165676 en www.nestle.com.mx, y al hacerlo no se encontra disponible por ningún lado de la página. Para los editores del Poder del consumidor, “este producto debería contener una leyenda precautoria para pacientes con presión elevada o diabetes, dado que la ingesta de cantidades tan altas de sodio en una porción tan pequeña de producto podría tener impactos negativos inmediatos en su salud.”

En su lugar, lo ideal es usar sal y pimienta para sazonar. En ocasiones también puede agregarse limón si se desea un sabor un poco más ácido. Recuerda que las claves está en las proporciones; pues hay estudios que han demostrado que lo esencial es ser consciente de la cantidad de alimento que se ingiere para producir un equilibrio importante.

También en Ecoosfera: 

15 hábitos saludables alimenticios que funcionan según la ciencia

El maravilloso bicarbonato de sodio también te ayudará a bajar de peso

 

 



¿Por qué la Nutella está asociada a la destrucción de los bosques del mundo?

La ministro de ecología de Francia se sumó recientemente a la crítica hacia esta marca por el uso de aceite de palma.

Se sabe que de 1990 a 2010 al menos 3.5 millones de hectáreas de bosque han sido taladas tan solo en países como Indonesia, Malasia y Papúa Nueva Guinea. Lo anterior para el cultivo de palma y para extraer su aceite.

El aceite de palma es usado en diversos productos, desde jabones hasta productos comerciales de gran distribución como la Nutella. En los últimos años ha circulado información sobre porqué es mejor evitar este delicioso producto y entre las voces que se suman a este reclamo, la ministro de ecología de Francia, Ségolène Royal, recientemente declaró la importancia de hacer conciencia sobre dejar de consumir productos como la Nutella, que silenciosamente están acabando con los bosques.

Los plantíos de palmas han reemplazado nuestros bosques y causado un daño inefable al medio ambiente.

La compañía encargada de fabricar la deliciosa Nutella, Ferrero, usa el 80% de sus insumos de aceite de palma proveniente de Malasia. Aunque este producto no es el único responsable de este avasallamiento, sí se trata de una de las marcas más grandes que hacen uso de este insumo.

 

También en Ecoosfera: 

Buenas Razones para dejar de comer la deliciosa Nutella

 Estos son los alimentos que debes evitar si te preocupas por el medio ambiente



Los Cheetos de Sabritas y su contenido real (radiografía)

Cheetos es harina refinada de maíz con aceite y con colorantes derivados del petróleo, glutamato monosódico y otros químicos.

Si eres un niño de los años noventa seguro Sabritas estuvo muy presente en tu vida. Una bolsita de “papas”, así se les llama comúnmente a sus productos, era parte de la vida cotidiana y de los “alimentos” elegidos por los niños cuando los padres les daban dinero para ir la “tiendita”. 

En ese tiempo la mayoría sabíamos que se trataba de comida chatarra,  y el que, de alguna manera, no necesariamente te estaban nutriendo; pero en realidad desconocíamos qué era realmente lo que estábamos ingiriendo. 

Hoy sabemos que Sabritas es una de las marcas que emplean transgénicos y en la totalidad de sus productos de frituras usan glutamato monosódico. Aún así, su sabor, y sus estrategias publicitarias como los famosos tazos siguen atrayendo a miles de niños y adultos.

Aquí una foto más clara de qué ingieres cuando comes  una bolsa de 40g de Cheetos Sabritas. 

Estos son los focos rojos que nos comparte la organización El Poder del Consumidor

Grasa: una bolsa tiene 12 gramos de grasa, y el 30% de esta, es decir 4 gramos, es grasa saturada (la más difícil de digerir para el organismo), que equivale a casi una cucharada cafetera.

Sodio: en un niño cubre el 20% del total de lo que necesita al día y un 14.4% de lo recomendado para un adulto. Por el tamaño del producto, esta cantidad es muy alta. 

Colorantes artificiales derivados del petróleo: como tartrazina, amarillo ocaso y rojo allura, que están asociados a generar cambios de conducta en niños y niñas  como hiperactividad y déficit de atención.

Glutamato Monosódico: se ha demostrado interferir en los centros de saciedad generando un sobreconsumo, también ha probado ser neurotóxico.

En resúmen: Cheetos es harina refinada de maíz con aceite, pintada de amarillo y condimento con colorantes derivados del petróleo, glutamato monosódico y otros químicos.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca