Radiografía: ¿Qué contiene el delicioso jugo Maggi?

Delicioso para dar sabor a tus platillos, pero, este producto de Nestlé tiene sus grandes bemoles.

Productos y miles de productos procesados nos circundan. Algunos proyectos se han propuesto desentrañar esos ingredientes insanos, más allá de los mitos, que llevan los alimentos procesados; uno por uno, ¿Qué es lo que contienen?

La organización El Poder del Consumidor ,esta vez, nos presenta un desglose de los ingredientes del delicioso jugo sazonador Maggi; típico para dar sabor a pizzas, pastas, papas fritas.

Acá los resultados sobre 15 ml de una cucharada sopera:

Las generalidades:

La etiqueta, al menos en México, no contiene información nutrimental y redirige a una página existente.

Muuuucho sodio: una sola cucharada sopera cubre el 60% del que un adulto necesita al día (el exceso de este está ligado a la hipertensión y la presión arterial).

Contiene caramelo IV, el cual se ha comprobado ser un cancerígeno.

Las particularidades:

Sodio:

En un envase de 100 mililitros contiene 8, 400 miligramos de sodio.

Cada cucharada sopera tiene 1,261 mg, el 63% de sodio que necesita un adulto al día.  Las cantidades son alarmantemente elevadas para una porción tan pequeña.

Colorantes:

Colorante caramelo IV.

Ha sido clasificado como cancerígeno en el estado de California, en Estados Unidos

Ingredientes:

Proteína vegetal hidrolizada de soya líquida (usualmente transgénica), agua y colorante caramelo IV (asociado con efectos cancerígenos).

Mayor información



¿Cómo tratar la diarrea? Remedios naturales para cuidarte durante este malestar estomacal

Es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable.

La diarrea, por sí sola, es incómoda. Provoca cólicos, retortijones, constantes idas al baño, deposiciones con altos niveles de agua en la materia fecal, dolor de cabeza, debilidad, dolor de estómago. Y en muchas ocasiones puede ser causada por consumir alimentos en mal estado y que conducen una intoxicación alimentaria, beber agua contaminada, comer productos venenosos o tóxicos, tener una reacción alérgica a alimentos o  problemas de absorción de los mismos como la intolerancia a la lactosa o la indigestión por edulcorantes, sufrir de gastroenteritis, estrés, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerativa, VIH-Sida, cáncer o tumores, diabetes, entre otros. 

Para reducir los síntomas de la diarrea es indispensable una dieta abundante en líquidos durante unos días para evitar la deshidratación. Basta con beber agua, caldo y jugo de manera regular a lo largo del día para reponer los líquidos que se pierden con la diarrea. En caso en que las náuseas sean excesivas, chupar trozos de hielo puede reducir la sensación y ayudar a hidratar al cuerpo. 

Además es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable. Dormir bastante, mantenerse caliente y dejar que el cuerpo descanse son recomendaciones básicas para combatir la diarrea. 

En cuanto a la dieta, es ideal una basada en líquidos y unas 6 “comidas” pequeñas a lo largo del día; principalmente los alimentos que enlistamos a continuación: 

– Líquidos, como agua –con gas o natural–, jugo de fruta sin pulpa, gelatina, café y té –sin azúcar ni cafeína–, caldo –no crema–, miel. 

–  Alimentos bajos en grasa y fibra: plátano, arroz, puré de manzana, pan tostado, fideos, puré de papa, probióticos, puré de zanahorias, agua de arroz. 

– Evita consumir frutas y verduras, granos enteros y salvado, comida grasosa como carne roja, manteja, margarina, productos lácteos enteros, comida rápida, procesada y golosinas, alcohol, fructosa y endulzantes artificiales. 

– Tés. En especial el negro, de menta, de canela y cáscara de naranja. 



¿Cómo lograr que nuestros niños sean activistas por el medio ambiente?

Estos pequeños pasos harán una gran diferencia y aydarán a que las futuras generaciones sean mucho más amables con el planeta de lo que hemos sido nosotros.

La consciencia ambiental no sólo es cosa de los adultos, cada día es más importante desarrollar el respeto hacia la naturaleza en los niños. Una forma muy sencilla de involucrarlos es añadirles actividades relacionadas al cuidado del medio ambiente en su rutina y así, de forma natural, se les desarrollarán hábitos para el cuidado de la naturaleza y el Planeta.

Más allá del cuidado y respeto de los árboles y animales, que es importante, hay otras acciones que también se les debe de inculcar para tener un planeta sano y un mejor futuro para todos.

Es por ello que la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) precisó un decálogo para que los niños pongan en práctica y puedan contribuir en la protección del medio ambiente:

1- Reciclar es un juego muy divertido cuando deseas colocar cada cosa en el cubo del color adecuado. Existen contenedores diferentes para cada tipo de basura y separar los residuos puede ser muy entretenido para los niños.

2- El agua es un bien escaso. Cuando se laven los dientes después de comer o las manos antes de cada comida, no deben olvidar cerrar el grifo. El mundo les agradecerá ahorrar agua.

3- No hay que tirar desechos al suelo. Si van de paseo por la calle y no ven ningún contenedor guarden en el bolsillo lo que quieran tirar para después desecharlo en casa, en el cubo del color que le corresponde.

4- Apaga la luz de la habitación (cuarto, cocina, salón, etc.) cada vez que salgas.

5- Como los recursos son limitados, enséñale a compartir juguetes y su material escolar con otros niños. Cuando no los use más, dónenlos a otros niños.

6- Cuando quiera dibujar, aprovechen la parte trasera de una hoja ya usado, así estarán reutilizando papel.

7- Las plantas son seres vivos, por tanto no hay que pisarlas ni arrancarlas y hay que regarlas a diario. Ellas dependen del cuidado humano.

8- Las mascotas son animales de compañía que pueden estar a su cuidado bajo tu asesoría. Por ello tienen que darles de comer, de beber, llevarlas al veterinario frecuentemente y no solo cuando se enferman; jugar con ellas, sacarles a pasear para que vayan al baño, darles cariño… Y sobre todo, no hacerles cosas que les puedan molestar, doler o hacer sufrir.

9- Las cosas que hay en la calle, como bancas, faroles, letreros, jardineras, son de todos y no hay que dañarlas, romperlas o ensuciarlas.

10- Hay que cuidar y respetar el medio ambiente, pero también hay que respetar y cuidar a las personas que te rodean.

Estos pequeños pasos harán una gran diferencia y aydarán a que las futuras generaciones sean mucho más amables con el planeta de lo que hemos sido nosotros. No lo dejes pasar, e involucra a tus pequeños, hijos, sobrinos y primos.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic.



Después de leer esto, no volverás a consumir el jugo Maggi

El sazonador salsa Maggi es uno de los más usados en las cocinas mexicanas; ya sea por su sabor o su practicidad, es un acompañante para numerosos platillos y bebidas. Sin embargo, al investigar sobre su valor nutrimental, la revista El poder del consumidor, encontró ciertas irregularidades… Primero que un jugo sazonado Maggie, 15 ml, […]

El sazonador salsa Maggi es uno de los más usados en las cocinas mexicanas; ya sea por su sabor o su practicidad, es un acompañante para numerosos platillos y bebidas. Sin embargo, al investigar sobre su valor nutrimental, la revista El poder del consumidor, encontró ciertas irregularidades…

Primero que un jugo sazonado Maggie, 15 ml, contiene tan sólo en una cucharada sopera 1 261 mg de sodio –es decir, el 60 por ciento del total del sodio diario recomendado para un adulto–. Así que, en la totalidad de un bote de 100 ml, hay 8 400 miligramos de sodio. Esto provocara padecimientos como la presión arterial alta, también conocida como hipertensión, insuficiencia cardíaca y renal, y finalmente la muerte prematura.

Segundo, que entre sus ingredientes se encuentra el caramelo IV, el cual es usado para brindar un tono café a sus productos, contiene sulfuros y amonio. Por lo que, al calor, el sazonador tiene reacciones químicas produciendo 2-metilimidazol y 4-metimidazol, químicos tóxicos asociados con enfermedades como el cáncer. De hecho, en el estado de California, en EE.UU., este colorante se clasificó como cancerígeno; no obstante, la etiqueta de la salsa Maggi no establece su vinculación con este tipo de afecciones. 

la foto 3

Tercero, el tipo de proteína que contiene el producto, proteína vegetal hidrolizada de soya líquida, es de producción transgénica ya que es la más rentable a nivel comercial. Dado que la salsa Maggi se vende bajo un modelo de hiperconsumo, se requieren de ingredientes que costeen las cantidades excesivas de producción y consumo.

Cuarto, su etiquetado incumple con la norma oficial en donde se establece que todos los productos de alimentos envasados deben contener información nutrimental básica de calorías, proteína, grasa, grasa saturada y azúcares totales. Es decir, el jugo Maggi carece de información nutrimental; pues además, el etiquetado establece que para mayor información, se ingrese el código 4165676 en www.nestle.com.mx, y al hacerlo no se encontra disponible por ningún lado de la página. Para los editores del Poder del consumidor, “este producto debería contener una leyenda precautoria para pacientes con presión elevada o diabetes, dado que la ingesta de cantidades tan altas de sodio en una porción tan pequeña de producto podría tener impactos negativos inmediatos en su salud.”

En su lugar, lo ideal es usar sal y pimienta para sazonar. En ocasiones también puede agregarse limón si se desea un sabor un poco más ácido. Recuerda que las claves está en las proporciones; pues hay estudios que han demostrado que lo esencial es ser consciente de la cantidad de alimento que se ingiere para producir un equilibrio importante.

También en Ecoosfera: 

15 hábitos saludables alimenticios que funcionan según la ciencia

El maravilloso bicarbonato de sodio también te ayudará a bajar de peso

 

 



¿Por qué la Nutella está asociada a la destrucción de los bosques del mundo?

La ministro de ecología de Francia se sumó recientemente a la crítica hacia esta marca por el uso de aceite de palma.

Se sabe que de 1990 a 2010 al menos 3.5 millones de hectáreas de bosque han sido taladas tan solo en países como Indonesia, Malasia y Papúa Nueva Guinea. Lo anterior para el cultivo de palma y para extraer su aceite.

El aceite de palma es usado en diversos productos, desde jabones hasta productos comerciales de gran distribución como la Nutella. En los últimos años ha circulado información sobre porqué es mejor evitar este delicioso producto y entre las voces que se suman a este reclamo, la ministro de ecología de Francia, Ségolène Royal, recientemente declaró la importancia de hacer conciencia sobre dejar de consumir productos como la Nutella, que silenciosamente están acabando con los bosques.

Los plantíos de palmas han reemplazado nuestros bosques y causado un daño inefable al medio ambiente.

La compañía encargada de fabricar la deliciosa Nutella, Ferrero, usa el 80% de sus insumos de aceite de palma proveniente de Malasia. Aunque este producto no es el único responsable de este avasallamiento, sí se trata de una de las marcas más grandes que hacen uso de este insumo.

 

También en Ecoosfera: 

Buenas Razones para dejar de comer la deliciosa Nutella

 Estos son los alimentos que debes evitar si te preocupas por el medio ambiente



Los Cheetos de Sabritas y su contenido real (radiografía)

Cheetos es harina refinada de maíz con aceite y con colorantes derivados del petróleo, glutamato monosódico y otros químicos.

Si eres un niño de los años noventa seguro Sabritas estuvo muy presente en tu vida. Una bolsita de “papas”, así se les llama comúnmente a sus productos, era parte de la vida cotidiana y de los “alimentos” elegidos por los niños cuando los padres les daban dinero para ir la “tiendita”. 

En ese tiempo la mayoría sabíamos que se trataba de comida chatarra,  y el que, de alguna manera, no necesariamente te estaban nutriendo; pero en realidad desconocíamos qué era realmente lo que estábamos ingiriendo. 

Hoy sabemos que Sabritas es una de las marcas que emplean transgénicos y en la totalidad de sus productos de frituras usan glutamato monosódico. Aún así, su sabor, y sus estrategias publicitarias como los famosos tazos siguen atrayendo a miles de niños y adultos.

Aquí una foto más clara de qué ingieres cuando comes  una bolsa de 40g de Cheetos Sabritas. 

Estos son los focos rojos que nos comparte la organización El Poder del Consumidor

Grasa: una bolsa tiene 12 gramos de grasa, y el 30% de esta, es decir 4 gramos, es grasa saturada (la más difícil de digerir para el organismo), que equivale a casi una cucharada cafetera.

Sodio: en un niño cubre el 20% del total de lo que necesita al día y un 14.4% de lo recomendado para un adulto. Por el tamaño del producto, esta cantidad es muy alta. 

Colorantes artificiales derivados del petróleo: como tartrazina, amarillo ocaso y rojo allura, que están asociados a generar cambios de conducta en niños y niñas  como hiperactividad y déficit de atención.

Glutamato Monosódico: se ha demostrado interferir en los centros de saciedad generando un sobreconsumo, también ha probado ser neurotóxico.

En resúmen: Cheetos es harina refinada de maíz con aceite, pintada de amarillo y condimento con colorantes derivados del petróleo, glutamato monosódico y otros químicos.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca