La agricultura transgénica como proyecto ¿Por qué es importante que las veas así?

Pocas veces reparamos en que el cultivo transgénico mundial es parte de un megaproyecto, un paradigma..

Al referirnos a megaproyectos pensamos en grandes proyectos extractivos como la minería o de infraestructura como presas, carreteras, entre otros. Algunos criterios que se consideran para definirlos son la inversión que involucra su desarrollo, el tiempo de ejecución o su alta complejidad tecnológica, jurídica y ambiental. Sin embargo, pocas veces se habla de los proyectos agrícolas como megaproyectos aún cuando sus efectos tengan un impacto significativo en el territorio y medio ambiente de las comunidades; además de provocar desplazamientos y violaciones a los derechos humanos.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) hasta el 2001 de los 52 millones de ha de cultivos transgénicos, el 63% correspondía a soya, 19% a maíz, 13% a algodón y 5% a canola. Para esta misma superficie el 69% se cultivó en Estados Unidos, 22% en Argentina, 6% en Canadá, 3% en China y menos de 2% en Australia y Sudáfrica. Datos más recientes del International Service for Acquisition of Agro-Biotech Applications (ISAAA), calculan que en el 2010 ésta área se había al menos triplicado; México contribuye con 0.2 millones de ha en cultivos de soya y algodón.

Este ensayo pretende analizar el efecto de la implementación proyectos agrícolas basados en la modificación genética de los organismos. Iniciaremos explicando a grandes rasgos qué son los organismos transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM), y se analizarán algunos aspectos de esta agroindustria y sus implicaciones. En las reflexiones finales si discutirá si es posible y pertinente clasificar determinados tipos de proyectos agrícolas como megaproyectos.

La seguridad alimentaria ha sido tema de interés internacional. A fin de atender esta preocupación, en la década de los cincuentas la revolución verde transformó al sector agrícola de forma muy importante. Grandes extensiones de tierra se dedicaron a la siembra de monocultivos, se desarrollaron semillas mejoradas y agroquímicos, se mecanizó el arado y se establecieron sistemas de riego tecnificado. Estas modificaciones, que resultaron en mejoras de la productividad en los cultivos, contribuyeron al deterioro ambiental (Pérez y Landeros 2009), encarecieron la producción y generaron cambios socio-culturales del sector rural y campesino en México (Pichardo, B. 2006).

Según predicciones de la FAO (2002) la producción agrícola mundial para el 2050 deberá incrementarse un 70% sin embargo, señala que restricciones como la disminución en el acceso a tierras cultivables y al agua potable, afectarán la capacidad de los países de lograr este crecimiento. Plantea como alternativa el uso de la biotecnología en lo que ella misma ha llamado una revolución doblemente verde.

Las nuevas técnicas agrícolas, consisten en transferir genes entre especies que de manera natural no pueden cruzarse (Greenpeace, 2006); los organismos transgénicos se crean insertando secuencias genéticas entre bacterias, plantas y/o animales, para conferir a los cultivos características que los hacen resistentes a herbicidas, a insectos, a condiciones ambientales adversas, a enfermedades, alargan su vida comercial, incrementan su tasa de crecimiento y aceleran su producción de masa (Leo, 2002; Pérez y Landeros, 2009). Sin embargo este nuevo tipo de manipulación nos pone ante un panorama cuyas consecuencias económicas, en la salud humana y en el equilibrio ecológico, no podemos prever con certeza (Leo 2002; Greenpeace, 2006).

Los paquetes tecnológicos, asociados a esta forma de producir son muy costosos. Están diseñados para grandes superficies de monocultivo con riego tecnificado, que utilizan maquinaria y aplican fertilizantes y herbicidas. Cada temporada de siembra, el productor debe adquirir nuevas semillas y los agroquímicos necesarios para su cultivo -herbicidas, fertilizantes o sustancias activadoras de las características transgénicas de las semillas-. Así se beneficia a un pequeño grupo de grandes agroindustriales y se pone en riesgo al 80% de los productores del campo en México; contribuye a desplazar la mano de obra de una actividad productiva fundamental para países en desarrollo, la agricultura (Greenpeace, 2006; Leo, 2002).

Son pocas las empresas que concentran toda la producción de semillas y plantas transgénicas a nivel mundial: Monsanto ocupa el primer lugar con el 80% del mercado, seguida por Aventis con el 7%, Syngenta con el 5%, BASF con el 5% y DuPont con el 3%. Dada la creciente adopción de este tipo de agricultura y que, estas empresas producen el 60% de los plaguicidas y el 23% de las semillas comerciales que se utilizan en la actualidad (Control Biológico de Plagas, 2015), es posible inferir que a corto plazo la seguridad alimentaria mundial estará en manos de unas pocas transnacionales (Greenpeace, 2006).

Cuando la biotecnología modifica a los organismos para hacerlos resistentes a herbicidas, contribuye a incrementar su uso y por tanto su concentración en el medio ambiente. La Organización Mundial de la Salud ha señalado que por el uso de pesticidas mueren cada año en el mundo 220 mil trabajadores del campo y se producen entre 3.5 y 5 millones de envenenamientos no mortales (Leo, 2002).

El paquete tecnológico para el cultivo de soya transgénica RR[1]que incluye el herbicida Roundup Ready cuyo principio activo es el glifosfato, es un buen ejemplo de lo anterior. Para obtener el máximo rendimiento, los agricultores aplican grandes cantidades de herbicida que, en principio acaban con las malezas sin afectar sus cultivos, pero eventualmente pueden generar resistencia en dichas malezas (Riley,Cotter,Contiero y Watts, 2011). Cuando esto ocurre, Monsanto provee a los productores fórmulas herbicidas mucho más agresivas o semillas nuevamente modificadas, a las que agregan genes para conferirles resistencia a sustancias herbicidas distintas al glifosfato (Riley et al, 2011). Así se establece un circulo difícil de romper, se consolida la dependencia del productor hacia la empresa proveedora, y se vuelve imposible predecir el tipo de impactos que en el mediano y largo plazos podrán manifestarse en la salud humana, en el funcionamiento de los ecosistemas y a nivel económico.   

Glifosfato_greenpeace

El glifosfato tiene efectos perjudiciales probados científicamente. En términos de salud se le ha vinculado a la incidencia de cancer, de problemas reproductivos y de condiciones neurológicas como el Parkinson. Es arrastrado por la lluvia hacia cuerpos de agua superficial, puede filtrarse hacia los acuíferos y contamina también el suelo. Al ser trasladado por el aire, puede ocasionar diversos efectos sobre la flora y la fauna fuera de las áreas de producción, reduce la expectativa de vida de algunos organismos, inhibe la reproducción y aumenta la mortandad, entre otros efectos (Riley et al, 2011)

Cuando las semillas genéticamente modificadas se introducen el campo, su comportamiento ante condiciones climáticas no previstas, puede tener efectos inesperados (Leo, 2011), no obstante se ha comprobado que a través de procesos naturales de dispersión y polinización la probabilidad de que los OGM alcancen otras plantas o actividades productivas, es alta. Datos de Greenpeace (2013) muestran que en el 2007 México ocupó el 2o. lugar de contaminación transgénica en America y el 8o. a nivel mundial.

Además su efecto en los organismos, este tipo de contaminación tiene también implicaciones legales, económicas y/o comerciales. Las semillas transgénicas, propiedad de quienes las producen, están patentadas. Las empresas biotecnológicas ejercen el control sobre su uso, comercialización y cultivo (Greenpeace, 2013; Leo,2011). Aludiendo a esta condición inspeccionan tierras  agrícolas alrededor de sus zonas de producción y cuando encuentran transgénicos, demandan a los agricultores por sumas millonarias, aún cuando esta presencia sea producto de contaminación transgénica accidental (Greenpeace, 2013).

En conclusión, hemos revisado aquí sólo algunos aspectos de la agricultura transgénica. Además de los impactos inherentes a esta actividad, la forma de proceder de las empresas biotecnológicas atenta contra los esquemas de producción tradicional. Al apropiarse directa o indirectamente de los recursos naturales van minando también la vida cultural y comunitaria en las zonas rurales. Nuevamente en la búsqueda de la modernidad y el progreso, se socializan los impactos negativos y se privatizan los beneficios, excluyendo de estos, a los propietarios originales de los territorios y sus recursos naturales. Es posible afirmar que la agricultura transgénica, es un nuevo tipo de megaproyecto.

 

Por Silvia Iliana Philippe Cárdenas

Twitter del autor: @silianaphi

Referencias bibliográficas

Control Biológico de plagas (2015) Los Transgénicos en el Mundo: El Qué, Quién, Cuánto, Cuándo, Dónde y Porqué de los Transgénicos. Recuperado de: http://www.infoagro.com/agricultura_ecologica/transgenicos.htm.

García López, L. (2010). Modelo de sustitución de Importaciones. Recuperado de  http://modsus.blogspot.mx/

Greenpeace México (2006) Guía Roja y Verde de Alimentos Transgénicos. 2a.Edición Recuperado de:http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/ Agricultura-sustentable-y-transgenicos/copy-of-gu-a-roja-y-verde-de-a/

Greenpeace México (2013) Cultivos transgénicos ¿Quién pierde?. Recuperado de:http://www.greenpeace.org/mexico/Global/mexico/report/2013/FOLLETO%20TRANSGENICOS%2022%20julio-corregidoweb.pdf

Guillen, G. (30 de julio de 2000) México, sexto en venta de transgénicos:UE. El Universal, pp. A4

International Service for de acquisition of Agri-Biotech Applications (2010) Informe Anual sobre la situación mundial de la comercialización de cultivos biotecnológicos genéticamente modificados. Recuperado de: http://www.isaaa.org/resources/ publications/default.asp

Leo, J. (2002) Comercio Internacional y Ambiente en América del Norte. Tesis de Licenciatura  Universidad Nacional Autónoma de México. Recuperado de:  http://www.economia.unam.mx/secss/docs/tesisfe/LeoLJA/cap4-2.pdf

Mendoza, E. (2013) Soya Transgénica Invade México. Contralinea.com.mx. Recuperado de: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2013/03/10/soya-transgenica-invade-mexico/

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (2002). Agricultura Mundial: Hacia los años 2015 a 2030, Informe Resumido. Roma Italia: Editado por FAO.

Pérez, A. y C. Landeros (2009). Agricultura y deterioro ambiental. Elementos, 23, 19-25.

Pichardo, B. (2006) La Revolución Verde en México. Revista Agraria, Sao Paulo, 4 , 40-68.

Riley, P., J. Cotter, M. Contiero y M. Watts (2011) Tolerancia a herbicidas y cultivos transgénicos Por qué el mundo debería estar preparado para abandonar el glifosato  Editado: Becky Price y Myrto Pispini. Publicado por Greenpeace International,


[1]                Estas RR brindan información del tipo de modificación que incluye una semilla. En este caso las semillas RR han sido modificadas para resistir las aplicación de herbicidas con glifosfato. 



Los cuervos poseen una inteligencia superior a un niño de 4 años, estudio

Esto sugiere que los cuervos “toman decisiones para un futuro más allá de su contexto sensorial del momento”

Los animales, a diferencia de los humanos, no poseen raciocinio, la capacidad de razonar a través del lenguaje verbal. Sin embargo gozan de inteligencia asociada con una fuerza innata de supervivencia, la cual puede en ocasiones sorprender a los humanos por lo maravillosa que es la naturaleza. Este es el caso de los cuervos, que de acuerdo con un estudio publicado en Science, tienen una habilidad de planificación superior a la de un niño de cuatro años de edad, orangutanes y chimpancés. 

Si bien a estos pájaros se les conoce principalmente por su habilidad de esconder sus alimentos para consumirlos después, ahora los científicos observaron que esta especie es capaz de tomar herramientas para eventualmente utilizarlas y realizar trueques con humanos para recibir futuras recompensas. Incluso, agregan los investigadores de Lund University, en Suecia, desarrollan ejercicios de autocontrol, pues para recibir una mejor y mayor recompensa son capaces de esperar hasta el día siguiente.

Esto sugiere que los cuervos “toman decisiones para un futuro más allá de su contexto sensorial del momento”; es decir, gozan de la habilidad de planificar a futuro en la vida en general. Tan sólo en términos de trueque, los cuervos “tienen un mejor desempeño que los orangutanes, bonobos y particularmente los chimpancés.” En palabras de los investigadores: 

 

 

 

La habilidad de flexibilizar el plan por eventos fuera de su amplitud sensorial de ese momento es la esencia del ser humano y es crucial para la vida diaria de la sociedad. Los estudios con simios han formado la creencia de que esta es una habilidad evolutiva de un linaje homínido. Los córvidos, por otro lado, evidencian su capacidad de planificación en la dosificación de comida, sin embargo esto sólo fue una sugerencia a un reflejo adaptativo muy específico. Aquí mostramos que los cuervos planifican para eventos que no se relacionan con esconder comida, usar herramientas ni hacer trueques, en un periodo superior a la 17 horas. Aquí mostramos que ejercen el autocontrol y consideran una distancia temporal para eventos futuros. Su desempeño se asemeja a lo que se ha visto en simios y sugiere que la capacidad para planificar evolució independientemente en córvidos, los cual vislumbra nuevos caminos en el estudio de la evolución cognitiva. 



McDonald’s, KFC y Burger King, con residuos fecales en sus bebidas frías

De acuerdo con el departamento gubernamental que establece los estándares de inocuidad en el Reino Unido, Defra, estos niveles de contaminación fecal no debería estar presente en las aguas usadas para el consumo humano.

Hace un mes, el programa de la BBC, Watchdog, liberó un capítulo sobre muestras de residuos fecales en las bebidas frías de tres multinacionales cafetaleros en Reino Unido. Ahora, como dando continuidad al tema, el programa televisivo volvió a encontrar bacterias fecales en los hielos de McDonald’s, Kentucky Fried Chicken –KFC– y Burger King del mismo país. 

Las muestras de 10 empresas con sucursales en Reino Unido, revelaron la presencia de esta bacteria conocida como coliforma fecal en tres muestras de McDonald’s, seis de Burger King y siete de KFC. De esas muestras, cuatro de Burger King y cinco de KFC con niveles “significativos” de dicha bacteria. 

 

De acuerdo con el departamento gubernamental que establece los estándares de inocuidad en el Reino Unido, Defra, estos niveles de contaminación fecal no debería estar presente en las aguas usadas para el consumo humano. En palabras de Tony Lewis, encargado del sector de educación en Chartered Institute of Environmental Health, “Es extremadamente preocupante. Cuando encontramos estos números en las muestras, se tiene que dirigir hacia las personas que hacen el hielo, que manejan el huelo, y que están transferiéndolos a los clientes de las bebidas. Y también se tiene que dirigir a la potencial falla higiénica de las máquinas mismas: ¿se están manteniendo limpias?”

 

Frente a estos resultados, McDonald’s anunció al respecto: “Es bueno saber que Escherichia coli –E. coli–, la bacteria que se considera el indicador más preciso de contaminación fecal, no se encontró en ninguna de las muestras de hielo de los restaurantes de McDonald’s. Se encontraron en bajos niveles otros tipos de indicadores de bacterias, coliformes y enterococci. Estos pueden usarse como un gravamen de la higiene del agua, pero como se distribuyen ampliamente en el ambiente natural, no son indicadores confiables de riesgos potenciales para la salud.” Mientras que KFC expresó estar “impactado y extremadamente decepcionado” por los resultados, estableciendo nuevos y más estrictos procesos de inocuidad  en cada uno de sus productos. 

Más en Ecoosfera

Café chatarra: estos son los cafés de cadenas rápidas que más engordan



Remedios naturales para aliviar la irritación de las picaduras de mosquito

“La sábila es una opción excelente para los cuidados de la piel. Alivia la comezón producida por la saliva del insecto, la hinchazón y la infección de la herida al recibir tanta fricción al rascarse.”

Durante el verano, con la humedad y el calor, es muy probable que surjan poblaciones de mosquitos y zancudos, los cuales puedan succionar nuestra sangre como medio de alimentación y supervivencia. Como consecuencia, las picaduras de estos insectos suelen ser molestas, irritables y dolorosas. 

Para reducir las molestias de estas picaduras, existe una serie de remedios naturales ideales para este malestar: 

– Agua abundante

En cuanto las picaduras aparezcan, es importante limpiarla para prevenir una picazón grave. Puede limpiarse con alcohol isopropílico, toallitas húmedas con alcohol o agua pura. 

– Aloe vera

La sábila es una opción excelente para los cuidados de la piel. Alivia la comezón producida por la saliva del insecto, la hinchazón y la infección de la herida al recibir tanta fricción al rascarse. Basta con abrir una penca o tallo de aloe vera, extraer la sabia, colocarla sobre la picadura y taparla con una gasa. 

– Cebolla

Ese fruto de la naturaleza posee propiedades para los problemas en la piel, tanto como quemaduras como heridas. Por lo que es útil para aliviar la pizacón de una picadura de mosquito. Con una rebanada de cebolla, la más fina posible, colocar encima de la picadura durante unos minutos y después lavarla con agua abundante y jabón neutro. 

– Jabón neutro

Es perfecto para reducir la picazón y la hinchazón de manera temporal. Esto ayudará a evitar el rascarse demasiado. 

– Limón o lima

Es un remedio casero que puede arder un poco, pero es sumamente efectivo. Se puede exprimir medio limón en un algodón, el cual se aplicará en la picadura; o bien, frotar el limón de manera directa sobre la herida. 

– Aceites esenciales 

Dan alivio temporal, eliminando la tentación de rascarse. Los aceites esenciales útiles para la ocasión son los de romero, lavanda, árbol de té, hamamelis y cedro. 

– Miel 

Es un elemento poderoso de la naturaleza con propiedades antisépticas. Basta con aplicar una pequeña cantidad en donde se tiene la roncha y dejar que se seque. Una vez seca, se enjuaga bien con agua tibia. 



Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales: “Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.”

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión. 



Aves de la CDMX comienzan a usar colillas de cigarros en sus nidos

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas.

Si bien los cigarros no son una herramienta saludable para el ser humano ni el medio ambiente, la vida salvaje ha comenzado a reutilizar las colillas que encuentra en las calles como mecanismo de defensa. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, las aves urbanas usan estos restos del cigarro como una “bomba” protectora contra insectos y pestes que puedan acercarse a sus nidos. 

Inteligencia o supervivencia, los pinzones Carpodacus mexicanus han empezado a agregar colillas de cigarro para protegerse en contra de las garrapatas, las cuales tienden a succionar sangre e incluso comerse las plumas de sus crías. De modo que al notar que estos parásitos se mantenían a distancia ante las colillas, las aves decidieron colocar las colillas en sus nidos. 

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas, de lo contrario no hay razones sustentables para que las aves adquieran conductas distintas a su cotidianidad. Para asegurarse de su hipótesis, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– comenzaron a analizar el comportamiento de 32 pinzones en donde la peste de garrapatas estaría controlada. e

De acuerdo con Constantino Macías García, líder de la investigación, los padres pinzones suelen agregar fibras de las colillas de cigarro a sus nidos cuando éste contiene garrapatas. Sin embargo, este mecanismo de defensa no es del todo positivo: “Las colillas causan daño genético a los pinzones, pues interfieren con la división celular, lo cual pudimos notar al analizar sus células rojas.” De modo que las aves en la Ciudad de México continúan estando bajo un riesgo en un periodo a largo plazo. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca