¿Cultivos submarinos? crecen fresas, albahaca y frijoles bajo el mar mediterráneo

Estos novedosos invernaderos marinos podrían ser una increíble alternativa para los países áridos.

Hace poco, por primera vez, astronautas consiguieron cultivar lechugas desde el espacio. Ahora que muchos cultivos están devastando los ecosistemas, y la población crece aceleradamente, las alternativas de cultivo son más que necesarias…

Recientemente, la compañía Ocean Reef Group, informó que están creciendo bajo las aguas del mar Mediterráneo, a 6 metros de profundidad, fresas, albahaca, frijol y tomates.

Los cultivos se hacen al interior de esferas transparentes de plástico; estas, rodeadas de agua, son proveídas de la temperatura y niveles de humedad suficientes para las plantas. Un sistema de goteo al interior de las esferas, además, se activa cuando el agua debajo se evapora y luego condensa.

Estos invernaderos marinos ubicados en costas italianas materializan la incursión del cultivo bajo el agua con más seriedad que nunca. El presidente de la compañía, Sergio Gamberini, ha explicado que está planeado introducir este tipo de técnica en países áridos, sobre todo en desarrollo, como Arabia Saudita o Las Maldivas. La visión es hacerlo a gran escala cada vez más, como una manera de salvar también las millones de hectáreas que podrían deforestarse para cultivos futuros.

Underwater-Greenhouse-Ocean-Reef-Group-YouTube-small

 

[scientificamerican]



Después de leer esto, querrás usar cada vez más canela en tus platillos

Incorporar un poco de canela a la dieta puede ayudar a enfriar al cuerpo hasta 2ºC, contribuyendo a la mejora de la salud en general.

Afrodisiaco, astringente y condimento milenial, la canela es realmente un ingrediente clásico para numerosos platillos y bebidas tradicionales en diferentes partes del mundo. ¿Cómo olvidar los platillos tradicionales en México, como el agua de horchata y el arroz de leche sin ese toque dulzón de canela? 

De acuerdo con una investigación realizada por científicos de la Escuela de Ingeniería de la Universidad RMIT en Melbourne, en Australia, concluyó que incorporar un poco de canela a la dieta puede ayudar a enfriar al cuerpo hasta 2ºC, contribuyendo a la mejora de la salud en general. 

Mediante el experimento, los investigadores recaudaron los datos de doce cerdos en cuatro secciones: el primero con alimentos de suplementos de 5 gr de canela al día y a una temperatura ambiente de 20ºC; el segundo, alimentos normales –sin canela– y a temperatura ambiente; el tercer, alimentos con 5 gr de canela al día y a temperatura ambiente de 35ºC; el cuarto, alimentos sin canela y a una temperatura ambiente con 35ºC. Y los resultados fueron sorprendentes: mediante cápsulas medidoras de gases, se demostró que la canela mantenía la integridad de las paredes del estómago de los cerdos –aún a temperaturas de sus estómagos hasta 2ºC más bajas que los cerdos–. Al realizar el mismo experimento sobre humanos, el efecto es similar. 

Por tanto, explican los especialistas australianos, la canela ayuda a enfriar el estómago para así reducir el ácido del estómago y la enzima digestiva pepsina, lo cual ayuda a su vez a mejorar el flujo de sangre alrededor de las paredes del estómago y a mejorar tanto la digestión como la salud intestinal. Inclusive se dice que la canela es una alternativa viable para casos con trastornos gastrointestinables. 

Conoce más sobre los beneficios de la canela: 

¿Por qué la canela es ideal para el invierno?

Descubre aquí los sorprendentes beneficios de la canela

 


10 sitios que funcionan con energía renovable de Tesla y que seguramente no sabías

Tesla, empresa fundada en 2003 en honor al famoso ingeniero croata, comenzó con el incentivo de probar que los coches eléctricos no sólo funcionan mejor que aquellos que se alimentan con gasolina, también son increíblemente más poderosos, económicamente asequibles y ecosustentables. En otras palabras se trata de una empresa cuya misión es ayudar a la transición […]

Tesla, empresa fundada en 2003 en honor al famoso ingeniero croata, comenzó con el incentivo de probar que los coches eléctricos no sólo funcionan mejor que aquellos que se alimentan con gasolina, también son increíblemente más poderosos, económicamente asequibles y ecosustentables. En otras palabras se trata de una empresa cuya misión es ayudar a la transición del planeta hacia la energía sustentable. 

Actualmente Tesla se encuentra invirtiendo en una división de energía renovable, y el resultado es tanto la batería para el hogar, Powerwall, y la batería comercial, Powerpack. Con el paso del tiempo, la empresa ha lanzado versiones cada vez más modernas de ambas baterías, así como productos solares para los techos y una planta, la Gigafactory, en Sparks –Nevada, EE.UU.– para operar energía limpia para la región. Sus productos han tenido una fuerte resonancia en los 18 países que se encuentran funcionando en el día a día. 

Conoce 10 ejemplos en que el Powerpack brinda energía de manera ecosustentable y asequible para las necesidades de varios habitantes: 

– Singita Lodge en el Kruger National Park, en Sudáfrica. Es un hotel que se ostenta entre 33 000 ocres del parque nacional, en donde también habitan bufalos, leopardos, chitas, elefantes y otras especies. Este sitio opera tan sólo con páneles solares del sistema Powerpack de 3,150 kilowatt-horas. Además, Singita Lodge practica el ecoturismo, reduciendo considerablemente el impacto en la biodiversidad de la zona. 

– Vunabaka, en Mololo Island, en Fiji. Se trata de otro hotel genera electricidad vía un panel solar de 1 megawatt, el cual se alimenta por 20 Powepacks de Tesla. 

– Southern California Edison, en EE.UU. Es una subsidiaria de electricidad que solicitó a Tesla Company construir un sistema de batería de 20 mega-watt para proveer electricidad a 2 500 hogares al día. Actualmente se trata del proyecto de almacenamiento de batería con iones de litio más grande del planeta, brindando una solución energética a este condado de Los Angeles. 

– Vector, en Nueva Zelanda. Así como la Southern California Edison, esta compañía no usa energía solar pero un sistema Powerpack de Tesla capaz de almacenar 2 megawatt-horas para un vecindario residencial. 

– La isla Ta’u, en EE.UU. Para energizar a toda la isla, Tesla proporcionó 60 baterías Powerpack y páneles solares usando SolarCity. Con una capacidad de 1.4 megawatts para generar energía solar, las baterías se recargan con sólo siete horas de luz solar. 

– La isla hawaiana Kaua’i. Tesla instaló 54 978 páneles solares y 272 baterías Poweback para brindar energía a toda la isla. Esto da en total una capacidad de 13 megawatts para generar energía solar. 

– Vinatería La Crema, en EE.UU.. En el corazón se Sonoma County, en California, una vinatería optó por usar energía solar mediante un sistema de 1, 200 kilowatt-hour con Powerpack. La Crema es una de las varias vinaterías que forman parte del Jackson Family Wines, los cuales poseen 8.4 megawatt-hora de energía solar para brindar electricidad a seis diferentes vinaterías. 

– La isla Dent, en Australia. Entre la isla Vancouver y British Columbia, en la isla Dent se encuentra un Powepack de Tesla que captura la energía de una turbina marina. Con cinco Powerpacks se provee 500 kilowatt-horas de energía. 

– College of Marin, en EE.UU. Un colegio comunitario en California usa un sistema de Powepack de 3.2 megawatt-horas. Este sistema eléctrico ayuda a ahorrar entre 100 000 y 150 000 dólares anuales en electricidad tradicional. 

– La isla Ocracoke, en EE.UU. Considerado como parte de Carolina del Norte, esta isla sustituyó la energía de diesel por energía del sistema Powerpack de Tesla. Con un sistema de 1 megawatt-hora mediante dos baterías, este sitio almacena energía solar para brindar electricidad a la población. 



El lago de Cuitzeo, en Michoacán, está desapareciendo

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.”

En Michoacán, entre los municipios de Copándaro, Huandacareo, Chucándiro y Cuitzeo, se encuentra el lago de Cuitzeo, cuya superficie total ha quedado casi seca. Ahí, el paisaje se ostenta entre nubes de polvo y remolinos ocasionando numerosos padecimientos gastrointestinales, respiratorios, cutáneos y oculares en los habitantes de los cuatro municipios. Incluso el nivel del agua de más de la mitad de su superficie no llega al metro de altura. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático –INECC–, el lago de Cuitzeo ha enfrentado una “alteración extrema”, pues se ha reducido su extensión, ha aumentado los niveles de salinidad así como la proliferación de malezas acuáticas en la parte oriente. Este cambio comenzó a partir de la construcción de la autopista Morelia-Salamanca, la cual dividió al lago e impidió las aguas de la zona oriente del lago. 

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.” Y pese haber pedido apoyo a la presidencia municipal, no se cuenta con la cantidad suficiente de agua para “regar tanta tierra”; por lo que se solicitó abrir las compuertas que separan las dos partes del lago con el fin de que entre agua a la laguna mientras caen las lluvias, pues “los niños están casi siempre enfermos. Desde la mañana comienza el polvo y por la tarde la nube de tierra llega hasta Moroleón –Guanajuato, a unos 15 km–.” 

Desgraciadamente, desde el 2003, las lluvias han sido insuficientes: aún con precipitaciones abundantes, el nivel del agua no rebasa 20 centímetros de profundidad.  Esto, inevitablemente, ha provocado nubes de polvo que, a su vez, ocasionan una serie de padecimientos tanto en niños, adultos y personas de la tercera edad; así como una alteración en las actividades agropecuarias de la zona, ya que alrededor de unos 1 200 pescadores ha visto su trabajo afectado frente a esta situación. 

Frente a esto, el Congreso de Michoacán aprobó la propuesta del diputado Jaime Hinojosa Campa, la cual exhorta a la Comisión Nacional del Agua con el fin de revisar la situación causada por el bloqueo de las aguas en la tenencia de Mariano Escobedo, en el municipio de Cuitzeo. Además se solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales una serie de acciones de protección, restauración y conservación de los ecosistemas y recursos naturales, bienes y servicios ambientales; mientras que en la Secretaría de Salud se solicitó que emita tanto una alerta epidemiológica en la zona, como una gestión integral de los recursos hídricos y el combate al cambio climático. 

 



La tristeza de perder un perro se equipara a la de perder a un ser querido, estudio

Los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro.

Para Frank McAndrew, psicólogo y profesor del Knox College, en EE.UU., los perros dejan de ser, en ocasiones, mascotas para convertirse en algo más cercano a su dueño: un ser querido. Por esta razón, cuando el can se pierde o fallece, el proceso de duelo en su duelo es largo y difícil de pasar. Es decir que al ser personajes importantes de la vida cotidiana, perderlos resulta en un proceso doloroso equiparable a perder a un pariente. 

A lo largo de la investigación de McAndrew, el experto mencionó que “aquellos que quieren a su can saben la verdad: su mascota no es ‘solo un perro’. […] Tal vez si la gente se diera cuenta de lo fuerte e intenso que es el vínculo entre las personas y sus perros, el dolor [que causa su muerte] sería más ampliamente aceptado.” Y esto podría ayudar, en gran medida, a los dueños de los perros a aceptar el deceso y elaborar el proceso de duelo. 

Esto se debe a que los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro. Esta teoría se ve apoyada con las propuestas por el antropólogo Brian Hare, quien sugirió que la domesticación de los canes comenzó con la socialización del lobo gris haciendo las interacciones más satisfactorias y estrechas. En especial al ser retroalimentada de manera positiva e incondicional: “Los perros han sido criados selectivamente durante generaciones para prestar atención a los seres humanos.” 

De hecho, los científicos han demostrado que los cerebros de los perros responden positivamente a los elogios de sus dueños tanto como lo hacen ante la comida; e incluso son capaces de reconocer a las personas para aprender a interpretar los estados emocionales de los humanos mediante la expresión facial, a entender las intenciones humanas para ayudar a sus propietarios y a evitar a la gente que trata mal a sus dueños. Mientras que los seres humanos responden al afecto y la lealtad de los perros con altas dosis de dopamina, serotonina y oxitocina, generando una serie de bienestar a los dueños. 

Por esta razón, la pérdida de un perro altera gravemente la rutina diaria así como la neurofisiología de su dueño. Esto provoca que el proceso de duelo en torno a un can implique una elaboración igual de compleja que con seres queridos; cuyo tratamiento psicoemocional más funcional es el tiempo y la aceptación de las emociones negativas.  

 



Construye un invernadero bajo tierra para crecer alimento todo el año

Los Walipini son una gran alternativa, eficiente y económica, para poder producir alimento durante todo el año, incluso en los lugares más fríos.

Usualmente, para crecer comida en climas fríos y extender las temporadas de crecimiento se necesita algún tipo de invernadero. El problema es que normalmente los invernaderos son muy caros para construir y calentar durante el invierno. Una alternativa mucho más accesible y efectiva es el walipini (una palabra amayara hindú para “un lugar cálido”), también conocido como invernadero subterráneo o agujero.

Desarrollado por primera vez hace veinte años para las regiones montañosas frías de Sudamérica, este método permite que los agricultores mantengan un jardín productivo todo el año, incluso en los climas más fríos.

Aquí puedes ver un video (en inglés) de un walipini que incluso incorpora un poco de espacio interior para gallinas y cabras. Lo increíble del walipini es que combina los principios de calentamiento solar pasivo con una estructura protegida por la tierra. La manera de hacerlo es muy simple:

El Walipini, en términos simples, es un hoyo rectangular en la tierra con dos o tres metros de profundidad, cubierto de una manta de plástico. El área más larga del rectángulo da al sol de invierno (al Norte en el hemisferio sur y al Sur en el hemisferio norte). Una pared gruesa de tierra presionada en la parte de atrás de la estructura y una pared mucho más chica al frente proporcionan el ángulo correcto para el techo de plástico. Este techo sella el hoyo, proporciona un espacio de aire aislado dentro de las dos capas del plástico y permite que los rayos del sol penetren, creando un ambiente cálido y estable para el crecimiento de plantas.

walipini3.jpg.492x0_q85_crop-smart

La Red está repleta de manuales para construir uno de estos, que es sin duda la manera más eficiente y económica de tener producción alimenticia todo el año. De acuerdo con el Instituto Benson (quienes proporcionan un manual), el costo de uno de estos es de $250 a $300 dólares.

walipini.jpeg.492x0_q85_crop-smart

 [TreeHugger]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca