Té VS Café ¿Qué te conviene?

Más que irnos a los antagónicos peor-mejor, se trata de hacer una foto de dos de la bebidas más populares de la época.

Sobre todo el siglo pasado, por la globalización, el café ganó más popularidad y auge que nunca; este y el tabaco. Sin embargo, aunque existen muchos estudios que en realidad enaltecen sus propiedades positivas para la salud, también abundan los que nos avisan que podría no ser tan saludable…

En este contexto, y quizá por la propagación creciente de filosofías orientales expandidas con prácticas como el yoga o la meditación, el té va creciendo mucho también en consumo. Lo cierto es que este tiene efectos en el sistema nervioso mucho más tenues que el café. Pero, en un comparativo, ¿Qué nos conviene?

En este infográfico publicado por lifehacker, la carrera de la salud la gana el té; los datos son interesantes porque el café también tiene muchos beneficios…

+Esta es la traducción de la parte de abajo, el apartado de el café y té en hechos.

Columna izquierda (de izquierda a derecha).

Positivo

Tomar té puede prevenir la diabetes y aminorar su progreso cuando ya se tiene.

Beber 3 o 4 tazas de té al día puede disminuir las posibilidades de un ataque al corazón.

El té contiene fluoruro (el cual protege los dientes)

Los hombres que toman 10 tazas de té verde al día disminuyen las posibilidades de desórdenes en su hígado

El té puede proteger contra enfermedades del corazón y algunos cánceres.

Las personas que beben 4 tazas de té negro al día durante seis semanas probaron producir menos cortisol, la hormona del estrés.

Según algunos estudios, el té verde puede proteger del cáncer del pulmón.

Contrario a la cafeína, el té hidrata, más que deshidratar como se cree de la primera.

Negativo

El té puede contener pesticidas, incluso si ha sido etiquetado como orgánico.

El té contiene tanino, el cual reduce la absorción de hierro en el cuerpo, lo cual podría incentivar la anemia.

El té contiene cafeína la cual ha probado elevar la ansiedad y aumenta la presión en la sangre.

Agregar leche al té puede truncar los beneficios que este tiene contra el cáncer.

Columna Derecha:

Positivo:

Estudios han probado que el café ayuda a prevenir 2 tipos de diabetes.

Tomar café ha demostrado disminuir los peligros en los hombre de sufrir gota después de los 40 años.

Su cafeína incrementa la efectividad de los analgésicos.

El café es un gran protector del hígado, especialmente contra la cirrosis y el cáncer.

Mejora la memoria a corto plazo, y también mejora la velocidad de reacciones; sobre todo el personas adultas.

Negativo:

El café provoca la decoloración de los dientes.

Un estudio danés prueba que beber más de 8 tazas al día aumenta los riesgos de sufrir nacimientos prematuros.

Estudios han probado que el café debilita el flujo de la sangre al corazón.

18ixk6n428mnmjpg-1

 



OMS cataloga como cancerígenos a las bebidas muy calientes

Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer.

En un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud –OMS– se anunció que el excesivo calor de algunas bebidas como el café y el té son causa de cáncer en el esófago. Si bien se procuró enfatizar que las bebidas no son en sí mismas cancerígenas si se sirven en temperaturas normales, la realidad es que esto ha creado un impacto en el mundo tanto científico como civil. 

Hace aproximadamente 25 años, la OMS clasificó al café como un posible cancerígeno; sin embargo, en la investigación actual se ha descubierto que no es el café, sino la temperatura considerablemente elevada la causa principal del cáncer en el esófago. De hecho, para llegar a esa conclusión, 23 científicos de la International Agency for Research on Cancer –IARC– de la OMS, revisaron más de 1 000 estudios sobre la relación entre el cáncer y el café, reportando que “había una evidencia insuficiente sobre la cancerogenicidad de beber café.”

 Por otro lado, se encontró una correlación significativa entre la incidencia de cáncer y la temperatura alta de la bebida –aunque no se llegó a definir con precisión cuánto equivale el “excesivamente caliente”–. Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer. 

cafe, cancerigeno, cancer, bebidas calientes cancerigenas
cafe
Christopher Wild, director de la IARC, ha recalcado que no es la bebida en sí, sino la temperatura la responsable del desarrollo de cáncer.  Por lo que, para preparar una buena taza de café, el agua hervida necesita estar entre los 90.5ºC y 96ºC; y una vez servida en la taza, la bebida –no cancerígena– debería beberse a una temperatura alrededor de los 65º C. Y para no estar con un termómetro calculando la temperatura del café, sólo mete tu dedo meñique para comprobar que no te queme. Sólo de esta manera no sólo se puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, también mejorar la experiencia de un café matutino o vespertino en horas de somnolencia. 

Y es que de hecho, según la data del American Institute for Cancer Research, las nuevas investigaciones sugieren que el café realmente es un protector del desarrollo de algunos cánceres, enfermedades del hígado, entre otras. Sin embargo, como en todo, hay que beber café en medidas que no afecte a la globalidad del cuerpo; en caso que te interese saber cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo, dale click aquí. De hecho, moderar el consumo del café permite prevenir la tensión cardíaca elevada y controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. 

cafe, cancerigeno, bebidas calientes cancerigenas
cafe

 



Utilizarán desechos de café para pavimentar carreteras como medida ecosustentable

Ingenieros en Australia han llegado a la conclusión de reutilizar las más de 3 000 toneladas de desperdicios anuales de café para en pavimento ecológico.

Pese a ser delicioso y saludable, el café es uno de los principales contaminantes del planeta. Se calcula que cada taza de café preparada con las máquinas que usan cápsulas, emiten 82 gramos de CO2 y un residuo de aluminio no reciclable. Esto, sin pensarlo a largo plazo, puede provocar un impacto ecológico que requiere una atención por parte de los consumidores y productores. 

Es verdad, el café está al borde de la extinción, y por ello es importante prestar atención a su uso ecológico para reestablecerlo en el mundo con adictos al café.  Después de su consumo, los restos del café terminan en la tierra, en las tuberías de la cocina y, de ahí, en el océano, sin recibir un uso más ecológico. 

 cemento

Por ello, al ver esta situación, ingenieros en Australia han llegado a la conclusión de reutilizar las más de 3 000 toneladas de desperdicios anuales de café para en pavimento ecológico. El proyecto estuvo a cargo de Arul Arulrajah, líder de un grupo geotécnico del Centre for Sustainable Infrastructure en Swinburne University of Technology. 

Ese equipo descubrió que al unir materiales reciclados como ladrillo en polvo, vidrio y concreto puede ser una fusión que apoye la construcción de pavimientos. Sin embargo, para Arulrajah, al ver que los baristas tiraban granos de café a la basura, decidió darle una oportunidad ecológica al café como material de ingeniería. 

Recolectar residuos de café y hacerlos pasar por un proceso de secado durante cinco días, permitió, descubrir que al estar mezclados con material de manufactura –solución alcalina, escoria, bloques cilíndricos comprimidos–, puede crearse material para pavimentar carreteras y calles.  Conseguir 150 kg de café a la semana puede ser útil para construir 5 km de camino al año. Esto reduciría inclusive la demanda de materia prima y, en consecuencia, de tierras fértiles. 

Si esta medida se expandiera en el mundo, miles de millones de toneladas de desperdicios de café podrían ser reutilizadas para mejorar los caminos de numerosas zonas del mundo. Sin mencionar que se estaría cuidando al medio ambiente y a sus ecosistemas, reutilizando una materia biodegradable como base. 



Cómo sembrar y cosechar tu propio té

¿Tu propio árbol de té? Eso es posible…

Foto: plantsrescue.com

Procedente del sur de China y del sudeste de Asia, la planta del té Camellia sinensis se ha vuelto fundamental incluso en occidente. Una de las grandes favoritas en la medicina china y considerada también un estimulante con un alto poder antioxidante es cada vez más común en el consumo de millones de personas.

Quizá la mejor manera de disfrutarla y obtener sus beneficios sea cultivándola tú mismo, asimismo consiguiendo los beneficios de la jardinería. De la Camellia sinensis es posible hacer té blanco, negro o verde, y también hacer infusiones con sus flores y semillas.

 

Cómo plantar té

En estado salvaje, este árbol perenne de la familia de las teáceas puede alcanzar hasta 9 m de altura en estado silvestre, sin embargo es inclusive probable sembrarlo en una maceta (generalmente es más bien considerado como un arbusto).

De la variedad Camellia sinensis assimica, que es oriunda de la India y de Birmania, el clima para su siembra debe ser cálido, con unas 4 horas de sol al día, las zonas tropicales son más propicias; requiere de suelos fértiles, sueltos, profundos, bien drenados y no tolera inviernos muy fríos.

Se recomienda remojar las semillas en agua tibia 24 horas antes de la siembra; la germinación sucederá entre 1 y 3 meses y deberás transplantarla a la tierra cuando nazcan las primeras hojas, luego plantar en un terreno definitivo cuando alcances unos 30 cm de altura.

 

Cómo cosechar el té para tu consumo

Podrás cosechar las hojas y tallos hasta que el arbusto tenga 5 años. Cosecha las dos hojas que estén hasta arriba de la planta y la hoja del brote de primavera. Los nuevos tallos serán verdes en contraste con los negros del primer año. 

 

Fuentes:

botanical-online.com

mnn

 



¿El café podría estar a punto de extinguirse?

Existen numerosas actividades tanto para reducir los efectos del cambio climático como para prevenir la extinción de los granos de café.

Imagen: http://newsoaxaca.com/

Además de delicioso y aromático,  el café puede ser un delicioso acompañante del desayuno, postre o merienda. Se trata de un antioxidante que puede ayudar en el desempeño mental, principalmente al procesamiento de información, concentración y atención; así como a aumentar el desempeño físico, pues ayuda a que los atletas se ejerciten sin sentir cansancio durante más tiempo y con un mayor rendimiento –sólo es importante reconocer que si la práctica de ejercicio es a altas horas de la mañana, el desayuno también es fundamental–. 

Sin embargo, frente a la crisis ambiental que el planeta está enfrentando, parece ser que la semilla del café está en riesgo de extinción. El principal problema se encuentra en Brasil: mientras que el país proveía regularmente 50 millones de bolsas al año, la sequía constante y severa por la que está pasando la región ha reducido la producción a 5 millones de bolsas al año. 

De acuerdo con el reporte de United States Department of Agriculture, la producción cafetalera se ha mantenido a nivel mundial gracias a los cafetales de Indonesia, Honduras y el mercado de Vietnam: “Las condiciones del desarrollo del café en estos países son perfectas para este momento, por lo que este exceso de producción compensa la escasez de Brasil.”

Desgraciadamente, esta dinámica no es viable a largo plazo; pues probablemente la producción de Indonesia y Honduras se minimice antes de que Brasil se recupere de la sequía. Además que, que cada vez hay más personas bebiendo café que exigen una mejor calidad de café, lo cual compromete a un aumento en los precios del café. 

Andrea Illy, tostadora de café italiana, sentencia que “tarde o temprano, en los próximos meses o años, deberemos tomar una decisión sobre qué vamos a hacer. Hoy por hoy, no sabemos qué pasará con el café.” 

Existen numerosas actividades tanto para reducir los efectos del cambio climático como para prevenir la extinción de los granos de café. A continuación te compartimos unos artículos que podrán interesarte con el tema; como por ejemplo, beber alternativas saludables y deliciosas del café, o algunos consejos para cuidar al medio ambiente desde el hogar. 

Yerba Mate, “la bebida de los dioses” que podría reemplazar al café

Café de diente de león, una alternativa deliciosa y saludable

7 hacks para combatir el cambio climático desde tu vida cotidiana

5 consejos para que tu jardín ayude a combatir al cambio climático (aún más)



Cafetales mexicanos, abandonados durante 20 años por cambio climático

En México, principal exportador cafetalero, ha sufrido un grave impacto socioeconómico de dimensiones aún sin calcular.

La roya, un viejo enemigo de la producción cafetera en Centroamérica, continúa propagándose por los cafetales de Guatemala, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y el sur de México. Se trata de una enfermedad producida por un hongo que ataca principalmente a las hojas del café, provocando que el fruto caiga antes de su maduración y afectando, en consecuencia, a su producción.

De acuerdo con el Presidente de la Asociación Nacional del Café de Guatemala (Anacafé), el hongo apareció por primera vez en Guatemala en 1982, debido al cambio climático que favoreció a la difusión de la plaga: “En los últimos tres años las condiciones climáticas han favorecido la propagación del hongo, debido a una combinación de altas temperaturas y lluvias: Humedad más calor, fatal combinación”.

En México, principal exportador cafetalero, ha sufrido un grave impacto socioeconómico de dimensiones aún sin calcular: la falta de atención al cultivo y los efectos del cambio climático vulnerabilizaron a la cosecha, generando un costo que la mayoría de los cafetaleros no pueden pagar con los precios determinados por el libre mercado. En otras palabras, para cubrir los costos de producción del café en Guerrero, se necesita vender el quintal en 265 dólares –cuando el precio actual en el mercado mundial es de 130–.

articulo9

El mercado mexicano del café está en desventaja: los productores no cuentan con el apoyo del Estado para impulsar su desarrollo, y sólo el 18 por ciento de las plantaciones están en condiciones óptimas de producción, el 9 por ciento son plantas nuevas, y el 73 por ciento ya están viejas. En palabras de Armando García Olid, consultor externo del Consejo Estatal del Café –Cecafé–, “el resultado de ese abandono, de la falta de cultivo, porque ante los bajos precios de venta, los productores dejan de limpiar sus huertas, la fertilización y el combate a las plagas es parcial, y la renovación de los cafetos no se hace; en consecuencia hay una baja sostenida en la productividad de las hectáreas sembradas con café en Guerrero.”

De manera que a falta de medidas preventivas, contados organismos cafetaleros esperan actuar lo antes posible para reducir los efectos del daño. Si bien se espera que los gobiernos financien los agroquímicos preventivos y curativos que los productores necesitan, el cuidado tanto de los productores y los ciudadanos son indispensables también. Basta, en lo más mínimo, comprar productos locales que apoyen económicamente a los cafetales mexicanos.

[SurAcapulco]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca