Este superman, desde un drone, nos muestra los parques de Londres (VIDEO)

Con la tecnología a la mano para más personas, los experimentos audiovisuales tienen apenas un inicio.

Una de los exquisitas ventajas de los drones, es que permite a las personas comunes hacer experimentos, como nunca, desde el aire. Sí, es quizá la primera vez que el cielo está más democratizado, y no solo pertenece a las compañías aeronáuticas o al departamento naval de los países; con cámaras, muchos pueden mostrarnos desde los cielos desde imágenes hasta descubrimientos causales.

En un corto y simpático video, un superman adecuado a un drone nos muestra una vista generosa del Parque Victoria de Londres, recordándonos las bondades de los espacios verdes al interior de las ciudades. No es solo la alegoría a la materilización del superhéroe lo que llama la atención; lo es también la sensación que genera recorrer una ciudad desde lo alto de un ecosistema verde y frondoso.

El video fue hecho por Barry Craig, un apasionado de los drones y la fotografía. Su objetivo con esta pieza es que inspirar a miles de nuevos fotógrafos y cineastas a hacer sus propias interpretaciones desde las posibilidades que hoy nos da la tecnología; su material fue subido a reedit y, desde su curiosa simpleza, adoptado por miles. 

 

 



¿Parques subterráneos? Nueva York estrena su primero, conoce Lowline

Fotones orgánicos permitirán que la luz del sol brinde un espectro y una intensidad propia que sustente el oasis subterráneo.

En los últimos años se ha comenzado a recuperar espacios públicos abandonados de numerosas ciudades. Desde áreas debajo de puentes hasta antiguas estaciones de metro. Esto ha permitido que el diseño urbano sea no sólo estéticamentemente más agradable, también más eficiente y sustentable en su totalidad.

Un ejemplo de este caso es el nuevo parque subterráneo que tiene lugar en la ciudad de Nueva York (EE.UU.), el cual reemplazará una estación del metro abandonada por un área verde funcionando con energía solar.

 

 

Este proyecto, conocido como Lowline project, tenía el objetivo de usar filamentos de fibra óptica para conectar los canales de luz de los conectores de la calle a las galerías de abajo. Sin embargo, tras una larga investigación asociada con Sun Portal, firma de Corea del Sur, se reemplazó la electricidad con fotones 100 por ciento orgánicos que proyectan un respaldo de 100 lux en un misterioso amarillo-verdoso. Esto permitirá que la luz del sol brinde un espectro y una intensidad propia que sustente el oasis subterráneo.

Si bien se trata de un proyecto que inicia en otro país, la realidad es que podría usarse esta tecnología para recuperar otros espacios públicos. De esta manera no sólo se reduciría la huella ecológica de este espacio inutilizado y abandonado, también podría fungir como un “micro pulmón” que brinde balance a nuestro planeta. 



Los niños que estudian cerca de áreas verdes tienen un mejor desempeño: un estudio

El análisis fue hecho a al menos 2 mil estudiantes de 36 escuelas de Barcelona.

La concentración y la memoria de trabajo son fundamentales en el proceso de aprendizaje. Platón decía que conocer es recordar  y en este sentido las dos premisas anteriores resultan esenciales.

Un nuevo estudio publicado por la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias revela que los niños que estudian en escuelas con más espacios verdes tienen un mayor desempeño en la concentración y la memoria.

Es estudio siguió el proceso cognitivo durante un año en al menos 2 mil estudiantes de 36 escuelas públicas en Barcelona, de los grados de segundo a cuarto.

Los motivos por los que las áreas verdes pueden mejorar el desempeño mental de los niños es, entre otras razones, y como conclusión de estos investigadores, porque los protege de la contaminación circundante de los automóviles, por ejemplo; también por la disminución del ruido y por incentivar la actividad física.

Los responsables de las políticas deberían saber que “tener más áreas verdes alrededor de la escuela es mejor para el desarrollo cognitivo, y deberían asegurarse de que los niños puedan ver y jugar en áreas verdes”, dijo en un correo electrónico uno de los autores del estudio, Mark Nieuwenhuijsen, del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental en Barcelona.

Cabe anotar que anteriormente otros estudios ya habían comprobado que la naturaleza ayuda a las personas en general  a tener más felicidad y mejorar las tareas mentales.



Libérate del estrés con estas prácticas de la simplicidad voluntaria

El downshifting plantea la posibilidad de saber vivir, al darle valor a cada aspecto de nuestra vida

Simplicidad en el vivir, en el consumo, en nuestras relaciones, y en todas las esferas de nuestra vida diaria; el movimiento de la simplicidad voluntaria aboga por eliminar todo lo superfluo e innecesario en nuestras vidas, para liberar tiempo y recursos, para vivir un vida más consciente, libre y plena.

Duane Elgin

El downshifting, movimiento surgido a finales de la década de los ochenta, consiste en reducir tiempo de las labores a fin de disfrutar más de nuestro alrededor. El objetivo es aprender a ser dueños de nuestro propio tiempo, de modo que gocemos de una salud y vínculos afectivos que enriquezcan nuestras experiencias.

En su libro Voluntary Simplicity, Duane Elgin explica que este movimiento tiene un origen estoico, como Epicteto. El downshifting plantea la posibilidad de saber vivir, al darle valor a cada aspecto de nuestra vida:

El valor que damos al dinero, al estatus y a la competencia envenena nuestras relaciones personales. La vida feliz será imposible mientras no simplifiquemos nuestros hábitos y no moderemos nuestros deseos.

De modo que, al saber lo que es suficiente, uno disfruta de la simplicidad de la vida diaria. Inclusive, según la filosofía budista, basta el sendero del medio (sin pobreza ni riqueza). Así que el enfoque del downshifting es aprender a tener todo, incluyendo de nuestra bonanza interna. Esta conexión con la Totalidad del mundo abre la puerta a la felicidad del aquí y del ahora.

En caso de querer implementar poco a poco este movimiento a tu vida, estas son algunas de las actividades para iniciar:

Cancelar todas las tarjetas de crédito menos una, reservándola para las emergencias.

Tener una sola cuenta bancaria y pagar siempre en efectivo.

Llevar al día una libreta de gastos.

Hacer por uno mismo las reparaciones del hogar.

Renunciar al coche o comprar uno de segunda mano.

Usar el transporte público o compartir el vehículo con los compañeros de trabajo.

Vivir lo más cerca del trabajo, de forma que se pueda comer en casa e ir y venir andando.

Organizar el trabajo para hacer 30 horas o 4 días por semana.

Dejar de fumar.

Perder peso.

Reducir el estrés todo lo que se pueda.

No llevar reloj si uno no lo necesita.

Hacerse socio de la biblioteca para no tener que comprar, en lo posible, libros ni revistas.

Salir de compras sólo cuando sea necesario, y comparar los precios con otras tiendas.

Comprar ropa y muebles de segunda mano.

En general, renunciar a gastos superfluos.

Veranear en un camping mientras se alquila la casa propia.



¿Sabías que las áreas verdes tienen la capacidad de generar felicidad?

De acuerdo con los estudios de la Universidad de Wisconsin-Madison, las áreas verdes son una solución simple y natural para reducir el estrés, ansiedad y depresión.

Paul Bourguet, escritor y crítico francés, solía decir que “Los bosques han enseñado libertad al hombre”. No obstante, parece ser que estos seres vivos no sólo nos enseñan voluntad y autonomía, sino también felicidad.

De acuerdo con los estudios de la Universidad de Wisconsin-Madison, las áreas verdes son una solución simple y natural para reducir el estrés, ansiedad y depresión. A lo largo de los 10 000 participantes y 18 años de la investigación, se encontró que existe un mejoramiento en la sensación de bienestar y disminución de estrés, cuando hay una constante exposición a las plantas.

El impacto de las áreas verdes se examinó a través del parámetro evaluativo del bienestar y satisfacción de la vida, la escala de Cuestionario de Salud General (GHQ, por sus siglas en inglés). Con el fin de obtener una perspectiva analítica de los efectos de las plantas, se deslindaron los tipos de personalidad de los participantes.

Por el otro lado, el estudio también sugiere que, al estar más expuesto a diversas áreas verdes, aumenta la posibilidad de sentirse exitoso en diferentes aspectos de la vida. En consecuencia, a través de la investigación, se pretende demostrar el beneficio significativo que implica proteger y promover los espacios urbanos con plantas:

Nuestro trabajo indica que “enverdizar” podría ser considerado como una inversión barata y con altos beneficios, lo cual puede generar una influencia positiva en la salud mental de la población. […] Lo más interesante es que los síntomas negativos que disminuyeron ante la exposición de áreas verdes son aquellos determinantes que afectaban la salud mental, como el estado del seguro o el del sueldo.

En consecuencia, la capacidad de crear áreas verdes urbanas no sólo recae en las autoridades locales, sino también en el esfuerzo de cada habitante que también planta y cuida los árboles de su alrededor. Ya que, además de generar un impacto positivo en el medio ambiente, también es una actividad que nos hace sentir mejor.



Vivir cerca de áreas verdes mejora la salud mental

Vivir cerca de áreas verdes puede mejorar la salud mental.

Un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Exeter utilizó información de una fuente de datos que miden la satisfacción y tranquilidad mental y asoció esos datos a 32, 482 áreas verdes. Encontraron que quienes vivían más cerca dichas áreas mostraron mucho más satisfacción y tranquilidad.

El estudio se apoyó en investigaciones previas que también habían asociado la salud mental a la proximidad con áreas verdes pero que tenían problemas de selección, ya que los investigadores no podían decir si eran los espacios verdes que hacían a la gente más feliz o si la gente feliz se mudaba a dichos espacios. Sin embargo el  trabajo  de la Universidad de Exeter sigue a la misma gente durante un periodo de 18 años.

El autor del último estudio, Mat White, dice que, estadísticamente, a nivel individual el impacto no es tan grande pero es significativo en términos comparativos. Por ejemplo, de acuerdo con la investigación, vivir cerca de un espacio verde tiene un tercio del impacto mental positivo que ocurre al casarse y un décimo del impacto de obtener un trabajo después de estar desempleo.

Mejor aún, el efecto de bienestar que causa un espacio verde se puede extender a muchísimas personas, a diferencia de casarse, que sólo atañe a dos. Estas pequeñas diferencias se vuelven importantes cuando es posible impactar a toda una población.

Por ello, Mat White sugiere que los planificadores de las ciudades, entre muchas otras cosas,  deberían tomar en cuenta esto antes de construir sobre áreas verdes públicas o cortar los presupuestos de las ya existentes.

[Co. Exist]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca