10 sorprendentes lugares naturales que aún son vírgenes

Su paisaje prístino es una realidad, incluso su sonido y su dinámica de vida animal y vegetal.

Somos más de 7 mil millones de personas y la cifra va en aumento… Jamás tantas personas en el mundo habían tenido las posibilidades de movilidad que hoy existen, y aunque la mayoría vivimos prácticamente hacinados en las ciudades, uno pensaría que al menos los intereses de las corporaciones han llegado a todos los parajes terrestres.

Pero no es así, existen aún magníficos rincones de naturaleza que no han sido intervenidos por el hombre de ninguna manera; ni si quiera con una casa. Sitios exuberantes de vegetación y vida, algunos de ellos, francamente un secreto sobre su ubicación exacta para que ni los viajeros los vuelvan, posteriormente, turísticos.

Te presentamos una fina selección de genial.guru que se sale de lo convencional sobre este tipo de notas.

Lago del Bosque:

156505-R3L8T8D-1000-World-in-photo--The-Boreal-Forest-canada-1970480

 Foto:earth-chronicles

Se encuentra en Rusia, cerca de los montes Urales.

Tepuy, Venezuela:

155005-R3L8T8D-1000-0_9e42d_810e0609_XXL155055-R3L8T8D-1000-1Foto: kn3 / blazepress / samsebemagellan

El lugar significa la “Gran Morada de los Dioses”, en la sabana venezolana.

Cataratas Honokohau,Maui:

155205-R3L8T8D-1000-22b7542d7dedf6f4624af3c2959cfa961155155-R3L8T8D-1000-2Fotos: media / mirkrasiv / eco

Bosque lluvioso amazónico:

155505-R3L8T8D-1000-6014304-8968346155305-R3L8T8D-1000-3Fotos:lejournalinternational / schraubwerk / brasileiro

Toca hasta 9 países: Brasil, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Guyana, Surinam, y Guyana Francesa.

Gangkhar Puensum:

154955-R3L8T8D-1000-0_144f0e_8e9bb029_orig155355-R3L8T8D-1000-4-1Fotos:imgur / amazonaws / lh4

Entre Bután y China. Esta montaña de una altura de 7570 metros es la más alta del mundo que no ha sido conquistada por el hombre.

Tsingy de Bemaraha, Bosque de rocas, Madagascar:

155105-R3L8T8D-1000-1307205230_mir0-1155405-R3L8T8D-1000-5Fotos: eclipses / travelel / mandalay

Rocas y cañones formadas incluso bajo tierra; algunas torres y cañones tiene una profundidad de hasta 120 metros.

El Archipiélago de Kerguelen:

155855-R3L8T8D-1000-Kerguelen_RallierDuBatty155455-R3L8T8D-1000-6Fotos: wikimedia / tomclarkblog

Conocida también como la Isla Solitaria, se encuentra en el océano Indico.

Islas Rock, Palau:

155905-R3L8T8D-1000-Limestone_Island_Palau155555-R3L8T8D-1000-7Fotos: gifsanimes / goodwp / medias

Alguna vez estuvieron habitadas por indígenas, pero llevan muchos años deshabitadas.

Dallol, Etiopía:

155805-R3L8T8D-1000-dallol_1155655-R3L8T8D-1000-8Fotos: flickr / wikimedia / turcanin

Atolón, Palmyra:

156455-R3L8T8D-1000-StrawnIsland155705-R3L8T8D-1000-9-1Fotos:wikimedia / werc / coastalcare

Ubicada en la zona ecuatorial del Pacífico, al sur de Hawai.



Lugares naturales no tan conocidos que debes visitar algún día

Su belleza los resalta de entre la naturaleza pero aún guardan cierta discreción en el mundo viajero.

Para fortuna nuestra, y con ello una gran responsabilidad de por medio, aún existen sitios naturales magnánimos vírgenes en la Tierra. Nuestra concentración en las ciudades, quizá, de alguna manera ha dejado lejanos otros espacios resguardados, aunque no exentos del todo por el cambio climático, de nuestra influencia… Aún así, continúan hermosos en el equilibrio que aún guardan.

Antes habíamos presentado una selección de espacios vírgenes y sorprendentes. Hoy te presentamos algunos otros, que aunque no del todo vírgenes, son excepcionales, y con el debido cuidado a su entorno, sería inspirador en tu vida visitarlos alguna vez. 

 

Sorenberg suiza

Se trata de un pequeño y hermoso pueblo, pero incrustado en la biosfera Entlebuch de la Unesco. Es un sitio muy especial, aquí hay pantanos que contrastan con el relieve caprichoso, colmado de montañas y picos nevados.

Sörenberg-Switzerland-1

 

 

Islas Ponza, Italia

Es un pequeño archipiélago muy cercano al pueblo lindo de Ponza, Italia. Tienen unas bahías rocosas bellísimas, de aguas azules turquesas en contraste con las rocas blancas y pastizales. Aquí Benito Mussolini solía pasar temporadas.

Ponza-Italy

 

El Faro de Santa María, Northumberland, Gran Bretaña

Una exquisita y poética isla de piedra donde está erigido, imponente, fantasmagórico y elegante, el famoso faro de Santa María. Las rocas, el agua y el musgo que le rodean forman como escalinatas que vuelven mágico al lugar.

340c4ca9f0eaa9fc33b7a48435fd1c8f

 

Las Montañas Amarillas, Huangshan, China

Sus picos rocosos irregulares como monjes erigidos en un bosque de piedra, arrozales circundantes, neblina, llanuras y vías de agua, te remitirán a la palabra misticismo en su cabalidad.

The-Yellow-Mountains-–-Huangshan 

Playa Cielo Blanco, Australia

Aguas turquesas, arena blanca, una exuberante vegetación e islas como perdidas esparcidas por el lugar lo hace, además de por su gama cromática especial, un lugar paradisiaco y virgen.

Whitehaven-Beach-Australia-1

 

San Pedro y San José,  Réunion, Francia

Las playas de esta isla tienen unos alucinantes tonos de azules diversos y agrupados. Es una isla volcánica, y su volcán está en constante monitoreo porque está activo, lo que aún la vuelve más exótica aunque no peligrosa.

reunion

 

Curva Horseshoe, Arizona, E.U.

Una de las curvas descritas por el curso de un río más famosas de todo el mundo. Enmarcado por la magnificencia y colores naranjo-amarillos del Gran Cañón: el resultado es alucinante y extraterrestre.

Horseshoe-Bend-Arizona-USA

[youramazingplaces]



Conoce La Push, un espectacular paraíso de niebla (FOTOS)

Existen algunos sitios neblinosos por excelencia: la Push, el hogar de la tribu Quileute, es uno de los más sorprendentes en el mundo.

Estrecho rincón donde se combinan lo boreal y lo pacífico, La Push, en el estado de Washington, es el nebuloso hogar de la tribu Quileute.

Al noroeste del estado de Washington, en un rincón donde se combinan las latitudes boreales y las aguas del océano Pacífico, se encuentra La Push, un relicario natural que es también el hogar de la tribu nativa de los Quileute.

Se dice que el nombre de este lugar es una variación de la palabra francesa bouche, “boca”, la cual alude a la desembocadura del río Quileute, donde la comunidad homónima encontró su hogar desde mediados del siglo XIX.

Actualmente la población de los Quileute ronda los 2 mil miembros, quienes relativamente preservan ciertas prácticas rituales y comunitarias que mantienen definida la identidad del grupo. Así, por ejemplo, no es raro que se vea a gente de los Quileute recorriendo las inmediaciones boscosas del río, cazando como los lobos de los que se creen descendientes.

Y sin duda el misticismo de esta tribu encuentra correspondencia con los admirables entornos naturales que sirven de escenario a su vida cotidiana: emergiendo entre la luz y la piedra, disimulando su esencia en la exuberancia de su vegetación, fluyendo de la niebla al agua en un torrente incesante de armonía y color.

 

 

 



Palau, isla del Pacífico, prohíbe la pesca para convertirse en una zona de santuario marino

Palau, antiguo frente entre las tropas imperiales de Japón y la marina de EE.UU, va ahora a la vanguardia en la renovación del contacto con la naturaleza.

¿Dónde se encuentra Palau?

Se trata de un conjunto de islas al oeste Océano Pacífico, en un área de 459 km2, y una población total de 20 000 personas  Tiene como fronteras marítimas a Indonesia, Filipinas y los Estados Federales de Micronesia. Su capital es Ngerulmud, en el estado Melekeok.

¿Qué intenta hacer al prohibir la pesca?

Hace un par de días, su presidente, Tommy Remengesau Jr., declaró que la pesca quedaba completamente descartada de su potencial económico. Eso significa que 321.87 km2 área marítima estará dedicada al 100% a ser un santuario marino. ¡Se trata de un espacio similar al tamaño de Francia!

En su declaración, menciona que se tomó esta decisión porque:

No teníamos otra opción: el océano es nuestro modo de vivir. Es nuestra vida, nuestra cultura, nuestra economía. Yo siempre digo que la economía es nuestro ambiente, y nuestro ambiente es nuestra economía. De seguro se preguntarán por qué, por qué estamos haciendo esto. Tiene un verdadero sentido para nuestra sustentabilidad, para nuestras personas, para nuestras islas como nación, y para nuestra comunidad. Puedo decir que en mi generación, he visto cómo varios cardúmenes van disminuyendo, he visto cómo el tamaño físico de los peces se ha reducido. Esto va más allá de la pérdida económica de empresas o de otros países: estamos hablando de la vida, de lo que diezmará si no tomamos una acción responsable.

Por consiguiente, Palau pretende promocionar ecoturismo (por ejemplo, el buceo y el snorkel), como un potencial económico alternativo a la pesca. Y para conseguirlo, Tommy Remengesau Jr., considera la posibilidad de utilizar vigilancia aérea para el control de la pesca.



Conoce el “Sahara Brasileño” en Lençóis Maranhenses, las dunas en la selva (FOTOS)

No hay vida vegetal en este desierto acuático, que sin embargo es el hogar de una enorme variedad de peces

La primera impresión de Lençóis Maranhenses puede ser la de estar en un sueño: ¿de qué otro modo podríamos estar frente a una red de oasis en medio del desierto? Pero más importante, ¿cómo es que puede haber un desierto en Brasil, uno de los lugares de mayor humedad en el mundo? El nombre “Lençóis Maranhenses” significa sábanas de cama, y desde que los indios caeté vivían en sus inmediaciones hace cientos de años, la tierra en este lugar sólo puede dar pesca de temporada.

Lençóis Maranhenses se sitúa justo en las inmediaciones del Amazonas y las enormes pilas de agua se forman debido a la larga temporada de lluvias, entre julio y septiembre. No hay vida vegetal en este desierto acuático, que sin embargo es el hogar de una enorme variedad de peces; se cree que sus huevecillos fueron traídos a este lugar en las patas de las aves migratorias.

El área de Lençóis Maranhenses, de unas 600 millas cuadradas, es conocida también como “el Sahara Brasileño”, por el peculiar contraste del agua clara con las dunas secas, y es una de las menos visitadas en el noreste de Brasil, una verdadera belleza escondida.

 

[Kuriositas]



Simulacro e ideología en el “turismo sustentable”

¿Hasta dónde la promesa del turismo obedece imperativos de clase, aún en sus versiones más “ecológicas”?

ecuador

El ecoturismo o turismo sustentable no es solamente una nueva moda entre los aventureros del “Primer Mundo” que buscan una experiencia de otredad extrema en algún país en desarrollo: se trata también de un avatar más del capitalismo globalizado para conquistar parcelas poco accesibles. Literal y metafóricamente.

Nola Solomon es un viajero que, al graduarse de la Universidad, decidió hacer un pequeño viaje a Ecuador. Sin embargo su interés no era propiamente turístico: Nola había viajado previamente a Kenya y Tailandia para hacer trabajo humanitario, y cuando supo que esta opción estaba disponible también en Sudamérica a través de una página web, no lo pensó dos veces.

Una pequeña agencia de viajes promete (por una módica cuota de $90 USD a la semana) un cuarto propio en casa de alguna familia dentro de la zona rural de San José de Las Tolas, a un par de horas de Quito, la capital de Ecuador. Por esta cuota el viajero recibe tres alimentos, acceso a un baño funcional y la posibilidad de prestar sus servicios de manera atruista en alguna de las 40 granjas sustentables del pueblo, cada una administrada por una economía gremial y familiar.

Al pie de los Andes, la visita turística hará que te levantes cada día de tu estancia a una experiencia de otredad radical, viviendo como un campesino andino: antes del amanecer estarás ordeñando vacas hasta que tus dedos duelan; luego pasarás unas horas nadando en alguna fresca laguna mientras comes empanadas con queso fresco hecho en el lugar. Por la tarde y hasta la caída del sol prestarás tu mano de obra para plantar o recolectar (según la estación) alguno de los cultivos propios del lugar, sobre todo árboles frutales.

Sin embargo, el impacto económico de la mano de obra “turística”, por así llamarla, no es lo que mantiene este nuevo tipo de turismo: de los $90 dólares que se pagan a la agencia de viajes apenas $5 van a parar a los bolsillos de la familia que te hospeda. A pesar de que pueda parecer desequilibrado, esa pequeña cuota hace más por la economía local que todo el supuesto trabajo que los viajeros realicen durante su estancia.

La construcción ideológica del “Tercer Mundo” es también una coartada fantasmática de disfrazar la diferencia: una nueva faceta del turismo que le permite a los viajeros experimentar no la experiencia de otro clima, otras costumbres y otras vistas, sino la (supuestamente) más radical experiencia de otra clase social.

Las agencias turísticas funcionan con un modelo mercadológico que en términos económicos es de poco impacto para las comunidades que reciben el “trabajo” de los visitantes extranjeros; sin embargo, las cuotas que estos pagan (impulsadas y protegidas seguramente por iniciativas gubernamentales de apoyo al turismo) permiten hacer pequeñas diferencias en la vida de tales pueblos. Según Nola, pronto pueblos como Las Tolas, enclavados en los lindes de la civilización occidental, estarán conectados también a Internet, poniéndolos en el mapa de los viajeros y turistas.

Ya sea que veamos la desaparición de estos lugares con nostalgia de tiempos que acaso nunca conoceremos, o como una muestra más del aparentemente imparable paso del capitalismo, lo cierto es que la experiencia del viaje está casi completamente en el viajero y en la conciencia con que este asuma su experiencia. Incluso en la medida, podríamos decir, en que la experiencia del viaje se convierta en mero simulacro e idealización.

[AlterNet]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca