Delfines y ballenas captadas durante años por el fotógrafo Christopher Swann (FOTOS)

Es probablemente una de las personas en la Tierra que más conoce y entiende a estas especies.

El fotógrafo británico Christopher Swann lleva al menos 40 años disfrutando de la navegación marina, desde sus 17. Luego mezcló su gusto por la fotografía con la navegación y por 1/4 de siglo ha fotografiado ballenas y delfines por los confines más recónditos de los 7 mares.

Recientemente Swann dio una entrevista para el sitio mymodernmet y compartió una increíble selección de sus imágenes; una labor compleja luego de recorrer los cientos de fotos de ballenas en el mar con las que cuenta su acervo.

Sus fotografías podrían calificarse de una elegancia total. La simpleza de los elementos; la sofisticación de las formas de los delfines y ballenas, y su gracia natural, hacen que podamos casi palpar el  lúdico y sofisticado mundo de los cetáceos y los delfines.



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



El cruel espectáculo marino que todos aplauden

El tener a estas asombrosas criaturas en cautiverio como parte de un show, no tiene ningún fin educativo o de conservación.

Las ballenas y delfines son criaturas muy inteligentes, los cuales quieren y necesitan vivir en grupos sociales; nadando hasta 100 millas por día, cazando y jugando. Al estar exhibidas en parques de diversiones o acuarios y tener poco espacio de movilidad, están limitados a comportarse y hacer las cosas comunes que hacían en su hábitat natural. Además, son entrenados para realizar trucos y así ser alimentados; cuando no los hacen se castigan en tanques más pequeños que sus piscinas tradicionales para los shows.

El tener a estas asombrosas criaturas en cautiverio como parte de un show, no tiene ningún fin educativo o de conservación; el estrés emocional y físico que sufren pueden debilitar su sistema inmunológico y hacerlos propensos a enfermarse más seguido. A pesar que al tenerlos cautivos se encuentran libres de peligro con la contaminación y pesca, su tasa de mortalidad ha demostrado que mueren más estando en cautiverio que por otras circunstancias.

delfines-cautiverio

Hay muchas oportunidades fantásticas para ver ballenas y delfines en su hábitat natural, desde paseos en lancha o en muelles especiales para poder apreciarlos desde tierra. Aunque actualmente hay 56 orcas en parques alrededor del mundo, ya muchos parques se están acostumbrando a esta nueva mentalidad y están optando por eliminar los espectáculos y regresarlos a su hábitat natural.

¿Qué puedes hacer por ellos? No asistas a lugares donde ofrezcan shows con estos animales, ya que el dinero que juntan de los visitantes y turistas sirve para mantener este tipo de negocios y tengan un presupuesto mayor para obtener nuevos ejemplares.

Tal vez el hecho de que sólo tú lo hagas puede parecer que no tendrá mucho impacto, pero si poco a poco muchas personas se juntan a esta causa, el peso va a ser mayor y estos lugares tendrán que optar por dejar de hacer esto.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



25 años tardó en documentar la belleza de las ballenas y delfines (FOTOS)

Para Swann, los cetáceos epitomizan la perfección y belleza del mar: “Al ver a los animales tan grandes y humildes moverse en su propio medio ambiente es exquisito”.

Durante 25 años, las actividades majestuosas de ballenas y delfines han impactado al fotógrafo británico Christopher Swann; principalmente los vínculos afectivos de estos cetáceos que pueden llegar a inspirar la vida emocional de los humanos, como en el emparejamiento y el maternaje. 

Para Swann, los cetáceos epitomizan la perfección y belleza del mar: “Al ver a los animales tan grandes y humildes moverse en su propio medio ambiente es exquisito”. Sus fotografías revelan que no importa el tamaño, sino el empoderamiento y la paz en el que viven estas increíbles criaturas de la naturaleza: 

He visto a las ballenas en los últimos 25 años. Es lo que hago casi cada día. Originalmente, pasaba las vacaciones viendo a las ballenas, primero en Hebrides –mi bote, el Marguerite Explorer; la compañía se llamaba Western Isles Sailing and Exploration Co. Ltd.– en la costa oeste de Escocia y luego en las Islas Canarias –dos diferentes ubicaciones: uno frío y gris, el otro en aguas lúcidas, luminosas y azules –que me elevó el deseo de nadar con los cetáceos. He pasado gran parte de mi tiempo conociendo muchas especies y sus reacciones, cómo posicionarse incluso en el lugar correcto.

 

 

 

 



Una historia en cada foto: ¿cuál encuentras tú? (FOTOS)

EL trabajo de Brian Skerry es quizá el ejemplo más arrebatador de la fotografía de conservación marina que hayas visto hasta ahora.

Los humanos tenemos la facultad (o la desgracia) de sólo entender a la naturaleza si la leemos como una narrativa. Es por eso que las películas de Disney o Pixar, por ejemplo, funcionan tan bien. Nos acercan a los animales (El Rey León, Las hormigas, Nemo) de manera íntima porque vemos su historia, que se parece tanto a la nuestra. Cuando le damos narrativa a algo por lo demás extraño, “humanizamos” ese algo y lo comprendemos mejor. Así, al igual que Disney, uno puede generar empatía por animales contando una historia. Y eso lo que Brian Skerry hizo.

Brian Skerry es uno de los fotógrafos del océano más importantes del mundo, y colabora frecuentemente con National Geographic. Las fotos de sus criaturas marinas se han vueto populares al punto de ser icónicas, y eso es por una razón muy específica: Skerry tiene el talento de contar historias enteras en una sola imagen. Y queremos escuchar estas historias.

El fotógrafo también usa su poderosa herramienta visual para tratar de hacer una diferencia. “Los humanos somos criaturas visuales y respondemos emocionalmente a las imágenes”, apuntó en entrevista. “Necesitamos imágenes hermosas para entender nuestro mundo y recordar por qué debe ser protegido”. Disfruta la galería y trata de pregúntare qué historia tiene cada fotografía:

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca