Conoce (y evita) estos químicos tóxicos contenidos en los productos para el cuerpo

Tu piel absorbe el 60% de los productos que le aplicas a tu; ubicar los químicos que debes evitar es básico.

Foto: http://mundoejecutivoexpress.mx/

Con la diseminación de la información de esta era; así como a veces es fácil perdernos, también es afortunado encontrar datos que pueden sernos útiles enormemente. Hace unos días publicamos un artículo sobre la gran cantidad de químicos que circulan en el mercado, sobre todo en los artículos de belleza y limpieza para el cuerpo, de lo cuales solo están estudiados a profundidad el 1%.

Se trata de una cifra alarmante, pues solemos creer que existen reglas seguras de mercado (o al menos algo aproximado a ello). Darnos cuenta que no es así siempre es shockeante, especialmente por la enorme presencia del químico formaldehído.

Un práctico infográfico hecho por el sitio Natural Healthy Concepts nos presenta de una manera sintética cuáles son los químicos que debemos evitar en los productos que aplicamos a la cuerpo. Recuerda que el 60% de las sustancias que te aplicas a la piel son absorbidas, así que, sin alarmismos, es una buena idea que vayamos conociendo qué es lo que aplicamos a diario.

Traducción de izquierda a derecha:

 

Peróxido de Benzoilo: usado usualmente en productos para el acné, podría ser un cancerígeno, pues ha probado dañar las células mamarias. También es tóxico en inhalación y un irritante de la piel, ojos y sistema respiratorio.

DEA (Dietanolamina), MEA (Monoetanolamina) (TEA) Trietanolamina: se absorbe muy rapidamente por la piel y ha probado acumularse en el cerebro y otros órganos. Es un generador de espuma que irrita la piel y los ojos y ha sido relacionado con la dermatitis.

Dioxina: Suele no aparecer en la lista de ingredientes y estar contenida en antibacteriales. Se le ha relacionado al cáncer, afectación del sistema inmunológico, desórdenes del sistema nervioso e incluso deformaciones congénitas.

DMDM Hidantoína, Imidazolidinyl Urea: son dos preservativos que tienen formaldehído; asociado este último a alergias, dolor, cáncer, depresión, dolores de cabeza, fatiga, insomnio, etc.

Colores y pigmentos FD&C: estos colores artificiales tienen metales que causan irritación. En estudios en animales han sido asociados al cáncer.

Parabenos (metilo, butilo, etilo, propilo, etc.): usados como preservativos, en desodorantes y otros productos de cuidado personal han sido encontrados en tumores de seno. Se cree que puede contribuir a la infertilidad en hombres.

PEG (Polietileno glicol): han sido encontrados niveles peligrosos de dioxina en esta sustancia.

Ftalatos: asociados a defectos de nacimiento, decrecimiento de espermas y crecimiento temprano de senos en niños niñas.

Propileno Glicol (PG) y Butileno Glicol:son derivados del petróleo contenidos en ropa; puede causar anormalidades al contacto con la piel al riñón, hígado, cerebro, etc.

Lauril Sulfato de Sodio: está contenido en el 90% de los productos que hacen espuma. Asociado al daño de ojos, depresión, diarrea, irritación de piel o dificultades respiratorias.

Químicos de filtros solares: como la avobenzona, benzofenona, están  relacionados al daño de ADN o al cáncer.

Triclosan: relacionado al cáncer.

 

toxic-skin-infographic-ingredients-12-avoid_0



¿Sabes lo que te aplicas? 85 mil químicos circulan en el mercado (solo 1% evaluados)

Aunque la esperanza de vida nunca había sido tan alta, este generación es la más expuesta que nunca a los químicos y sería bueno depurarlos.

Cuando te despiertas en la mañana (si haces un recuento) te sorprenderás de la cantidad de productos que usas para comenzar tu día: champo, jabón, pasta de dientes, jabón para los trastes., etc. Al rededor del 96% de esos productos, a menos que sean naturistas (y aún así en unos casos) contienen importantes cantidades de químicos.

Uno pensaría que existe un filtro muy bien aplicado desde el gobierno para que los productos que lleguen a nuestros hogares sean sanos; sin embargo, la realidad es que las leyes en esta materia en Estados Unidos (muchos de las marcas presentes en otros países son de allá) llevan décadas sin actualizarse, y de hecho, pudiera decirse que las corporaciones tienen un amplio margen de libertad para implementar químicos a sus productos.

Según un interesante análisis del sitio Alternet ,existen en el mercado al menos 84 mil químicos con los que es muy probable que tengamos en algún momento contacto al día; solo un 1% de ellos han sido estudiados a profundidad.

En este momento existe una iniciativa en el senado estadounidense para cambiar esto, pero apenas se encuentra en fase de presentación, no ha sido discutida aún.

Considerando que la piel humana absorbe el 60% de los productos con los que tiene contacto, es muy importante que, en cuanto antes, se haga una regulación mucho más rigurosa en la materia.

 

 

¿Qué puedes hacer?

Por lo pronto es recomendado especialmente que te cuides de los siguientes químicos:

-Formaldehído

-Diazolidinil urea

-Acetato de Plomo

-Metileno Glicol

-Propilparabeno

-Quaternium 15



Estas son las marcas de ropa que han acordado no usar químicos en sus productos y no contaminar (Infográfico)

El llamado Detox Movement ha alcanzado ya el 10% de esta industria.

Hace unos 4 años se inició una campaña global liderada por Greenpeace para que las compañías de ropa dejaran de contaminar y usar químicos tóxicos en sus productos. En este tiempo se logró que grandes marcas, el 10%  de este sector, se suscribieran a estos acuerdos (el Detox Movement). 

Para muchos podría ser un alcance minúsculo, sin embargo se trata de enormes empresas que están marcando una tendencia ecoamigable desde esta millonaria industria, lo que también les suma popularidad y legitimidad; dos cualidades que la mayoría de las marcas buscarán en algún momento.

Greenpeace ha estado monitoreando los avances que se han tenido en esta materia a través del sitio CatWalk, ahí podrás encontrar las acciones concretas que han iniciado. 

Hoy que el capitalismo global casi homogéneo (con excepción en algunos países) se ha abierto camino, este debe volcarse a un manejo responsable de los recursos naturales y humanos: esta campaña (entre muchas otras acciones), considerada un éxito, están abriendo las bases para ello. 

Estas son las 18 marcas que hasta hoy se han suscrito para dejar de contaminar (tratando sus desechos, por ejemplo) y prescindir de químicos nocivos en su ropa: 

Detox-Impacts-Infogrpahic



¿Qué tienen en común tu mat de yoga, el pan del Subway y otros 499 alimentos?

Casi 500 alimentos comúnmente vendidos alrededor del mundo contienen un compuesto químico que también se usa en pieles sintéticas y mats de yoga.

El mes de febrero, la cadena de restaurantes Subway se enteró de que a sus clientes no les gusta comer un químico que se encuentra en los mats de yoga, las suelas de zapatos y la piel sintética. La cadena ahora planea retirar el ingrediente, llamado azodicarbonamida, o ADA,  de su pan.

Este ingrediente se utiliza como un “acondicionador de masa” que permite una mayor producción de esta y hace que el producto final sea más “esponjoso” y firme. Pero mientras Subway, después de una ruidosa difamación, decidió retirar el químico de su empresa, más de 450 empresas la siguen utilizando en su pan; entre ellas Starbucks, Wendy’s, McDonalds, Arbys, Burger King y Dunkin Donuts (puedes ver la lista completa aquí).

Los peligros de consumir este químico están vinculados con problemas respiratorios, alergias y asma, según el World Health Organization. Pero la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos aún sigue aprobando su uso comestible, siempre y cuando no exceda el 0.0045 por ciento del peso de la harina usada.

La buena noticia es que, después de la miríada de notas y artículos escritos al respecto y difundidos en redes sociales, y de una exitosa recolección de firmas, el Senador estadounidense Charles Schumer (NY) pidió a la FDA prohibir por completo el azodicarbonamida. Veremos cómo evoluciona el retiro de este químico de productos que no sólo se consumen en EU sino en todo el mundo.



El tratamiento de aguas residuales sólo elimina la mitad de las medicinas y contaminantes del agua

Los sistemas que tratan el agua no son capaces de purificarla del todo, el impacto que esto tiene sobre nuestra salud y el medio ambiente es preocupante.

Un estudio conducido por la International Joint Commission de Estados Unidos y Canadá recientemente encontró que las plantas que tratan las aguas residuales de la Región de los Grandes Lagos tan solo remueven la mitad de los contaminantes sintéticos que contiene el agua.

El reporte dice que la mayoría de los químicos pueden amenazar la salud de las personas y de la vida marina. Hasta hace poco se creía que los Grandes Lagos serían capaces de absorber y limpiar los químicos del agua solos, sin embargo, como muestra el estudio, los químicos permanecen en el agua y están presentes a lo largo de todo el lago (lejos de los desagües).

Antonette Arvai, una física de la Comisión y la autora principal del estudio, explica que: “Los compuestos aparecen en niveles bajos —una parte de cien millones o un billón— pero la vida acuática y los humanos están expuestos a una combinación de diferentes químicos”.

Más de 1,400 plantas que tratan aguas residuales en E.U.A y Canadá depositan casi 500 millones de galones de aguas tratadas en los Grandes Lagos cada día. Los químicos que más se encontraron en el líquido tratado incluyen herbicidas, medicinas para tratar ataques epilépticos,  antibióticos, un tratamiento antibacteriano y un antiinflamatorio.

El estudio determinó que menos del 25% de las plantas podían remover más del 75% de 11 de los 42 químicos del agua.

Los científicos mencionaron que aunque no saben con precisión el impacto que los químicos tendrán sobre el medio ambiente, hay suficiente evidencia para estar desconcertados. Cabe destacar que el agua de Los Grandes Lagos no se bebe directamente, pero algunos estudios han encontrado farmacéuticos en el agua potable de 25 de los 53 estados de E.U.A.

Las plantas de la Región utilizan un método conocido como “tratamiento de fango activado” que utiliza bacterias para descomponer sólidos en las aguas negras. Tecnologías nuevas como la ozonización y los filtros de carbono eliminan mayores cantidades de químicos pero son mucho más caros.



BVO: químico causante de infertilidad, presente en refrescos y bebidas energetizantes

Ante la poca iniciativa por hacer algo al respecto, el portal Change.org lanzó en el mes de noviembre del año pasado una campaña para crear conciencia acerca del BVO, misma que hasta la fecha ha recaudado más de 205,000 firmas de consumidores de todo el mundo y que busca la prohibición de la sustancia como mandato federal.

mike-blake-reuters.n

Seguramente cuando te encuentras apaciblemente disfrutando de tu bebida refrescante favorita, lo último que pasa por tu mente es que contiene ingredientes que, en teoría, deberían hacerla  ilegal.

Refrescos y bebidas energetizantes como el Gatorade, Powerade, Coca Cola o Squirt contienen aceite vegetal bromado (BVO), ingrediente que está prohibido en Japón y Europa. El New York Times ha informado que alrededor del 10 por ciento de las bebidas que se venden en los EEUU y otras partes del Latinoamérica contienen BVO, que es el ingrediente que ayuda a distribuir el sabor, pero que entre los efectos secundarios que llega a producir su ingesta, se encuentran los trastornos neurológicos, alteración de las hormonas y la tiroides.

Mientras la sustancia se ha sustituido por otro ingrediente menos dañino en Europa y Japón, el BVO sigue utilizándose en muchos países de América porque, según empresarios de las refresqueras, es sumamente caro sustituirlo de la patente.

Ante la poca iniciativa por hacer algo al respecto, el portal Change.org lanzó en el mes de noviembre del año pasado una campaña para crear conciencia acerca del BVO, misma que hasta la fecha ha recaudado más de 205,000 firmas de consumidores de todo el mundo y que busca la prohibición de la sustancia como mandato federal.

Sin embargo, la iniciativa se ha topado con muchísimas trabas ya que la Food and Drug Administration de los EEUU  asegura que el suministro de alimentos de ese país es el más seguro del mundo y que su principal preocupación es “proteger la salud pública”, lo cual no dice nada sobre la preocupación civil de seguir permitiendo el uso de una sustancia prohibida por instancias sanitarias de prestigio internacional que han probado la sustancia en animales y han encontrado que se ven afectados con serios problemas de comportamiento y disminución de fertilidad.

[RT Question More]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca