Caminar sí te hace más creativo, confirma un estudio

Lo que artistas, pensadores y hasta místicos ya conocían es ahora confirmado por este estudio.

Podría parecer que caminar es una de las acciones más mecánicas y naturales. Es nuestra manera primaria de recorrer el mundo, lo que podría convertirla en la práctica más pragmática de las que conocemos a la mano como habitantes de este. Sin embargo, aún en este natural proceso, tan orgánico como comer o domir, existe un algo que intuitivamente había sido honrado por artistas de todos los tiempos: la caminata como detonador de creatividad.

Muchos pensadores y artistas del tamaño de Niestzche, Baudelaire, Rimbaud, Kant, Rousseau, y Thoreau; ellos todos y muchos más hablaron de las bondades de caminar. Más que una alusión, formaron frases y reflexiones que podían caer en la magnitud de un homenaje. Pero ¿por qué las caminatas han estado tan asociadas al arte y la creatividad?

Un nuevo estudio de Stanford hecho por los investigadores Marily Oppezzo y Daniel Schwartz ha concluido, luego de estudiar a cientos de estudiantes, que mientras estos caminaban mostraron una marcada tendencia en aumento de habilidades creativas.

Existe algo en el movimiento, quizá en el ritmo, que nos hace pensar distinto cuando caminamos. Con más soltura, quizá sin esa aprehensión por encontrar una respuesta, que como lo alude la filosofía taoísta, permite un mejor entendimiento que la búsqueda misma.

Este estudio en realidad comprueba lo que intuitivamente han conocido los grandes caminantes del mundo, y hoy que las comodidades han confundido nuestros conceptos de una calidad de vida, recuperar hábitos como el caminar puede ser la de las más sofisticadas herramientas desde su discreción.

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio



Un recuento de activistas ambientales asesinados en América Latina

Ejemplos sobran: el asesinato de Berta Cáceres y de otros activistas indígenas, la represión al pueblo mapuche o a tierras wixárikas, el abuso de poder en contra de regiones poblanas, chiapanecas y oaxaqueñas…

Amenazas, abuso físico y psicológico, destrucción del medio ambiente, muerte. Es el saldo que implica el activismo ambiental en América Latina, principalmente en los últimos 30 años en que la ambición ha buscado maneras de apoderarse de la biodiversidad del planeta. Ejemplos sobran: el asesinato de Berta Cáceres y de otros activistas indígenas, la represión al pueblo mapuche o a tierras wixárikas, el abuso de poder en contra de regiones poblanas, chiapanecas y oaxaqueñas…

Apenas este 20 de enero, la noticia del asesinato de Isidro Baldenegro, activista indígena de 51 años de edad quien fue galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara, resonó en numerosos noticieros. Él, junto con otros doce activistas, estaba en defensa del territorio ancestral tarahumara, al norte de México. Frente a esto, Isela González, directora de Alianza Sierra Madre, la red de defensa de territorios indígenas de la Sierra Tarahumara, declaró que “Isidro es el primer muerto del año; uno más de estos, sólo que [su muerte] es de alto impacto porque tenía visibilidad nacional e internacional”.

Antes de Baldenegro, existía ya una larga lista de activistas asesinados. Tan sólo en la región ancestral tarahumara han asesinado a doce en los últimos 30 años; de los cuales, cuatro de ellos, el último año. Es decir que en 2016 fueron asesinados los activistas Victor Carrillo, Elpidio Torres y Valentín Carrillo; mientras que Isidro Baldenegro fue el primero del 2017 en perder la vida. En palabras de Isela González: “Va un es del año y ya hay una víctima relacionada con la defensa del territorio.”

De acuerdo con las autoridades, Baldenegro llegó a la comunidad de Coloradas de la Virgen el jueves 12 de enero para ayudar al traslado de una tía a una valoración médica en la comunidad de Baborigame –a unas cinco horas de camino–. Durante el traslado, Baldenegro fue balaceado seis veces por Romero R.M, quien se relacionó con una familia armada del crimen organizado y ésta, a su vez, con un cacique que pretendió despojar del bosque a la comunidad. Además, uno de los hermanos de Romero R.M. fue señalado como uno de los asesinos del activista Victor Carrillo en 2016.

Si bien este es un ejemplo que llamó la atención de la Red Nacional de Organismos Civiles “Todos los Derechos para Todas y Todos” y de la Delegación de la Unión Europea –UE– y las embajadas de los Estados miembros en México, en especial para pedir a las autoridades a identificar y juzgar a los responsables ya que se trata de un asesinato de caso “grave y emblemático de la vulnerabilidad” hacia los defensores de la naturaleza y los derechos humanos, existe una larga víctimas cuyo caso no ha sido renombrado y, por tanto, no se les ha hecho justicia. 

Berta Caceres, greenpeace mx, justicia para berta caceres
www.latribuna.hn

La quintaesencia de esta situación es la de Berta Cáceres, una de las activistas hondureñas que obtuvo el mayor impacto en el medio. Ella luchó en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en el río Gualcarque, en Honduras; sin embargo, hubo un obstáculo que no pudo superar: su asesinato el 2 de marzo del 2016. Antes de ello, Cáceres recibió el Premio Goldman, uno de los máximos reconocimientos por la defensa del medio ambiente, y ahí sentenció: “¡Despertemos humanidad, ya no hay tiempo!”

 

Otro ejemplo es la encarcelamiento del activista indígena mexicano de Ildefonso Zamora por su movimiento pacífico en contra de la tala ilegal. En palabras de la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, “A Ildefonso Zamora lo están castigando por denunciar los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Nunca debió haber sido encarcelado y debe ser puesto en libertad inmediata e incondicionalmente. Proteger el medio ambiente y defender los derechos humanos no son delitos“. Zamora fue, en otras palabras, inculpado con acusaciones sobre testimonios falsos: “el fiscal registró las declaraciones de testigos presenciales que describieron los hechos usando exactamente las mismas palabras que si las estuvieran leyendo de un guión, no se preservó la escena del crimen y no se manejaron debidamente las pruebas.”

 

Finalmente pero no menos importante, el caso de grupo de activistas mexicanos que fueron detenidos en Nicaragua en el 2016, es un ejemplo vívido de esta situación. Bajo el nombre de Caravana para el buen vivir, estos chicos se dedicaron a recorrer México y América del Sur a favor de la incidencia en educación ambiental. Se encargaban de brindar información fe de digna sobre el uso adecuado y ecosustentable de las tierras que trabajan así como de sus derechos frente a empresarios que intentan abusar de la ignorancia e inocencia de las comunidades. Desgraciadamente el conocimiento adecuado es un factor que resulta en un conflicto de intereses para los empresarios y, por tanto, algunos miembros del gobierno de cualquier país. Por esta razón es más fácil “eliminar” a la fuente de información, a “los revoltosos”, que respetar a la biodiversidad que habita en los terrenos indígenas. 

Y si bien algunos de los chicos fueron liberados, la realidad es que el activismo en América Latina no debería, en primer lugar, impactar en los derechos humanos y seguridad de los mismos personajes conscientes de la importancia del medio ambiente; y en segundo lugar, no se cuenta con las garantías institucionales para proteger a la biodiversidad, a los habitantes que viven de ella y a los defensores de los dos primeros. 



Cancelan película de DreamWorks por maltrato animal (VIDEO)

En el video, rodado en noviembre de 2015, aparece cómo un pastor alemán resiste con todas sus fuerzas, clavando sus garras en el piso, para evitar entrar a la corriente de aguas turbulentas.

Hace unos días se viralizó un video en donde mostraba cómo, durante el rodaje, se obligaba a un perro a saltar en contra de su voluntad a una corriente de aguas turbulentas. Esto desató la furia tanto de numerosos seguidores como de asociaciones protectoras de animales. 

En el video, rodado en noviembre de 2015, aparece cómo un pastor alemán resiste con todas sus fuerzas, clavando sus garras en el piso, para evitar entrar a la corriente de aguas turbulentas. Y aunque los animales que aparecen en películas están entrenados para realizar sus papeles, este video muestra la predominancia de la ambición sobre el bienestar de un animal. 

 

Frente a esto, dos entrenadores se encargaron de ir a rescatar al perro; pero no fue suficiente: ahora PETA ha convocado un boicot para cancelar la película. Y parece que lo ha logrado. El estreno estaba programado para este fin de semana en Los Ángeles, en EE.UU.; sin embargo Universal y Amblin Entertainment han optado por cancelarla ya que “no quieren que nada obscurezca esta película que celebra la relación entre humanos y animales.”

La productora Amblin Entertainment afirmó que Hércules, el pastor alemán, “no había sido obligado a rodar” y que el equipo “esperaba que estuviera preparado” para grabar la escena. Pero… Es importante recalcar que todos los animales ruedan contra su voluntad, pese a estar entrenados para ello. Además, durante el rodaje estuvo presente la American Humane Association –AHA–, organización no gubernamental encargada de monitorear el trato que reciben los animales en las producciones cinematográficas y otorgar –o denegar– la etiqueta “Ningún animal resultó herido en el rodaje de esta película”; pero la asociación es reconocida por la cantidad de animales que mueren o desaparecen bajo su tutela. Según el periódico web Sin Embargo, “el 99.98 por ciento de las películas que se ruedan obtienen su sello de garantía. Esta también la tuvo. AHA ha dicho que han cesado al representante en cuestión, pero no se ha publicado su nombre ni hay pruebas de su cese.”. 

Un ejemplo contundente de estos hechos es la serie Lucky con Dustin Hoffman de la HBO, la cual fue cancelada cuando TMZ PETA difundieron fotos de caballos muertos: su protagonista, Real Awesome Jet, había sufrido tantos golpes en la cabeza al grado de tenerlo que sacrificar. En sí, en la mayoría de sus películas se realizan muertes innecesarias que pasan desapercibidas. 


Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Es sorprendente los efectos de esta caminata sobre el pensamiento y la creatividad –como la escritura–, ya que inclusive se experimentan desde las vivencias físicas –salud corporal– hasta las mentales –las habilidades cognitivas y el estado de ánimo–.

¿Qué tendrá el caminar que mejora el pensamiento, facilita la creatividad y libera el espíritu? Grandes literatos y prominentes científicos han demostrado que una caminata puede proveer numerosos beneficios a la salud física, emocional e inclusive espiritual. De hecho, ya filósofos griegos solían encontrar la conexión entre caminar, pensar y escribir, como un encuentro con la intuición y libertad. 

Sin embargo, la respuesta parece mantenerse aún en secreto. 

A nivel bioquímico, cuando caminamos, el corazón late más rápido, hay una mayor circulación de sangre y oxígeno tanto en los músculos como órganos –incluyendo el cerebro–, y por tanto hay una mayor actividad cognitiva. El caminar parece en consecuencia promover nuevas conexiones neuronales, incrementando el volumen del hipocampo –área crucial para la memoria– y elevando las moléculas que estimulan el crecimiento de nuevas neuronas y transmiten los mensajes entre ellas. Pero, ¿cómo es posible que toda esta actividad fisiológica sea capaz de encauzar la naturaleza de nuestros pensamientos –y viceversa–?

caminar

Para los psicólogos del ejercicio que han realizado estudios sobre cómo caminar al ritmo de canciones con tempos altos –o rápidos, animados– crea un circuito en el feedback del ritmo corporal y el estado mental que no sucede cuando corremos en el gimnasio, andamos en bicicleta o realizamos cualquier otra actividad locomotriz. Pareciera que cuando caminamos enérgicamente o lentamente, sin más, nuestros pies vacilan naturalmente con nuestros estados de ánimo y la cadencia de nuestra narrativa interna, facilitando el curso de nuestros pensamientos –de irracionales a positivos–. 

Esta hipótesis se vio reforzada por una serie de experimentos de los investigadores Oppezo y Schwartz, que encuestaron a 176 estudiantes de universidad mientras estaban sentados, trotaban o paseaban a lo largo del campus de Universidad de Stanford. Las preguntas se enfocaban principalmente sobre el pensamiento creativo. Se encontró que conforme los voluntarios que caminaban, tenían ideas más novedosas que los que permanecían sentados; en especial cuando se tratan de ideas generales y no tanto con necesidades específicas. 

caminar inteligencia

De modo que al caminar y encontrar ese loop entre mente y cuerpo, no sólo facilita la experiencia de las sensaciones, también la conexión entre mente-cuerpo que tanto activa la corteza frontal y el hipocampo como facilita el crecimiento de nuevas neuronas. No obstante, el exceso de estímulos en una sola caminata también puede llegar a ser perjudicial ya que el cerebro requiere de su tiempo para asimilar todos los que está experimentando. Por lo que se recomienda prestar atención a los estímulos del exterior que uno decide. 

Es sorprendente los efectos de esta caminata sobre el pensamiento y la creatividad –como la escritura–, ya que inclusive se experimentan desde las vivencias físicas –salud corporal– hasta las mentales –las habilidades cognitivas y el estado de ánimo–. Inclusive hay un mayor nivel de serotonina en el cuerpo, el cual facilita la experiencia del bienestar y motivación y reduce los síntomas tanto de la ansiedad como depresión

Y tú, ¿ya saliste a caminar hoy?

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

Caminar sí te hace más creativo, confirma un estudio

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio



Estudio muestra que una caminata puede reducir tu nivel de estrés

Caminar no es sólo un medio de transporte no contaminante –un estudio también demuestra que tu actividad cerebral se libra del estrés cotidiano.

caminar

La vida en las ciudades requiere de atención constante: notificaciones en nuestros celulares, llamadas, tiempo invertido en actividades productivas que eventualmente nos dejan agotados. Pero el ritmo de la vida actual puede compensarse con momentos de calma y serenidad como los que tenemos al alcance de nuestras propias facultades motoras: caminar, qué duda cabe, relaja la mente y el cuerpo del estrés.

No estamos hablando de caminar como “caminar para ir a una junta urgente” o “caminar durante un transbordo en el transporte público”, sino caminar por el hecho mismo de caminar. Salir a tomar un paseo. No a ver aparadores en un centro comercial, no a correr para ejercitarte y mantenerte alerta del medidor de calorías quemadas: simplemente caminar –y tenemos a la ciencia de nuestra parte en esto.

Un estudio de la universidad de Edimburgo en Escocia colocó sensores de actividad cerebral en 12 adultos, a quienes se les solicitó caminar por diferentes áreas de la ciudad. Algunos fueron al distrito de compras, otros a lugares históricos y otros a un parque. Es fácil conocer cuáles de ellos sufrieron menos estrés: los del parque.

Aunque pequeño, el estudio nos recuerda que caminar simplemente por el placer de hacerlo puede ayudar a distender nuestra atención conciente y favorecer el pensamiento creativo, la clase de pensamiento que nos vigoriza y da mayor energía. Los psicólogos del estudio lo llaman “atención involuntaria”, una clase de atención que nos permite participar de un entorno mientras también podemos caminar en el interior de nosotros mismos.

El escritor estadunidense H.D. Thoreau, ancestro de los movimientos ecologistas del siglo XX, escribió en Walking que una caminata era el estado en que sus pensamientos podían encontrar la mayor libertad, inspirándose en la naturaleza de los alrededores boscosos de su casa. La unión con los paisajes naturales en las grandes ciudades puede ser un poco más difícil de conseguir, pero sin duda la facultad de nuestro propio cuerpo para relajarse es algo que podemos promover en nosotros mismos con un poco de ganas de hacerlo.

[Tree Hugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca