6 increíbles ecosistemas marinos captados por google street

El objetivo de esta acción es resaltar el ecosistema marino que existe en cada uno de estos hábitats naturales, promoviendo la protección de cada una de las zonas para su supervivencia.

En honor al Día mundial del océano, que tiene lugar el 8 de junio de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), personas alrededor del planeta se encuentran organizando eventos para concientizar sobre los riesgos así como generar acciones de protección para el océano. El principal objetivo es lograr que haya océanos saludables par aun planeta saludable, erradicando la contaminación excesiva en estos hábitats naturales. 

La empresa Google forma actualmente parte de las figuras que han apoyado esta toma de conciencia de la naturaleza, dando a conocer 40 Street Views de costas y vistas bajo el mar. Desde lugares como la Gran barrera de coral, las Islas Cook, la zona de Samoa americana, hasta Bali.

El objetivo de esta acción es resaltar el ecosistema marino que existe en cada uno de estos hábitats naturales, promoviendo la protección de cada una de las zonas para su supervivencia. A continuación te compartimos diez de las capturas que Google se ha dedicado a observar atentamente con su tecnología:

1. Ballenas Humpback en las Islas Cook

 

2. Tortugas de mar en Pedras Secas 

 

3. Turquía y Caicos, en Parroy Cay

 

4. Parque Jacques Cousteau en Guadalupe

 

5. Mantarrayas en Islas Komodo

 

6. Isla Wilson, en la Gran Barrera de Arrecife 

 



El último rinoceronte blanco del norte busca pareja en Tinder para salvar a su especie

Sudán, que vive en Kenia, ha sido actualmente apodado como “el soltero más codiciado en el mundo” por lo que su equipo en Ol Pejeta Conservancy lo cuida con rigurosidad.

Frente a la extinción de una especie, la creatividad urge aparecer mediante los recursos que existen en la actualidad. Basta con usar una de las principales plataformas de citas en el mundo, Tinder, para intentar salvar al rinoceronte blanco del norte que se encuentra al borde de la extinción. Sudán, que vive en Kenia, ha sido actualmente apodado como “el soltero más codiciado en el mundo” por lo que su equipo en Ol Pejeta Conservancy lo cuida con rigurosidad. 

De acuerdo con Mattieu Plassard, de la agencia de comunicaciones Ogilvy Africa, Sudán cuenta ahora con dos posibles pretendientes restantes. En caso de que el apoyo de internet surta efecto, el acercamiento “va a ser transmitido en 190 países y en 40 idiomas. Es la primera vez que Tinder ha hecho algo como esto.” El objetivo es que Ol Pejeta Conservancy pueda recaudar fondos para un intento de salvar a la especie en peligro usando el método de Fertilización In Vitro –FIV–; en especial desde que Sudán tiene 43 años y no ha logrado aparearse con las dos rinocerontes blancos del norte hembras que quedan. 

Con una descripción de su personalidad y un agregado de “No quiero ser demasiado atrevido, pero el destino de mi especie depende literalmente de mí”, los usuarios de Tinder que deslizan a la derecha serán dirigidos a un sitio en donde el público puede realizar donaciones a favor de Sudán y su misión de reproducirse. 

Para Richard Vigne, director ejecutivo de la conservación, “Tenemos un largo camino por recorrer, un programa de 10, posiblemente 15 años para recuperar esta especie. Estimamos que costará alrededor de nueve a 10 millones de dólares.” Y con las donaciones, procesadas por Virgin Money en Reino Unido y Europa, CrowdRise en EE.UU. y MPesa en Kenia, se podrá financiar la investigación en curso sobre Técnicas de Reproducción Asistida –ART– que se llevan a cabo en institutos de EE.UU., Alemania y Japón. En caso de éxito, se esperará un rebaño de diez rinocerones blancos del norte después de cinco años de tratamiento FIV. 

 



¿Existe gobernanza dentro de la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán?

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona.

Autora: Brenda M. Medina Cervantes

La Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC) es una pequeña porción de tierras que representa aproximadamente el 0.05 por ciento del territorio nacional; cuenta con una superficie de 490,186-87- 54.7 hectáreas, localizada al sureste de Puebla y noroeste de Oaxaca; yace en 20 y 31 municipios respectivamente. Es el área más sureña además de la más pequeña de las zonas áridas de México, sin embargo cuenta con una gran variedad de cactáceas que van desde las grandes columnares como el candelabro (Pachycereus weberi), los bosques de cactáceas columnares más densos del país de tetechos o viejitos (Neobuxbaumia tetetzo, Cephalocereus columna-trajani) (Foto1), hasta la más pequeña cactácea (Mammillaria hernandezii), esta última endémica de la zona, y la extensión de bosque tropical seco en protección más extensa del centro sur de México (SEMARNAT, 2013).

La RBTC, fue decretada en 1998 bajo la premisa de la conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos que existen en la zona (DOF, 1998). Por la ubicación de la RBTC, sus características geológicasnhan sido fuente de diversos estudios arqueológicos y paleontológicos, asegurando que la zona fue lugar de la domesticación de los tres cultivos más importantes de México: el maíz, frijol y calabaza, declarando así la zona como cuna de la domesticación del maíz (SEMARNAT, 2013). Actualmente, en la RBTC existen problemáticas ambientales y sociales, como saqueos de biodiversidad, escasez y manejo adecuado del agua, conflicto de intereses y la dejadez por parte de las autoridades de gobierno, que si, activando modelos de gobernanza pueden resolverse en conjunto con el gobierno y las comunidades que ahí habitan, con el objetivo del bien común.

Por tal motivo, el objetivo de este ensayo es exponer las principales problemáticas ambientales, económicas y sociales que tienen dentro de la RBTC, además de analizar si verdaderamente se puede decir que en la RB existe gobernanza o deben seguir trabajando en ello para alcanzarla.

Uno de los principales actores que se encuentran dentro de la RBTC, es el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, quienes se encargan de la conservación y desarrollo de la flora y fauna silvestre, incluyendo la enseñanza, difusión cultural y estudio científico. El jardín fue fundado en 1989, en una zona de distribución natural de la vegetación, donde se encuentra una alta densidad de especies y organismos; entre ellas cactáceas y vertebrados endémicos y en peligro de extinción. En el 2016, ganan el “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza” por su labor de conservación, restauración y protección del medio (SEMARNAT, 2016).

Gracias a ese premio pudieron hacer mejoras al lugar, capacitar al personal y adquirir equipo de cómputo y material para los guías, puesto que los recursos (federales, estatales o municipales) que llegan son limitados o nulos, y en caso de contingencia como un incendio, se debe usar y posiblemente se agote. Entonces, surgen preguntas ¿cómo se mantienen?, ¿de dónde obtienen los recursos para subsistir? Con las entradas de los 600 visitantes aproximados por mes, los artículos y artesanías elaborados en la región que vendan y sean destinados a la conservación del centro y las comunidades aportan cantidades de dinero consensuadas en las asambleas que realizan cada dos meses aproximadamente, el cual es destinado a asesoría legal (en caso de necesitarlo). Los guías dentro del jardín, no tienen un sueldo y sólo reciben cooperaciones voluntarias de las personas que deseen tomar un recorrido guiado, cabe mencionar que son guías locales de origen indígena. Además, establecieron un área de campamento y cabañas, recorridos especiales a distintos lugares de interés dentro del Área Natural Protegida y avistamiento de aves, con el fin de fomentar el ecoturismo y turismo de bajo impacto en la zona.

Una segunda problemática, es la escasez de agua en la zona, puesto que por su posición geográfica es un lugar muy árido, el recurso es limitado. Existen organizaciones sociales como “Agua para siempre”, que se encargan de hacer proyectos con las comunidades para poder contar con el recurso, pero en el Jardín mencionan que no tienen un vínculo con ellos. Además que no existe un manejo adecuado en la región de las aguas negras, y estás son dirigidas a las barrancas y los ríos, impactando al medio ambiente y a la salud de las personas.

En el Jardín Botánico, mencionan que anteriormente había muchos saqueos de biodiversidad, varios ejemplares de cactáceas y fauna en peligro de extinción eran removidos de la RB, afectando el equilibrio ecológico del lugar. En caso de que la PROFEPA pudiera recuperarlos los regresan a la RB, pero mucho tiempo después en pésimas condiciones. También, otra problemática en la región es que no existe un Relleno Sanitario donde se puedan manejar correctamente los residuos, impactando a la RB y las comunidades.

Todas estas problemáticas, el Jardín Botánico las tiene presente y las ha analizado en las asambleas que las comunidades realizan, pero no han podido llegar a un acuerdo ni solucionarlo, en parte por la falta de recursos y por la lucha de intereses. Entonces, después de ver las problemáticas que existen en la zona ¿Existe gobernanza en la zona? Primero, definamos gobernanza. Según Aguilar (2010) la gobernanza surge en respuesta a los problemas de eficacia directiva de los gobiernos, no lo deja a un lado, sino que invita a la participación en conjunto de sociedad y gobierno de una forma más eficiente para aplicar buenas políticas, promover la transparencia y tomar decisiones en beneficio de la mayoría; es un nuevo proceso de dirección de la sociedad. Hufty (2008) la define como una herramienta para sistematizar los procesos de interacción que determinan cómo se toman las decisiones y cómo se elaboran las normas sociales, con referencia a asuntos públicos e institucionales. Ambas definiciones son muy técnicas y precisas, y al parecer si las analizamos, considero que dentro de la ANP y en el Jardín, está lejos de poder emplear el término.

Con esto no quiero decir que la gente de las comunidades no se organice, sino que la parte de trabajar en conjunto con el gobierno, la promoción de la transparencia y la resolución de problemas no es una realidad. Existen problemáticas básicas en la región que a pesar de contar con un Programa de Manejo de la RBTC, no se han podido resolver, como, la comunicación/vínculo con dependencias de gobierno para recibir los recursos necesarios y correspondientes, los conflictos entre propiedades y el manejo y explotación de diferentes recursos, además de las problemáticas ambientales antes mencionadas.

Finalmente, las ANP son una buena área de oportunidad para analizar las tensiones entre la política de conservación y la población local en todas las escalas, además de que implican la inserción de organizaciones de la sociedad civil y la participación de actores externos a las comunidades. Considero que para activar la gobernanza y sobre todo la gobernanza ambiental, implicará el hecho de que se tendrán que analizar y discutir sobre los sectores sociales, los movimientos ambientales, empresas, sindicatos, organizaciones y cuáles han sido sus actividades realizadas así como su papel en la solución de problemas ambientales, para así finalmente resolver los problemas que tienen. Se proponen más mesas de diálogo en las asambleas comunitarias y fomentar la participación de más personas, con el objetivo de hacer presión a las autoridades de gobierno.

Falta mucha difusión sobre la existencia de la ANP, con esto se fomenta el turismo en la zona lo cual promueve una derrama económica mayor, además de que la información existente en la red es muy limitada. La problemática del agua se puede contrarrestar con ecotecnologías, mismas que pueden ser implementadas por las comunidades, si no supieran como hacerlo, en las asambleas se puede consensuar una asesoría con universidades o investigadores para realizarlo y no depender del gobierno o asociaciones, así mismo la problemática de los residuos.

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona. Pero, para todo esto, como ya se mencionó anteriormente, se requiere de una mejor organización de las comunidades, y todos los actores que se encuentren dentro de la RBTC.

Agradezco la pequeña entrevista realizada al Administrador de Jardín Botánico, Martín Carrillo Carrillo.



Joyas del internet: esta herramienta de Google te permite comparar nutrientes de alimentos

Esta herramienta relativamente nueva (pero apenas descubierta por Ecoosfera) te permite hacer una comparación detallada del valor nutrimental de cualquier par de alimentos que se te ocurran, y de manera muy fácil.

A finales del 2013 Google lanzó silenciosamente una herramienta comparativa que a la mayoría de nosotros se nos escapó. Utilizar esta herramienta es tan fácil como buscar dos tipos de alimentos en la barra buscadora. El problema es que solo funciona en inglés, pero ya que los nombres y las medidas de los nutrientes son tan parecidos al español, no de haber ningún problema para comprender los esquemas.

Screen Shot 2014-03-26 at 4.16.21 PMPara usarla solo debes poner la palabra “compare” al principio de la oración. Por ejemplo “compare apples and potatoes” [comparar manzanas y papas] o “Compare bacon and ham” [comparar tocino y jamón]. (Si no sabes la palabra en inglés para los alimentos que deseas comparar siempre está Google translate.)

Cuando escribes eso Google despliega un elegante esquema que te dice exactamente cuántas calorías tienen cada alimento, qué vitaminas contiene y qué porcentaje de grasas, fibras dietéticas y demás sustancias tiene cada uno. Puedes analizar la comparación de cualquier tipo de grupos de comida, por más lejanos que estos estén (como el huevo vs. el limón).

Google dice que toma toda su información de la base de datos de nutrientes del Departamento de Agricultura de E.U.A, así que puedes comparar prácticamente lo que sea. Puedes usar esta herramienta como una guía para preparar alimentos, para ir de compras o para buscar recetas sanas. Sácale jugo y disfrútala.



Científicos investigan el misterio de Sandy, la isla fantasma del Pacífico Sur

Un grupo de científicos descubrió la inexistencia de una isla llamada ‘Sandy’, ubicada entre Australia y Nueva Caledonia, a pesar de aparecer en todos los mapas mundiales.

‘Sandy’ es una isla que por más de una década aparecía en mapas, cartas náuticas, atlas geográficos, hasta en Google Earth. Y a pesar de las pruebas que afirman la existencia de la isla, un grupo de científicos australianos descubrió que ‘Sandy’ no existe en realidad.

El hallazgo se dio cuando el equipo científico, dirigido por la geóloga María Seton, navegaba en el Mar del Coral, entre Australia y Nueva Caledonia, donde supuestamente debería encontrarse la isla.

“Comenzamos a sospechar cuando las cartas de navegación utilizadas por el barco mostraban una profundidad de 1.400 metros en un área donde nuestros mapas científicos y Google Earth nos mostraban la existencia de una isla de gran tamaño”, explicó Seton.

La isla inexistente aparece regularmente en las publicaciones científicas desde el año dos mil e incluso los mapas meteorológicos la mencionan. Pero la isla no aparece en los documentos del gobierno francés, que tendría jurisdicción sobre ella, ni tampoco en las cartas de navegación, que se elaboran a partir de mediciones de profundidad.

Los científicos viajaron durante 25 días a bordo del buque científico naval Southern Surveyor para estudiar el este del Mar de Coral y esclarecer el paradero de ‘Sandy’.

[El Mundo]



Google Maps estrena vista de los arrecifes coralinos (VIDEO)

Con la tecnología de Street View, ya puedes navegar bajo el océano, entre nubes de peces, junto a tortugas o mantarrayas, o al lado de los arrecifes de Australia, Filipinas o Hawái.

Google Maps ha incorporado a su base de datos imágenes panorámicas bajo el agua. Con la tecnología de Street View, puedes pasear por las playas de Australia, Filipinas o Hawái, adentrarte en las olas y poco a poco sumergirte en los arrecifes y entre las nubes de peces.

No necesitas saber bucear para nadar entre tortugas o mantarrayas de la Gran Barrera de Coral, en Australia. Puedes sumergirte en la reserva marina en la Isla Apo, una isla volcánica en Filipinas, y en sus corales de cientos de años de edad. O puedes acompañar a un grupo de buzos en Hawái, junto al cráter Molokini.

The Catlin Seaview Survey, un grupo de científicos especializados en los arrecifes, apoyó a Google y, con la ayuda de cámaras submarinas SVII, capturaron estas fotos.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca