Las espléndidas propiedades de la chía en un práctico infográfico

Era uno de los alimentos predilectos de los aztecas; este recuadro de presenta sus propiedades de una manera inteligente.

Luego del maíz y el frijol probablemente la chía era el cultivo más preciado de las culturas prehispánicas. Usado como alimento, ofrenda a los dioses o como aceite de esencias y propiedades curativas, la chía ha sido reconocida como una de las bondades de estas tierras más espléndida.

En 1991, el doctor Wayne Coates, investigador de la Universidad de Arizona, comenzó a estudiar a fondo las propiedades de la chía y entonces esta cobró una popularidad mundial. Su simpleza hace que sea más que integrable a cualquier dieta y algo hay en su diminutez y sobrio sabor que suele simpatizar fácilmente.

Entre sus propiedades generales están la presencia de sus altas cantidades de  proteína, fibra y calcio. El sitio GlobalHelth7 nos comparte un práctico infográfico que resume los efectos benéficos de la chía en tu cuerpo y mente.

Aunque es mejor profundizar en el tema, los infográficos pueden ayudarte a memorizar las propiedades generales de algunos alimentos que pueden serte útiles al momento de elegir tu súper por ejemplo.

 

  • Piel más sana y radiante.
  • Una mente más rápida y clara.
  • Una vista más aguda.
  • Dientes y huesos fuertes.
  • Músculos firmes y esbeltos.
  • Un corazón más fuerte y arterias descongestionadas.
  • Te hace sentir satisfecho y ello hace que mantengas tu peso correcto.
  • Regula tu colon y sistema digestivo.
  • Es un nutriente para tu sangre.
  • Rejuvenece, un energético y te da resistencia.

 

chia1

 

*También en Ecoosfera: ¿Conoces los beneficios de la chía? No lo vas a creer

 



8 remedios caseros y naturales para la piel grasa

Si bien existen varios productos que ayudan a controlar la piel grasosa, como limpiadores y tonificantes, la mayoría posee elementos químicos que afectan a nuestra salud.

Uno de los grandes problemas de la piel grasa son las impurezas, poros abiertos y brillos tanto en la nariz, frente y barbilla. Son problemas que pueden surgir frente a la acumulación excesiva de grasa; sin embargo, existen soluciones viables para controlar este tipo de piel.  Por ello, antes de comenzar a contemplar alternativas para reducir la grasa en la piel, es importante tomar en consideración las ventajas de la piel grasa: contiene mayor elasticidad, resiste por más tiempo a las arrugas y a los efectos dañinos del sol, y es más fácil de tratar que la piel reseca. 

 

Si bien existen varios productos que ayudan a controlar la piel grasosa, como limpiadores y tonificantes, la mayoría posee elementos químicos que afectan a nuestra salud. Por esta razón te compartimos una serie de recomendaciones naturales para cuidar la piel grasosa: 

 

– Antes de colocar cualquier producto, procura mantener el cutis limpio. La piel grasa atrae bacterias y suciedad, por lo que es propenso a tener acné y puntos negros. Para mantener limpio el cutis, lávala dos veces al día con agua tibia y, antes de finalizar, enjuaga con agua fría para cerrar los poros. 

– Aceite de oliva virgen. Este tipo de aceite regular las glándulas sebáceas por lo que producen menos grasa. Puedes poner un poco de aceite de oliva después de lavarte la cara por las noches. 

– Jugo de naranja. Beber diario un vaso de jugo de naranja durante dos semanas, reducirá la grasa de la piel y mejorará la absorción de los nutrientes para una piel más saludable. 

– Agua de hamamelis o maravilla. Es una excelente solución para la piel grasosa: mezcla una parte de agua de hamamelis y agua de rosas; aplica con un algodón para eliminar la grasa de la cara. No es necesario enjuagarse. 

– Mascarilla de papa. Hierve una papa, machácala y agrégale dos cucharadas de leche, migas de pan y unas gotas de limón. Úntalo en el rostro y déjalo reposar durante 20 minutos. Enjuaga con agua fría. 

– Mascarilla de romero. Muele hojas secas de romero, mézclalas con una cucharada de miel y una yema de huevo. Aplica en toda la cara y el cuello, deja reposar durante 20 minutos y luego lava con agua caliente. 

– Mascarilla con 1 clara de huevo, 1 jitomate, 1 cucharada de levadura de cerveza, 1 taza de agua, 3 hojas de laurel seco; haz un té con el agua y el laurel, déjalo reposar hasta que se enfríe; prepara la clara a punto de nieve, agregándole el jitomate pelado y machacado, y agrega la levadura junto con las dos cucharadas del té de laurel. Revuelve y aplícalo en zonas grasosas con un pincel, déjalo durante 15 minutos. Lava el rostro con el té de laurel. 

– Mascarilla de avena. Mezcla una clara de huevo a punto de nieve, jugo de un limón y avena hasta formar una pasta. Aplícalo y déjalo reposar durante 10 minutos. Lava con agua fría. 

 



25 fotos que prueban que los animales son increíbles tomándose selfies

Las selfies de animales generan una especie de ternura y emoción: una mezcla entre emotividad y sorpresa.

A modo de moda, los autoretratos o selfies continúan dominando el mundo de las redes sociales para tener una prueba contundente de haberse encontrado con alguien o haber realizado alguna actividad y pasatiempo interesante. Es una tendencia que ha requerido cada vez más cierta creatividad a la hora de tomar la fotografía, editarla y colocarle un copy o frase trascendental. No obstante, ¿qué pasa si se trata de un miembro del reino animal que, consciente o inconscientemente, decide formar parte de esta tendencia fotográfica? 

A diferencia de las selfies de humanos, que pueden provocar admiración, los autoretratos de animales generan una especie de ternura y emoción: una mezcla entre emotividad y sorpresa. La duda surge entonces, si los animales son seres vivos cargados de instinto sin raciocinio, ¿cómo es que logran realizar una actividad puramente humana?

La respuesta se la reserva Allan Dixon, fotógrafo autoproclamador “susurrador de animales”, quien pasa tiempo con cada una de las criaturas que fotografia para ganar su confianza y, en el momento adecuado, dispara la cámara. También está el caso del fotógrafo David Slater, el cual, en un viaje en Indonesia, dejó su cámara por unos momentos y a su regreso encontró que un mono macaco había utilizado su aparato electrónico con unas cuantas fotos encantadoras. 

A continuación te compartimos 25 selfies de animales. ¿Cuáles te has encontrado tú? 



Poderosos motivos para empezar a comer más ensaladas

¿Quién dijo que no son platillos principales?

Seamos sinceros, no todo mundo disfruta de las ensaladas. Las menosprecian tildándolas de “comida de mi comida”, “eso no llena nada”, “siento que no como nada si sólo como ensaladas”. Sin embargo, la realidad es que las ensaladas, en sus dosis adecuadas y balanceadas, son los súperalimentos que todo el cuerpo requiere para su funcionamiento óptimo y saludable.

Cuando se trata de un alimento nutritivo, no todas las ensaladas son iguales; por lo que es importante reconocer cuáles son los nutrientes indispensables para el cuerpo según sus necesidades.

Por ejemplo, una ensalada puede ser la mejor manera de disfrutar una increíble variedad de sabores: lechugas moradas y verdes, espinacas, coles, arúgulas, combinación de brotes, entre otras más; las cuales, al consumirlas regularmente, el cuerpo está recibiendo toda una serie de nutrientes como vitaminas, minerales, carotenoides y fibra celulosaica. Además, en caso que se le agregue semillas de girasol, nueces tostadas, rebanadas de durazno o arándanos, queso feta o de cabra, brotes de alfalfa, aderezos caseros, aguacate, maíz, pimienta, pepinos, entre otros más, es probable que esa ensalada se convierta en un potencializador de crecimiento y desarrollo óptimo.

Y así como cualquier platillo ofrecido en los restaurantes, las ensaladas no sólo ofrecen una versión saludable de cada ingrediente, también una experiencia culinaria que pretende realizar explosión de sabores en un bocado. Además no olvidemos que las ensaladas son una alternativa ecológica, que permite cuidar al medio ambiente de desperdicios tóxicos, contaminación, consumo eléctrico, entre otros.

En caso que todavía no te convenzas de los beneficios de la ensalada, te compartimos algunas opciones deliciosas para que, al menos al probarlas, te dejes convencer por el sabor:

Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía

5 ensaladas que no te dejarán hambriento

ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

ECO-RECETA: ensalada de pimientos asados

ECO-RECETA: ensalada Waldorf

 



TOP: 5 recetas deliciosas para integrar la chía a tu dieta diaria

La chía es una semilla con múltiples beneficios para el cuerpo humano

La chía, cultivada desde hace siglos en Centroamérica, es una semilla que ha ganado popularidad en los últimos años. Desde 1991, varios científicos se han encargado de descubrir sus increíbles propiedades:

Combate la diabetes tipo 2, ya que regula los ritmos de digestión y controla los niveles de azúcar en la sangre; fortalece los dientes y huesos gracias a sus altos niveles de fibra, calcio y fósforo; ayuda a tener un abdomen plano pues controla la cantidad de grasa abdominal que acumulas; regula el apetito y el sueño, manteniéndote satisfecho y feliz; y finalmente, mejora la presión sanguínea de los diabéticos, incrementando los niveles de colesterol sano y disminuyendo los del colesterol dañino.

En caso de que ya la hayas conseguido pero no tengas idea de cómo integrarla a tu dieta, te compartimos cinco maneras divertidas de hacerlo:

1. Pudín de chía con kiwi y granada. Vierte 350ml de leche de almendras y 3 cucharadas de chía en una jarra y agítala hasta que las semillas estén completamente inmersas en el líquido. Deja que se asiente durante 15 minutos. Después, añade 1 cucharadita de azúcar de coco. Finalmente, sirve en un tazón con kiwi y granada.

2. Mousse de chocolate y chía. Vierte en la licuadora 1 lata de crema de coco, ¼ taza de chía, ¼ de jarabe de maple y 1/3 de cacao en polvo. Deja que se revuelva durante 10 minutos, y durante otros 10 minutos deja que se asiente. Una vez que tenga una consistencia similar a la tapioca, revuelve durante 30 segundos, hasta que esté suave. Sírvelo en tazas y deja reposar durante 4 horas. Bonus: decóralo con cerezas.

3. Barras de cereza y chía. En un procesador de comida, añade 1 taza de nueces crudas, ½ taza de cerezas secas, ¼ taza de semillas de calabaza, 2 cucharadas de chía, 1/3 de taza de mantequilla de almendras, 2 cucharadas de jarabe de maple y ¼ taza de coco rallado. Machaca los ingredientes hasta formar una pasta. Coloca la mezcla en una bandeja para hornear e introdúcela al refrigerador durante 2 horas. Después corta la masa en barras y sirve.  

4. Nieve de cacao y chía. En la licuadora coloca ¼ de chía, 1 lata y media de crema de coco, 2 cucharadas de cacao en polvo, 3 cucharadas de jarabe de maple, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 30ml de chocolate amargo derretido y 3 dátiles deshuesados. Después de convertir los ingredientes en una sustancia homogénea, déjala reposar durante 15 minutos. La mezcla debe estar cremosa y espesa. Viértela en una máquina para hacer helados y sigue su instructivo. Congela la mezcla hasta que esté lo suficientemente firme como para que se sostenga en una cuchara. 

5. Paletas heladas de frambuesa y coco. Vierte 350ml de leche de coco y 3 cucharadas de chía en una jarra y agítala hasta que las semillas estén completamente inmersas en el líquido. Añade 1 cucharada de azúcar de coco y ¾ de frambuesa. Revuelve. Deja que se asiente durante 2 horas, luego vierte el líquido en moldes para paletas y congélalo.



¿Conoces los beneficios de la chía? No lo vas a creer

Uno de los cultivos más importantes para los aztecas, consumir estas pequeñas semillas podría mejorar tu salud y, naturalmente, tu vida.

Los efectos positivos de esta semilla son casi innumerables. Cultivada desde hace muchos siglos en Centroamérica, principalmente en México y Guatemala, la chía alcanzó una popularidad global cuando en 1991, Wayne Coates comenzó a estudiar sus propiedades.

Existen muchas variedades de la chía, pero las más comunes son blancas, negras o cafés. Contienen calcio, magnesio y fósforo, así cómo grasas saludables del tipo omega-3. Los tipos de chía más saludables son los blancos o negros, si las semillas están de color rojo significa que no han madurado todavía.

Es muy fácil incluir la chía en tu dieta, y es ideal para aquellos que quieran consumir más proteína sin comer carne u otros productos animales.

Sus beneficios incluyen:

  1. Combatir la diabetes tipo 2: actualmente los científicos conducen estudios para determinar cómo la chía puede usarse para tratar la diabetes porque al consumirla los ritmos de digestión se vuelven más lentos. Además la capa gelatinosa que la chía desarrolla cuando se sumerge en un líquido controla los niveles de azúcar en la sangre.

  2. Más fibra: por cada 28 gramos de chía que consumas, esta aportará a tu dieta 11 gramos de fibra (más o menos un tercio de la cantidad recomendada por médicos para adultos).

  3. Altas cantidades de calcio: una porción de 28 gramos de chía contiene el 18% del calcio que necesitamos para tener dientes y huesos sanos. Consumirla desde una temprana edad podría prevenir la osteoporosis. Además su alta cantidades de fósforo también ayuda a mantener huesos y dientes sanos.

  4. Mucha proteína de origen vegetal: de manera similar, 28 gramos de chía contienen 4.4 gramos de proteína (10% de la cantidad requerida diariamente).

  5. Abdomen plano: ya que la chía regula los niveles de azúcar en la sangre, también puede ayudarte a control la cantidad de grasa abdominal que acumulas.

  6. Llénate más rápido: la chía contiene triptofano, un aminoácido que también se encuentra en el pavo. Este regula el apetito y el sueño, por lo tanto te mantiene más satisfecho y feliz.

  7. Un corazón más sano: de acuerdo a un estudio de la Clínica Cleveland, las semillas mejoran la presión sanguínea de diabéticos y puede que también incremente los niveles de colesterol sano mientras disminuye los niveles del colesterol dañino.

Puedes consumirla con tu cereal todas las mañanas, usarla para empanizar, echarla en agua de limón o agregarla a tus smoothies.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca