Este sencillo brebaje natural podría aliviar tu dolor de cabeza

Su efectividad hace que sea un remedio incluso para migrañas.

La celeridad del estilo de vida actual sin dudas provoca tensión, y esta suele convertirse en dolores de cabeza, sobre todo cuando se acumula en los hombros, cuello, mandíbula o cuero cabelludo. La mejor opción para deshacerte de dolores de cabeza es meditando y llevando un estilo de vida más sano, sin embargo, cuando esta te ataque puede combatirse con un brebaje de lo más sencillo y milenario: una mezcla de un alto concentrado de jugo de limón con la accesible sal de grano (que no está fluorada).

Preparado:

Exprime dos limones completos en medio vaso y luego añádeles dos cucharadas de sal de grano, luego mezcla con medio vaso de agua natural. La bebida es un poco fuerte pero es conocida por ayudar incluso con casos de migraña.



Usa la sal del Himalaya para librarte de esa fastidiosa migraña

Para reducir el dolor de cabeza con sal, hay dos opciones: la primera, tomar un baño con sal; la segunda, hacer un remedio casero con el limón, agua y sal de mar.

Los dolores de cabeza tienden a relacionarse con una avalancha de neurotransmisores en las vías nerviosas del cerebro; principalmente con una baja de endorfina –neurotransmisor de la sensación de bienestar– en el cuerpo. Las principales causas de estos dolores de cabeza se concentran en cambios hormonales –por uso de pastillas anticonceptivas, ciclo menstrual, entre otros–, trastornos del sueño, consumo excesivo y frecuente de bebidas alcohólicas, estrés y ansiedad, ruidos demasiado fuertes y luces brillantes, estrés físico –causado por exceso de ejercicio–, tabaquismo, consumo de harinas y azúcares refinadas, alimentos procesados, productos lácteos, carnes y productos con glutamato monosódico

Entre las múltiples alternativas para los dolores de cabeza como mantenerte hidratado, evitar alimentos con glutamato monosódico, consumir suplementos con complejo vitaminínico B y melatonina, masajear regularmente el cuello, lóbulos y cabeza, existe un remedio natural muy poderoso y sencillo de hacer. Necesitas: agua, limón y sal de mar o del Himalaya.

La composición de la sal posee propiedades saludables, principalmente para reducir síntomas de: 

– Enfermedades cardiovasculares,

– problemas respiratorios como el asma,

– eclampsia, 

afectaciones en la piel como eczemas,

– dolores musculares después de una actividad física intensa,

– dificultades digestivos –como laxante–,

– e inclusive dolores de cabeza vasculares. 

Para reducir el dolor de cabeza con sal, hay dos opciones: la primera, tomar un baño con sal; la segunda, hacer un remedio casero con el limón, agua y sal de mar. Aprovecha los electrolitos y otros minerales de la sal del Himalaya y del mar –los cuales fortalecerán el sistema inmunológico, mediante este brebaje de jugo de limón y una buena cantidad de sal de mar o del Himalaya; esto ayudará a equilibrar los niveles de serotonina en la sangre y restableciendo los niveles de alcalinidad en el organismo. 



¿Alteración genética puede ser la responsable de las migrañas?

La migraña, conocida como una de las tres enfermedades más comunes del mundo, permaneció sin saberse su causa hasta ahora.

Los dolores de cabeza, además de ser frecuentes para un estilo de vida ajetreado, terminan siendo síntomas de enfermedades o afectaciones de cuestiones más graves; como por ejemplo, deshidratación –por consumo etílico excesivo–, efectos secundarios de tratamientos o fármacos, enfermedades como sinusitis, gripa, estrés, depresión, ansiedad, un traumatismo craneal, etcétera.

Aunque pueden ser muy fuertes, no todos los dolores de cabeza son siempre igual en intensidad o zona de sensación. Todo depende, por ejemplo, en dónde empieza el dolor y hacia dónde se expande. Te compartimos aquí algunas pistas para que conozcas los tipos de dolores

– De rebote: Curiosamente este tipo vienen de dolores de cabeza que anteriormente fueron curados con medicamentos. Mejor prueba alternativas naturales.

– Cefalea en racimos: Es un agudo e intenso dolor punzante, usualmente en un lado de la cabeza detrás del ojo o en la sien. Suele estar muy relacionado con la ingesta de alcohol y con un mal sueño.

– Dolor de cabeza del seno: Fiebre, mucha secreción nasal y dolor de cara. Es muy importante que descongestiones tu nariz; puedes usar un humidificador o un vaporizador para hacerlo cotidianamente.

– De tensión: Es un dolor más tenue que los anteriores, que se siente como una tensión, justo, sobre la totalidad tu cabeza. Usualmente son por tensión muscular, por lo que algunos masajes especiales podrán ayudarte. Suele manifestarse mayormente cerca del cuello y en la parte trasera de tu cabeza. Revisa también tus niveles de estrés y modifica tus hábitos si es necesario. 

– Migraña: Violento, punzante, acompañado con una hipersensibilidad a la luz o el sonido, que puede presentarse en uno o en ambos lados de la cabeza; acompañada en ocasiones también de vómito y náusea. Algunas personas también experimentan el ver luces centellantes antes de tenerlo. 

De hecho, la migraña, conocida como una de las tres enfermedades más comunes del mundo, permaneció sin saberse su causa hasta ahora. De acuerdo con un estudio realizado por un grupo de investigadores de International Headache Genetics Consortium, de Australia, Europa, Reino Unido y EE.UU., la migraña tiene sus orígenes en un desorden genético. Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron muestras de ADN de 375 000 de europeos, estadounidenses y australianos, de los cuales 60 000 sufrían de migrañas; identificando así 38 variantes genéticos asociadas con migrañas –de los cuales, a su vez, 28 nunca antes reportados–. 

Este descubrimiento, dicen los autores, apoya la idea de que las migrañas son causadas por anormalidades en los vasos sanguíneos, y así facilitar tratamientos farmacológicos para este tipo de malestares: “Los descubrimientos genéticos, son los primeros pasos concretos hacia un tratamiento personalizado y basado en evidencias de esta enfermedad compleja”. 

Aquí te compartimos 5 remedios naturales para la migraña. Se recomienda también que te recuestes lo antes posible en un cuarto oscuro; la vitamina 2 y el magnesio también son buenos alicientes.



¿Cómo prevenir el jetlag de manera natural y aprovechando nuestra relación con la luz?

La aviación revolucionó los viajes por el mundo, pero también trajo consigo efectos no del todo agradables como el jet lag. Investigaciones recientes encontraron cómo evitar este manipulando los ritmos circadianos.

La aviación fue, fuera de toda duda, uno de los avances más importantes para el ámbito de los viajes por el mundo, revolucionando esta actividad humana hasta cambiar completamente su significado: poco tiene que ver la noción de viaje tal y como la entendió, por ejemplo, Marco Polo, un caballero medieval en camino a las cruzadas, Goethe preparándose para visitar a Napoleón o incluso algún poeta latinoamericano —digamos, César Vallejo— buscando una estancia en Europa.

Sin embargo, la velocidad con que una aeronave nos transporta de un punto a otro también tiene algunas desventajas, sobre todo cuando se trata de trayectos prolongados, siendo el llamado jet lag la principal y más molesta de todas, esa pesadez de los miembros resultado del cruce vertiginoso de una zona horaria a otra.

Como remedio a este mal, investigaciones recientes apuntan hacia los ritmos circadianos, los ritmos biológicos que se repiten cada 24 horas y que están relacionados con los cambios periódicos de nuestro organismo (por ejemplo, el sentido de alerta o los cambios de temperatura corporal). Los ritmos circadianos se encuentran ligados íntimamente con las fases del día, teniendo su pico aproximadamente a las 5 de la mañana. Por consecuencia, los viajes en avión afecta también directamente esta dinámica natural.

Entre las recomendaciones más comunes, derivadas de observaciones científicas, que se hacen a este respecto, destaca la descubierta por Helen Burgess y otros investigadores del Centro Médico de la Universidad Rush de Chicago, cuyo estudio encontró que una exposición de 3 días a la luz matutina antes de partir de viaje, provoca un ajuste de los ritmos circadianos de 2.1 horas, con lo cual la sensación de jet lag se vería notablemente disminuida.

De esto también se concluye que modificar los patrones de exposición a la luz puede ayudar a sobrellevar el jet lag, especialmente en momentos importantes dentro de la lógica de los ritmos circadianos, como aquel en el que el cuerpo alcanza su temperatura mínima (si se acostumbra dormir 7 o menos horas, casi siempre es un par de horas antes de despertar; si 8 o más horas, 3 horas antes de despertar).

Con este dato lo siguiente es saber si necesitas adelantar o retrasar tus ritmos circadianos: hay que adelantarlos cuando se viaja hacia el Este y se pasa hacia una zona donde el horario se adelanta con respecto al propio; por el contrario, cuando se viaja hacia el Oeste, lo necesario es retrasar los ciclos del cuerpo.

Así, para adelantar los ritmos circadianos, evita la luz por 4 horas antes de que tu cuerpo alcance su temperatura mínima y exponte a la luz por otras 4 horas después de este momento. Lo contrario si lo que deseas es retrasarlos. Finalmente, modifica el mínimo de tu temperatura corporal a una hora más temprano si deseas adelantar y una hora y media más tarde si deseas retrasar.

Suena un tanto complicado, pero no lo es tanto, sobre todo cuando piensas en que mayores complicaciones son las que deja el jet lag, las cuales, además, no tendrían por qué sufrirse.

Para más información sobre los estudios al respecto, consulta este artículo en el sitio Scientific American (en inglés).



Cómo aliviar el dolor con estos sencillos y prácticos remedios naturales

Si bien existe una larga lista de alternativas farmacológicas para aliviar el dolor temporal, se puede resolver realizando los siguientes ejercicios

Un dolor de cabeza puede provocar que nuestro mundo se desequilibre en un santiamén. Y ya sea que el dolor sea temporal o crónico, el sufrirlo es suficiente para que experimentar frustración y debilitamiento.

Si bien existe una larga lista de alternativas farmacológicas para aliviar el dolor temporal, y procedimientos quirúrgicos para el crónico, la realidad es que no existe nada mejor que seguir las leyes de la medicina con un remedio natural.

– Insultar. Dejar al aire unas cuantas palabras puede reducir la percepción de dolor en muchas personas. De hecho, de acuerdo con un estudio de Keele University en Reino Unido, insultar aumenta la tolerancia al dolor, incrementando el ritmo cardiaco y disminuyendo la percepción del dolor. Sin embargo, insultar no incrementa la tolerancia al dolor en hombres con una tendencia a exagera. El efecto hipoanalgésico puede ocurrir debido a que insultar induce a la respuesta huir o pelear, disminuyendo el miedo y la percepción del dolor.

– Abrázate. Un estudio publicado en 2011 en el periódico de Pain encontró que 20 individuos que estaban bajo tratamiento de electroshocks, lograron reducir la sensación de dolor cuando abrazaban su cuerpo. Como en los estudios realizados para analizar el dolor del miembro fantasma que usan un espejo para reorientar la percepción del cerebro en relación con el cuerpo en el espacio, abrazar al cuerpo ayuda a localizar estímulos táctiles y confundir al cerebro de los orígenes de los mismos estímulos.

8083448-Pretty-young-girl-resting-on-floor-after-workout-hugging-her-legs-in-studio--Stock-Photo

 

– Escuchar música. Una serie de estudios han demostrado que la música reduce el dolor tras numerosos procesos quirúrgicos o tratamientos para pacientes terminales.

– Cantar. Varios estudios han demostrado que las personas tienden a reportar mejores estados de ánimo y reducir la percepción de dolor –en comparación con las personas que sólo escuchan música y se relajan–.

– Recibir un abrazo. Un abrazo disminuye los niveles de cortisol –la hormona del estrés– y relaja el cuerpo, además que mitiga temporalmente al dolor. Un buen abrazo debería durar hasta 20 segundos para mejor efecto.

– Acaricia la zona del dolor. Esto inunda lo suficiente al cerebro de estímulos para reducir la atención sobre el área que causa dolor.

– Baila. Danzar libera grandes cantidades de endorfinas, las cuales incrementan la tolerancia al dolor. Y aquellos que bailar en compañía, liberan más endorfinas –probablemente debido al vínculo social–.

Karl-Ulrich--ATS-ATTACKS-20

 

– Sexo –o masturbación–. Además de ser distractor, es un excelente analgésico pues libera grandes cantidades de endocrinas a lo largo del cuerpo. En otras palabras, el sexo libera al cuerpo de migrañas o dolores de cabeza.



Identifica el tipo de dolor de cabeza que padeces con estas pistas

Conocerlos puede ser el inicio para que puedas atacarlos directamente.

De las enfermedades más conocidas, por el tipo de vida que llevamos, el dolor de cabeza es de las más recurrentes. Su presencia usual en nuestras vidas no la hace menos insufrible; hoy te presentamos algunas pistas para que conozcas los tipos de dolores de cabeza; cada uno con sus específicas causas, síntomas, y también tratamientos.

 

De rebote:

Curiosamente este tipo vienen de dolores de cabeza que anteriormente fueron curados con medicamentos. Mejor prueba alternativas naturales.

Cefalea en racimos:

Es un agudo e intenso dolor punzante, usualmente en un lado de la cabeza detrás del ojo o en la sien. Suele estar muy relacionado con la ingesta de alcohol y con un mal sueño.

Migraña:

Violento, punzante, acompañado con una hipersensibilidad a la luz o el sonido, que puede presentarse en uno o en ambos lados de la cabeza; acompañada en ocasiones también de vómito y náusea. Algunas personas también experimentan el ver luces centellantes antes de tenerlo. Aquí te compartimos 5 remedios naturales para la migraña. Se recomienda también que te recuestes lo antes posible en un cuarto oscuro; la vitamina 2 y el magnesio también son buenos alicientes.

Dolor de cabeza del seno:

Fiebre, mucha secreción nasal y dolor de cara. Es muy importante que descongestiones tu nariz; puedes usar un humidificador o un vaporizador para hacerlo cotidianamente.

De tensión:

Es un dolor más tenue que los anteriores, que se siente como una tensión, justo, sobre la totalidad tu cabeza. Usualmente son por tensión muscular, por lo que algunos masajes especiales podrán ayudarte. Suele manifestarse mayormente cerca del cuello y en la parte trasera de tu cabeza. Revisa también tus niveles de estrés y modifica tus hábitos si es necesario.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca