Algunos alimentos que deberías probar congelados

Sobre todo muchas frutas pueden ser congeladas y proveerte de prácticos y accesibles snacks.

Ya se viene el verano y el calorcito que lo caracteriza, y con esta mezcla también la búsqueda incesante por encontrar algo que nos refresque y aligere. En lugar de comer chatarra, te recomendamos una serie de alimentos que congelados saben delicioso, incluso más que en su estado templado.

 

Gajos de Naranja: delicioso y sano

Mango: córtalo en pedacitos,  mételo en una bolsa y cómelo directo o licúalo en alguna otra bebida como jugo de limón.

Yogurth

Uvas

Cubos de Melón

Frambuesa

Hojas de Menta: pon en la charola de hielos pedacitos de hoja de menta con agua. Luego añade esos hielos a un vaso de agua y el sabor te será delicioso.



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



¿Cómo congelar los huevos que te han sobrado?

Preservarlos en el congelador es de lo más sencillo y práctico.

 

Foto:directoalpaladar.com

Por ecología, en esta época desperdiciar, más que nunca, es irresponsable. Algunas iniciativas por ejemplo en Francia e Inglaterra no permitirán más que se desperdicie la comida de los super mercados, pero quizá, la mayor diferencia podemos hacerla cada uno desde casa.

Los huevos en el refrigerador suelen durar solamente de 3 a 4 semanas, por ello, hoy te damos algunos tips para congelarlos; puedes hacerlo completos, o bien, la yema solamente.

Huevos blancos

Puedes ponerlos directamente en el congelador en alguna bolsa, por ejemplo. También vaciarlos en tus cubos de hielo y congelarlos individualmente. Asimismo, vaciarlos en un mismo contenedor.

Yema

Si congelas la yema directamente podría espesarse, por ello, es necesario que le agregues 1/8 de cucharada de té con sal o 1 1/2 cucharada de té con azúcar por cada 4 huevos. Recuerda guardar separadas las yemas dulces y saladas para que luego puedas emplearlas en los platillos adecuados.

Yemas hervidas

Incluso si ya has hervido los huevos, sus yemas pueden congelarse para ensaladas posteriores, por ejemplo. Remueve las yemas de los huevos y colócalas en un cazo; cubre con un cm de agua y vuelve a hervir; ponlas en un recipiente y déjalas reposars tapadas por 12 minutos. Ahora colócalas, secas, en algún recipiente en el congelador.

[TreeHugger]

 



7 snacks que aumentarán tu energía y productividad (INFOGRAFICO)

Las comidas fuertes son elementales pero también tus snacks pueden ser super ventajosos para tu salud.

Foto: blog.manantial-salud.com/

La próxima vez que tengas apetito entre comidas no solo lo combatas con cualquier snack: hazlo de manera estratégica con alguno que te de energía. Recuerda que mucho de la productividad, e incluso de tu humor, viene de la energía de tu cuerpo; si está te está faltando, muchos otros aspectos de tu vida estarán en desequilibrio.

Traducción.

aa

Cacao: una gran fuente de antioxidantes. También es una importante dosis de magnesio, hierro y cromo. Contiene anandamida, el cual mejora el estado de ánimo y promueve la producción de energía.

aaa

Chips de Col: una buena fuente de hierro, vitaminas A y C. También es una excelente fuente de vitamina K, la cual ayuda a la correcta coagulación de la sangre.

aaaa Edamames secos y asados: tiene altas cantidades de hierro que ayudan a transportar el oxígeno por el cuerpo y folato, que ayuda a que la sangre y otros nutrientes lleguen propiamente al cerebro.

aaaaaa

Semillas de chía: con proteína, fibra, hierro, calcio, zinc, magnesio y grasas benéficas. El magnesio ayuda a mantener los niveles óptimos de azúcar en la sangre y el zinc produce encimas que producen a su vez energía.

garb

 

 Garbanzo: altos en proteína, hierro, zinc, magnesio y Vitamina B6.

hue

 Huevos Cocidos: tienen mucho hierro y proteína, lo que te dará mucha energía.

aaaaaaaa

Quinoa: su 20% es proteína, es rico en vitamina B, la cual convierte los carbohidratos en energía.

Infográfico de Citrix GoTo Meeting.

 



8 alimentos insospechados que puedes congelar y guardar para otras temporadas

Algunos inesperados productos que no pierden sus propiedades al ser congelados.

La globalización ha hecho que hoy en todas las temporadas disfrutemos de todo tipo de frutas, verduras y productos que vienen de otras partes del mundo. Pero este tipo de alimentos suelen ser mucho más costosos al estar disponibles en una época que no es necesariamente la suya en nuestro lado geográfico, y en ocasiones no llegan en las más óptimas condiciones. 

Una buena manera de comer alimentos de distintas temporadas, como lo hacen los animales, o los hombres de épocas pasadas, es guardar el alimento: algunos productos no pierden sus propiedades y cualidades al congelarlos, por ejemplo. Seguro no imaginabas algunas de las siguiente opciones que son aptas para congelar. 

 

Huevos: 

Quizá imagines que el simplemente colocar los huevos en el congelador es un tanto extraño. De hecho, la manera de congelar los huevos es romperlos y vaciarlos en un recipiente y meterlo al congelador, así te durarán por meses y no es insano. Te puede ser muy útil si eres un ávido cocinero. 

 

Queso:

Lo mejor es rayarlo y colocarlo en bolsas herméticas. Así podrás coger un poco cada que lo necesites. Otra manera útil es cortarlo en rebanadas e igualmente colocarlas en una bolsa o toper hermético. 

 

Frutas: podrás congelar desde plátanos, limones, fresas, cerezas, etc.

 

Papas: 

Especialmente cuando ya están a punto de descomponerse, puedes salvar tus papas. Primero pela la piel, luego colócalas en agua hirviendo por cinco minutos, después colócalas en agua muy fría durante 10 minutos. Finalmente colócalas, preferiblemente en porciones en bolsas herméticas, y mételas al refrigerador. 

 

Leche: 

Puedes congelarla en cubos de hielo para ahorrar espacio o en su caja. Si la vas a meter al congelador en su caja, procura vaciar un poco del contenido para que cuando crezca su volumen tenga lugar para hacerlo sin romper el recipiente. 

 

Pasta:

No tienes que desperdiciar si has cocinado mucha pasta, incluso si tiene salsa. Lo mejor es congelar la pasta que ha quedado al dente, es decir, que esté cocida muy apenas. Después de sacarla de congelador asegúrate de no cambiarla bruscamente de temperatura en el exterior; primero deja que se vaya descongelando en el refrigerador. 

 

Arroz:

Cocina el arroz y luego espárcelo en una servilleta de papel. Luego coloca la servilleta en un recipiente o bolsa hermética e introdúcelo en el congelador. 

 

Vino:

Puedes congelarlo en forma de cubos de hielo o en una bolsa ziplock, por ejemplo. Congelar tu vino no lo afectará. 

 

Nueces:

Colócalas en una bolsa hermética y listo.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca