Top 5: alimentos que pueden ser cancerígenos

Vinculados por reiterados estudios como algunos de los principales causantes de cáncer en el rubro alimenticio.

Conforme la información permea a la sociedad, muchas veces sobreinformada, aprendemos algunos indicios generales para cuidar de nuestro organismo en esta era de consumismo.

Sabemos que el glutamato monosódico no es bueno para la salud; tampoco altas cantidades de sodio, ni de azúcares; el aspartame también es uno de los grandes rechazados por la medicina en general. 

Hoy que el cáncer es uno de los problemas de salud más constante, la sospecha sobre los alimentos industrializados e intervenidos como una de sus causas principales, crece. 

Te presentamos una lista de los alimentos más vinculados, por distintos estudios, con el cáncer.

 

Harinas refinadas: 

Además de perder la mayoría de sus nutrientes, este tipo de alimento procesado es blanqueado con gas de cloro, considerado como peligroso. Contienen además altos índices glicémicos que suben los niveles de glucosa rápidamente, lo que influye en el crecimiento de las células cancerosas. 

 

Azúcar artificial y los productos que la contienen (como refrescos de dieta):

Contiene el temido aspartame que se convierte en una toxina llamada DKP; asociada a la generación de algunos tumores cerebrales. 

 

Productos transgénicos: 

Estudios independientes vinculan a los transgénicos a enfermedades como el cáncer, mientras tanto, la industria niega y bloquea estos estudios. Lo que es una realidad, es que no existe una certeza sobre los efectos de estos productos que comemos cotidianamente; aún así, numerosos gobiernos han permitido su expansión (bajo las prácticas muy dudosas de las corporaciones de transgénicos). 

 

Aceites hidrogenados: 

Para ser removidos de su fuente inicial, muchas veces son desodorizados y coloreados, lo que está vinculado con enfermedades cancerosas. Asegúrate de que no han sido parte de estos procesos. 

 

Carnes procesadas:

La mayoría de estas contienen químicos y sales excesivas. Su principal componente asociado con el cáncer es el nitrato de sodio. Algunos estudios vinculan a las personas que consumen demasiada carne procesada a un aumento de 43% en las posibilidades de desarrollar cáncer.



10 superalimentos que México dio al mundo

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente.

Los superalimentos se les conoce por sus propiedades naturales que aportan numerosos nutrientes a quien los consume. Son una fuente importante de calcio, potasio y otros minerales indispensables para el cuerpo, por lo que ayudan a reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad como colesterol, obesidad, cáncer, entre otros. 

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente. Se trata de un tipo de comida adaptable a cualquier tipo de clima y suelo, por lo que se convierte en una semilla asequible y accesible en cualquier región. 

En México existen numerosos superalimentos que conforman la base de nuestra dieta endémica; te compartimos diez ejemplos de los superalimentos mexicanos más populares:  

– Aguacate. Consumido desde hace más de 10 000 años, el aguacate fortalece los huesos y previene el envejecimiento. Conoce más sobre los beneficios del aguacate dándole click aquí. 

– Cacao. Encontrado en vasijas mayas de Chiapas que datan del año 200 A.C., el cacao es un alimento que promueve la energía mediante un incremento de serotonina. Descubre cómo hacer un suplemento proteico casero con cacao.

– Chile. Ancestral y delicioso, el chile se ha consumido desde el 7 500 años A.C. por las civilizaciones asentadas en Teotihuacán, Tula y Monte Albán. Se trata de un antiséptico, antiinflamatorio, anticancerígeno y fortalecedor del sistema inmunológico. Conoce más sobre la importancia del chile mexicano en la biodiversidad del planeta.

– Frijol. Comenzó cultivándose en México y Guatemala hace más de 7 000 años, y continuó expandiéndose por Sudamérica y el Caribe por medio de las carabelas de Cristobal Colón. Posee un alto contenido de calcio, fibra, vitamina B, hierro, calcio, potasio y fósforo. Los 10 beneficios de los frijoles negros (Infográfico).

– Amaranto. Junto con el maíz, este fue uno de los principales descubrimientos de los españoles durante su llegada a Mesoamérica. Su consumo data de hace 6 000 años, siendo una fuente de minerales, fibra, proteína, calcio y hierro. Conoce más de sus beneficios dándole click aquí y de algunas recetas con amaranto dándole click aquí. 

– Maíz. Fue primero cultivado en la región de Oaxaca, y ahora es la fuente principal de energía de la dieta latinoamericana. El maíz aporta 10 por ciento de la proteína y fibra que necesita el cuerpo. ¿Sabías que el maíz azul es considerado como uno de los principales alimentos anticancerígenos de la región?

– Calabraza. Se descubrió en Nuevo León, Zacatecas y Puebla, lugares en donde se consumía hace más de 5 000 años de antigüedad. Es una fuente de fibra, calcio, magnesio, potasio, hierro y ácidos grasos esenciales como el omega 3. 

– Chía. Es una excelente fuente de fibra, antioxidante, calcio, proteína, la cual aporta gran cantidad de energía y mejora las funciones digestivas. Descubre las espléndidas propiedades de la chía en un práctico infográfico.

– Nopal. Junto con los fósiles de mamuts destazados en el Estado de México y Puebla, se encuentran restos de esta planta tan popular en México. Es uno de los alimentos más consumidos por los habitantes de la región, pues aporta hierro, magnesio, sodio, potasio y calcio. Regresar al nopal y a la tortilla evitaría la obesidad en México.

– Jitomate. Se dice que su cultivo comenzó en las montañas, valles, chinampas e islas de México, y actualmente es la hortaliza más sembrada en el mundo. Aporta minerales, vitaminas y licopeno. Descubre por qué no debes meter los jitomates en el refrigerador.



Razones para comer estas deliciosas galletas con cardamomo

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago.  Las propiedades del […]

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago. 

Las propiedades del cardamomo incluyen el anticancerígeno, principalmente el derivado del cáncer de colon. La especia ayuda a desinflamar, antirpliferativizar, estimular la apoptosis –muerte natural de las células dañas o viejas– y reducir significativamente el dolor. Además la tintura de cardamomo también se utiliza como tratamiento para el dolor de hemorroides, aliviar retortijones y cólicos causados por gases. 

El sabor del cardamomo incrementa la intensidad del gusto, por lo que si deseas consumir un poco de esta especia te compartimos la siguiente receta: 

Necesitas: 2 tazas de harina, 1 taza de azúcar glass, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo,  1/4 cucharadita de sal, 1/4 de taza de pasta de almendra, 1 cucharada de mantequilla sin sal, 1/3 de taza de jugo de naranja, 3 cucharadas de aceite vegetal, 2 tazas de azúar glass, 3 cucharadas de leche entera. 

Método de preparación: Durante se está precalentando el horno a 180ºC, se mezcla en un bowl el harina, azúcar glass, polvo para hornear, cardamomo y la sal, pasta de almendra y mantequilla. Agrega el jugo de naranja, aceite y mezcla con toda la masa hasta conseguir una consistencia de masa de galleta. Divide la masa en dos pedazos: trabaja con ambos por separado amasando un poco, colócalos en plástico y refrigéralos durante una hora. Después de ello, con un rodillo aplana la masa, y utiliza un cortador de galletas para cortar la figura. Coloca las galletas en una charola para hornear, previamente engrasada con mantequilla. Hornea durante 10 minutos, hasta que estén ligeramente doradas.  Deja que se enfríen y agrega el betún con azúcar glass. 



Estas serán las consecuencias de las decisiones de Trump frente al cambio climático

Para Trump, “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”.

Durante su candidatura, el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que el cambio climático se trataba sólo un invento de China para ganar potencial financiero y económico. En ese entonces generó una oleada de malos presentimientos sobre su periodo presidencial; y ahora ha causado un torbellino de pánico tras firmar una orden ejecutiva eliminando la mayoría de las regulaciones establecidas por el expresidente Barack Obama cuyos objetivos eran reducir los efectos del cambio climático. 

Para Trump, esta medida ayudaría a poner un fin a “la guerra del crudo” y a “las regulaciones que bloquean numerosos puestos laborales”; así como a suspender más de la mitad de las medidas que ayudaban a reducir las consecuencias ambientales por el alto consumo del pretróleo. Esto, en sus palabras, hará que “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”. 

 

Entre las regulaciones eliminadas se encuentran: la salida de EE.UU. del acuerdo de París –firmado en diciembre 2015–, la recesión del plan Clean Power –el cual regulaba las emisiones de carbono del país por medio del petróleo, carbón y gas–, entre otros. El objetivo es no sólo dejar de consumir crudo importado, también promover la producción energética de EE.UU. En palabras de Trump, “La antigua administración devaluaba a los trabajadores por sus pólizas. Ahora nosotros podemos proteger el medio ambiente mientras se provee ofertas laborales a las personas.”

El impacto de esta decisión es, en otras palabras, un intento de cambiar tanto práctica como filosóficamente la narrativa de EE.UU. en torno del cambio climático. Si bien la idea es proveer una oferta laboral en la industria de petróleo y gas, comenta el especialista en medio ambiente de la BBC, Matt McGrath, la realidad es que esta medida sólo ofrecerá trabajo a los abogados. 

McGrath agrega que la nueva administración dejará que la industria de gas y petróleo tengan reglas menos restrictivas en torno a las emisiones de metano, y por tanto una mayor libertad para cometer numerosos y cada vez más graves ecocidios. En otras palabras, esta decisión ignora la ley y la realidad científica que ha evidenciado las consecuencias del calentamiento global. 

Más en Ecoosfera: 

Cambio climático incrementa número de guerras, estudio confirma

Estos son los 5 lugares más afectados por el cambio climático

El impacto del cambio climático ha llegado hasta nuestros genes

 

 

 

 



OMS cataloga como cancerígenos a las bebidas muy calientes

Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer.

En un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud –OMS– se anunció que el excesivo calor de algunas bebidas como el café y el té son causa de cáncer en el esófago. Si bien se procuró enfatizar que las bebidas no son en sí mismas cancerígenas si se sirven en temperaturas normales, la realidad es que esto ha creado un impacto en el mundo tanto científico como civil. 

Hace aproximadamente 25 años, la OMS clasificó al café como un posible cancerígeno; sin embargo, en la investigación actual se ha descubierto que no es el café, sino la temperatura considerablemente elevada la causa principal del cáncer en el esófago. De hecho, para llegar a esa conclusión, 23 científicos de la International Agency for Research on Cancer –IARC– de la OMS, revisaron más de 1 000 estudios sobre la relación entre el cáncer y el café, reportando que “había una evidencia insuficiente sobre la cancerogenicidad de beber café.”

 Por otro lado, se encontró una correlación significativa entre la incidencia de cáncer y la temperatura alta de la bebida –aunque no se llegó a definir con precisión cuánto equivale el “excesivamente caliente”–. Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer. 

cafe, cancerigeno, cancer, bebidas calientes cancerigenas
cafe
Christopher Wild, director de la IARC, ha recalcado que no es la bebida en sí, sino la temperatura la responsable del desarrollo de cáncer.  Por lo que, para preparar una buena taza de café, el agua hervida necesita estar entre los 90.5ºC y 96ºC; y una vez servida en la taza, la bebida –no cancerígena– debería beberse a una temperatura alrededor de los 65º C. Y para no estar con un termómetro calculando la temperatura del café, sólo mete tu dedo meñique para comprobar que no te queme. Sólo de esta manera no sólo se puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, también mejorar la experiencia de un café matutino o vespertino en horas de somnolencia. 

Y es que de hecho, según la data del American Institute for Cancer Research, las nuevas investigaciones sugieren que el café realmente es un protector del desarrollo de algunos cánceres, enfermedades del hígado, entre otras. Sin embargo, como en todo, hay que beber café en medidas que no afecte a la globalidad del cuerpo; en caso que te interese saber cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo, dale click aquí. De hecho, moderar el consumo del café permite prevenir la tensión cardíaca elevada y controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. 

cafe, cancerigeno, bebidas calientes cancerigenas
cafe

 



12 recomendaciones esenciales para evitar el cáncer

Criterios que según la Organización Mundial de la Salud debes tener en mente como mínimo para llevar una vida más saludable.

Hace poco la prestigiada revista Sciense publicó un estudio que revela que en la mayoría de los casos, aproximadamente en el 65%, la formación de cáncer se debe al azar. Es decir, no intervienen factores como la herencia genética, los hábitos humanos o el medio ambiente. Sin embargo, también es cierto que la ciencia, muy a menudo, cambia de opinión, y existe asimismo un cierto consenso acerca de los factores que están unidos inexorablemente con la presencia del cáncer. 

Haciendo énfasis en lo anterior, la Organización Mundial de la Salud ha publicado casi una docena de consejos para evitar el cáncer. Algunos son muy elementales como el evitar fumar, pero otros abren un poco más el panorama. El ejercicio y la alimentación son, naturalmente, uno de los mayores protectores contra esta enfermedad. 

Los consejos básicos:

  1. No fumes. No consumas ninguna forma de tabaco. 
  2. Asegúrate de que tu casa sea libre de humo de tabaco y apoya las iniciativas anti humo de tu espacios de trabajo. 
  3. Actívate para mantener tu peso saludable. 
  4. Haz ejercicio todos los días y asegúrate de pasar el menor tiempo sentado posible. 
  5. Ingiere una dieta saludable: come muchos granos, vegetales y frutas. Limita las comidas con alto porcentaje de calorías y las bebidas y alimentos altos en azúcar. Evita la carne procesada, come poca carne roja y alimentos con mucha sal. 
  6. Toma poco alcohol o evítalo.
  7. No te expongas mucho al sol, sobre todo a los niños. Evita el uso de camas bronceadoras. 
  8. Si en tu trabajo estás expuesto a sustancias cancerígenas mantén cuidadosamente las medidas de seguridad recomendadas. 
  9. Investiga si estás expuesto a altos niveles de radiación en tu casa. En caso de que así sea, haz algo para evitarlo.
  10. Amamantar reduce los riesgos de cáncer de mama para las mujeres, hazlo si te es posible y evita los tratamientos hormonales, pues incrementan el riesgo de adquirir ciertos tipos de cáncer. 
  11. Vacuna a tus hijos contra la hepatitis B y, especialmente a las niñas, contra el virus de papiloma humano.
  12. Toma parte de las campañas de prevención contra el cáncer, sobre todo de intestino, mama y cervical.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca