Top 5: alimentos que pueden ser cancerígenos

Vinculados por reiterados estudios como algunos de los principales causantes de cáncer en el rubro alimenticio.

Conforme la información permea a la sociedad, muchas veces sobreinformada, aprendemos algunos indicios generales para cuidar de nuestro organismo en esta era de consumismo.

Sabemos que el glutamato monosódico no es bueno para la salud; tampoco altas cantidades de sodio, ni de azúcares; el aspartame también es uno de los grandes rechazados por la medicina en general. 

Hoy que el cáncer es uno de los problemas de salud más constante, la sospecha sobre los alimentos industrializados e intervenidos como una de sus causas principales, crece. 

Te presentamos una lista de los alimentos más vinculados, por distintos estudios, con el cáncer.

 

Harinas refinadas: 

Además de perder la mayoría de sus nutrientes, este tipo de alimento procesado es blanqueado con gas de cloro, considerado como peligroso. Contienen además altos índices glicémicos que suben los niveles de glucosa rápidamente, lo que influye en el crecimiento de las células cancerosas. 

 

Azúcar artificial y los productos que la contienen (como refrescos de dieta):

Contiene el temido aspartame que se convierte en una toxina llamada DKP; asociada a la generación de algunos tumores cerebrales. 

 

Productos transgénicos: 

Estudios independientes vinculan a los transgénicos a enfermedades como el cáncer, mientras tanto, la industria niega y bloquea estos estudios. Lo que es una realidad, es que no existe una certeza sobre los efectos de estos productos que comemos cotidianamente; aún así, numerosos gobiernos han permitido su expansión (bajo las prácticas muy dudosas de las corporaciones de transgénicos). 

 

Aceites hidrogenados: 

Para ser removidos de su fuente inicial, muchas veces son desodorizados y coloreados, lo que está vinculado con enfermedades cancerosas. Asegúrate de que no han sido parte de estos procesos. 

 

Carnes procesadas:

La mayoría de estas contienen químicos y sales excesivas. Su principal componente asociado con el cáncer es el nitrato de sodio. Algunos estudios vinculan a las personas que consumen demasiada carne procesada a un aumento de 43% en las posibilidades de desarrollar cáncer.



¿Cómo mejorar el aprendizaje? Consejos de la neurociencia para lograrlo

De acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día.

El aprendizaje, junto con la atención y la memoria, ayuda al ser humano a desarrollar numerosas herramientas para la supervivencia y la cotidianidad. Y de acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día. 

Para los investigadores, el comprender el efecto del sobreaprendizaje sobre el desarrollo de un nuevo recurso, fue un proceso vital para un mejor entendimiento del cerebro. Para lograrlo dividieron en dos grupos a los voluntarios. 

El primero fue expuesto a ejercicios de aprendizaje sobre un tema, al haber mejoría en la habilidad en práctica tomaban un descanso de 30 minutos y regresaban para más ejercicios de aprendizaje sobre otro tema. Al día siguiente realizaban una post-prueba, en donde los individuos tenían buenos resultados en último tema practicado y pésimos en el primero. Estos resultados fueron como si el grupo no hubiese sido entrenado en nada.  En palabras de Takeo Watanabe, profesor de Ciencias Cognitivas, Lingüísticas y Psicológicas en Brown University, en EE.UU., y autor del estudio, “Cuando uno deja de entrenar inmediatamente después de haber adquirido una habilidad nueva, el área del cerebro asociada con esta habilidad aún es plástico”. Es decir, débil. El cerebro es flexible y se adapta en función del aprendizaje de nuevas herramientas; por lo que si uno se detiene justo después de haber adquirido una de ellas, el cerebro está en un estado plástico, en un estado “preparado-para-el-aprendizaje”, y absorberá la información del segundo conocimiento –y no del primero–. 

El segundo grupo practicó el tema por más tiempo y más repeticiones, un descanso de 30 minutos y un nuevo tema que aprender. Al día siguiente, en el post-test, los individuos obtuvieron mejores resultados en aquellos temas que pasaron un poco más de 20 minutos extras en practicar, sin que un tema pudiese interferir con el otro. 

De modo que aunque el primer grupo no “sobreaprendió”, tuvo un mejor resultado en el último tema; el segundo mostró un una mejoría global con un lapso mayor de práctica y aprendizaje. Para comprender las causas, Watanabe y sus colegas realizaron fMRI, escanografías del cerebro mediante el registro de oxígeno; es decir que requirieron ver las áreas cerebrales que se activaban usando más oxígeno, carbono y nitrógeno –traducido en la presencia de neurotransmisores– permitiendo deducir cuáles químicos incrementan en niveles durante el proceso de aprendizaje.

Fue así que repitiendo el experimento con la máquina MRS, con dos cambios principales –uno, que los dos grupos estarían entrenando la misma cantidad de veces sin el segundo entrenamiento; dos, antes y durante tanto del entrenamiento como la prueba se estaría escaneando la actividad cerebral. El resultado fue sorprendente: si uno no “sobreaprende”, el cerebro consigue niveles altos de glutamato-dominante –el cual facilita al cerebro a entrar en modo plástico o “preparado-para-el-aprendizaje”–; pero si se sobre carga de información, los niveles de glutamato disminuyen y los de GABA incrementan –encargado de estabilizar el cerebro–. Para Watanabe, “Si se sobreaprende la habilidad, el estado del cerebro cambia muy rápido de ser plástico a estable”, lo cual significa que el cerebro tiene más tiempo de “congelar” la habilidad previniendo de olvidarla. 

Es decir que para aprender un tema es recomendable “sobreaprender” –repetir y repetir– la base para comprender así lo complejo. Si bien se dice que hay un riesgo del olvido con el paso del tiempo, la realidad es que existen numerosas técnicas para mantener el conocimiento en un periodo a largo plazo; como por ejemplo, dar tiempo a que suceda el aprendizaje sin necesidad de mezclar los temas. 



Estas fotos te darán una idea de cómo se ven tus alimentos a la hora de cosecharlos

Muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores.

Parece fácil: estar en la mesa del comedor con un bocado de una jugosa piña en la boca, esa frescura acidulce del desayuno que nos brinda una cantidad desbordante de nutrientes y un placer inexpresable a los primeros momentos del hambre matutino. Es realmente un instante sencillo que tan sólo requirió ir al mercado a comprarla, cortarla con cuidado y servirla fresca y amarilla. Sin embargo, ¿cuál fue el proceso que pasó una piña para llegar a nuestra mesa?

Muchas veces pasamos por una verdulería o las estanterías del supermercado, vemos las frutas y verduras, las tanteamos para sospechar su frescura y las llevamos a casa. Pero muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores. 

En caso que surja un poco de curiosidad, te compartimos algunas fotografías de cómo se ven los alimentos a la hora de cosecharse: 

 

 


Mexicali Resiste: movimiento civil contra cervecera Constellation Brands

Esta resistencia civil se ha mantenido en el lugar hasta que el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid detenga la instalación de la firma y la cimentación del acueducto de 17 kilómetros que pretende llevar el agua de la región hacia la zona de la empresa.

Desde hace dos años, la tercera empresa cervecera más grande en EE.UU., Constellation Brands, anunció que invertiría alrededor de 1 500 millones de dólares en una nueva planta en Mexicali, al norte de México. Esto con el objetivo de incrementar de 10 a 25 millones de hectolitros anuales de la capacidad de su actual planta en Nava, Coahuila –también en México–, y así abastecer la creciente demanda de EE.UU.

Con marcas como Corona Extra, Corona Light y Modelo Especial, Constellation Brands pretende concluir en 2017 la ampliación, expandiendo hasta un 14 por ciento su participación de mercado en el territorio estadounidense –en donde la demanda de cerveza premium y artesanal van en aumento–. En palabras de Edgar Guillaumin, vicepresidente de Relaciones Externas, “Será la planta cervecera más grande América, pues por ahora ninguna tiene 25 millones de hectolitros de capacidad al año.

¿O no? 

Pese a que Guillaumin indicó que “Ahora somos productores de la cerveza en México, importadores en EE.UU. y toda la cadena que sigue en el proceso de venta de las marcas de Modelo”, activistas, productores agrícolas y comisarios ejidales se unieron para bloquear los accesos a los trabajos de construcción de la planta. Con pancartas y autodenominándose el movimiento “Mexicali Resiste“, los manifestantes comenzaron a argumentar que la operación de esta compañía estadounidense sobreexplotará el agua del manto acuífero de la zona agrícola de Mexicali, impactando negativamente tanto a la actividad, economía como biodiversidad de la región. 

 

Esta resistencia civil se ha mantenido en el lugar hasta que el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid detenga la instalación de la firma y la cimentación del acueducto de 17 kilómetros que pretende llevar el agua de la región hacia la zona de la empresa. De modo que con un plantón en las oficinas gubernamentales del Centro de Gobierno de Mexicali, los integrantes de la resistencia civil describieron cómo Constellation Brands documentaron los terrenos de manera irregular; aunque apenas se dará a conocer la documentación en que, según los activistas, “los predios fueron enajenados por el gobierno del Estado para dárselo a la empresa de una manera onerosa”. 

El rechazo de la población hacia Constellation Brands se ha convertido en uno de los once puntos de pliego petitorio en que el movimiento Mexicali Resiste se enfrenta desde principios del año 2017. Se pretende que esta misma resistencia civil se presente en zonas como Obregón, Sonora, y Zaragoza, Coahuila, en donde se planean las instalaciones de otras dos plantas con una inversión de 2 000 millones de dólares cada una. 

 

 


OMS cataloga como cancerígenos a las bebidas muy calientes

Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer.

En un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud –OMS– se anunció que el excesivo calor de algunas bebidas como el café y el té son causa de cáncer en el esófago. Si bien se procuró enfatizar que las bebidas no son en sí mismas cancerígenas si se sirven en temperaturas normales, la realidad es que esto ha creado un impacto en el mundo tanto científico como civil. 

Hace aproximadamente 25 años, la OMS clasificó al café como un posible cancerígeno; sin embargo, en la investigación actual se ha descubierto que no es el café, sino la temperatura considerablemente elevada la causa principal del cáncer en el esófago. De hecho, para llegar a esa conclusión, 23 científicos de la International Agency for Research on Cancer –IARC– de la OMS, revisaron más de 1 000 estudios sobre la relación entre el cáncer y el café, reportando que “había una evidencia insuficiente sobre la cancerogenicidad de beber café.”

 Por otro lado, se encontró una correlación significativa entre la incidencia de cáncer y la temperatura alta de la bebida –aunque no se llegó a definir con precisión cuánto equivale el “excesivamente caliente”–. Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer. 

cafe, cancerigeno, cancer, bebidas calientes cancerigenas
cafe
Christopher Wild, director de la IARC, ha recalcado que no es la bebida en sí, sino la temperatura la responsable del desarrollo de cáncer.  Por lo que, para preparar una buena taza de café, el agua hervida necesita estar entre los 90.5ºC y 96ºC; y una vez servida en la taza, la bebida –no cancerígena– debería beberse a una temperatura alrededor de los 65º C. Y para no estar con un termómetro calculando la temperatura del café, sólo mete tu dedo meñique para comprobar que no te queme. Sólo de esta manera no sólo se puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, también mejorar la experiencia de un café matutino o vespertino en horas de somnolencia. 

Y es que de hecho, según la data del American Institute for Cancer Research, las nuevas investigaciones sugieren que el café realmente es un protector del desarrollo de algunos cánceres, enfermedades del hígado, entre otras. Sin embargo, como en todo, hay que beber café en medidas que no afecte a la globalidad del cuerpo; en caso que te interese saber cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo, dale click aquí. De hecho, moderar el consumo del café permite prevenir la tensión cardíaca elevada y controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. 

cafe, cancerigeno, bebidas calientes cancerigenas
cafe

 



12 recomendaciones esenciales para evitar el cáncer

Criterios que según la Organización Mundial de la Salud debes tener en mente como mínimo para llevar una vida más saludable.

Hace poco la prestigiada revista Sciense publicó un estudio que revela que en la mayoría de los casos, aproximadamente en el 65%, la formación de cáncer se debe al azar. Es decir, no intervienen factores como la herencia genética, los hábitos humanos o el medio ambiente. Sin embargo, también es cierto que la ciencia, muy a menudo, cambia de opinión, y existe asimismo un cierto consenso acerca de los factores que están unidos inexorablemente con la presencia del cáncer. 

Haciendo énfasis en lo anterior, la Organización Mundial de la Salud ha publicado casi una docena de consejos para evitar el cáncer. Algunos son muy elementales como el evitar fumar, pero otros abren un poco más el panorama. El ejercicio y la alimentación son, naturalmente, uno de los mayores protectores contra esta enfermedad. 

Los consejos básicos:

  1. No fumes. No consumas ninguna forma de tabaco. 
  2. Asegúrate de que tu casa sea libre de humo de tabaco y apoya las iniciativas anti humo de tu espacios de trabajo. 
  3. Actívate para mantener tu peso saludable. 
  4. Haz ejercicio todos los días y asegúrate de pasar el menor tiempo sentado posible. 
  5. Ingiere una dieta saludable: come muchos granos, vegetales y frutas. Limita las comidas con alto porcentaje de calorías y las bebidas y alimentos altos en azúcar. Evita la carne procesada, come poca carne roja y alimentos con mucha sal. 
  6. Toma poco alcohol o evítalo.
  7. No te expongas mucho al sol, sobre todo a los niños. Evita el uso de camas bronceadoras. 
  8. Si en tu trabajo estás expuesto a sustancias cancerígenas mantén cuidadosamente las medidas de seguridad recomendadas. 
  9. Investiga si estás expuesto a altos niveles de radiación en tu casa. En caso de que así sea, haz algo para evitarlo.
  10. Amamantar reduce los riesgos de cáncer de mama para las mujeres, hazlo si te es posible y evita los tratamientos hormonales, pues incrementan el riesgo de adquirir ciertos tipos de cáncer. 
  11. Vacuna a tus hijos contra la hepatitis B y, especialmente a las niñas, contra el virus de papiloma humano.
  12. Toma parte de las campañas de prevención contra el cáncer, sobre todo de intestino, mama y cervical.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca