Top 4: sitios para conseguir cosas gratis en internet (y hackear el consumismo)

Millones de personas comparten la inquietud de prescindir del dinero lo más posible y ahorrar recursos al planeta.

Nacimos en un mundo que funciona con dinero. Este se convierte en la preocupación de millones de personas que salen de sus casas cada día para ganar este simbólica herramienta, y muchas veces se nos va la vida en ello…

Sin embargo, pocos profundizamos ¿podríamos funcionar sin dinero? ¿hasta qué punto?. Hay personas, incluso familias, que lo han logrado y , afortunadamente, documentaron su experiencia. 

Vivir sin dinero no solo es un acto de subversión silenciosa contra el sistema capitalista, es también un aliciente necesario (hasta donde sea posible) para ayudar al planeta. 

Conseguir cosas gratis, en la mayoría de las ocasiones, conlleva el aprovechar herramientas de segunda mano que aún son útiles. Lo que a su vez implica que evitemos comprarlas nuevas y esto va en contra de la producción infinita que pareciera que vivimos. 

Con el arribo de internet hoy tenemos muchas opciones para que personas con tu mismo interés, el de regalar o intercambiar cosas puedan contactarse y hacer estas ecoamigables transacciones. 

Te presentamos un top de los sitios, tanto internacionales como otros de hispanohablantes, para que prescindas, al menos ocasionalmente, del dinero.

Freecycle

Es una red internacional de más de 8 millones de personas y más de 4 mil grupos. Una de las comunidades más grandes con fines no lucrativos en su tipo. Millones de personas compartiendo eso que no necesitan.

Volition:

Es el sitio masivo pionero especializado en  conseguir cosas gratis de la web. La manera en que funciona es adherir tu correo, código postal, y seleccionar tus tipos de intereses. Así te llegará información de los usuarios que regalan las cosas que embonan en el rubro que has seleccionado. 

JustFreeStuff:

Es muy útil por que este sitio te ofrece links a decenas de páginas que ofrecen cosas gratis en la red. Tienen muchas categorías y es considerado un sitio internacional (aunque mayormente funciona en Estados Unidos). 

trueques.com:

Todos los países de habla hispana tienen cabida, una cualidad no muy común en este tipo de sitios por los problemas de envío. Encontrarás hasta automóviles en trueque. 



Indígenas mayas piden apoyo para reducir los efectos de la soya transgénica

Con el documental “¿Qué les pasó a las abejas?”, comunidad maya busca preservar patrimonio biocultural.

En los últimos años tanto ambientalistas como políticos han demostrado una sincera preocupación en relación con la extinción de las abejas. De hecho, y de acuerdo con la Universidad de Reading, las subespecies de este polinizador han ido disminuyendo gradualmente en todo el mundo. Por lo menos, y hasta ahora, cuatro especies de abejorros se han extinto en Europa, y otros más en Norteamérica y China. 

Entre las causas más comunes de la extinción de las abejas es el plaguicida imidacloprid, de Bayer, en las plantas como el maíz y las verduras de hoja, generando un potencial riesgo para las plantas que atraen a los polinizadores y a las colmenas. Según los datos de la Agencia de Protección Ambiental –EPA, por sus siglas en inglés–, se encontraron concentraciones de 25 tipos nocivos de imidacloprid por millones de cítricos y plantas de algodón, lo cual ha provocado la disminución drástica de la población de abejas al dañar su cerebro y, por tanto, sus capacidades motrices –principalmente a la hora de volar–. 

Frente a esto, comunidades mayas planean realizar un documental titulado ¿Qué les pasó a las abejas?, el cual promueve la proclamación de una ley que prohiba de manera definitiva la siembra de soya transgénica y el uso del pesticida. Para ellos es importante anunciar esta situación que ha impactado negativamente en la apicultura y el medio ambiente de la región. 

La directora y productora del proyecto, Adriana Otero, ha anunciado que el documental pretende “apoyar el movimiento maya que lucha a favor de los derechos territoriales y humanos, los cuales han sido violados en repetidas ocasiones por malos manejos de las autoridades federales y de empresas como Monsanto.” Con el objetivo de lograrlo, tanto los de la comunidad indígena como la productora, abrieron una cuenta en la plataforma Kickstarter para recaudar los fondos necesarios para la producción del documento. Hasta el momento han reunido 43 295 pesos de los 120 000 que tienen como meta. 

Ve aquí el trailer de ¿Qué les pasó a las abejas?

abeja_imagenes-de-fondo-hd 

Esta idea comenzó con una nota periodística que denunciaba la desaparición de las abejas en el estado de Campeche, en México. Otero comentó que se trataba de una noticia sobre un apicultor campechano, Gustavo Huchín, quien recaudaba firmas por medio de la plataforma Change.org para exigirle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que detuvieran el permiso de la siembra de soya transgénica y así salvar la selva maya. Agregó: “Me sorprendió la visión y compromiso de Don Gustavo y siendo documentalista me pareció que sería una gran historia por contar”. Fue así que empezó a idear, junto con un equipo de cineastas independientes de Yucatán y Campeche, para realizar el documental; entre ellos se encuentran: Maricarmen Sordo –cinefotógrafa–, Alberto Palomo –sonidista y compositor musical–, Juan Cervera –productor en línea–, Robin Canul –director y fotógrafo– y Adriana Otero –director y productor general–.

Aunque en 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de las comunidades mayas para prohibir la siembra de soya transgénica, hay quienes continúan realizando esta práctica sin que las autoridades tomen acciones al respecto. Por ello, Otero decidió producir un documental como una estrategia de cambio y acción ciudadana: “Nuestro objetivo es dar a conocer a los mexicanos y al público extranjero lo que sucede en el sureste del país, en la Península de Yucatán.”

De alguna manera, financiar el documental es un paso indispensable para solidarizarse con las comunidades indígenas, tanto su lucha como el objetivo de preservar el patrimonio biocultural. Otero recuerda: 

Estamos hablando de un proceso legal histórico para el pueblo maya, por lo tanto el apoyar la producción de esta película es apoyar la temática, es aliarse a las comunidades en su lucha para poder compartir esta experiencia de organización y resistencia con otros pueblos indígenas que atraviesan por procesos similares, es unirse a la defensa de un medio ambiente sano y visibilizar la forma en la que las autoridades federales tratan este tipo de situaciones que tienen que ver con la preservación de patrimonio biocultural de los ciudadanos.

En caso que desees contribuir a esta causa, dale click aquí para conocer más sobre el documental  ¿Qué les pasó a las abejas? Y para realizar pequeños actos que cuiden a las abejas de su extinción, te compartimos tres plantas que puedes agregar en tu jardín

abejas-1

Flores nativas

Las plantas más benéficas y fáciles de cuidar siempre son las nativas. Las plantas nativas se pueden encontrar en tu región, y por ello se adaptan naturalmente al clima. Las flores son lo mejor para las abejas.

Plantas tradicionales (hairlooms)

La hibridación de muchas flores ha creado capullos resistentes y bellos, pero no significa que sean lo mejor para el ambiente de tu jardín o para el ecosistema. Las plantas de una sola germinación son más fáciles para las abejas y tienden a proveer más néctar y polen que su híbrido, las versiones de dos o más flores. Busca flores nativas, orgánicas que pudieron haber tenido tus abuelos o bisabuelos en su huerto, Por ejemplo las petunias, amapolas, margaritas, claveles, alceas, geranios y rosas clásicas. Las abejas tienen excelente percepción de color, así que no dudes en mezclar azules con morados, rojos y amarillos. Además, la variedad de formas en el jardín ayudará a que las 4,000 distintas especies de abeja tengan acceso al néctar.

Hierbas

Con las hierbas no puedes fallar. No sólo las abejas las adoran, sino que son comestibles, ayudan a controlar poblaciones invasivas de insectos, huelen y se ven preciosas. Muchas hierbas se reproducen por sí mismas, especialmente si tienes abejas que las polinicen, así que asegúrate de plantarlas donde quieres que se queden. La menta, la lavanda, el romero, la albahaca y el tomillo son muy populares con las abejas.

Descubre aquí otras ideas para plantar en tu jardín y que te ayudarán a salvar a las abejas



4 maneras en que internet está impulsando la ecosustentabilidad en el mundo

La interconexión se desdobla en posibilidades que llegan, por ejemplo, a la demanda de productos mucho más amables con el medio ambiente.

Imagen: bukyschwartz.com

Cuando internet comenzó a popularizarse las personas nos sentimos como parte de un gran potencial, aunque quizá difuso. Estar interconectados en cualquier parte del mundo amplía las opciones de prácticamente todos los aspectos de la vida; la comunicación, sobre todo, pero también de la compra venta de bienes y servicios o la posibilidad de publicitar proyectos de toda índole.

En este abanico de oportunidades, en 1999  Kevin Ashton en el Auto-ID Center del MIT acuñó un concepto que es cada vez más popular “el internet de las cosas”. Ashton planteó que en algún momento habrán más “cosas” que personas conectadas a internet, tales como electrodomésticos o dispositivos, que en una búsqueda por hacer más inteligente su uso, estarían siendo monitoreados pero además funcionando en relación a la mejora en la eficiencia de energía, por ejemplo.

En este sentido la data sobre las cosas que están conectadas a internet ha incentivado una economía en la que por primera vez se tendrá cada vez más ubicado el lugar y funcionamiento de los aparatos que se han comprado. Lo anterior permite que se conozca su destino y de alguna manera no se pierdan en la clandestinidad de los productos ya comprados.

Ello podría resultar en una dinámica donde se extraen ganancias del ciclo completo de uso de un aparato, es decir, al tener toda esta data disponible, es más fácil que este pueda ser aprovechado con fines de reciclaje cuando su tiempo vida ha terminado.

Esta es una de las posibilidades que están nutriendo el escenario de sustentabilidad en el planeta aunque hay otras maneras en que el internet está marcando la pauta para un mundo más sustentable, como las siguientes.

 

Conexión de mercados

Cada vez más personas buscan consumir productos tanto más sanos para su salud como para el medio ambiente. Internet en este sentido amplía la oferta de productos y servicios más allá de aquellos a los que se tiene acceso en los grandes supermercados (la mayoría transnacionales, por cierto).

 

Reúso de productos

Las plataformas de compara venta online están haciendo que numerosas personas accedan a productos usados  (si bien también a más productos nuevos) anteriormente esta opción de compra venta de productos de segunda mano no existía en las dimensiones que internet permite.

 

Información sobre marcas nocivas

Es muy interesante cómo existe cada vez más interés por conocer los productos que se compran. Tanto de las condiciones de los empleados de las marcas como de las repercusiones que tienen estos en su producción para el medio ambiente y la salud. La información en este rubro es muy popular en las redes sociales y ello ha hecho que muchas marcas adecuen sus modos de producción ante un mercado que es cada vez más exigente.

 

Activismo ambiental

Los gobiernos se ven presionados por la propagación de demandas ambientalistas y animalistas que encuentran en internet un nicho de interconexión. Ejemplos hay muchos en que las autoridades han modificado e incluso barado leyes que van en detrimento de la sustentabilidad y el medio ambiente. Acá algunos ejemplos.

 

 

 



Mark Boyle, el economista que renunció al dinero y vive de trueques y sustentabilidad

Lleva más de 5 años viendo solo de su granja y de intercambios.

Existen probablemente numerosas historias anónimas de miles de personas que vienen el mundo fuera del sistema, renunciando al dinero. Ellos hacen de su día a día un malabar creativo para probarse a sí mismos que el dinero es una abstracción de la cuál sí podemos salirnos.

Están la historia de Mick Dodge, el hombre que vive en un árbol, la de la familia alemana que prescinde del dinero; o la de Benjamin Lesage, quien viajó durante dos años sin dinero. También está la de un capítulo muy atrayente, documentado en su propio libro The Moneyless Man, de 2010, del irlandés Mark Boyle. Este personaje, con una formación de economista,  narra cómo se las ha ingeniado para prácticamente vivir sin dinero por más más de cinco años.

Sus únicas compras han sido un par de tenis a una tienda de caridad por 4 £, y el terreno donde ahora lleva una granja y una comunidad sustentable como producto de las ventas de su libro.

The Moneyless Man vendió más de 75 mil copias en 17 países, pero más que un episodio interesante de agregado en la cultura general, es una guía importante para conocer los “cómos” alguien puede conseguir vivir sin dinero en un mundo que está diseñado para absolutamente lo contrario.

Su granja hoy funciona sin el uso de combustibles fósiles, por ello no hay tractores; Boyle recuerda que los granjeros de la zona, en realidad, sin saberlo, han hecho agricultura orgánica por siglos; cuando es a escalas menores.

Las personas ahí pueden recibir cursos gratuitos, y trabajar, pero bajo una economía que llamada “gift economics” donde la idea es ayudar a otros sin el explícito compromiso del retorno del favor o resultado.

[The Guardian]



5 cosas que debes pensar dos veces antes de comprarlas nuevas

Te ofrecemos algunos consejos económicos y convenientes para que no gastes tu dinero en artículos nuevos, y de paso contribuyas a la conservación del medio ambiente.

Mientras hay muchísimos productos nuevos que están catalogados como “amigables con el ambiente”, puedes realmente contribuir al medio ambiente al comprar artículos usados, especialmente aquellos que usan mucha en energía y recursos en su producción. Y, obviamente, al comprar cosas usadas, estas contribuyendo muchísimo a tu propia economía.

No obstante, hay algunas advertencias que debes tener en cuenta antes de comprar productos de segunda mano. A continuación te compartimos cinco de ellas.

 RIGHTBIKEMA16384959-0001

Bicicletas:

Por el precio (aprox.) de dos tanques de gasolina puedes comprar una bicicleta bastante decente, sólo tienes que saber dónde buscar. Ten cuidado con las ventas privadas –especialmente para bicicletas más caras de adulto—ya que las bicis robadas forman gran parte del mercado.

Un gran lugar para buscar bicicletas de montaña e híbridos es en las tiendas de renta de bicicletas. Es más seguro que encuentres buenos tratos en el otoño. Dejar tus datos de contacto en una tienda de reparación de bicis también es buena idea; muchos propietarios dejan allí sus bicicletas y nunca las recogen.

.

.

Screenshot2013-04-17at82147PM

Instrumentos musicales:

Los instrumentos musicales usados pueden encontrarse en descuentos increíbles. Si lo que quieres es rentar o comprar un instrumento musical para un niño que es principiante, hace mucho más sentido que compres uno usado. Si al niño –o a ti—no le gusta el instrumento, siempre puedes revenderlo.

Una vez que compres el instrumento, llévalo a una tienda de reparación para determinar si necesita mantenimiento o reparación.

.

 Garage-sells-affordable-bedroom-furniture

Muebles de madera:

No debe haber ningún problema encontrando muebles de madera en mercados de pulgas. Cuando se trata de muebles usados, nunca debes pagar más de un tercio de lo que costó originalmente.

Cuando se trata de muebles viejos o usados, casi siempre obtienes por lo pagaste. Los muebles hechos con pino barato no aguantarán lo mismo que los que están hechos de roble, maple o cerezo. También debes buscar muebles bien hechos. La construcción de ensamblaje es el determinante principal de la calidad de un mueble. Cualquier cosa fabricada con clavos o grapas, o pegamento visible, indica construcción defectuosa. Busca clavijas, tornillos, engranajes machihembras y bloques de refuerzo en las esquinas.

.

toyota+corolla+painted+flowers+old+blog

Vehículos:

Desde una perspectiva sustentable, definitivamente hace más sentido comprar un auto usado que utiliza gasolina de manera económica que uno nuevo, ya que la construcción y deshecho de automóviles tiene un impacto significativo en el ambiente. La misma industria de automóviles ha mostrado que entre 12 y 28 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono que se generan durante el ciclo de vida de un auto ocurren durante la adquisición de materiales crudos, manufactura y envío inicial.

En cuanto al valor: un auto pierde valor en cuanto lo manejas fuera de la tienda (alrededor del 9%). Pero eso no es todo, al momento que cumple cuatro años, el auto típico retiene sólo la mitad de su valor. Después de eso, comoquiera, la curva de depreciación es mucho menos empinada. En ese momento, la mayoría de los autos permanecen confiables en los años que les siguen. Las tenencias, seguros e impuestos también son mucho más bajos.

Sobre todo, la dependencia en automóviles ha mejorado considerablemente en la última década. Lo más seguro es que un vehículo de 5 años tenga alrededor de un tercio de menos problemas de lo que tendría uno hace una década. Los problemas de motor y transmisión, que alguna vez plagaron a autos más viejos, han disminuido dramáticamente, de acuerdo a investigaciones recientes. Cuando está bien mantenido, un auto construido en 2009 podría fácilmente seguir existiendo por otros 6 a 8 años sin necesidad de reparaciones mayores.

.

IMG_4491

Ropa:

Si te da un poco de asco comprar ropa usada, considera lo siguiente: hay una gran probabilidad de que la ropa que compraste “nueva” se la probó mucha gente antes de ti. Mientras es comprensible marcar una línea en ropa interior, calcetines y zapatos, no hay nada en la ropa usada que un buen ciclo de agua caliente no pueda curar.

Comprar ropa de tiendas de ahorro no te limita a vestirte con prendas que ya pasaron de moda; puedes comprar la misma ropa que está en rebaja en tiendas departamentales a menos de un décimo de su costo, o incluso menos.

Con algunas prendas hace mucho sentido que las compremos usadas. La ropa de maternidad, por ejemplo, que sólo se usó algunos meses, o la ropa de bebés o niños, que les quedaron chicas muy rápidamente.



Por qué la abundancia no tiene que ver con el dinero

No tener mucho dinero tiene, de hecho, beneficios para nuestra persona. Te ofrecemos algunos consejos para lograr hacer mucho más con pocos medios.

Austin Wallis es una mujer de Reno Nevada que se dedica a escribir freelance y a enseñar yoga en el desierto. En uno de sus textos para Rebelle Society llamado “Viviendo una vida abundante dentro de presupuesto: está bien ser pobre” nos da una serie de buenos consejos para poder vivir con poco dinero y a la vez aprovechar cada minuto de la vida. Vivir bajo un presupuesto que es nuestra vida misma y poner nuestros pensamientos en temas que mejorarán nuestra comunidad o la Tierra en que vivimos. Utilizar nuestra energía para crear lo bello en lugar de lo preocupante,  eso es lo que aconseja Willis. Aquí mencionamos partes de lo que escribe para Rebelle:

1. Podemos no estar haciendo mucho dinero, pero el dinero que ganamos es bien gastado haciendo cosas que nos gustan con personas que adoramos. Podemos llevar un estilo de vida sencillo, desapegado de las cosas materiales, y tener mucha más libertad que las personas que desean objetos constantemente. La liviandad, que es una de las formas de la felicidad, viene de la sencilles y la alegría genuina. Nuestro trabajo es algo que disfrutamos tanto, y nos alimenta tanto, que no es considerado 100% como un trabajo. Y si este no es el caso, sabemos que todo es impermanete y que el trabajo es vida, tambien, y es una manera de patrocinar nuestros momentos felices y sobretodo de mantenernos a flote en momentos de suma tristeza. De ser independientes.

2. El dinero es energía y debe ser movido. La energía estancada no le sirve a nadie. Cuando te sientas todo el día estas desperdiciando energía. El dinero funciona de la misma manera. Si tu dinero está esperándote en tu cuenta de banco, ¿cómo te está sirviendo? Es verdad que es inteligente guardar dinero para un día lluvioso, pero en el día a día, no te castigues cuando compres cosas que disfrutas, cuando comas buena comida, cuando salgas de viaje, cuando ayudes a alguien. El cambio de dinero lo convierte en experiencia, en sonrisas, en oportunidades. Recuerda que el dinero es un medio, nunca un fin.

3. Se inteligente y aléjate de las tarjetas de crédito a menos que sepas exactamente cómo usarlas. Las personas se meten en muchos problemas con las tarjetas de crédito, y ese problema se llama deuda. Tu dinero puede ser manejado de maneras creativas, puedes ahorrar dinero, y deberías ahorrar dinero con la intención de utilizar los ahorros para algo grande en el futuro. Guarda dinero para educación o para ir de viaje un lugar que se te antoje mucho. Las personas libres no tienen deudas, tienen aspiraciones de una vida abundante y la abundancia viene en diferentes maneras.

4. Está bien no tener mucho dinero. Aunque lo hayamos escuchado mil veces, es verdad que el dinero no compra la felicidad. De hecho podría distraernos de tenerla de manera espontánea mediante experiencias enriquecedoras. Piensa en la vida que quieres tener. Piensa en la abundancia quieres manifestar. ¿Te quejas acerca de las cosas que no tienes o estas agradecido por cada cosa en tu vida? Agradecer es un ritual de suma importancia, siempre acuérdate de eso.

La alegría es un bien sustentable, es buena para nuestra salud, es contagiosa y se alimenta de sí misma.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca