¿Por qué tienes que ver el documental “Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote”?

Este documental pone en evidencia las contradicciones de nuestro mundo materialista y te muestra la lucha espiritual y política por el territorio sagrado, Wirikuta.

Hoy, a un año de haber asistido a la función de prensa, que nos tomó de sorpresa ya que la forma y el contenido nos conmovieron a todos  los presentes. La familia Ramírez, autoridades de las comunidades wixaritari (huicholas), junto a la productora Paola Stefani y el director Hernán Vilchez presentaron el largometraje documental Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote. Ese día, en el Cine Tonalá, en la colonia Roma de la Ciudad de México, dio inicio el peregrinaje del mensaje del pueblo Wixárika por la defensa de Wirikuta, a través del filme independiente dirigido por Vilchez y fotografiado por José Andrés Solórzano.

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote narra la lucha espiritual y política de los huicholes por proteger el territorio natural sagrado donde crece el peyote, Wirikuta, amenazado hace más de cinco años por la industria minera.

La gira de lanzamiento “5 Colores de Maíz”, cuyo simbolismo dentro de la nuestra cultura, pero sobre todo en la wixárika, emprendió su peregrinaje para proteger la vida y poniendo en evidencias las  contradicciones de nuestro mundo materialista. 

La familia Ramírez, nos adentra en el viaje de peregrinación ritual que emprende hacia Wirikuta, para ir al encuentro de los ancestros espirituales que habitan este territorio de 140 mil hectáreas, ubicadas en el estado de San Luis Potosí, amenazadas por las múltiples concesiones mineras y la agroindustria.

La Reserva de Wirikuta fue incorporada en 1988 por la UNESCO a la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales. El territorio sagrado natural, posee un ecosistema único en el mundo, donde  se concentra la mayor biodiversidad y riqueza de cactáceas por metro cuadro en el planeta.  Más que un  desierto es un jardín, es el hogar del Águila Real, símbolo de nuestro país. Lamentablemente la mayor parte de la flora endémica de la región, está bajo la Norma Oficial Mexicana de plantas amenazadas y en peligro en extinción. 

Transversal a este ritual milenario, que se viene repitiendo generación tras generación, aparece el conflicto: la amenaza de las empresas mineras que, de concretar sus trabajos de explotación, podrían contaminar y destruir Wirikuta, convirtiéndolo en un territorio en estéril e inhabitable profanado. 

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote, nos acerca a las diferentes acciones de alcance público que el pueblo wixárika emprendió para dar a conocer la defensa de Wirikuta y su significado. 

Como parte de estas acciones, los productores apostaron desde sus inicios a que siempre que presentan el documental, cuenta con presencia de autoridades o representantes de las comunidades del pueblo wixárika. Donde el ritual de inicio, conmueve  y provoca una respuesta orgánica ante las muestras de enseñanza de estos grandes maestros peregrinos. Si se asoman a su Facebook y Twitter pueden  ser testigos de cada función que dan en México y otros países .

La producción en coordinación con las autoridades wixaritari han presentado Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote en funciones masivas en las comunidades wixaritari (huicholas) en los estados de Jalisco, Nayarit y Durango, así como se ha seguido presentando en comunidades del bajío y la sierra de Catorce en Wirikuta.

Actualmente están realizando una gira por Europa en más de 13 países y tienen programadas dar más de 30 funciones para compartir el mensaje del pueblo Wixárika. En esta gira viajan Juan José “Katira” Ramírez y su hijo Enrique Ramírez, y el director Hernán Vilchez. El estreno fue en Berlín.En su último informe de exhibición anuncian que en la primera etapa de la gira europea más de 1,200 personas vieron la película en países de habla alemana. En el caso de la oferta en internet bajo la figura de Video On Demand, el documental se ha rentado 1,443 veces en más de 40 países en este año.

Hace un año, en la función de prensa, los productores y organizaciones civiles aliadas anunciaron que parte del compromiso con las comunidades campesinas e indígenas, es apoyar la promoción de proyectos productivos y culturales en Wirikuta.  Sí quieres conocer más de estas propuestas, proyectos y organizaciones que trabajan en la región, consulta  http://huicholesfilm.com/es/?p=8220

En las redes de Facebook y Twitter del documental se puede consultar y seguir el trabajo de exhibición que se realiza a favor de la vida en el planeta y la defensa de Wirikuta.
https://www.facebook.com/HuicholesTheLastPeyoteGuardians
https://twitter.com/PeyoteGuardians

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote, es una invitación a conocer, conmoverte y activarte en favor de la tierra, de la vida.  ¿Y tú qué estás haciendo por cuidar la vida?

Autor: Montserrat Salazar Gamboa.



¿Ya has visto las imágenes inéditas de Júpiter?

De acuerdo con el Instituto de Ciencias Planetarias, las columnas de gas que se encuentran desde las profundidades del planeta “podrían estar creando sistemas meteorológicos, transformando las nubes del planeta”.

Después de 18 meses y 37 sobrevuelos sobre Júpiter, Juno –la nave espacial de la NASA– ha brindado información sobre el planeta más grande del sistema solar. Los primeros resultados mostraron el sonic boom –o el “arco de choque”– que su campo magnético desprendía, con el paso de los vuelos se descubrió que el astro posee ciclones que erupcionan y giran en torno a los polos, así como un núcleo gigantesco que se diluye con metales pesados en una capa de hidrógeno metálico líquido. 

Ahora, los resultados muestran a un astro misterioso con unas poderosas auroras que brillan cerca de los polos y que se agitan entre tormentas y espirales de colores pastel. Inclusive, de acuerdo con el Instituto de Ciencias Planetarias, las columnas de gas que se encuentran desde las profundidades del planeta “podrían estar creando sistemas meteorológicos, transformando las nubes del planeta”.

Conoce más sobre el supersónico sonido de Júpiter dándole click aquí. 

 

 



#SoyXochimilco: un llamado para salvar el Patrimonio de la Humanidad

Ante el crecimiento de la demanda de agua y sobreexplotación de los acuíferos en el Valle de México, Xochimilco, un sistema artificial que ha sobrevivido desde épocas ancestrales, se encuentra en peligro.

Ante el crecimiento de la demanda de agua y sobreexplotación de los acuíferos en el Valle de México, Xochimilco, un sistema artificial que ha sobrevivido desde épocas ancestrales, se encuentra en peligro. El Sistema Lacustre Ejidos de Xochimilco, San Gregorio Atlapulco y sus Afluyentes –SLXSGA–, también conocido popularmente como Xochimilco, es un humedal de importancia internacional que provee bienes y servicios ecosistémicos a los 21 millones de habitantes de la capital mexicana. Sin embargo, ¿qué alternativas existen para salvar a este humedal de tal importancia? 

Dado que Xochimilco es un sistema artificial que ha sobrevivido gracias a la incorporación de agua tratada de tres plantas construidas en la década de los 70, las cuales se encuentran operando con deficiencias tanto en calidad como cantidad de agua. Esto ha provocado un descenso significativo en el nivel del agua en un promedio de hasta 1.5 metros en los canales en los últimos 10 años, afectando en la población de San Gregorio –zona de producción chinampera– con menor producción de sus cultivos. Por otro lado, las descargas de aguas negras han aumentado en asentamientos irregulares, lo cual no sólo ha favorecido la proliferación de especias invasoras como el lirio acuático, la tilapia y la carpa, afectando tanto a los productores como a las especies endémicas como el ajolote. 

Esta situación se verá aún más afectada con la construcción del proyecto Supervía, pues impactará negativamente en aproximadamente 18 por ciento de la zona de conservación. La realidad es que muy pocas personas están conscientes de la importancia del impacto que tiene este lugar en la calidad de vida de los capitalinos, en la disponibilidad y el acceso de agua, en la regulación del microclima y calidad del aire en la CDMX. 

La solución que se propone a través de la plataforma Change.org, es asegurar la continuidad del SLXSGA mediante ocho acciones estratégicas: 

– Exigimos que se pongan en condiciones óptimas operativas las plantas de tratamiento de agua de:

    Cerro de la Estrella Iztapalapa.

    San Luis  Tlaxialtemalco.

    San Pedro Atocpan.

– Regular de inmediato el bombeo desmedido de agua de los mantos acuíferos  subterráneos de agua del SLXSGA, los cuales están acelerando el hundimiento y sequía de Xochimilco además que provocan socavones como el que apareció el pasado mes de enero en el embarcadero de Zacapa.

– Implementación urgente de un sistema de conducción y tratamiento para los más de 1.400 puntos de descargas de aguas negras que actualmente son vertidos hacia los canales generando niveles de contaminación ya críticos y perjudicando a productores chinamperos de flores y hortalizas.

– Implementación urgente de: A) Un programa de control de especies invasoras, sobre todo Tilapia, Carpa y Lirio. B) Un Programa Integral de Restauración Ecológica, incluyendo especies endémicas en riesgo crítico de extinción como el Ajolote, C) Rehabilitación urgente de canales.

– Impulsar la reactivación productiva de las Chinampas a través de incentivos y capacitación a los Xochimilcas, así como promoviendo el comercio justo; impulsando así, uno de los sistemas agroecológicos más antiguos y sostenibles del mundo, y sobre todo defendiendo la soberanía alimentaria para los habitantes de CDMX.

– Transformación de la forma de turismo actual hacia un turismo sostenible de alto valor que esté en armonía con el entorno.

– No permitir más asentamientos irregulares, exigimos que se cumpla la planeación urbana y se respeten los polígonos definidos para el área protegida y la zona de conservación.

– No a la fragmentación del ecosistema de Xochimilco por la construcción de la Supervía (Autopista Urbana Oriente), debemos buscar otras alternativas.

De hecho, Change.org no es la única plataforma que ha buscado una manera de proveer el bienestar de Xochimilco, también se encuentra Natoure y XochimilKids. Las tres empresas se han unido en la campaña #SoyXochimilco: Salvemos a Xochimilco, usando a Lupita –Lupita-chan– como estandarte, una ajolote proveniente de Japón con la misión de salvar al humedal mexicano. 

Lupita, con un colorido poncho del Estado de México, fue creada por Otoka Moriwaki, quien se enamoró de Xochimilco durante un viaje al país; de modo que al enterarse de los problemas a los que se enfrenta la biodiversidad capitalina, Otaka ideó al personaje para hacer consciencia sobre ello:

Firma para salvar a Xochimilco aquí.

 



Empresa busca imponer un basurero tóxico en territorio Wixárika (huichol)

El basurero trataría hasta 85.000 toneladas de residuos industriales de minería, contaminado su territorio sagrado.

Imagen: animalpolitico.com

No es la primera vez, los wixárikas, más conocidos como huicholes, han defendido su territorio incansablemente. Apenas en 2011 se intentó imponer en sus tierras un proyecto minero de la empresa canadiense Revolution Resources para explotar a cielo abierto minerales en hasta 59.678 hectáreas de la zona. Afortunadamente en el 2013 consiguieron a partir de un amparo que un juez federal detuviese los trabajos mineros.

Wirikuta es su tierra sagrada, y gran parte de ella, además se encuentra en un Área Natural Protegida. Los intereses en sus tierras continúan, este mes apenas fue publicado en los medios cómo fueron vendidas 100 hectáreas de la Playa del Rey, parte de su territorio sagrado.

Ahora otra amenaza es anunciada por miembros del pueblo wixárika que son también parte del Comité en Defensa de la Vida de Santo Domingo. Su denuncia apunta a que el Centro de Ingeniería y Tecnología Sustentable Palula SA de CV (CITSU), propiedad del empresario minero José Cerrillo Chowell, pretende instalar un basurero tóxico en su rancho privado, donde se tratarían hasta 85.000 toneladas de residuos industriales producto de la minería como: cadmio, cianuro y mercurio. Lo anterior afectaría el medio ambiente de su territorio, según información de Vice.

Hubo falsificación de firmas para que se pudiera cambiar el uso de suelo y se le pudieran otorgar a la empresa los permisos de construcción. Además, nunca se consultó a la población sobre si queríamos este basurero, no hubo una consulta pública.

El Comité explicó que la obra afectaría directamente a 20.000 personas de al menos cuatro municipios: Santo Domingo, Real de Catorce, Mazapil y Villa de Cos.

Investigadores del Colegio de San Luis han confirmado la amenaza que representa este proyecto: 

Los riesgos de contaminación son bastante amplios y también afectarían severamente el recurso hídrico de la zona. Tanto el gobierno del estado como las autoridades municipales, organismos operadores de agua y asociaciones civiles tienen el deber de buscar que se modere la desigualdad que hay con respecto al acceso al agua, pues las personas de escasos recursos económicos obtienen muy poca y de mala calidad”.

México forma parte desde 1991 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, el cual obliga al Estado a realizar una consulta cuando se aprueben proyectos que afecten territorios indígenas. En este caso (y en muchos otros) esta consulta fue inexistente.

Aún no ha iniciado la construcción de este basurero, la SEMARNAT no se ha pronunciado al respecto; los reclamos de los wixárikas se encuentran en el ámbito local, los funcionarios de este rubro están evaluando si los daños al ambiente serían significativos.



Ambientalistas mexicanos denuncian “terrorismo de Estado”

Al menos 11 activistas ambientales fueron asesinados entre 2006 y 2009, según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

acuerdo_defensa_tepoz-640x290
Ambientalistas de Tepoztlán protestan contra la ampliación de la carretera.
(Cortesía de www.tppmexico.org.)

El periodista Fernando Camacho escribe el día de hoy en La Jornada sobre la situación de violencia que desde hace años viven los activistas ambientales en México, los cuales ha sido perseguidos, desaparecidos y asesinados en diferentes casos denunciados incluso frente a comisiones internacionales de derechos humanos.

En un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se difundió que entre 2006 y 2009 al menos 11 ambientalistas fueron asesinados en territorio mexicano, a los que siguen sumándose casos como el de Noé Vázquez Ortiz, que tuvo lugar el 2 de agosto pasado.

Campesinos ecologistas como Teodoro Cabrera y Rodolfo Montiel denunciaron también la tortura y encarcelamiento de la que fueron objeto en 1999 por parte de miembros del Ejército Mexicano, y defensores de bosques como Aldo Zamora han desaparecido durante el periodo.

Octavio Rosas Landa, integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales y académico de la UNAM afirma que “lo que priva en todos estos conflictos es que el gobierno y las empresas llevan a cabo una cuidadosa ingeniería del conflicto antes de que se manifieste cualquier oposición a sus proyectos, para generar rencillas y divisiones y decir que el problema surgió por motivos personales”, de manera que la opinión pública no pueda hacerse una idea clara ni de las demandas de los activistas ni de la manera en que desaparecen. Esta omisión fue caracterizada por el académico como “terrorismo de Estado”.

Francisco Saucedo del colectivo Proclama por el Rescate de la Nación enfatizó que a la violencia se suma la impunidad, y que los ataques contra ambientalistas son sólo un aspecto de la criminalización de la lucha social por parte del Estado mexicano, apoyado por organismos empresariales que buscan explotar desmedidamente el campo, las minas y las playas.

En el contexto de la Reforma Energética promovida por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, las organizaciones no gubernamentales y los activistas con menos arrastre mediático están viviendo una situación de terrorismo de Estado por omisión: al igual que los periodistas del país, los ambientalistas se ven sólos frente a la mole de lo que buscan combatir a toda costa.

[La Jornada]



Demanda de mayas en Guatemala contra compañía minera canadiense podría sentar precedente histórico

El atropello de derechos humanos ejercido por compañías transnacionales podría estar a punto de tener un nuevo rostro de responsabilidad jurídica.

hudbay

“Entonces me tumbaron al piso y me arrancaron la ropa. Pensé que sólo uno de ellos iba a violarme, pero los nueve lo hicieron”, declaró Rosa Elbria a la organización de derechos humanos Rights Action. Por esta y al menos otras dos violaciones a derechos humanos, un grupo de indígenas maya quiché han levantado una demanda en Canadá contra HudBay Minerals Inc. en Toronto, en la que buscarían responsabilizar a sus subsidiarias HMI Nickel, Skype Resources y Compañía Guatemalteca de Níquel por una serie de atrocidades.

Y es que poco después del golpe de estado en 1954, el gobierno de Guatemala autorizó a diversas compañías para explotar áreas del territorio que pertenecen históricamente a distintos grupos indígenas.

En octubre del 2011 otras tres demandas fueron realizadas por 13 integrantes de la comunidad de Ocho Lote contra HudBay Minerals. De los demandantes, 11 mujeres afirman que en 2007 (durante una serie de desalojos forzados de la población) ellas fueron violadas por el ejército, oficiales de policía y empleados de seguridad de la compañía minera. La compañía, además de desestimar las declaraciones de los afectados, dijo que el caso debería seguirse según las leyes guatemaltecas, lo cual los exime de facto de cualquier responsabilidad.

El problema es que las demandas de país a país, en materia de derechos humanos, raramente prosperan. La Suprema Corte de Estados Unidos rechazó una demanda similar contra Shell por supuestos abusos de derechos en Nigeria, en base a que Shell no tenía suficientes lazos con Estados Unidos.

El vacío legal que las transnacionales aprovechan existe en la legislación internacional y ha dejado heridas abiertas en distintos países y poblaciones, a pesar de que se han ganado casos como el de Chevron en Ecuador y contra la First Majestic Silver Co., también de origen canadiense, en favor del desierto mexicano de Wirikuta.

La otra razón que vuelve muy importante el caso de los indígenas mayas es que podría sentar un precedente para futuras legislaciones en materia de derechos humanos y responsabilidad corporativa: en febrero pasado, AmnCanada intervino en la corte de su país para afirmar que HudBay era responsable de negligencia en este caso, a pesar de que según las leyes canadienses una compañía matriz no puede ser responsable por las acciones de sus subsidiarias.

“Pienso que es una impresionante victoria para los derechos humanos. Pienso que es histórico”, dijo Murray Klippsenstein, el abogado de los guatemaltecos. “Debería mover el suelo de todas las cortes de Canadá.” Por su parte, la compañía afirma que decidió tomar el caso en sus manos a partir de un análisis de costos, pues creen que es más posible ganar el caso en Canadá; según HudBay, los testimonios de los testigos son débiles o vagos.

Pero Amnistía Internacional de Canadá, quienes apoyan a los demandantes, opina que “las compañías canadienses están bajo la obligación de respetar los derechos humanos donde sea que operen, particularmente si el negocio está operando en una zona de conflicto de alto riesgo, y donde la vida de poblaciones indígenas y su forma de vida está en riesgo.”

Se espera una decisión de la Suprema Corte de Canadá de un momento a otro.

[CorpWatch]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca