Close

¿Por qué rescatar la comida mexicana en los hogares es esencial para la nutrición en el país?

Con el pretexto de la productividad, el aumento demográfico, y por lo tanto más bocas que alimentar, la política alimentaria en muchos países ha permitido la entrada de miles de alimentos  industrializados (que parecieran hechos, a grosso modo, a base de azúcares, grasas, sodio y transgénicos). El anterior combo ha resultado fatal para la nutrición de cientos de hogares, lo anterior sumado que muchos padres carecen del tiempo para cocinar. 

En México hoy 1 de cada 3 niños y 7 de cada 10 adultos tienen problemas de sobrepeso y el aumento de la diabetes es desastroso. Si consideramos la dieta milenaria de los mexicanos, lo anterior es una gran sin sentido, pues los antepasados de estas tierras llevaban una dieta rica en nutrientes a base de dos productos icónicos de esta nación: el nopal y el maíz.

Recientemente en el “Foro del Pequeño Productor al Consumidor: Diversidad y Nutrición”, organizado por La Alianza por la Salud Alimentaria, distintos especialistas enfatizaron en el menosprecio cultural que se le da a la comida mexicana desde los hogares, e incluso, existen frases arraigadas que muestran este desdén como la de “los quelites son de pobres”(el quelite son plantas de follaje comestibles).

Más allá de los típicos platillos mexicanos, es importante que se promueva una cultura de la rica diversidad nutricional que existe en sus ingredientes tradicionales, no en opciones industrializadas o empaquetadas, o bien que usan transgénicos. Es esencial que desde los hogares los padres promuevan el que sus hijos conozcan las propiedades de los típicos ingredientes mexicanos para que así puedan seguir heredándolos a las siguientes generaciones. 

En este foro,  Laura Corona, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explicó la importancia de promover una “identidad alimentaria”  pues a partir de esta es que una nación o incluso a nivel global se comienza a valorar los atributos de las distintas cocinas con sus propiedades arcaicas, no en sus adecuaciones comerciales que tanto ha promovido el capitalismo.

Ver Más
Close