Conoce los vegetales más fáciles de crecer en un contenedor o maceta

Anímate a hacer tu propio huerto hogareño, puede ser más viable de lo que crees con un poco de conocimiento.

Para las personas que viven en las ciudades, casi la mitad de la población, les es casi imposible tener espacios medianos de tierra para sembrar en sus hogares. Por lo anterior, las macetas o contenedores son la opción. 

El hábito de cultivar los propios vegetales y condimentos, como mínimo, se está volviendo una hermosa tendencia para recuperar el contacto con la tierra y olvidarnos de los transgénicos y los agroquímicos. 

El sitio theselfsufficienteliving, que promueve una vida auto sustentable posible, ha enlistado las verduras que pueden crecer sanas en macetas o contenedores. Estas son las mejores opciones:

 

Betabel: tienen la capacidad de crecer en espacios pequeños; la mejor especie en su tipo para esta práctica es la de rabo rojo. Tu maceta o contenedor deberá tener una profundidad de al menos 35 centímetros para que pueda crecer con un espacio suficiente. En una maceta promedio cultivarás hasta 6 plantas bebés. 

 

Frijol: asegúrate que tu contenedor tenga también al menos 35 cm de profundidad. 

 

Zanahorias: las mejores para sembrarse son estas clases: thumbelina,  dulce y corta y pequeños dedos. Recuerda, mientras más de ellas siembres, mayor profundidad deberá tener tu contenedor. 

 

Cultivos de coliflor y brócoli: pertenecen a los cultivos nombrados como colados; son de hecho los más fáciles de sembrar en contenedores. Debes cuidar no mezclar estos distintos tipos en los mismos espacios. 

 

Pepino: cuando elijas el tamaño del contenedor ten en cuenta la proporción de sus frutos para elegirlo. 

 

Berenjena: estos frutos suelen ser grandes. Elige un contenedor que pueda sostener el arbolito con al menos 5 berenjenas. 

 

Lechuga: recuerda que requiere mucha agua. Este será quizá tu principal reto al crecer esta y casi cualquiera de las hojas verdes.

 

Melones: los conocidos como los  “sugar baby” son pequeños y perfectos para crecer en macetas y contenedores. Unos espiralitos que saldrán al rededor de ellos son esenciales en su crecimiento, así que cuídalos especialmente.  

 

Cebolla: sobre todo la cebolla verde. Necesitas un contenedor de al menos 13 cm de profundidad. Una vez que la cebolla haya crecido, como el tamaño equivalente a una bombilla, puedes recolectarla. 

 

Chícharos: es posible crecer hasta tres plantas en el tamaño mediano de una cubeta. Necesitarás una profundidad de 35 centímetros como mínimo.



10 vegetales que volverán a crecer solos en agua

Solo necesitas un recipiente con líquido; numerosos vegetales pueden formarse a partir de ellos mismos en esta condición.

Foto:okchicas.com

El más conocido vegetal capaz de crecer por sí mismo en agua es la cebolla. Muchos más hay en la lista que debes aprender para crecerlos y quizá la mejor noticia de ello, además de que puedes tener un estético huerto flotante en casa, es que si has comprado un vegetal orgánico podrías dejar de gastar recursos económicos en ello y a partir del primer vegetal continuar con un interminable ciclo de vegetales orgánicos en casa.

 

Acá una lista de algunos vegetales que pueden crecer en agua:

 

Col china: corta el final del tallo y colócalo en un recipiente pequeño lleno de agua. En solo de 1 a 2 días los primeros brotes comenzarán a salir, lo que significa que habrá crecido en casi solo una semana.

Col: coloca el final de la raíz en un recipiente con agua. Asegúrate de cosecharla del lado más pequeño para obtener mejor sabor.

Zanahorias verdes: corta y coloca la parte inferior en agua. Cosecha los brotes verdes y úsalos en ensaladas; puedes incluso hacer un increíble pesto.

Apio: coloca el final del tallo en un recipiente con agua. Los primeros brotes comienzan a crecer en el centro a los 3 o 4 días.

Hinojo: corta el final de la base de manera que las raíces queden intactas y colócalas en un pequeño recipiente de agua.

Ajo Cebollino: pon uno de los dientes en un recipiente de agua pero sin sumergirlo, en solo un par de días crecerán sus raíces.

Cebolla Verde: coloca en un vaso con agua la parte blanca inferior donde cuelgan las raíces, así de simple.

Ajo Puerro: corta el extremo del tallo y colócalo en una taza con agua; el nuevo crecimiento vendrá del centro de la planta.

Citronela: corta dos tercios del final y colócala en un contenedor con la mitad de agua.

Lechuga: corta la punta de la lechuga (cabeza). Los nuevos brotes comenzarán a surgir desde el centro en unos dos días y la lechuga en dos semanas.

 

[dontwastethecrumbs]



Tu jardín en utensilios de cocina viejos

Aprovecha juegos de tetera abandonados, por ejemplo, y crea un jardín al interior de tu cocina.

La vida es tan maravillosamente obstinada que puede surgir incluso en abruptas condiciones. Es un milagro que de un poco de tierra y una semilla con algo de agua podamos ayudar a generar una vida; cualquiera que ha dedicado algunos momentos a la jardinería puede conocer esa deliciosa sensación. 

Como sabrás, muchas plantas pueden darse en la sombra y en los contenedores más inesperados posibles. Desde zapatos hasta bolsas o balones de fútbol; lo anterior nos abre una abanico de posibilidades para decorar los espacios con vida. 

El sitio anyonecandecorate.blogspot.com nos trae algunas ideas para convertir utensilios en lindas macetas para tus plantas, que además harán un increíble juego en tu cocina:

dsg0o75p2onb2cejlqjl5008d8996e8bd

 

2hcedmnn4xh2tqw3ba655008d8bf4eb00



Adecúa las macetas de tus plantas exteriores con estos útiles consejos

Recuerda que sólo se requiere un pequeño espacio para que las plantas se conviertan en un santuario de unidad con la naturaleza

Los jardines son pequeños espacios que representan esa relación afectiva que tenemos con la vida y la naturaleza, de modo que se requerirá un cuidado especial para el desarrollo óptimo de aquellas plantas, flores, frutos y vegetales de cuya perfección podemos disfrutar. Algunos de los cuidados indispensables son la ubicación física, el tamaño, la maceta y su profundidad, entre otros.

En la cuestión de la maceta es importante tener en cuenta varios factores, tales como el color de la pared, el tipo de construcción y el gusto de cada quién. De plástico, arcilla, talavera, cerámica, madera, las macetas permiten que el sustrato transpire y retenga un poco de agua para las raíces de las plantas (en especial si son de compuestos naturales, como granito o tierra cocida).

Para la trasplantación necesitas recordar que la maceta requiere un buen drenaje: realiza unos cuantos hoyos en su fondo para evitar encharcamientos, reduciendo el daño en las raíces de las plantas. Rellena los agujeros con pequeños trozos de ladrillo o teja y, eventualmente, cubre  la maceta con una capa de arena, continuando con tierra y composta.

Cuando se trata de macetas de un tamaño considerable, se requiere un método de drenaje muchísimo más eficaz para el tamaño de la planta. Además de los agujeros anteriormente mencionados, ahora coloca una primera capa de grava combinada con trozos de teja; después, una capa de arena. Rellena el resto con composta y tierra.

Recuerda que sólo se requiere un pequeño espacio para que las plantas se conviertan en un santuario de unidad con la naturaleza. Con un poco de paciencia y dedicación; lo anterior son sólo algunos ejemplos para lograrlo.

Fotografía principal: Guadalupe Cervilla



9 vegetales y hierbas que puedes comer una vez y volver a crecer para siempre

¿Cuántas veces a la semana comes ajo, cebolla, cilantro, lechuga? Todos estos vegetales y hierbas pueden crecer muy rápido, muy fácil, y en la comodidad de tu hogar. Aquí te mostramos cómo.

Hay ingredientes de cocina que utilizamos tanto que nunca dejamos de comprarlas. Las cebollas, el ajo, el cilantro, las zanahorias y las hierbas frescas son básicas para muchos platillos, y pueden ser baratas, pero cuando las usas cotidianamente se van sumando.

Algunos alimentos son realmente fáciles de volver a crecer en tu casa a partir de las sobrar que quedan, y algunos pueden incluso ser cultivados en la barra de tu cocina. Aquí hay diez vegetales y hierbas que compras una vez y puedes volver a crecer para siempre.

1. Ajo

Cuando el ajo comienza a germinar, los pequeños brotes verdes son muy amargos para cocinar. Pero en lugar de tirar a la basura los dientes germinados, puedes poneros en un vaso con un poco de agua y crecer germinados brotes de ajo. Los brotes tienen un sabor mucho más suave que los dientes de ajo y son muy buenos en ensaladas, pastas y como guarnición. Más información aquí.

i

2. Hojas de zanahoria

Las orillas de las zanahorias que normalmente cortamos y tiramos pueden crecer hojas si las pones en un recipiente con un poco de agua. Pon el recipiente junto a una ventana bien iluminada y tendrás brotes de zanahoria para usar como guarnición o en ensalada. Aquí puedes saber más acerca de crecer esquinas de zanahorias.

o

3. Albahaca

Pon algunos tallos de diez centímetros en un vaso con agua y ponlos en un lugar con luz directa. Cuando las raíces tengan como dos centímetros de largo, puedes plantarlos en macetas para crecer toda un planta de albahaca. Aquí puedes saber más detalles.

 p

4. Cebollas de Cambray

En tan poco como cinco días puedes volver a crecer una cebolla de cambray entera. Deja tres centímetros de cebolla unida a las raíces y colócalas en un pequeño vaso con un poco de agua. En pocos días, tendrás cebollas de Cambray.

 e

5. Lechuga romana

Si tienes el tallo de una cabeza de lechuga romana que siga intacto, pon el tronco en un plato hondo con alrededor de 1 ½ centímetros de agua y colócalo junto a una ventana. Comenzarás a ver nuevas hojas en un par de semanas, y estarán completamente crecidas en tres o cuatro semanas. Para saber más ingresa aquí.

 l

6. Cebollas

Planta la raíz desechada de la cebolla en una maceta o directamente en la tierra afuera para volver a crecerla. Puedes cosecharla temprano y tener cebollas verdes frescas o esperar hasta e bulbo esté completamente desarrollado. La guía completa aquí.

 t

7. Jengibre

Al igual que las cebollas, el jengibre puede ser plantado en la tierra para volver a crecerse, pero el proceso es un poco más largo. Puede tomar algunos meses para que germine, y debes poder cosechar un bulbo completamente crecido en 8 o 10 meses. Lee más aquí.

 u

8. Champiñones

Planta los troncos de champiñones en tierra con un poco de composta o granos de café usados y mantenlos en un ambiente húmedo, preferiblemente donde hará frío en la noche. Puede ser dificultoso crecerlos ya que en pocos días los tallos comenzarán a germinar o las cabezas se pudrirán. Más detalles aquí.

 y

9. Cilantro

Como la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua. Una vez que las raíces estén suficientemente largas, sólo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.

 eh



¿Regalos verdes para esta Navidad? ¿Qué tal uno de estos 5 terrarios?

Para esta Navidad te proponemos dar regalos hechos por ti mismos, así no se alimentará la cadena de consumo ni las toneladas de basura en envoltorios. Aquí hay 5 opciones para construir bellos terrarios.

Es más cálido recibir regalos cuando se nota que fueron hechos a mano, pues es saber que la otra persona estuvo pensando mucho tiempo en uno mientras lo construía. Esta Navidad ¿por qué no regalar uno de estos hermosos terrarios? Así no alimentamos la cadena de consumo, ni las toneladas de basura en envoltorios.

 

1. Esfera

La mayoría de las esferas tienen la parte superior removible, así que las puedes rellenar con musgo, ramitas de pino, flores secas de diferentes colores, listones, moños… y todo lo que tu mente pueda imaginar.

 

2. Foco verde

¿No sabes qué hacer con los focos que ya se fundieron? O ¿quieres cambiar los focos viejos por unos ahorradores? Por qué no hacer uno de los terrarios más populares. Puedes llenarlo de musgo, ramitas de pino, arena y conchitas, listones, moños, flores secas y un largo etcétera.

 

3. Cajita de mentas

Cualquier cajita metálica es un buen lugar para plantar un jardín. Sólo necesita una pequeña capa de tierra y pequeñas plantas como suculentas. Otra variedad es llenar la cajita con arena y adornarla con pequeñas piedras y conchitas de mar.

 

4. Magnético

Los cactus requieren cantidades mínimas de agua y tierra, así que se pueden crear terrarios muy pequeños, tanto que pueden caber en un imán para el refrigerador.

 

5. Envase boca abajo

Esta forma te permitirá una enorme libertad creativa. Si tu envase es más grande, puedes rellenarlo incluso con figuritas y motivos navideños, una pequeña planta en forma de pinito, pequeñísimas esferas, origami, filigrana, moños, o incluso, una pequeña carta escrita por ti mismo.

Conoce otras 5 opciones en este enlace.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca