Con basura, este artista crea enormes animales que parecen graffiti (FOTOS)

Sus figuras tridimensionales son consideradas esculturas; además de impactantes, son un recordatorio crítico para cuidar la natura.

El arte urbano, aunque en un inicio estuvo ligado a la territorialización del espacio, también siempre ha estado vinculado al arte subversivo de personas marginales que carecen de voz. Con los años, y con Bansky quizá como su principal exponente, este ha mantenido una veta de criticidad hacia los fenómenos sociales. 

Un artista ha revolucionado la tradicional técnica de este arte por sus elementos tridimensionales que brotan de los muros, hechos con desperdicios de basura. Artur Borlado nos muestra enormes figuras de animales que nos recuerdan, con grandeza, la sobreproducción (por sus materiales de desechos), y la naturaleza, que sufre nuestro estilo de vida colectivo.



¿Cómo mejorar el aprendizaje? Consejos de la neurociencia para lograrlo

De acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día.

El aprendizaje, junto con la atención y la memoria, ayuda al ser humano a desarrollar numerosas herramientas para la supervivencia y la cotidianidad. Y de acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día. 

Para los investigadores, el comprender el efecto del sobreaprendizaje sobre el desarrollo de un nuevo recurso, fue un proceso vital para un mejor entendimiento del cerebro. Para lograrlo dividieron en dos grupos a los voluntarios. 

El primero fue expuesto a ejercicios de aprendizaje sobre un tema, al haber mejoría en la habilidad en práctica tomaban un descanso de 30 minutos y regresaban para más ejercicios de aprendizaje sobre otro tema. Al día siguiente realizaban una post-prueba, en donde los individuos tenían buenos resultados en último tema practicado y pésimos en el primero. Estos resultados fueron como si el grupo no hubiese sido entrenado en nada.  En palabras de Takeo Watanabe, profesor de Ciencias Cognitivas, Lingüísticas y Psicológicas en Brown University, en EE.UU., y autor del estudio, “Cuando uno deja de entrenar inmediatamente después de haber adquirido una habilidad nueva, el área del cerebro asociada con esta habilidad aún es plástico”. Es decir, débil. El cerebro es flexible y se adapta en función del aprendizaje de nuevas herramientas; por lo que si uno se detiene justo después de haber adquirido una de ellas, el cerebro está en un estado plástico, en un estado “preparado-para-el-aprendizaje”, y absorberá la información del segundo conocimiento –y no del primero–. 

El segundo grupo practicó el tema por más tiempo y más repeticiones, un descanso de 30 minutos y un nuevo tema que aprender. Al día siguiente, en el post-test, los individuos obtuvieron mejores resultados en aquellos temas que pasaron un poco más de 20 minutos extras en practicar, sin que un tema pudiese interferir con el otro. 

De modo que aunque el primer grupo no “sobreaprendió”, tuvo un mejor resultado en el último tema; el segundo mostró un una mejoría global con un lapso mayor de práctica y aprendizaje. Para comprender las causas, Watanabe y sus colegas realizaron fMRI, escanografías del cerebro mediante el registro de oxígeno; es decir que requirieron ver las áreas cerebrales que se activaban usando más oxígeno, carbono y nitrógeno –traducido en la presencia de neurotransmisores– permitiendo deducir cuáles químicos incrementan en niveles durante el proceso de aprendizaje.

Fue así que repitiendo el experimento con la máquina MRS, con dos cambios principales –uno, que los dos grupos estarían entrenando la misma cantidad de veces sin el segundo entrenamiento; dos, antes y durante tanto del entrenamiento como la prueba se estaría escaneando la actividad cerebral. El resultado fue sorprendente: si uno no “sobreaprende”, el cerebro consigue niveles altos de glutamato-dominante –el cual facilita al cerebro a entrar en modo plástico o “preparado-para-el-aprendizaje”–; pero si se sobre carga de información, los niveles de glutamato disminuyen y los de GABA incrementan –encargado de estabilizar el cerebro–. Para Watanabe, “Si se sobreaprende la habilidad, el estado del cerebro cambia muy rápido de ser plástico a estable”, lo cual significa que el cerebro tiene más tiempo de “congelar” la habilidad previniendo de olvidarla. 

Es decir que para aprender un tema es recomendable “sobreaprender” –repetir y repetir– la base para comprender así lo complejo. Si bien se dice que hay un riesgo del olvido con el paso del tiempo, la realidad es que existen numerosas técnicas para mantener el conocimiento en un periodo a largo plazo; como por ejemplo, dar tiempo a que suceda el aprendizaje sin necesidad de mezclar los temas. 



Estas fotos te darán una idea de cómo se ven tus alimentos a la hora de cosecharlos

Muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores.

Parece fácil: estar en la mesa del comedor con un bocado de una jugosa piña en la boca, esa frescura acidulce del desayuno que nos brinda una cantidad desbordante de nutrientes y un placer inexpresable a los primeros momentos del hambre matutino. Es realmente un instante sencillo que tan sólo requirió ir al mercado a comprarla, cortarla con cuidado y servirla fresca y amarilla. Sin embargo, ¿cuál fue el proceso que pasó una piña para llegar a nuestra mesa?

Muchas veces pasamos por una verdulería o las estanterías del supermercado, vemos las frutas y verduras, las tanteamos para sospechar su frescura y las llevamos a casa. Pero muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores. 

En caso que surja un poco de curiosidad, te compartimos algunas fotografías de cómo se ven los alimentos a la hora de cosecharse: 

 

 


Mira los animales con estilo proyectados en los edificios de París

Julien Nonnon ha invadido suburbios y sus edificios con proyecciones de animales vestidos como humanos; un espejo bizarro sobre nosotros mismos, quizá.

El arte en ocasiones no tiene qué tener motivo alguno; solo el gusto de crear. El artista Julien Nonnon esta vez con su arte digital de video-mapping ha invadido edificios en Francia en el marco de la noche para presentar retratos de la vida salvaje con algo de estilo en sus prendas.

Para algunos podría ser un tanto irrelevante el concepto, pero es precisamente esta cualidad la que le da un toque de absurdo y poesía a la vez… Los animales ejecutivos son como un llamado a la ironía y la simplicidad; algunos otros, animales urbanos, son simplemente eso también… 



El Empire State se viste de proyecciones de animales en peligro de extinción (FOTOS y VIDEO)

Más de 160 animales amenazados fueron dibujadas en el, probablemente, edificio más icónico de Nueva York.

¿Qué pasa cuando los edificios de las ciudades se convierten en detonantes de reflexión? Las siguientes fotos, sobre todo en los rostros de los espectadores, pueden decírtelo… Las imágenes fueron tomadas el primer fin de semana de agosto de este año.

Discovery Channel, para promocionar Racing Extinction, un documental sobre las especies animales en extinción y su férrea lucha por su supervivencia, organizó esta serie de proyecciones de animales en riesgo en el Empire State.

Más de 160 especies en peligro fueron dibujadas en el quizá edificio más emblemático de Nueva York. El gran tamaño de este último hizo un tributo a la belleza de estos animales desde más de 40 proyectores.

Leones, tigres, ballenas, zorros, iguanas… todos contrastan en estas imágenes con la profundidad de la noche oscura. La exhibición incluyó a Cecil, el león que recientemente fue asesinado por un dentista estadounidense, y que causó la indignación de ambientalistas del mundo, quizá como nunca en la historia de internet.

Fotos:mariacelestearraras / empirestatebldg

[Boredpanda]



Mira las impresionantes esculturas que hizo con revistas recicladas este artista (Fotos)

Yun-Woo Choi da un nuevo sentido al reciclaje utilizándolo como método para sus esculturas.

El reciclaje no es únicamente una práctica recomendable para los objetos que usamos cotidianamente. El reciclaje puede ser también una técnica artística que, en manos talentosas, nos ofrece sorprendentes piezas que nos conmueven y nos invitan a reflexionar.

Tal es el caso del artista sudcoreano Yun-Woo Choi, quien dio forma a impresionante esculturas tomando como materia prima revistas ya inútiles a las que dio nueva vida en un contexto artístico.

Cautivado por el concepto de las dimensiones múltiples de la física teórica, Choi quiso explorar cómo es que las emociones, los sueños y otras ideas como la divinidad tienen cabida en este espacio. Asimismo, al utilizar para esto revistas que en otras circunstancias estarían condenadas al desecho, el artista pone a jugar en sus piezas conceptos como lo efímero, lo fugaz, lo presente y lo concreto.

Así, Choi entrega al espectador inquietantes panoramas que por momentos parecen también ciudades futuristas, combinando la manipulación del espacio con la especulación mental, ambas con voluntad lúdica y de asombro ante los objetos y las ideas que, en esta época, también pueden participar de la práctica del reciclaje.

 

Newspaper-Sculptures1-640x479

Diseno-de-Escuturas-por-Yun-Woo-Choi-1

 

 

esculturas-revistas-08

portada_bb1

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca