8 tips para mantener una correcta postura de tu cuerpo en la vida tecnológica contemporánea

La tecnología y una vida sedentaria pueden causarte problemas a largo plazo: algunas medidas que mejorarán tu postura, y por lo tanto tu salud.

La vida de la mano de la tecnología y por tanto el uso inexorable de los artefactos han modificado muchos aspectos de nuestras vidas, entre ellos nuestra postura corporal. 

El uso de los smatphone o de la computadora hacen que adoptemos posturas que no necesariamente favorecerán a tus músculos y huesos, y a la larga, esto puede incluso derivar en otras enfermedades.

Te presentamos algunos consejos para mantener una buena postura en esta vida contemporánea recomendados por el diario El País: 

 

1. Si estás frente a la computadora por varias horas:

-Coloca la computadora frente a ti, no  a un lado, lo que evitará que dobles tu cuello y columna. 

-Levántate a menudo (cada 30 minutos) para estirar las piernas y para que ejercites tanto tu musculatura inferior como paravertebral. Según los científicos James A. Levine y Charles E. Matthews , el sedentarismo podría originar problemas a la larga como tensión, colesterol, diabetes, varices, retención de líquidos y trombosis.

-Siéntate correctamente frente a la computadora de la siguiente manera: tu espalda derecha apoyada en el respaldo, las nalgas deben de ir bien metidas en el asiento. Mantén los ojos relajados, los codos deben ir apoyados en la mesa y tus pies firmes en el suelo. 

 

2.Coloca tu smartphone a la altura de tus ojos:

Cuando usas tu teléfono doblando el cuello estás forzando tus cervicales, lo que implica un castigo para tus vértebras. Según una investigación de  Kenneth K. Hansraj, pasamos al año entre 700 y 1.400 horas forzando las cervicales si doblas tu cuello. 

 

3. Evita sujetar el teléfono entre la cabeza y el hombro cuando hables: 

Si bajas el cuello para sostener el teléfono entre tu hombro y oreja, entonces tu cuello se lastima. Una solución es usar los audífonos, tu postura será mucho mejor. 

 

4. Cuando vayas al supermercado usa un carrito, evita cargar más de 5 kg por brazo: 

Cuando uses el carrito usa las dos manos por delante para empujarlo. 

 

5. Intercala de hombro tu bolso: 

Si usas en un solo hombro tu bolso, tu musculatura puede resentirlo a largo plazo. 

 

6. Cuando uses tacones, asegúrate que estos midan solo entre 2 y 3 cm: 

Intercálalos además con zapatos planos, evita usar todos los días tacón. Tus zapatos además no deberán tener la punta muy estrecha. 

 

7. Cuando manejes coloca ambos brazos en el volante:

Es muy común colocar uno de los brazos apoyado en la ventana, lo anterior es malo para tu postura. La manera correcta de conducir es adelantar el asiento de manera que alcances perfectamente los pedales, mantener las espalda derecha bien apoyada en el respaldo y las rodillas en línea recta con las caderas. El cinturón de seguridad apóyalo en las partes duras de tu cuerpo como la clavícula y las  las crestas ilíacas en la pelvis.

 

8. Duerme boca arriba o de lado: 

Dormir boca abajo mantiene el cuello girado para poder respirar, lo que fuerza las cervicales. La manera correcta de levantarte al despertarte es girar, flexionar las piernas ayudándote con las manos; incorpórate de lado hasta sacar las piernas de la cama y quedar sentado, estira los brazos hacia arriba, apóyate en las manos y levántate. Lo anterior evitará que fuerces la columna y tu cuello.



Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Un mapa mundial del uso de bicicletas públicas (Ciudad de México y París en los primeros lugares)

Oliver O’Brien ha creado un sistema para saber cuántas bicicletas públicas están en uso en 100 de los programas más grandes de este servicio.

Cada vez más ciudades del orbe adoptan modelos de transporte alternativos y libres de contaminantes, como las estaciones públicas de bicicletas, usadas por miles de personas en su vida diaria alrededor del mundo. Se estima que existen unos 500 programas de bicicletas públicas en el mundo, siendo el más grande de ellos el de París (con 18,380 bicicletas) a muy pequeños, como el de Civitavecchia, con sólo 40 bicicletas.

Para hacernos una idea del tamaño y crecimiento constante del uso de bicicletas compartidas en el mundo, el ingeniero Oliver O’Brien de la Universidad de Londres se dedicó a recolectar data en vivo de 100 programas de bicicletas compartidas en el mundo.

En su página web pueden revisarse casi 10 mil estaciones de bicicletas, siendo las más activas en cualquier momento las de París y Ciudad de México (3,408 bicicletas), además de ciudades como Moscú, Río de Janeiro, Taipei y Nueva York. Las áreas con puntos rojos corresponden a más de 20 bicicletas en uso, y las azules a concentraciones menores de esta cifra.

[Bikes]



Retomando la civilidad urbana heroícamente: los Supercívicos (VIDEO)

Estos justicieros urbanos hacen uso de la comedia, cámaras y altavoces para restablecer la civilidad en las calles de la Ciudad de México, asegurándose de proteger los derechos de los ciclistas.

levis-commuter-2013-spring-lookbook-1

Cualquier persona que haya tomado una bicicleta y se haya puesto a la par con los automóviles en una ciudad sabe que es, a mayor o menor medida, un riesgo. En algunas ciudades como la Ciudad de México, donde destacamos por ignorar los señalamientos y además lo hacemos con poca civilidad, tomar la bicicleta y enfrentar el tráfico de la ciudad es para algunos un acto de rebeldía sustentable y para muchos otros, una necesidad.

Tomando esto en cuenta y aunando que los ciclistas son altamente vulnerables ante la velocidad de algunos automóviles y la irresponsabilidad de sus conductores, un grupo de comediantes decidió  tomar cartas en el asunto y exponer a los infractores. En el video podemos observar como estos personajes conocidos como “los Supercívicos” asumen el rol de justicieros urbanos en la Ciudad de México. Bajo el disfraz de trabajadores en triciclos de carga, los justicieros se encargaron de ocupar los carriles de bicicleta e interceptar a aquellos que lo hacían, grabarlos y avergonzarlos públicamente, una especie de respuesta a la manera en la que algunos agentes de la ley se hacen de la vista gorda en este tipo de casos.

Mientras que este tipo de proyecto parece no hacer más que evidenciar un enorme problema y complicarles la existencia a algunos de los infractores, quizá podría representar una manera de concientizar al público en general. En el vídeo proponen una interesante yuxtaposición en la que las personas con más tecnología y por lo tanto más ‘civilizados’ (aquellos que andan en automóvil), son los que menos practican la civilidad. El problema quizá va más allá de no respetar a los ciclistas, ya que realmente, vayamos a pie, bicicleta, automóvil o transporte público, con frecuencia ignoramos que no somos los únicos en las calles, y que no tenemos prioridad sobre todos los demás. Quizás el problema que refleja el video es que en una ciudad tan grande, el individuo siente que para salir adelante hay que dejar a todos atrás con egoísmo y descortesía.

Y aunque como bien lo dicen los Supercívicos: “Lo que necesita esta ciudad para dejar de ser caótica son lugares para las bicicletas”, tampoco nos hace mal mantenernos informados, por lo que les compartimos el Manual de Ciclismo Urbano y el Reglamento de Tránsito del Distrito Federal.

El video de los Supercívicos:



Estudiantes de preparatoria demuestran que las plantas no crecen cerca de routers Wi-Fi

Las estudiantes realizaron un experimento que despertó la curiosidad de la curiosidad científica, por conocer las razones por las que las plantas no crecen cerca de la radiación de routers convencionales.

pasto2

Cinco chicas de preparatoria en Dinamarca hicieron un experimento que dejó en shock a la comunidad científica. Todo comenzó cuando notaron que al dormir con sus teléfonos móviles cerca de la cabecera tenían problemas para concentrarse en la escuela al día siguiente.

Las chicas querían probar el efecto de la radiación de los teléfonos celulares en los humanos, pero su preparatoria no tenía el equipo adecuado, así que probaron los efectos en las plantas. Para el experimento colocaron seis bandejas con semillas de Lepidium sativum, una especie doméstica de pasto en un cuarto sin radiación, y otras seis en un cuarto con dos routers conectados, los cuales según los cálculos de las chicas, emiten el mismo tipo de radiación que los celulares ordinarios.

Durante 12 días las chicas documentaron el proceso de germinación de las semillas, pero los resultados se hicieron visibles por sí mismos, pues las bandejas dejadas junto a los routers no crecieron, y muchas estaban completamente muertas, mientras que las bandejas del cuarto sin radiación crecieron lo esperable.

pasto
La muestra de la izquierda creció normalmente, mientras que la de la derecha, al estar expuesta a la radiación del router, apenas creció.

Las estudiantes se hicieron acreedoras al primer premio de un concurso regional de ciencia y a la curiosidad de la comunidad científica mundial, que seguramente prestará atención al efecto potencialmente nocivo de la radiación de los celulares y routers. Un profesor de neurociencias en el instituto Karolinska de Suecia está interesado en repetir el experimento en condiciones profesionales, por lo que no será lo último que sepamos.

[MNN]



Neoyorquinos usan bicicletas para cargar sus celulares (VIDEO)

Time´s Up es un grupo ecologista que se encargo de ayudar a los neoyorquinos para cargar sus celulares de manera ecológica y gratuita.


Tras el paso del huracán ‘Sandy’ por la costa Este de los Estados Unidos, donde dejó grandes daños materiales y víctimas fatales, surgen personajes y agrupaciones que de maneras ingeniosas ayudan a las comunidades.

Es el caso de “Time´s Up” un grupo ecologista que encontró la manera de ayudar a la comunidad de Lower East Side, en Nueva York, que se quedo sin electricidad tras el paso del meteoro dejándolos incomunicados. La agrupación utilizó varias bicicletas para generar electricidad de manera ecológica y de este modo cargar los teléfonos celulares y computadoras de las personas.

La ayuda brindada por “Time´s Up” fue bien recibida por la comunidad neoyorquina.

[DangerousMinds]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca