8 alimentos insospechados que puedes congelar y guardar para otras temporadas

Algunos inesperados productos que no pierden sus propiedades al ser congelados.

La globalización ha hecho que hoy en todas las temporadas disfrutemos de todo tipo de frutas, verduras y productos que vienen de otras partes del mundo. Pero este tipo de alimentos suelen ser mucho más costosos al estar disponibles en una época que no es necesariamente la suya en nuestro lado geográfico, y en ocasiones no llegan en las más óptimas condiciones. 

Una buena manera de comer alimentos de distintas temporadas, como lo hacen los animales, o los hombres de épocas pasadas, es guardar el alimento: algunos productos no pierden sus propiedades y cualidades al congelarlos, por ejemplo. Seguro no imaginabas algunas de las siguiente opciones que son aptas para congelar. 

 

Huevos: 

Quizá imagines que el simplemente colocar los huevos en el congelador es un tanto extraño. De hecho, la manera de congelar los huevos es romperlos y vaciarlos en un recipiente y meterlo al congelador, así te durarán por meses y no es insano. Te puede ser muy útil si eres un ávido cocinero. 

 

Queso:

Lo mejor es rayarlo y colocarlo en bolsas herméticas. Así podrás coger un poco cada que lo necesites. Otra manera útil es cortarlo en rebanadas e igualmente colocarlas en una bolsa o toper hermético. 

 

Frutas: podrás congelar desde plátanos, limones, fresas, cerezas, etc.

 

Papas: 

Especialmente cuando ya están a punto de descomponerse, puedes salvar tus papas. Primero pela la piel, luego colócalas en agua hirviendo por cinco minutos, después colócalas en agua muy fría durante 10 minutos. Finalmente colócalas, preferiblemente en porciones en bolsas herméticas, y mételas al refrigerador. 

 

Leche: 

Puedes congelarla en cubos de hielo para ahorrar espacio o en su caja. Si la vas a meter al congelador en su caja, procura vaciar un poco del contenido para que cuando crezca su volumen tenga lugar para hacerlo sin romper el recipiente. 

 

Pasta:

No tienes que desperdiciar si has cocinado mucha pasta, incluso si tiene salsa. Lo mejor es congelar la pasta que ha quedado al dente, es decir, que esté cocida muy apenas. Después de sacarla de congelador asegúrate de no cambiarla bruscamente de temperatura en el exterior; primero deja que se vaya descongelando en el refrigerador. 

 

Arroz:

Cocina el arroz y luego espárcelo en una servilleta de papel. Luego coloca la servilleta en un recipiente o bolsa hermética e introdúcelo en el congelador. 

 

Vino:

Puedes congelarlo en forma de cubos de hielo o en una bolsa ziplock, por ejemplo. Congelar tu vino no lo afectará. 

 

Nueces:

Colócalas en una bolsa hermética y listo.



La situación del maíz transgénico en México se decide esta semana

Este jueves 26 de enero un Tribunal Colegiado resolverá si se permite o no la siembra de maíz transgénico en México.

Este jueves 26 de enero un Tribunal Colegiado resolverá si se permite o no la siembra de maíz transgénico en México. En julio de 2013 se presentó una demanda de acción colectiva encabezada por científicos, campesinos y consumidores para detener la siembra de maíz transgénico en México. El tema central de esta demanda es la defensa de los derechos de las generaciones presentes y futuras de aprovechar la diversidad de los maíces nativos. En lo que va del juicio, tanto las empresas transnacionales (Monsanto, Syngenta Agro, Dow Agrosciences, PHI-Pioneer Dupont) como el Gobierno Federal (Semarnat y Sagarpa) han impugnado esta demanda al menos 97 veces. Sin embargo, desde septiembre de 2013 se logró por mandato judicial que se suspendiera la siembra de maíz transgénico en todo el territorio nacional. Esta suspensión es la que ha mantenido durante tres años y medio al maíz transgénico lejos de nuestra tierra. Esta suspensión fue impugnada por las empresas transnacionales y será en el transcurso de esta semana que el Primer Tribunal Colegiado en materia Civil del Primer Circuito con sede en la Ciudad de México resuelva si se mantiene la suspensión hasta que el juicio termine.

De acuerdo con el informe de la Demanda Colectiva Maíz, tanto el Gobierno como la industria tratan de evitar a toda costa que se genere un debate científico en los tribunales. Asimismo, se ha comprobado que durante el juicio la Semarnat le ha ocultado información al juez, entre ésta, un informe del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) que demuestra la presencia ilegal de maíz transgénico en México. Además, la misma industria ha reconocido que el polen de los maíces transgénicos puede dispersarse a lo largo del país, por lo que, una vez que se autorice la siembra, su dispersión sería incontrolable. Por otro lado, dentro del juicio, el Gobierno ha reconocido que los transgénicos no aseguran una mayor producción y que no hay evaluaciones sanitarias posteriores a la siembra. Así, la situación del maíz transgénico en México quedará en manos del Tribunal Colegiado en los siguientes días.

MÉXICO, D.F., 29SEPTIEMBRE2014.- Integrantes de diversas organizaciones, se manifestaron frente a Palacio Nacional al celebrarse el Día Nacional del Maíz.
FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO.COM

El maíz se originó y diversificó en México, esta plata se domesticó hace cinco mil años y actualmente tenemos 64 razas de maíz y miles de variedades, que son el resultado de la interacción de las comunidades y sus sistemas agrícolas. Se estima que para los mexicanos, el maíz representa el 53% del total de calorías que consumimos y el 39% de todas las proteínas, siendo así el cultivo más importante para el país. Lamentablemente, desde el 2001 se empezó a detectar contaminación de maíces nativos con genes transgénicos. Esto es extremadamente grave porque la diversidad genética de las razas nativas es uno de los más grandes legados de México. Considerando que las condiciones climáticas en todo el mundo están cambiando, la diversidad genética de los maíces nativos mexicanos será una pieza clave para garantizar la seguridad alimenticia de las siguientes generaciones.

Ahora bien, imaginemos que los maíces de un campesino se han contaminado por el polen de los maíces transgénicos que se siembran cerca de su parcela. Debido a que la contaminación genética no se puede detectar a simple vista, es imposible que el campesino sepa que su maíz ha sido contaminando. Por lo tanto, esta persona seguirá sembrando el maíz contaminado y compartiendo sus semillas con otros campesinos como siempre lo ha hecho. Esto generaría una dispersión incontrolable y un daño irreversible, pues a largo plazo perderíamos las variedades nativas de maíz, uno de los legados bioculturales más importantes de México.

Es importante saber que el maíz transgénico tiene una tolerancia al herbicida glifosato y al mismo tiempo produce una sustancia tóxica que funciona como insecticida. Por lo tanto, cuando se rocían grandes cantidades de glifosato sobre los cultivos, todas las plantas mueren excepto las transgénicas, pues son resistentes. El glifosato es una sustancia catalogada como posible cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud. Comúnmente, el glifosato se rocía utilizando avionetas en grandes extensiones de tierra. Este herbicida se dispersa con el viento, el riego y la lluvia y llega a otros cultivos, ecosistemas y cuerpos de agua tanto en la superficie como en el subsuelo. Evidentemente, esto pone en riesgo tanto a las poblaciones humanas como a la biodiversidad. Por ejemplo, ya se ha detectado glifosato en al agua subterránea en Chiapas y se tiene evidencia de que la mariposa monarca ha disminuido su población debido al aumento de glifosato en su ruta migratoria.

La industria de los transgénicos se ha caracterizado por disfrazar los peligros de soluciones. Sin duda, México debe unirse a la creciente lista de países que prohíben la siembra de organismos transgénicos en sus territorios. Pues no hay argumento que justifique poner en juego nuestra soberanía alimentaria.

Para mayor información sobre la Demanda Colectiva Maíz, puedes visitar su página en Facebook.

– Dr. Fernando Córdova Tapia

(@FerCordovaTapia)



¿Cómo congelar los huevos que te han sobrado?

Preservarlos en el congelador es de lo más sencillo y práctico.

 

Foto:directoalpaladar.com

Por ecología, en esta época desperdiciar, más que nunca, es irresponsable. Algunas iniciativas por ejemplo en Francia e Inglaterra no permitirán más que se desperdicie la comida de los super mercados, pero quizá, la mayor diferencia podemos hacerla cada uno desde casa.

Los huevos en el refrigerador suelen durar solamente de 3 a 4 semanas, por ello, hoy te damos algunos tips para congelarlos; puedes hacerlo completos, o bien, la yema solamente.

Huevos blancos

Puedes ponerlos directamente en el congelador en alguna bolsa, por ejemplo. También vaciarlos en tus cubos de hielo y congelarlos individualmente. Asimismo, vaciarlos en un mismo contenedor.

Yema

Si congelas la yema directamente podría espesarse, por ello, es necesario que le agregues 1/8 de cucharada de té con sal o 1 1/2 cucharada de té con azúcar por cada 4 huevos. Recuerda guardar separadas las yemas dulces y saladas para que luego puedas emplearlas en los platillos adecuados.

Yemas hervidas

Incluso si ya has hervido los huevos, sus yemas pueden congelarse para ensaladas posteriores, por ejemplo. Remueve las yemas de los huevos y colócalas en un cazo; cubre con un cm de agua y vuelve a hervir; ponlas en un recipiente y déjalas reposars tapadas por 12 minutos. Ahora colócalas, secas, en algún recipiente en el congelador.

[TreeHugger]

 



Algunos alimentos que deberías probar congelados

Sobre todo muchas frutas pueden ser congeladas y proveerte de prácticos y accesibles snacks.

Ya se viene el verano y el calorcito que lo caracteriza, y con esta mezcla también la búsqueda incesante por encontrar algo que nos refresque y aligere. En lugar de comer chatarra, te recomendamos una serie de alimentos que congelados saben delicioso, incluso más que en su estado templado.

 

Gajos de Naranja: delicioso y sano

Mango: córtalo en pedacitos,  mételo en una bolsa y cómelo directo o licúalo en alguna otra bebida como jugo de limón.

Yogurth

Uvas

Cubos de Melón

Frambuesa

Hojas de Menta: pon en la charola de hielos pedacitos de hoja de menta con agua. Luego añade esos hielos a un vaso de agua y el sabor te será delicioso.



¿Cómo mantener tu cilantro fresco hasta por tres semanas?

Aprende cómo preservar el mayor tiempo posible uno de los sazonadores naturales más exquisitos y accesibles.

Ha sido por usado por milenios en la cocina, su sabor es delicioso y su olor llena de frescura los espacios. Es empleado por muchas culturas, y aunque es oriundo del sureste de Europa, muchas poblaciones de otras partes del mundo lo adoptaron por su facilidad para cultivarse (es ideal, por cierto, para crecerse en casa). 

Esta especie de hierba maravillosa, en su aparente simpleza, contiene minerales (Potasio, calcio, magnesio y fósforo), vitaminas (A,B,C, E y K), y un tipo de aceite que limpia el aparato digestivo. Así, con todos sus atributos es perfecta para tenerla en casa a la mano.  Te damos algunos tips para mantenerla fresca hasta tres semanas: 

 

El método del recipiente y las capas de cilantr

1. De preferencia, bajo el agua fría del grifo, recorta los extremos de los tallos y también extrae cualquier hoja seca.

2. Seca el agua de las hojas cuidadosamente (es muy importante que no queden húmedas).

3. Coloca una toalla de papel en la base de un recipiente de plástico; luego sobre ese papel coloca algunos tallos de cilantro completos.N nuevamente coloca otra capa de papel. Puedes hacer las capas de cilantro que quepan en tu recipiente, solo recuerda que la capa superior y la inferior deberán ser de papel.



3 formas efectivas de conservar alimentos sin necesidad de un refrigerador

Aunque para algunos resulte difícil de creer, lo cierto es que hay métodos para extender la vida de los alimentos sin necesidad de refrigeradores o conservadores industriales

Muchos alimentos ya no requieren refrigerarse pues rebosan de conservadores con dudosas consecuencias para nuestra salud. Sin embargo, los alimentos naturales y aquellos cuya producción o procesamiento no incluyen estrafalarias dosis de conservadores requieren de ser conservados cuidadosamente para mantenerlos el tiempo suficiente que nos tome consumirlos. 

Afortunadamente, un refrigerador no es el único método para lograr lo anterior. Ya sea porque no tienes cupo suficiente en él, porque se descompuso o simplemente porque optaste por vivir sin uno de estos aparatos, existen maneras de extender la vida de tus alimentos de forma completamente natural, sin requerir de electricidad ni de comida nocivamente conservada (por cierto, ¿te acuerdas de las hamburguesas de McDonald’s que se mantienen eternamente?).

A continuación 3 maneras sencillas y viables de conservar tus alimentos:

Fermentación

Este método consiste en únicamente permitir la proliferación de bacterias benéficas. Para ello es fundamental el uso de salmuera, lo cual permite una fermentación controlada.

Recipientes sellados

Guardar tus alimentos en recipientes herméticamente sellados retrasa significativamente el proceso de descomposición. Parece demasiado simple, pero lo cierto es que es uno de los métodos más efectivos. 

Sal

La sal es un magnífico conservador. Una concentración salina mayor al 10% es una forma más que probada de mantener, por ejemplo, la carne. Posteriormente, antes de consumirla, debes remojarla un rato en agua para desalinizarla y luego comerla. 

Finalmente te aconsejamos mantener los alimentos en lugares frescos, lejos de la luz y el calor del Sol, y cerca de corrientes de aire que puedan mantener la temperatura a niveles relativamente bajos. 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca