¿Por qué es cierto que todos estamos hechos de estrellas?

Lo verdadero que hay detrás de esta frase de magia cósmica.

Al parecer la estimulante frase que advierte que “todos estamos hechos de estrellas”, con apariciones múltiples en el ambiente cultural que desde Aleister Crowley, el brujo británico, hasta en  que incluida el mítico “Somos estrellas” de Joni Mitchell, en Woodstock, no es solo un destello poético y va más allá de la metáfora.

Pero para justificar lo anterior hacen falta argumentos, y esto es precisamente lo que nos comparte el físico y conductor de TV, Neil DeGrasse Tyson: 

Las estrellas, las de mayor masa, se volvieron inestables al final de su existencia, colapsaron y luego explotaron y desperdigaron sus entrañas enriquecidas a lo largo de la galaxia, entrañas hechas de carbón, nitrógeno, oxígeno y todos los ingredientes fundamentales de la vida.

Además, tenemos esta otra noción, una segunda explicación a esta fascinante fenómeno:

Cada 40 mil años caen al planeta toneladas de polvo cósmico sin que lo notemos.  Este polvo está hecho de oxígeno, carbono, hierro, níquel y otros elementos que se encuentran en nuestro cuerpo.  El astrofísico Karel Schrijver y su esposa Iris Schrijver en su libro “Viviendo con las estrellas: cómo el cuerpo humano está conectado con los círculos de vida del la Tierra, los planetas y las Estrellas”, desmenuzan más a fondo este precioso y certero fenómeno. 



Así suenan las estrellas más antiguas de la Vía Láctea

El líder la investigación, Dr. Andrea Miglio, explicó que se trata de un evento sorprendente el escuchar a las reliquias estelares del universo temprano.

¿A qué suena la Vía Láctea? Es el tipo de preguntas que indudablemente nos llegamos a realizar alguna vez en la vida. Hay quienes eligen dedicar su vida en responderlas; como por ejemplo, los astrofísicos de la Universidad de Birmingham, quienes lograron capturar los sonidos de las estrellas más antiguas de la galaxia. 

Esta noticia salió publicada en Royal Astronomical Society, en donde se reportó cómo un equipo de investigación de la Escuela de Física y Astronomía, proveniente de la universidad inglesa, detectó las oscilaciones acústicas de las estrellas en M4, uno de los conjuntos más antiguos de las estrellas en nuestra galaxia. Tiene 13 miles de millones de años. 

 

Gracias a la información del NASA Kepler/K2 mission, el equipo logró utilizar la técnica asteroseismológica para detectar y estudiar las oscilaciones de las estrellas. Fue así que se descubrió cómo las oscilaciones llevaban a cambios minúsculos o pulsasiones cuando brillaban, y esto era causado por un sonido atrapado dentro de la estrella. Al medir los tonos de la música estelar, se llegó a determinar la masa y la edad del astro. 

El líder la investigación, Dr. Andrea Miglio, explicó que se trata de un evento sorprendente el escuchar a las reliquias estelares del universo temprano: “Las estrellas que hemos estudiado realmente son fósiles vivientes de desde los orígenes de la Galaxia, y ahora esperamos poder liberar los secretos de cómo las galaxias en espiral, como la nuestra, que se formó y evolucionó.”

Por su lado, el profesor Bill Chaplin, de la Universidad de Birmingham, concluyó: “Justo como los arqueólogos que pueden revelar el pasado al excavar la tierra, nosotros podemos usar el sonido interior de las estrellas para descubrir la arqueología galáctica.”

 

 

Para escuchar los sonidos del universo, dale click aquí

all



¿Te gustaría nombrar una estrella? Es posible con esta votación

La Unión Internacional Astronómica ha abierto la posibilidad para que miles participen en una votación para nombrar 15 estrellas y 32 exoplanetas.

El Universo es tan vasto que es difícil imaginarlo. Sabemos que por cada grano de arena hay 10 estrellas solo en la Vía Láctea; se cree que existen unas 300 mil trillones de estrellas en el cosmos, y si tomamos en cuenta que cada una de esas estrellas puede ser el sol de varios planetas, entonces la posibilidades de la vida es muy asequible, y la cantidad de astros se multiplican exponencialmente.

Entre esta vastedad, los humanos continúan estudiando el cielo y asignando nombres a los astros desde inmemoriales tiempos. Hoy algunas agencias son las encargadas de esta tarea, como la Unión Internacional Astronómica (IAU), por sus siglas en inglés.

Esta agencia ha abierto una convocatoria para que organizaciones civiles, clubes astronómicos y científicos de 45 países en total hagan sus propuestas para nombrar 15 estrellas y 32 planetas fuera del sistema solar. Lo interesante es que los nombres serán asignados por una votación hecha por personas como tú.

El concurso llamado NameExoWorlds pretende involucrar a cada vez más personas en la aventura astronómica desde el poético ejercicio de nombrar a estos astros para la posteridad. Esta iniciativa es la primera en su tipo, para de alguna manera democratizar el estudio del espacio.

Los nombres de los astros son parte de 20 sistemas planetarios que aún prescinden de un nombre. La votación será a partir de la media noche del 31 de octubre de este año. Podrás participar gratuitamente aquí.



¿Hay más granos de arena en la Tierra o estrellas en el universo? (y por qué es importante preguntarlo)

Esta es una vieja, vieja pregunta, pero la respuesta al fin nos es dada. Obviamente no se puede calcular un número exacto, pero se puede estimar…

Para ver el mundo en un grano de arena,
Y el Cielo en una flor silvestre,
Abarca el infinito en la palma de tu mano
Y la eternidad en una hora.

-William Blake

¿Alguna vez te has preguntado cuántos granos de arena hay en el planeta, o cuántas estrellas en el universo? Aunque la pregunta sea tautológica –ya que a primera vista la respuesta no sirve para nada– el acto de preguntarlo es imprescindible para vislumbrar la maravillosa maquinaria del universo.

Un grupo de científicos en Hawái se propuso contestar estas dos preguntas, y averiguar si hay más granos de arena que estrellas, o viceversa. Para ello, primero postularon el tamaño promedio de un grano de arena y el número de granos de arena que caben en una cucharada de té. Luego el número de playas y desiertos del mundo. Multiplicados todos juntos, el número es impactante: 7.5 x 10 a la dieciochava potencia. En otros términos, 7 quintillones, 500 cuatrillones de granos.

Calcular el número de las estrellas es aún más complicado, ya que los límites del espacio son en gran medida especulativos. Los científicos estimaron el número de estrellas potencialmente observables por el Hubble (el telescopio satelital más poderoso del planeta) e incluyeron todo lo que tintinea en el firmamento, desde estrellas ordinarias, cuásares, enanos rojos e incluso galaxias completas. ¿El resultado? 70 mil millones de millones de millones de estrellas (y sólo es un estimado).

hs-2006-17-c-large_web

Las implicaciones de esta respuesta son grandiosas. La Tierra es un pequeño planeta en el contexto del universo entero, y el hecho de que contenga tantos granos de arena comparados con las estrellas en el cielo es inspirador, por decir lo menos. El universo es tan vasto visto desde cerca como lo es desde lejos. La Tierra es un grano de arena del inconcebible universo, que contiene a su vez millones y trillones de granos de arena. Y lo decía William Blake: “Para ver el mundo en un grano de arena y el cielo en una flor silvestre, abarca el infinito en la palme de tu mano”.

Para rematar esta investigación, los científicos se hicieron una tercera pregunta: ¿Cuántas moléculas hay en una gota de agua? Resulta que toma solo 10 gotas de agua para que el número de moléculas de H2O igualen el número de estrellas en el cielo.

Si consideras esta información, la perspectiva de la realidad da un tremendo giro. Si un universo puede caber en una gota de agua, entonces quizá todo lo que conocemos este contenido en una un grano de arena cósmico o en una gotita.

Este tipo de cuestionamientos, como por ejemplo ¿Cuánto pesa una nube? Parecen diseñadas para hacernos reflexionar y narrarnos la existencia desde otra perspectiva.



Astrofotografía espectacular: despeja tu mente con estas fotos

Nicholas Buer tiene una de las mejores profesiones del mundo: fotografiar estrellas, auroras boreales y todos esos fenómenos cósmicos que ocurren en este vasto hogar que llamamos Universo.

La fotografía tiene actualmente numerosas variantes, particularmente en su especialización hacia la naturaleza. Fiel a su propósito de ser reflejo del mundo, va de lo micro a la macro, dejando constancia de los universos más minúsculos hasta, como esto que ahora presentamos, retratar los paisajes más inconmensurables a los que tiene acceso la percepción humana.

Nicholas Buer es actualmente uno de los mejores exponentes de la astrofotografía. Dueño de una notable técnica y una no menos sorprendente intuición, Buer ha capturado impresionantes paisajes nocturnos en los que estrellas, auroras boreales y algún otro ser cósmico protagonizan escenas maravillosas, por momentos mágicas, todo esto teniendo como fondo un árbol, una montaña, un lago, la Tierra misma, este hogar nuestro que también forma parte del vasto universo.

Para más imágenes como esta te recomendamos visitar el sitio de Buer o, mejor aún, salir una noche despejada a no hace otra cosa más que admirar aquello que se alza frente a tu vista.



La danza concéntrica de las estrellas capturada en un idílico video

Durante poco más de siete minutos este video nos presenta la hipnótica trayectoria que cubren las estrellas sobre el cielo.

Son las estrellas, las estrellas que nos cubren, las que gobiernan nuestras condiciones.

William Shakespeare

La práctica de observar los astros es indudablemente una de las más antiguas. El acto de simplemente contemplar el cielo nocturno y presenciar su perfección coreográfica no solo es una actividad accesible para todos, y profundamente estética, también ha sido una fuente interminable de conocimiento, de obtención de data fundamental en la misión que nos auto-impusimos, tratando de entender al universo.

Con el desarrollo de técnicas y tecnologías para documentar nuestro entorno, llegaron también preciosos documentos fotográficos o audiovisuales alrededor de la naturaleza, de sus ritmos y sus pasiones, que capturan fragmentos inolvidables de su impecable discurso: auroras boreales reflejadas sobre superficies lacustres, la vida de un bosque a lo largo de año y medio, condensada en solo tres minutos, o la elegante formación de los copos de nieve.

En este caso te compartimos una pieza que muestra la trayectoria de las estrellas. El video es resultado de una épica perseverancia, ya que se creó a partir de fundir 8,198 fotografías que fueron capturadas a lo largo de tres años (2010-2013), y apuntando al cielo indio, con la cámara, durante más de 104 horas. Ajay Talwar es el responsable de este brillante trabajo que durante poco más de siete minutos nos sumerge en un estado de contemplación magnética: el cosmos como lienzo vivo, irrepetible, pero siempre presente.

El espectáculo ya comenzó (todo el tiempo), la entrada es gratuita, y hay barra libre de estímulos…

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca