Close

Otra vez el nuevo etiquetado de los alimentos será incomprensible y peligroso en México: Alianza por la Salud Alimentaria

Hace un año publicamos una nota con un video que muestra cómo el etiquetado de los alimentos en México resulta confuso para los consumidores. Curiosamente, la Cofepris, el organismo que supuestamente protege a los consumidores en México, replicó vía Twitter a este medio arguyendo que el nuevo etiquetado anunciado en ese tiempo aún no entraba en vigor. 

Hoy, luego de un año, un nuevo estudio hecho por la Alianza por la Salud Alimentaria concluye que el nuevo etiquetado, aún cuando la sociedad civil ya había advertido de las exigencias mínimas para un etiquetado claro, es incomprensible. 

El etiquetado claro y contundente de los alimentos es esencial para que el consumidor haga una compra verdaderamente responsable. Hoy que enfrentamos una realidad industrial abapullante, y por lo tanto nos hemos alejado de lo natural para entrar en el mundo de los conservadores, los químicos y los transgénicos, las etiquetas parecieran ser nuestra única arma para defender nuestra salud y el medio ambiente. 

Así, el gobierno de México está mostrando que, una vez más, los intereses de las grandes corporaciones han ganado. Hace unos meses, incluso, las mismas instituciones como la Secretaría de Salud derogaron medidas esenciales en algunas propuestas para los diputados, como los semáforos nutricionales.

¿Por qué no es entendible el etiquetado según este análisis?

  • El etiquetado no señala lo más importante, si el  producto contiene altos, medios y bajos contenidos de azúcar añadida, grasas saturadas y sodio.
  • Mientras la OMS señala como un máximo recomendado de 25 gramos de azúcar al día por adulto. Sospechosamente, el nuevo etiquetado sugiere como sano el consumo de 90 gramos diarios. Pregunta ¿Quién se beneficia con estas mentiras?
  • El etiquetado frontal centra su información en las calorías contenidas en el producto. La Cofrepis conoce que  en México la Encuesta Nacional de Obesidad demuestra que la población desconoce las proporciones de calorías que deben ingerirse. 
  • El etiquetado no es simple ni entendible ni de rápida lectura y no sirve para inducir al consumo de alimentos más saludables.

 

Twitter del autor: @anapauladelatd

Ver Más
Close