¿Sabías que el verdadero peligro de los osos polares está en tu producto de belleza?

Estos microplásticos, en el proceso de desintegrarse, están compuestos de tejidos sintéticos derivados de productos de belleza o limpieza.

Desde hace algunos años se sabe que los osos polares están en peligro desde que la contaminación humana afectó inevitablemente su hábitat. Por ello, científicos han procurado analizar a profundidad su situación: ¿cuál es el factor central que afecta a esta población?, ¿cuáles son las alternativas para solucionar su extinción?, entre otras incógnitas.

Varios estudios señalan que la contaminación del plástico, el cambio climático y los químicos en los pesticidas son tres de los principales problemas que enfrenta la supervivencia de varias especies. Esto se debe a que estos tres elementos afectan, directa e indirectamente, su sistema endocrino y reproductivo. Por tanto, los osos polares se clasificaron como uno de los mamíferos más vulnerables (a un paso de decir “en peligro de extinción”) del planeta.

La Unión para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) explica que aunque el cambio climático sea uno de los principales focos rojos, existen otros factores que contribuyen a la disminución significativa de los osos polares.

María Jesús Obregón, autora de la investigación, afirma que la salud del oso polar está siendo atacada por todos lados, entre los cuales se encuentra la exposición a contaminantes ambientales que flotan en el agua en forma de micropedazos de plástico. Estos microplásticos, en el proceso de desintegrarse, están compuestos de tejidos sintéticos derivados de productos de belleza o limpieza. Se tratan de tóxicos con altos niveles de tóxicos que alteran el estilo de vida de los osos polares. Las consecuencias son evidentes: inanición, estrés, exposición a tóxicos, enfermedades y problemas derivados al cambio climático.

La investigación está en sus inicios, sin embargo los investigadores esperan obtener herramientas que ayuden a proveer más información para conservar a esta especie indispensable en la cadena alimenticia.



Cancelan película de DreamWorks por maltrato animal (VIDEO)

En el video, rodado en noviembre de 2015, aparece cómo un pastor alemán resiste con todas sus fuerzas, clavando sus garras en el piso, para evitar entrar a la corriente de aguas turbulentas.

Hace unos días se viralizó un video en donde mostraba cómo, durante el rodaje, se obligaba a un perro a saltar en contra de su voluntad a una corriente de aguas turbulentas. Esto desató la furia tanto de numerosos seguidores como de asociaciones protectoras de animales. 

En el video, rodado en noviembre de 2015, aparece cómo un pastor alemán resiste con todas sus fuerzas, clavando sus garras en el piso, para evitar entrar a la corriente de aguas turbulentas. Y aunque los animales que aparecen en películas están entrenados para realizar sus papeles, este video muestra la predominancia de la ambición sobre el bienestar de un animal. 

 

Frente a esto, dos entrenadores se encargaron de ir a rescatar al perro; pero no fue suficiente: ahora PETA ha convocado un boicot para cancelar la película. Y parece que lo ha logrado. El estreno estaba programado para este fin de semana en Los Ángeles, en EE.UU.; sin embargo Universal y Amblin Entertainment han optado por cancelarla ya que “no quieren que nada obscurezca esta película que celebra la relación entre humanos y animales.”

La productora Amblin Entertainment afirmó que Hércules, el pastor alemán, “no había sido obligado a rodar” y que el equipo “esperaba que estuviera preparado” para grabar la escena. Pero… Es importante recalcar que todos los animales ruedan contra su voluntad, pese a estar entrenados para ello. Además, durante el rodaje estuvo presente la American Humane Association –AHA–, organización no gubernamental encargada de monitorear el trato que reciben los animales en las producciones cinematográficas y otorgar –o denegar– la etiqueta “Ningún animal resultó herido en el rodaje de esta película”; pero la asociación es reconocida por la cantidad de animales que mueren o desaparecen bajo su tutela. Según el periódico web Sin Embargo, “el 99.98 por ciento de las películas que se ruedan obtienen su sello de garantía. Esta también la tuvo. AHA ha dicho que han cesado al representante en cuestión, pero no se ha publicado su nombre ni hay pruebas de su cese.”. 

Un ejemplo contundente de estos hechos es la serie Lucky con Dustin Hoffman de la HBO, la cual fue cancelada cuando TMZ PETA difundieron fotos de caballos muertos: su protagonista, Real Awesome Jet, había sufrido tantos golpes en la cabeza al grado de tenerlo que sacrificar. En sí, en la mayoría de sus películas se realizan muertes innecesarias que pasan desapercibidas. 


Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Razones por las que el burro mexicano está en riesgo de extinción (INFOGRÁFICO)

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones.

Pese a los esfuerzos de países como España, Suiza e Inglaterra al crear santuarios de conservación, el burro mexicano continúa en riesgo de extinción. De acuerdo con el sitio web Investigación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, la reducción significativa de la población de esta especie se debe a la explotación desmesurada y la negligencia por parte de los grupos de atención y conservación para reproducirla de manera ecosustentable.

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones. Las razones parecen estar relacionadas con la modernización: los burros continúan siendo animales de carga en todo el territorio nacional. 

Frente a esto, pocos santuarios y zoológicos alrededor del mundo han tratado de salvaguardarlo; en especial en sitios como España, Suiza e Inglaterra, en donde hay granjas especializadas para su conservación. Desgraciadamente en sitios como Etiopía, Pakistán, China y Egipto continúan usando a este ejemplar como medio de transporte y herramienta de trabajo. 

burro peligro de extincion

 

 
 


Sencillos consejos para practicar una belleza ecoamigable

Antes de eliminar todos los productos de belleza de tu hogar, primero realiza una investigación, con fuentes confiables.

Día a día, cuando nos miramos al espejo y empezamos a maquillarnos, ignoramos la manera en que esta pequeña acción puede repercutir en el bienestar tanto de nosotros como del planeta. Y es que la mayoría de los productos del cuidado de la piel o de belleza están hechos de ingredientes tóxicos que alteran al sistema corporal, aumentando el riesgo de contraer enfermedades como cáncer, infertilidad, desbalance hormonal, entre otros.

Si bien esta información es ya muy sabida, todavía falta por dar a conocer las alternativas y soluciones que promuevan el bienestar integral de planeta. Por ello, Ecoosfera, con el apoyo de Tree Hugger, le dedica unas cuantas palabras a estas soluciones:

Antes de eliminar todos los productos de belleza de tu hogar, primero realiza una investigación, con fuentes confiables, acerca de los productos que usas y por qué son nocivos para tu cuerpo, el agua con la que te lavas el producto en cuestión, por el ecosistema marino afectado por los químicos que llegan a través del agua con la que te lavas el producto, por los envases de plástico que no están siendo reciclados, etcétera. Inclusive, puedes investigar cuáles son los ingredientes tóxicos que afectan a tu cuerpo.

Elimina lo que no necesitas. Una vez que sepas qué es lo que es malo para ti, ve al baño y elimina todos los productos que no cuenten con los estándares verdes. Para hacerlo, procura reciclar contenedores lo más constante que puedas.

Minimiza el (ab)uso del producto. Piensa en lo que realmente necesitas y te gusta usar. De este modo no sólo ahorras dinero, también reduces el riesgo de absorber tóxicos a través de la piel y de contaminar al medio ambiente. Te sorprenderás de cuántos son los productos que no usas. Inclusive puedes utilizar productos con múltiples usos, como el aceite de coco para limpiar e hidratar la piel, como acondicionador del cabello, entre otros.

Usa tu creatividad. Varios productos de la cocina pueden reutilizarse como productos de belleza. Por ejemplo, los aceites (de olivo, de coco, de semillas de uva), el bicarbonato de sodio, el vinagre de manzana, sal de mar, azúcar mascabada, pimienta negra, yogurt, limones, aguacates, etcétera. Todos cuentan con beneficios naturales que, además de proteger y embellecer al cuerpo, cuidan al medio ambiente.

Acércate a otras fuentes para recibir tips, información, etcétera. Como por ejemplo:
The Green Beauty Guide de Julie Gabriel
Purely Primal Skincare Guide de Liz Wolfe
There’s Lead in Your Lipstick de  Gillian Deacon
All You Need Is Less de Madeleine Somerville
Natural Beauty Alchemy de Fifi M. Maacaron
Ecoholic Body de Adria Vasil

Environmental Working Group’s Skin Deep Cosmetics Database

Think Dirty app



Íntimos retratos de osos polares (FOTOS)

Tomados por uno de los ganadores del concurso “Wildlife Photographer of the Year” de National Geographic, estos majestuosos retratos nos permiten apreciar la enorme belleza de los gigantes blancos.

 © Paul Souders/Corbis

La belleza de los osos polares es innegable. Aunque estos mamíferos llegan a pesar hasta 700 kilogramos,  su agilidad al pasearse por el hielo es envidiable. Los osos polares son tan mortales como lo son bellos, y como nos muestra el fotógrafo Paul Souders, también tienen personalidades distintivas.

Souders explica: “Fue un trabajo exhaustivo, pasé horas y horas viendo el hielo, intentando encontrar una figura blanca. Resulta que es realmente difícil encontrar osos polares sobre el hielo, en especial si no tienes un helicóptero y una maleta llena de dinero… nunca antes había trabajado tanto para encontrar un sujeto. En todo ese tiempo, vi tan solo dos osos polares y, uno desapareció prácticamente de inmediato”.

Eventualmente el fotógrafo encontró una hembra de oso polar que se sumergió en el mar y sacó su cabeza por un hoyo en el hielo. Está imagen es la que le ganó el premio del concurso “Wildlife Photographer of the Year 2013”.

Cabe destacar que los osos polares se encuentran en vías de extinción debido a la pérdida de su hábitat.

Los retratos se encuentran en la fotogalería:

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca