Close

¿Ya viste cómo se está generando un movimiento mundial contra la comida chatarra?

Imagina el poder de las grandes corporaciones de los alimentos industrializados haciendo lobby con los gobiernos. A sus ejecutivos convenciendo a los legisladores de no permitir que su poder sea reducido. Las grandes transnacionales (sea cual sea su tipo de servicio) tienen un gran poder que queda corto, tanto comparado con el poder de los políticos, como con el de los ciudadanos. 

Muchas personas cuestionan la autenticidad real de las democracias, pues en realidad, tras bambalinas, nuestros destinos colectivos parecen operados por la voluntad de unos cuantos líderes (casi anónimos) del poder económico. Por lo anterior es crucial que la ciudadanía cuente con algunas defensas. 

En el 2004, por ejemplo, al menos 180 países de la OMS suscribieron un acuerdo contra el tabaco (pues estaba matando a muchas personas). Hoy, en muchos países es imposible fumar en espacios cerrados, lo que era impensable hace dos décadas…

Así, para enfrentar el gran poder de la industria chatarra, la organización mundial Consumers International integrada por 250 Ong´s de 120 países está haciendo una campaña para que se haga un nuevo convenio; esta vez para defendernos de la comida industrializada insana.

No se trata de que las personas pierdan la libertad de elegir si comen o no una hamburguesa, sino de que las empresas especifiquen en sus etiquetas, con criterios internacionales, sus ingredientes (por ejemplo si tienen transgénicos); que estos productos no sean publicitados en horarios infantiles,  o que en caso de que sean muy dañinos modifiquen algunas de sus fórmulas. 

Con el hashtag #FoodTreatyNow, este colectivo internacional de organizaciones está planteando que los gobiernos del mundo firmen un acuerdo de esta naturaleza, ya que como podemos imaginar fácilmente, las grandes transnacionales aparecen como un poder desbordado frente a los gobiernos de los países.

Ver Más
Close