A que no imaginabas que estos alimentos contienen tanta sal

Al rededor del 70% de la sal que consumimos viene de alimentos procesados (algunos que no parecen contener tanta) y comida rápida.

En los últimos años se ha develado cómo la sal y el azúcar se han convertido en silenciosas drogas de nuestra época. Sobre todo los alimentos industrializados contienen grandes cantidades de estos dos compuestos, en parte porque estos sabores son adictivos, y como intuirás están presentes en la mayor parte de la comida chatarra. 

En el caso de la sal, uno de sus grandes perjuicios es que esta contiene altas cantidades de sodio y tu cuerpo necesita solo cierta dosis diaria: 2,300 mg si eres un adulto sano. La parte escabrosa llega porque la mayoría de los alimentos comunes contienen sodio también. Así que si ingieres de jalón mucho sodio con un solo alimento, es muy probable que sobrepases los niveles que necesitas cuando consumas otros alimentos. Como un dato sorprendente, si el consumo de sal se redujera en seis gramos diarios podrían evitarse cerca de 2.5 millones de muertes cada año

Seguramente al pensar en alimentos que contengan mucha sal se te vienen a la cabeza básicos como las hamburguesas, las patatas fritas o los embutidos. Pero hay otros productos más discretos que contienen mucha sal, y por lo tanto sodio. 

Te los compartimos para que puedas cuidar tu dieta con estos datos:

*Como recomendación básica checa las etiquetas de los productos, si indican un VD de 20% o más, entonces ese alimento contiene mucho sodio.

Salsas y aderezos:  

Como la mayonesa, mostaza o Kétchup. Suelen tener un promedio de unos 1356 miligramos de sodio por cada 100 gramos.

 

Quesos: 

Una porción suele estar compuesta por un 3.9% de sal (puedes conseguir algunos sin sal).

 

Cereales industriales: 

Como Special K, All Bran o Kellogg´s en general.

 

Mantequilla: 

Tiene 100g de sodio por cada 286 g.

 

Margarina: 

100 g por 959 g.

 

Panes y Bollos:

Aunque no parezca, contienen mucha sal.

 

Latas de Tomate en Conserva: 

100g por cada 420g.

 

Aves y animales de granja: 

Una porción te aporta el 4.5%  del sodio recomendado a diario.



¿Ya conoces las nuevas tecnologías para aprovechar mejor el agua?

El agua es un recurso natural que debemos proteger para garantizar el funcionamiento de los ecosistemas y la supervivencia de los seres vivos.

Muchos de nosotros gozamos en nuestro hogar de los servicios básicos para el día a día, como son el agua, electricidad o gas. Sin embargo, muchas de nuestras actividades contribuyen al desperdicio o mal uso de recursos naturales necesarios para proveernos, lo que ha causado la escacez de algunos de ellos en ciertas regiones.

Afortunadamente, el ingenio ha sido un gran aliado, ya que ha permitido que diversas personas, alrededor del mundo, creen equipos o procesos que ayudan al mejor aprovechamietno de los recursos naturales para el aprovechamiento de las personas, lo que se conoce como ecotecnias.

En muchos lugares del mundo con alta o media precipitación y en donde no se dispone de agua en cantidad y calidad necesaria para consumo humano, se recurre al agua de lluvia como fuente de abastecimiento. El agua de lluvia es interceptada, colectada y almacenada en depósitos para su posterior uso. La captación de agua de lluvia es una ecotecnia que permite hacer más fácil el obtener agua para consumo humano o uso agrícola.

En la captación del agua de lluvia con fines domésticos se acostumbra a utilizar la superficie del techo como captación, conociéndose a este modelo como SCAPT (sistema de captación de agua pluvial en techos). Este modelo tiene un beneficio adicional y es que además de su ubicación minimiza la contaminación del agua. Adicionalmente, los excedentes de agua pueden ser empleados en pequeñas áreas verdes para la producción de algunos alimentos que puedan complementar la dieta de las personas.

Otra ecotecnia es la implementación del sanitario seco. Este método es ideal para lugares donde no se cuenta con la infraestructura de drenaje. Este aparato se llama seco porque no requiere de agua, además de que su construcción no necesita de excavación profunda, adecuándose bien en terrenos rocosos. Al contrario de lo que muchos podrán pensar es muy limpio y no produce olores, además de que se hace una reutilización favorable al ambiente de los desechos que se ahí se depositan.

Una ecotecnia que se puede implementar en la mayoría de los hogares son dos circuitos hidráulicos separados, a través de uno de ellos circula únicamente el agua potable para grifos y duchas, mientras que en el otro contiene el agua obtenido a través del anterior procedimiento. El agua tratada es destinada a usos en los que no es imprescindible el uso de agua potable, tales como la lavadora, inodoro o riego de jardines, alcanzando un ahorro hasta del 80% del consumo total de agua por año.

El agua es un recurso natural que debemos proteger para garantizar el funcionamiento de los ecosistemas y la supervivencia de los seres vivos. Tenemos que darnos cuenta que preservar los recursos naturales es asegurar un desarrollo sostenible que posibilite a nuestros descendentes disfrutar de la naturaleza igual que lo hemos hecho nosotros.

Opta por tecnologías sostenibles o haz volar tu imaginación y contribuye con nuevos procedimientos que hagan que tu huella en el planeta se favorable.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org, @Earthgonomic y /Earthgonomic.



¿Qué tan saludables son la sal y el azucar refinados?

Consumir sal y azucar refinados tiene consecuencias importantes en la salud, aquí te explicamos por qué.

Diario y a toda hora vemos estos productos. Los encontramos en los jugos artificiales del desayuno, en las galletitas o papitas del lunch, en las garnachas de la comida, y en el pancito dulce de la merienda o cena. La sal y el azúcar refinados —o blancos— son los productos que, al haber pasado por cierto proceso químico, alteran tanto el sabor como la estructura del alimento en el cual se agregó.

De acuerdo con World Health Organization —who— y Food and Agriculture Organization of the United Nations —fao—, ninguno de estos productos contienen vitaminas, minerales o proteínas. Esto es debido a que, al momento de introducirlos en el proceso de refinamiento y blanqueamiento, pierden nutrientes como la fibra y los fotoquímicos antioxidantes, entre otros. El cuerpo no puede utilizarlos ya que carecen de los minerales necesarios para metabolizar los carbohidratos. Es decir que sí aportan energía, sin embargo sólo se tratan de “calorías vacías”.[1] Además, absorben las reservas orgánicas que el cuerpo contiene para el proceso de digestión, como los minerales, la vitamina B, aminoácidos, etcétera.

En el caso del azúcar blanco, el proceso de refinamiento y blanqueamiento produce una sustancia química completamente artificial, llamada sacarosa. Estudios publicados en The New England Journal of Medicine y en la Biblioteca Virtual en Salud de Cuba indican que el uso de este producto químico predispone a enfermedades como: caries dental; sobredemanda de las vitaminas B, provocando su déficit en el cuerpo; hipertrigliceridemia y asterosclerosis, los cuales se caracterizan por la acumulación de grasas en los triglicéridos y las paredes arteriales; además de obesidad y diabetes mellitus, entre otros.

Mientras que en caso de la sal refinada (o de mesa), su uso constante produce que los niveles de sodio en la sangre aumente, generando que la presión sanguínea también. Esto traería como consecuencia un ataque cardiaco o una cardiopatía isquémica, la cual es la primera causa de muerte a nivel mundial y nacional, e incluso cáncer en el estómago.

Es importante tener en consideración que las consecuencias de ambos productos químicos se derivan de otros factores, como: la edad, la antecedentes familiares, la (in)actividad física, la obesidad, el inadecuado consumo de potasio, frutas y verduras, e inclusive el abuso de sustancias.

¿Y entonces cuáles son las sustancias saludables?

A diferencia de los productos que pasaron por un proceso químico, los alimentos naturales son aquellos que proporcionan los nutrientes necesarios para que el cuerpo funcione adecuadamente. Por ejemplo, el azúcar mascabada es una de las alternativas que mayor conserva las propiedades nutritivas de la caña; mientras que, del otro lado, hay más opciones en relación con la sal, ya que encontramos también la sal rosa, la sal kosher, la flor de sal y la sal negra.



5 elementos que vuelven peligrosamente adictiva la comida rápida

La tecnología alimentaria detrás de la comida chatarra crea dependencias y reacciones en el cuerpo de los consumidores para mantenerlos adictos y consumiendo.

junk

Uno podría pensar que dada la cantidad de información disponible sobre los aspectos negativos de la comida chatarra, así como de la tasa de obesidad en países como Estados Unidos y México, la gente pensaría dos veces antes de consumir comida congelada o hecha en cadenas de comida rápida. Sin embargo estas cadenas se han adelantado y tienen a la ciencia de su lado: utilizando ingeniería alimenticia avanzada crean productos que generan adicción en el cuerpo a través de un complejo pero comprensible proceso.

En “La jerga de la comida chatarra”, Paul McFedries analiza el lenguaje que utiliza la industria de la comida chatarra para dar forma a productos que mantienen en un estado de adicción fisiológica a sus consumidores gracias a la ciencia detrás de su preparación.

1. Ingredientes pilares

La magia detrás de la comida rápida se debe a un delicado balance entre tres ingredientes que, juntos, crean esa sensación de “comida que te hace sentir bien”: sal, azúcar y grasa, como en las hamburguesas, alitas y waffles con fruta.

2. “Bliss Point” (“punto óptimo”)

El deseo que desarrollamos por los ingredientes pilares en lo particular se ve potenciado cuando estos se mezclan en algo llamado “bliss point”, que podría traducirse como la mezcla óptima de estos tres ingredientes para que nos enganchen sin que ninguno de los tres predomine.

3. “Mouthfeel” (“sensación en la boca”)

Los ingenieros en alimentos describen el mouthfeel literalmente como la forma en que la comida se siente dentro de la boca de una persona; ajustando variables como textura, humedad, capacidad de crujir o derretirse, es posible producir comida que se comporte justo como el consumidor desea.

4. Golpe de sabor

La ingeniería alimentaria también es capaz de manipular el tamaño y forma de los cristales de sal en la comida rápida, de manera que se produzca un golpe de sabor que tome por asalto las papilas gustativas hasta saturarlas en un instante.

5. Dispersión de densidad calórica

La madre de toda la ciencia detrás de la comida rápida es la dispersión de densidad calórica, que no es más que el proceso por el que la comida se derrite en la boca de manera tan rápida que el cerebro cree que está consumiendo menos calorías de las que realmente entran en el cuerpo.

La dispersión de densidad calórica también permite hacerle creer al cerebro que todavía no está satisfecho, por lo que la persona sigue comiendo a pesar de que no necesita tantas calorías para alimentarse, pues su cerebro es incapaz de hacer que la persona pare de comer. Esto genera como respuesta el peligro de comer automáticamente, es decir, seguir comiendo sin pensar en lo que se come, e incluso sin tener hambre: comer porque la comida te dice que sigas comiéndola.

[NY Times]



7 maneras de utilizar un excelente limpiador natural: la sal

Aquellos entusiastas de la limpieza sustentable han probado todo un arsenal de productos naturales como el bicarbonato de sodio, el limón, el vinagre, el té negro, la sal y el aceite de menta como productos de limpieza alternativos.

cleaning_with_salt

Aquellos entusiastas de la limpieza sustentable han probado todo un arsenal de productos naturales como el bicarbonato de sodio, el limón, el vinagre, el té negro y el aceite de menta como productos de limpieza alternativos.

Dichos productos son de gran utilidad y cuentan con la peculiaridad de no dañar el medio ambiente; sin embargo, la estrella de elementos naturales para limpieza es la sal. De hecho, la sal potencializa el efecto de cualquiera de los mencionados por lo cual a continuación te daremos algunos ejemplos de usos y mezclas que puedes poner en práctica y que son sumamente amables con nuestro entorno natural.

1.- Para limpiar a fondo tu batería de cocina

Llena las piezas con agua y, en el momento en que ésta comience a hervir, vierte un poco de sal de mar hasta crear una especie de pasta y comienza a tallar como lo haces usualmente; enjuaga con agua caliente y listo.

2.- Limpiar derrames en el horno

Haz una mezcla de sal en su mayoría y una pizca de canela y limpia con ellas el interior de tu horno: la primera absorberá los líquidos y la segunda neutralizará los malos olores.

3.- Para eliminar las manchas de café de las tazas

Utiliza una esponja para frotar con una pasta hecha de sal y vinagre, después enjuaga con abundante agua.

4.- Pulir la mayoría de los metales (acero, plata, oro y estaño),

Hacer una pasta con partes iguales de sal, harina y vinagre. Deja reposar durante una hora sobre la superficie que quieres limpiar y después utiliza un paño para frotar.

5.- Para desdibujar las marcas de las tazas y los vasos en la superficie de los muebles de madera

Con una pasta de aceite vegetal y sal, frote con un trapo limpio para limpiar; esto también puede funcionar para golpes y abolladuras en muebles.

6.-Quitar manchas de la alfombra

Haz una pasta con un 1/4 de taza de sal y 2 cucharadas de vinagre, frota sobre la mancha, deja que se seque y luego aspira la superficie.

7.- Renueva y blanquea sábanas descoloridas o amarillentas

Hierve agua con 5 cucharadas de sal y una de bicarbonato de sodio en una olla grande, unos 15 minutos. Después vierte la solución en la mezcla que utilizas normalmente para lavar y enjuaga con abundante agua fría.

[Mother Nature Network]



10 consejos alimenticios para reducir la presión alta

La presión alta es uno de los males más comunes en la actualidad pero existen maneras naturales de combatirla si cambias tu mala alimentación

La presión alta es un mal que en la mayoría de los casos tiene un origen multifactorial, es decir, responde a la sincronización de diversas causa, generalmente ligadas a malos hábitos en la vida cotidiana: estrés, poca actividad física, una dieta poco saludable, obesidad, tabaquismo, o en algunos casos corresponde a un legado genético. Ecoosfera te presenta diez consejos prácticos, para reducir tu nivel de presión sin necesidad de medicamentos sólo modificando tu dieta.

Read more

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca