Una pequeña comunidad mexicana detiene la construcción de una hidroeléctrica en Oaxaca

Luego de constantes protestas por las implicaciones ambientales, la principal inversora del proyecto en la comunidad de Santa Úrsula, desertó.

Santa Úrsula es una pequeña localidad del estado de Oaxaca, México, de apenas unos mil habitantes. Esta comunidad comenzó a luchar desde el 2010 en contra de la construcción de una hidroeléctrica en el lugar,  de 15 megavatios, y que estaría situada adyacentemente a la represa del Cerro de Oro.

Antes, en 1989, la represa del Cerro de Oro ya había causado que unas 26 mil personas de la zona fuesen desplazadas para su construcción. Así, los habitantes de Santa Úrsula ya conocían las implicaciones de este tipo de proyectos, que finalmente, a las personas que suelen beneficiar poco es a los habitantes próximos y dueños de las tierras. 

En el caso de la hidroeléctrica, la comunidad de Santa Úrsula comenzó a preocuparse cuando se inició una exhaustiva tala de árboles de unos dos kilómetros. Para alimentar las turbinas, se hicieron detonaciones al interior de las rocas para hacer un túnel y por estas explosiones se cuartearon algunas viviendas. A partir de estas últimas, los habitantes comenzaron a notar también contaminada el agua de su río, lo que insinuaba que los manantiales de la montaña podrían haber sido afectados, mismos que alimentaban a unas dos mil personas. 

Cuando habitantes de Santa Úrsula investigaron más, los miembros de la comunidad repararon en que la construcción de la hidroeléctrica únicamente generaría empleos para los habitantes durante los tres años en que se prolongaría la construcción; después, la electricidad generada iría a parar a otros estados de México. 

 Los habitantes no están en oposición a la generación de energías limpias como lo advirtió Federico Cohetero, miembro de la comunidad: 

“Sabemos que la energía limpia es importante”, añadió el agricultor Cohetero. “Pero, ¿qué caso tiene decirse ‘hay energía limpia’ pero a cambio de eso están matando un arroyo?”

La visión de Cohetero, aunque para algunos podría parecer simplista, en realidad devela una mentalidad que occidente ha omitido y ha llevado al colapso ecológico en el que nos encontramos. Todo está unido, la muerte de un arroyo implica una cadena de efectos, cuyo mensaje es más profundo que la, aparentemente, simple muerte de una arroyo. 

Luego de constantes protestas, que se han replicado desde 2010, la comunidad logró que Overseas Private Investment Corp. (OPIC), una de las principales inversoras, luego de visitar el lugar, desistiera del proyecto.

El modelo de desarrollo actual ha privilegiado la supuesta modernidad por un sistema que pareciera llevar al colapso al medio ambiente. Es curioso, pero la ideología de estas pequeñas comunidades es necesaria para que el mundo pueda seguir funcionando sin una tragedia de por medio.  De esta manera, más allá de los casos particulares, la comunidad vs las hidroeléctricas, se trata de un paradigma que evidentemente tiene que ser rebasado por una ideología distinta que el “desarrollo” promovido hasta hoy. Por ello, la cancelación de este proyecto, se trata de una pequeña victoria para todos.



¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia.

“De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive.

Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.”

– Thomas Carlyle.

Todos los días somos testigos de crisis mundiales, nacionales, familiares, individuales. Muchas veces nos cuestionamos ¿cómo es que llegamos a esto? ¿en qué momento dejamos que las cosas se fueran en esta dirección? Todas estas preguntas podrían convertirse en una invitación hacia nosotros mismos de tomar acciones para cambiar esos escenarios; en una invitación a ser agentes de cambio en el mundo, es decir, en nuestras propias vidas.

Dar un paso al frente, estar dispuestos a entregarnos a una causa para realmente influir en la balanza. No hay que perder de vista que todo empieza por uno, querer ser parte de algo más grande. Es ahí donde es más visible el espíritu de los voluntarios quienes cuentan con la intención genuina de hacer algo más por todo lo que les rodea.

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia. Por supuesto, que se debe de pensar de manera estratégica, de modo que las acciones que se realicen sean claras, contundentes y con impacto.

Existe un abanico inmenso de voluntariado. Seleccionar una causa puede ser complicado. Se puede determinar la causa en la que se quiere participar de acuerdo a los talentos que se poseen, de tal modo que se vuelve una experiencia gratificante y de suma relevancia de adquisición de aprendizajes. Teniendo presente que el potencial de cada persona y de cada proyecto con la finalidad de construir una nueva realidad.

Las opciones de voluntariado en el sector forestal son diversas, lo cual nos permite involucrarnos con diferentes causas. Por ejemplo, en Reforestamos México A.C. hay una oferta muy interesante ya que tienen diferentes planes para que personas con diferentes perfiles se puedan unir a la causa.

Sus proyectos están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) para contribuir a la estrategia global, especializándose en el aseguramiento de los bosques para su desarrollo. Dependiendo de los perfiles y del avance de los proyectos se hacen las convocatorias, por lo cual las posibilidades de participación son muy altas. El objetivo es encontrar talento para acercar los bosques a las ciudades y viceversa; desde la analogía filosófica, hasta lo más tangible: la experiencia de las personas que viven tanto en los bosques como en las ciudades.

Como organización, trabajan para transformar la realidad económica, social y ambiental de la gente que vive en los bosques. El reto es: demostrar que los bosques son sinónimo de riqueza y bienestar. Razón que ilustra el gran empuje del voluntariado que promueve Reforestamos México, el talento al servicio de los bosques logrará que se transformen para ser competitivos, multiplicando su riqueza y conservando su biodiversidad.

Con esta propuesta podemos replantearnos la primera pregunta: ¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Autora: Mariana Sordo Moro

Coordinación de Personal

Reforestamos México, A.C.



¡Excelentes noticias! San Dionisio del Mar festeja autonomía contra empresa eólica

Hace cinco años, Mareña Renovables pretendía construir un parque eólico que habría afectado la actividad pesquera de los pueblos ikjoots –huaves– y zapotecas de la región del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca.

El próximo viernes 29 de enero se conmemorará el cuarto aniversario de la creación de la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar – APSDM–, la cual se estableció en defensa del territorio contra la empresa eólica Mareña Renovables.

Hace cinco años, Mareña Renovables pretendía construir un parque eólico que habría afectado la actividad pesquera de los pueblos ikjoots –huaves– y zapotecas de la región del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca. De modo que al crear la asamblea se pudo evitar el impacto natural y cultural en los pueblos de Álvaro Obregón, San Mateo del Mar, Santa María Chimalapa y la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo. Como resultado, ahora se reúnen a festejar el logro en defensa de sus territorios sobre sus regiones.

Don Pedro, uno de los dirigentes de la APSDM, afirmó que este festejo es para hacer un llamado de consciencia, un recordatorio que “representa nuestra lucha que triunfó pase a la represión sufrida por parte del gobierno estatal y porque la defensa territorial es algo que no tiene tregua, más cuando se habla de por lo menos seis proyectos mineros en la zona. Hemos oído de una mina de sal y de que quieren explotar oro y cobre pero no sabemos a quiénes se les concesionaron.”

En sus palabras, este logro de resistencia fue gracias a que la opinión pública separó el despojo del territorio del conflicto político entre los partidos políticos del PRI y PRD: “éramos una asamblea de ciudadanos campesinos pescadores que estaban defendiendo sus tierras. Logramos romper el cerco mediático”.

pag-3-16-770x470

Si bien en 1994, la empresa había firmado ya un convenio con las autoridades comunales para la entrega de 1 643 hectáreas para finales del 2011, la gente de los pueblos mareos comenzó a movilizarse ante el riesgo de perder la pesca –y su estilo de vida–. Don Pedro cuenta la historia:

La resistencia se inició primero por Pueblo Viejo de San Dionisio del Mar y luego se van sumando más comuneros y más pescadores. Todo se complica cuando los comuneros se enteran de que el presidente municipal, Miguel Castellanos López, había recibido varios millones de pesos por eso. El 29 de enero de 2012 el presidente municipal niega haber recibido 20.5 millones de pesos y hace como que rompe el contrato con la empresa pero entonces se toma del palacio municipal, que sigue tomado. […] el gobierno estatal llama a los compañeros y amenaza a los que iban en la comisión de que les va a pasar lo que en San José del Progreso con la minera canadiense (Cuzcatlán filial de la canadiense Fortuna Silver Mines) -donde matan a Bernardo Vázquez y meten a la cárcel a otro compañero-. Eso enoja más a la población y empieza la represión selectiva contra los comisionados; unos se van retirando y entramos  a la lucha Saúl Celaya y yo. […] gobierno del Estado intentó en dos ocasiones, el 2 noviembre de 2012 y el 2 de febrero de 2013, “romper por la vía militar el cerco nuestro y eso que ya existía la suspensión provisional del amparo (interpuesto contra el proyecto de Mareña). La suspensión del amparo se concedió unos días antes de esos enfrentamientos.” Después se les concedió en 2015 la suspensión definitiva, por lo que Mareña se lleva el proyecto a Juchitán y El Espinal, pero ahora se llama Eólica del Sur.

Actualmente la  APSDM se encarga de proteger la zona, principalmente desde que algunos campesinos se encuentran destruyendo el manglar que protege a la zona de la barra de Santa Teresa, “para hacer carbón de manera extensiva, son las personas que fueron coptadas por las empresas para que le entraran al parque y en venganza están destruyendo el manglar.”.

La gente de la zona de Tehuantepec e Ixtepec están atentas y listas para frenar estos desastres contra natura, por lo que la celebración de la APSDM es digna de celebrarse –principalmente como la primera fiesta ambientalista en que la gente del pueblo se la apropia. 



51 comunidades oaxaqueñas se unen contra mineras e hidroeléctricas

Ha sido uno de los eventos más grandes de asociación y activismo comunitario en un estado.

Foto:pbs.twimg.com

Uno de los grandes males del neoliberalismo es la concepción de los recursos naturales como meros bienes comerciales. En este sentido, en México en los últimos 30 años los conflictos ambientales han crecido enormemente, ello por la cantidad de concesiones mineras que han crecido, también porque las grandes empresas, muchas de ellas transnacionales, llegan a las comunidades a explotar sus recursos, dividiéndolas, sin que ellas reciban un real beneficio y, en contra parte, sí la contaminación de sus ecosistemas.

Hoy, existen al menos 200 conflictos ambientales en México en comunidades, muchas de ellas indígenas, que se oponen a grandes obras como gasoductos, mineras, hidroeléctricas, presas, fracking, e incluso algunos megaproyectos de una “bandera verde”, como los parques eólicos.

Oaxaca, uno de los estados más ricos en recursos naturales, es uno de los que más conflictos ambientales vive. Aquí se encuentra el Istmo de Tehuantepec, un corredor eólico que ha generado perjuicios a los habitantes, también aquí se hace minería, y se proyectan al menos 14 proyectos hidroeléctricos en sus costas.

Por ello, el pasado 14 de noviembre se reunieron en un evento de los más grandes en su tipo en el estado hasta 51 comunidades, 17 organizaciones civiles y 400 personas en el Foro Regional: “Ríos y Montañas en Peligro” – Los Pueblos y su Derecho al Territorio.

Muchos de ellos (proyectos hidroeléctricos y mineras), en su momento los rechazamos de manera organizada, pero hoy han sido relanzados por autoridades federales en conjunto con el gobierno de Oaxaca. Reiteramos que este tipo de estrategias vulneran desde nuestro derecho al acceso a la información, hasta el derecho a preservar nuestros territorios y decidir sobre nuestro propio desarrollo”.

Son continuidad de programas anteriores que han buscado desnaturalizar el carácter social y colectivo de nuestras tierras, para individualizarlas, como en su caso fue PRODECE ahora FANAR. Por ello, reivindicamos nuestras tierras indígenas, nuestra propiedad ancestral y el poder de decidir sobre las mismas y los bienes comunes. Este foro también respalda a nuestras autoridades agrarias, municipales y comunitarias en sus acciones de defensa del territorio en la región de la costa.

[Centroprodh]



La nueva Gendarmería protegería a las petroleras y perjudicaría las luchas ambientalistas en México

Más de 70 organizaciones denuncian que se protegerá a las corporaciones, incluso si se trata de luchas ambientales

En el discurso económico muchas veces se alude a las corporaciones como de interés colectivo, porque dan empleos (aun cuando su derrama económica sea menor que los efectos nocivos para el medio ambiente). En el discurso económico las empresas son defendidas ferreamente, porque son el motor de la economía; sin embargo, el beneficio de las empresas más grandes del mundo suele llegar a muy pocas personas.

Desde hace más de 30 años, en México se ha aplaudido y beneficiado a la inversión extranjera, aunque los empleos que ofrece sean precarios y las utilidades salgan del país. En este sentido, más de 70 organizaciones, entre ellas Greenpeace y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, han develado preocupación por declaraciones recientes de funcionarios mexicanos. 

Hace unos meses se creó un cuerpo de seguridad de élite de unos 5 mil hombres, nombrado “Gendarmería”, para que haga labores de seguridad especiales. Sin embargo, tras declaraciones recientes de Luis Videgaray, Secretario de Hacienda, quien dijo que la nueva Gendarmería será puesta a disposición de las empresas privadas que desarrollen proyectos en territorio mexicano, más de 70 organizaciones muestran su preocupación porque estos elementos se pongan al servicio de las empresas, y más ahora que, con la nueva Reforma Energética, se abre la posibilidad para que las empresas transnacionales quizá más poderosas del planeta, las petroleras, estén tan protegidas por las leyes en el país.

Según las organizaciones: “las declaraciones de Vidergaray son sumamente preocupantes porque la Gendarmería podría ser utilizada para acallar las expresiones de protesta social que pongan en “riesgo” la actividad petrolera y gasífera. (…) La nueva Gendarmería se configura como un instrumento policíaco para defender los intereses de la inversión privada en materia energética, con la facultad de actuar contra cualquier amenaza a los mismos, incluyendo la represión de cualquier expresión de legítima oposición social”.

Las más de 70 organizaciones están haciendo presión para que se revierta esta facultad de la Gendarmería y están haciendo ruido para que el Estado se retracte de esta nueva evidencia de que las corporaciones están, antes que todo, como prioridad en la agenda nacional.

Aquí puedes ver la totalidad de sus demandas.



Hidroeléctrica pone en riesgo a comunidades indígenas en Perú

El gobierno peruano busca construir una planta hidroeléctrica en regiones que pueden resultar sumamente afectadas.

Las comunidades ashánincas del Perú se pronunciaron en contra de la construcción de una planta hidroeléctrica en territorio cercano al río Ene. Debido a las complicaciones que esta construcción trae consigo, los habitantes de la zona se niegan rotundamente a entregar terrenos de su propiedad al Estado.

A pesar de lo devastador que resultaría para la zona en cuestión ambiental, el gobierno de Perú considera que es la mejor opción para todos. En distintos países de Latinoamérica se han desarrollado proyectos similares y la población se ve sumamente beneficiada, asegura el gobierno de dicho país.

Por el momento, el proyecto se encuentra detenido, en espera de que el Congreso del Perú debata acerca de si finalmente el proyecto se lleva a cabo, o sólo será una cuestión que sólo el acuerdo entre pueblo y gobierno resolverá.

Después de que se anunciara el proyecto, 17 comunidades ashánincas se reunieron para explicar que la construcción de la hidroeléctrica inundaría a unas comunidades, mientras que en otras, el agua no sería suficiente para el abasto de la población. Además, muchas personas se verían obligadas a abandonar sus hogares.

Por el momento se espera que el proyecto se eche para atrás y que la armonía hombre-naturaleza impere en la zona.

[NYTIMES]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca