Estas son las 4 ciudades más limpias del mundo por continente

Algunas urbes están haciendo un trabajo notable en la reducción en la emisión de carbono a la atmósfera.

Muchos esfuerzos para disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, y con ello el calentamiento global, se han estado haciendo a nivel local, es decir, en las ciudades. Por lo anterior, algunas urbes están a la cabeza de la vanguardia en la construcción de ciudades más limpias, independientemente de los avances a su nivel nacional. 

Así, muchas ciudades avanzadas en la lucha contra el cambio climático, lo están haciendo gracias a iniciativas ciudadanas o de los gobiernos regionales. Como parte de una lista elaborada por la aplicación Hassle.com y con base en criterios de iniciativas para contrarrestar el cambio climático en las ciudades, las siguientes urbes han sido catalogadas como las ciudades más limpias del mundo. Evidentemente el criterio es un tanto subjetivo pero los argumentos quizá podrán convencerte. 

 

En América del Norte 

Chicago, E.U: esta ciudad tiene más techos verdes de todos los que existen en la totalidad de las ciudades de este país, con dos millones de pies cuadrados de áreas verdes altas.

 

Asia

 Tokyo: A pesar de sus 13 millones de habitantes, sorprendentemente, la ciudad tiene los menores niveles de emisión de CO2 en todo Asia. 

 

Sudamérica y África: 

Bogotá, Colombia: tiene uno de los sistemas de transporte público más eficientes de todo el mundo. Gran parte de sus más de 8 millones de habitantes hacen uso de este sistema, lo que permite que la ciudad sea limpia. 

 

Oceanía: 

Sidney, Australia: una de las metas de esta ciudad es la reducción de sus emisiones de CO2 en 30% para el año 2030 y sus metas han ido ganando terreno por lo que el objetivo pinta muy alcanzable.



¿Las ciudades como refugios sustentables? conoce UN-Habitat

A partir de los objetivos del milenio fijados por las Naciones Unidas, las ciudades son consideradas como refugios que deben proporcionar seguridad a sus habitantes, Un-habitat es la agencia encargada de que las urbes se conviertan en esto conjugando multifactores enfocados en la sustentabilidad. Resulta evidente la importancia del lenguaje para explicar y configurar la […]

A partir de los objetivos del milenio fijados por las Naciones Unidas, las ciudades son consideradas como refugios que deben proporcionar seguridad a sus habitantes, Un-habitat es la agencia encargada de que las urbes se conviertan en esto conjugando multifactores enfocados en la sustentabilidad.

Resulta evidente la importancia del lenguaje para explicar y configurar la realidad pues su correcta aplicación puede contribuir, entre otras cosas, a ubicar los desafíos. En este contexto la Organización de las Naciones Unidas ha enfatizado en la importancia del desarrollo de las ciudades desde el adjetivo de “refugios”. Estos se definen, según la Real Academia de la Lengua Española, como sitios de asilo, acogida o amparo, es decir, es ahí donde encontramos seguridad para desarrollarnos –una especie de cálido hogar común para llevar nuestras decisiones y vivir felizmente.

Está comprobado que la felicidad a largo plazo, entendida como satisfacción de vida, está estrechamente relacionada con la seguridad social, ecológica y económica que sentimos en nuestros contextos. A partir de esta idea, la ONU ha creado Un-habitat, una agencia encargada de generar los acuerdos necesarios para promover ciudades-refugio, basadas en la sustentabilidad.

Hoy más de la mitad de la población vive en las ciudades, y por lo menos la mitad de los habitantes de las urbes en los países en desarrollo carecen de los servicios básicos como agua y drenaje. Resulta urgente, por lo tanto, que las ciudades sean consideradas como motores de evolución social, para lo cual es fundamental que se regeneren los barrios y zonas castigadas de toda ciudad.

La inclusión y la sustentabilidad son los principales objetivos de esta agencia, y únicamente un entorno que garantice la equidad en el acceso a los beneficios, podría considerarse como un refugio. De acuerdo a esta misión, en 2001 la ONU publicó la declaración sobre las ciudades y otros asentamientos humanos, que incluye una serie de objetivos orientados a honrar el propósito original de las ciudades: unirse y cerrar filas alrededor de un objetivo específico, compartir los beneficios de unificarse en un mismo espacio físico.



Estas son las 20 mejores ciudades del mundo para andar en bici

En la lista aparecen tres ciudades holandesas y tres francesas.

Los beneficios individuales y colectivos de usar la bici como transporte en las ciudades son muchísimos. En el plano del individuo está comprobado que acrecienta la felicidad y mejora el sistema cardiovascular entre otros atributos; en el colectivo la disminución del tráfico, la contaminación y hasta el crecimiento de la economía local.

Aunque no al paso que debieran, cada vez más ciudades adecuan su infraestructura para privilegiar el uso de la bicicleta por sobre el automóvil. El ranking 2015 sobre las mejores ciudades del mundo para usar la bicicleta  realizado por Copenhagenize Design Company (y elaborado desde hace 4 años) ha dado algunas sorpresas, incluyendo por primera vez a una ciudad de Estados Unidos.

Este índice mide 13 indicadores como infraestructura traducida en carriles o aparcabicis, la cantidad de personas usando este medio; las políticas públicas en torno a esta práctica e incluso factores como el clima.

No por ser este índice elaborado es esta ciudad, Copenhague encabeza la lista, casi el 50% de su población usa la bici y es considerada una ciudad que está haciendo una revolución verde. Llama la atención la presencia de 3 ciudades holandesas, tres francesas, y una latinoamericana, con la presencia de Buenos Aires.

Aquí la lista:

1.Copenhague, Dinamarca.

2.Amsterdam, Holanda.

3.Utrecht, Holanda.

4.Estrasburgo, Francia.

5.Eindhoven, Holanda.

6.Malmö, Suecia.

7.Nantes, Francia.

8.Burdeos, Francia.

9.Amberes, Bélgica.

10.Sevilla, España.

11.Barcelona, Cataluña.

12.Berlín, Alemania.

13.Lubliana, Eslovenia.

14.Buenos Aires, Argentina.

15.Dublín, Irlanda.

16.Viena, Austria.

17.París, Francia.

18.Minneapolis, Estados Unidos.

19.Hamburgo, Alemania.

20.Montreal, Canadá.

 

3047349-inline-i-2-00indexgraphics02

 

Aquí puedes ver el índice completo y los motivos por los que fueron elegidas.



¿Por qué se dice que Copenhague está haciendo una revolución verde?

Las modificaciones en los hábitos, sobre todo de sus habitantes, son impresionantes.

 

“El cambio empezó en los años setenta, cuando, durante la crisis del petróleo de 1973, sus ciudadanos exigieron a sus representantes que apoyasen una nueva forma de transporte urbano: la bicicleta.”

Dinamarca siempre ha sido un país de resistencia. Un interesante artículo de El País narra cómo hicieron una importante fuerza contra el holocausto y consiguieron salvar a la mayoría de sus judíos. Ahí se gesta una especie de consciencia colectiva que avanza incluso antes que la política (acaso sucede así también en todo el mundo).

Su capital, Copenhague, conocida en todo el mundo como un centro de revolución verde está llevando la delantera y el país entero está comprobando cómo la tendencia ecoamigable puede ser bueno para la economía. Esta ciudad ha sido nombrada por Monocle como la ciudad más habitable del planeta, capital verde europea en 2014 y designada por una investigación de The Economist Inteligence Unit como la capital más sostenible de Europa.

Te presentamos algunos puntos que explican el por qué esta ciudad está encabezando una revolución verde: 

  • Desde 1990 han reducido las emisiones un 40% y desde 1980 el PIB de Dinamarca ha subido un 80% con un consumo energético que se ha mantenido al mismo nivel.
  • Se ha convertido en la exportación de un modelo de crecimiento ecológico.
  • Solo en 2014, 2.600 delegaciones de todo el mundo visitaron State of Green, el organismo mitad público mitad privado encargado de promover las soluciones verdes.
  • Casi el 50% de los ciudadanos se mueven en bici.
  • Las personas se han ido desplazando al centro de la ciudad en el que habitan unas 700.000 personas, y la bicicleta ya se usa en el 63% de los desplazamientos.
  • El 90% de los padres llevan a sus hijos al colegio en bicicleta o caminando. 
  • Actualmente, el 33% de la energía se produce por renovables, aunque el objetivo es que para 2020 sea el 50%.
  • La construcción de una nueva incineradora para calentar la ciudad con biomasa y basura orgánica
  • Energía eólica, que se han convertido en uno de los símbolos del país –actualmente representan el 20% del total de las exportaciones de Dinamarca–
  • Hizo obligatorios los techos verdes.


Dos alumnos mexicanos crean la primera máquina recicladora de unicel

La máquina REPS-01 es una respuesta proambiental para convertir cualquier artículo fabricado de unicel en pequeñas esferas reutilizables para reglas, plumas o marcos.

Dos alumnos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, presentaron el prototipo de la primera máquina que recicla el poliestireno expandido (EPS), también conocido como unicel. Es un material de plástico espumado, derivado del poliestireno, utilizado principalmente para fabricar vasos y platos desechables.

Gracias a su estructura química, el EPS cuenta con una increíble capacidad de absorber líquidos y humedad, sin pudrirse ni descomponerse. Sin embargo, por la misma razón, puede tardar en degradarse hasta 500 años, generando un verdadero problema para el medio ambiente.

Por lo que la máquina REPS-01 (Reciclaje de EPS prototipo 01) es una respuesta proambiental para convertir cualquier artículo fabricado de unicel en pequeñas esferas reutilizables para reglas, plumas o marcos.

De acuerdo con sus creadores, Héctor Ortiz Chávez y Jorge Luis Hinojosa Magaña, consideran que:

 El prototipo representa un importante paso al combinar un proyecto escolar con la aventura de ser emprendedores. Llegamos a este momento luego de realizar, como integrantes de la Sociedad de Energía y Medio Ambiente de la FI, un estudio sobre el reciclaje en Ciudad Universitaria y una campaña para promover una cultura para impulsar el correcto manejo de los residuos sólidos.

Para ellos, la REPS-01 representa un reto sin ningún antecedente para reciclar ese tipo de material. No obstante, confían que la máquina cuenta con un potencial muy alto, a pesar de que no existan prácticas formales para su desarrollo. “Es una herramienta útil para empresas y gobiernos que hacen uso intensivo de este material”, comentó Héctor Ortiz.



Los restaurantes de París convierten sus deshechos de la cocina en biogás

Un grupo de casi 80 restaurantes y hoteles parisinos ha tomado la decisión de implementar prácticas ecologistas a lo largo de su procesamiento de alimentos.

Cuando tenemos la oportunidad de comer en algún restaurante, muchas veces nos ocupamos de disfrutar el platillo que tenemos en frente. Llega a suceder que es tan delicioso que lo devoramos en un “abrir y cerrar de ojos”, sin cuestionarnos el procedimiento que se tuvo que realizarse para que ese alimento llegara a nuestra mesa.

Un grupo de casi 80 restaurantes y hoteles parisinos ha tomado la decisión de implementar prácticas ecologistas a lo largo de su procesamiento de alimentos. El proyecto piloto intenta colectar los desperdicios de comida orgánica, reciclarla y así generar biogás que produzca electricidad, calor y composta para las granjas aledañas a la ciudad. De hecho, la agencia francesa para el cuidado del medio ambiente, Ademe, y el restaurante Synhorcat, planean recolectar 200 toneladas de desperdicio orgánico en los próximos seis meses, y así motivar a otros 25 000 restaurantes parisinos que hagan lo mismo.

El objetivo es implementar en 2016 una ley ambiental que motive a los restaurantes a reciclar los desperdicios orgánicos; de lo contrario, deberán pagar una sanción de alrededor de 75 000 euros. Con el fin de reducir las áreas de rellenos sanitarios, la actividad de incineración y los gases del efecto invernadero, Francia está esforzándose en convertir los deshechos en una poderosa bioenergía.

De acuerdo con Stephane Martinez, del bistrot Le Petit Choiseul, ha habido una respuesta positiva de los clientes, quienes consideran la práctica del reciclaje como un bonus para la buena referencia de cualquier restaurante. De hecho, en este singular bistrot, se ha empezado a reciclar cerca de cinco toneladas de desperdicio orgánico al año; donde los cocineros colocan las cascaras y los sobrantes en una bolsa de plástico, las cuales son recolectadas diariamente por camiones de combustible de biogás.

La meta a llegar es empezar una producción masiva de reciclaje; donde empresas que produzcan desde 120 toneladas desperdicio orgánico al año hasta 10 toneladas al año (cerca de 33 kilos per día). Esto no sólo incluye lugares como restaurantes y hoteles, sino también tiendas de supermercado, firmas agroalimentarias, cantinas, hospitales y otros tipos de empresas relacionadas con cocinar. De ese modo, para 2016, la regularización de esta práctica  podrá derivarse en plantas de biogás con la capacidad de 40 000 toneladas al año.

El proceso se lleva a cabo en tanques gigantes, donde las bacterias convierten los desechos en fas metano; el cual se quema en una turbine, generando dos megavatios (una hora de energía eléctrica). Después de este proceso, el desperdicio se utiliza como composta y fertilizante para las granjas de la región.

Por el otro lado, países como Alemania, Austria, Dinamarca, Bélgica, EE.UU. y Países Bajos, ya han utilizado este tipo de sistemas con el fin de generar un impacto positivo en el medio ambiente. Este tipo de programas de reciclaje es una increíble oportunidad de regresarle a la tierra lo que nos está ofreciendo.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca