El costo ambiental de una tele nueva

El cambio de televisiones análogas por digitales representa un reto por la falta de un programa de manejo, pero como ciudadanos podemos colaborar.

El cambio de televisiones análogas por digitales representa un reto por la falta de un programa de manejo, pero como ciudadanos podemos colaborar.  Si no se trata adecuadamente, la basura electrónica puede convertirse en un problema ya que estos residuos: televisoras, computadoras, aparatos electrodomésticos, etc. contienen tóxicos que contaminan nuestro entorno. 

Sustituir tu televisión analógica por una digital no será un dilema, más bien, tarde o temprano todos tendremos que realizar el cambio ya que la transición hacia la TV digital está en marcha y el cese de las transmisiones de señal de TV analógicas está estipulado para el 31 de diciembre de 2015. 

Según datos del Programa de Trabajo para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (1) en nuestro país hay 15.3 millones de hogares que aún usan televisiones analógicas, mismas que quedarán en desuso llegada dicha fecha, es decir, se convertirán en basura electrónica que de no ser manejada adecuadamente representarán un problema ambiental y de salud ya que los televisores analógicos están construidos con tecnología de tubo de rayos catódicos y algunos de sus componentes contienen materiales tóxicos como plomo, cadmio y retardantes de flama bromados, los cuales pueden dañar el medio ambiente. 

Los materiales tóxicos pueden ser liberados al ambiente, contaminando el suelo y cuerpos de agua por lo que requieren un manejo especial que comienza con la separación, es decir, no deben mezclarse con los residuos de origen doméstico convencional.

Lamentablemente el Gobierno del Presidente Enrique Peña cometió un error al lanzar una política pública de cambio de aparatos  sin  incluir en este proceso un programa claro y oportuno de acopio y reciclaje para las TV en desuso.

Ante esta situación, los televisores viejos terminarán en los basureros. 

Respecto del total de residuos electrónicos (televisiones y otro tipo de aparatos como computadoras, teléfonos móviles etc.)  que llegan al fin de su vida útil no existen datos precisos para México de cómo se manejan, pero para todo América Latina se estima que entre 57 y 80% termina en basureros o se acumula sin procesar en hogares y empresas; entre 5 y 15% se destina a recuperación y reúso de partes y equipos; entre 10 y 20% se somete a reciclado primario (plásticos y metales ferrosos), y sólo 0.1% es aislado y recibe tratamiento certificado  (2). 

Residuos electrónicos aparecen en este sitio de residuos generales donde no deberían estar mezclados. Locación África. 

No contribuyamos a esta problemática del mal manejo de los residuos electrónicos y ahora que está en marcha este cambio masivo de televisiones analógicas por digitales, no esperemos a que venga el gobierno a solucionar el problema, si bien es su responsabilidad darnos alternativas e implementar el acopio, nosotros los ciudadanos como televidentes y consumidores responsables podemos tomar la iniciativa. 

Existen programas de escuelas y algunos gobiernos así como empresas particulares que reciben la basura electrónica. Si eres uno de los que cambiará de analógica a digital, evoluciona también en el manejo responsable de tus residuos. 

Twitter del autor: @PrensaGPMX 

(Foto 1. Centrada)

© Greenpeace / Kristian Buus

 

  1. http://www.sct.gob.mx/fileadmin/Imagenes_Portada/programa-trabajo-transicion-tdt.pdf
  2. http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/download/715.pdf


4 apps ecológicos que te ayudarán a descubrir la vida salvaje

Si bien el internet y gadgets electrónicos pueden ser considerados como distractores, también pueden usarse de manera adecuada para realizar esta conexión hacia la trascendencia.

En primavera la naturaleza revive y con ella viene la oportunidad de realizar numerosas excursiones a bosques, selvas y zonas habitadas por la biodiversidad del campo. Es sorprendente descubrir numerosas especies de animales y plantas que nos obligan a prestar atención en el camino: ¿cómo se ve?, ¿tiene aroma?, ¿a qué suena?. Es, de alguna manera, un excelente ejercicio para aprender a estar en el aquí y en el ahora, en perfecta unión en el aquí y el ahora.

Si bien el internet y gadgets electrónicos pueden ser considerados como distractores, también pueden usarse de manera adecuada para realizar esta conexión hacia la trascendencia. Mediante apps que ayudan a conocer el entorno, no sólo nos ayudan a mantenernos informados sobre lo que vemos, olemos, oímos, también a tomar consciencia de nuestras emociones en el momento en que surgen. Estas apps son algunas que te ayudarán durante las excursiones:

ArbolApp

Avalada por el Real Jardín Botánico de Madrid, una institución científica de primer orden que se encarga de educar sobre botánica, esta app contiene 143 especies descritas en 122 fichas. Las fichas ofrecen información completa que se enriquece con fotografías, dibujos, mapas de distribución, aspectos culturales de cada especie y datos históricos de sus procedencias.

PlantNet

Creado por un grupo de investigadores franceses, la app funciona tomando una fotografía de la planta comparándola con las de la base de datos de Tela Botánica. Se puede incluir nuestras aportaciones como si fuera Wikipedia, desarrollándose por científicos de instituciones galas como CIRAD, INRA, INRIA o el IRD. Para más información, dale click aquí.

Map of Life

Es una app mundial que localiza las especies de animales y plantas basándose en la geolocalización. Su base de datos es extensa y sucede en cualquier parte del mundo, permitiendo compartir los propios hallazgos con otros usuarios naturalistas y que puede contribuir la monitorización de algunas especies en investigación.

Setas y plantas comestibles

La app muestra las especies que aparecen cada mes del año y ofrece un acceso directo a Google Maps para situar las zonas de recolecta. Si bien se muestras especies comestibles, se advierte que es una colección meramente informativa que debe extremar las precauciones a la hora de ingerir plantas silvestres para evitar toxicidades.

 



Las Cataratas de sangre: ¿Por qué el Antártico se tiñe de rojo?

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos […]

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos exploradores lo avistaron por primera vez, hasta ahora: las causantes, parecen ser, unas algas rojas. 

Un grupo de científicos de la Universidad de Alaska Fairbancks realizó una expedición en las profundidades del glaciar Taylor, ubicado al este de la Antártida. Fue así que descubrieron un camino que sigue la salmuera roja a 300 metros debajo del glaciar. El flujo de agua salada está rica en hierra, abriendo paso al interior del glaciar y oxidando la entrada al contacto con el aire. De acuerdo con los registros, el glaciar solía extenderse por la Antártida hace más de un millón de años atrapando un pequeño lago de agua salada , que al contener grandes cantidades de salinidad no pudo congelarse. 

 

 

En palabras de uno de los investigadores, Erin Pettit, “aunque suene contraintuitivo, el agua libera el calor a medida de que se congela, y ese calor calienta el hielo más frío que la rodea. El calor y la temperatura de congelación más baja del agua salada hacen posible el movimiento del líquido, por lo que el glaciar Taylor es ahora el glaciar más frío conocido que tiene agua que fluye constantemente.” Esto ha indicado que es un hábitat vivo, que es hogar de bacterias extremadamente resistentes y que han conseguido sobrevivir atrapados durante milenios alimentándose de sulfato, dando como resultado el flujo oxidativo hacia el exterior. 

 



El último rinoceronte blanco del norte busca pareja en Tinder para salvar a su especie

Sudán, que vive en Kenia, ha sido actualmente apodado como “el soltero más codiciado en el mundo” por lo que su equipo en Ol Pejeta Conservancy lo cuida con rigurosidad.

Frente a la extinción de una especie, la creatividad urge aparecer mediante los recursos que existen en la actualidad. Basta con usar una de las principales plataformas de citas en el mundo, Tinder, para intentar salvar al rinoceronte blanco del norte que se encuentra al borde de la extinción. Sudán, que vive en Kenia, ha sido actualmente apodado como “el soltero más codiciado en el mundo” por lo que su equipo en Ol Pejeta Conservancy lo cuida con rigurosidad. 

De acuerdo con Mattieu Plassard, de la agencia de comunicaciones Ogilvy Africa, Sudán cuenta ahora con dos posibles pretendientes restantes. En caso de que el apoyo de internet surta efecto, el acercamiento “va a ser transmitido en 190 países y en 40 idiomas. Es la primera vez que Tinder ha hecho algo como esto.” El objetivo es que Ol Pejeta Conservancy pueda recaudar fondos para un intento de salvar a la especie en peligro usando el método de Fertilización In Vitro –FIV–; en especial desde que Sudán tiene 43 años y no ha logrado aparearse con las dos rinocerontes blancos del norte hembras que quedan. 

Con una descripción de su personalidad y un agregado de “No quiero ser demasiado atrevido, pero el destino de mi especie depende literalmente de mí”, los usuarios de Tinder que deslizan a la derecha serán dirigidos a un sitio en donde el público puede realizar donaciones a favor de Sudán y su misión de reproducirse. 

Para Richard Vigne, director ejecutivo de la conservación, “Tenemos un largo camino por recorrer, un programa de 10, posiblemente 15 años para recuperar esta especie. Estimamos que costará alrededor de nueve a 10 millones de dólares.” Y con las donaciones, procesadas por Virgin Money en Reino Unido y Europa, CrowdRise en EE.UU. y MPesa en Kenia, se podrá financiar la investigación en curso sobre Técnicas de Reproducción Asistida –ART– que se llevan a cabo en institutos de EE.UU., Alemania y Japón. En caso de éxito, se esperará un rebaño de diez rinocerones blancos del norte después de cinco años de tratamiento FIV. 

 



4 millones de TVs serán desechadas en México (únete a Greenpeace para exigir su buen manejo)

Por el cambio a la señal digital, millones de tvs serán, muy pronto, basura.

En México se está haciendo una transición de las señal análoga de TV a digital. Lo anterior permitirá que existan más canales, por ejemplo. Para que los hogares sintonicen esas nuevas señales, deben tener televisiones con antenas digitales; por ello, el gobierno entregará hasta 10 millones de nuevas TVs.

Se calcula que más de 4 millones de teles serán desechadas, pero, como suele suceder en México, el plan de desecho pareciera secundario. Greenpeace investigó cuál será el proceso para estos residuos (recordemos que la contaminación electrónica es de la más dañina) y encontró que el Plan de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT, es insuficiente, sobre todo por que delega la responsabilidad a los municipios, aún cuando la mayoría de estos no separa si quiera la basura.

Como una manera de adelantarse, antes de que las millones de televisiones obsoletas contaminen el agua y tierra, la organización está lanzando una convocatoria para que miles exijan con la campaña E Zombies, a la SCT, que el plan de manejo de los residuos sea mucho más integral, transparente y ambicioso.

Si te suena, puedes apoyar firmando la campaña aquí. Recuerda que con una movilización similar se lograron rescatar las Áreas Naturales Protegidas de la explotación de hidrocarburos en la antiecológica Reforma Energética.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Nunca tires tus aparatos electrónicos a la basura en México (te decimos porqué)

En 7 años se triplicaron los desechos electrónicos en el país, que generalmente terminan en desechos a cielo abierto, contaminando el ambiente y tu salud

Aunque México es un país con más de la mitad de la población en condiciones de pobreza, las cifras sobre el uso de aparatos electrónicos son pasmosas. Por ejemplo, en este país ocho de cada 10 personas tienen un celular o línea fija. La razón es que cada vez es más accesible comprar estos aparatos, además de que la cultura del consumismo ha hecho que busquemos tener siempre lo más novedoso y se van desechando aparatos que, con suerte, luego son aprovechados por otras personas.

Sin embargo, el crecimiento de la basura electrónica en México es alarmante; según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en solo 7 años se triplicó la cantidad de esta basura en el país: en 2007 se recolectaban 289 mil toneladas de basura electrónica y actualmente se desechan unas 941 mil 700. Lo más inquietante es que en este país los niveles de reciclaje son mínimos. Son muy pocas las colonias que recogen la basura separada y muchas veces los habitantes que lo hacen se sienten frustrados al saber que en los camiones recolectores volverán a mezclarse sus desechos.

Por motivos como el anterior, miles de mexicanos simplemente echan a la basura sus residuos electrónicos. Pero, ¿entonces qué hacer, si el reciclaje no es parte de la cultura de sanidad desde el gobierno? Lo que debemos hacer, según el investigador de la UNAM Heberto Ferreira Medina, es evitar tirar a la basura cualquier aparato electrónico, entre ellos cables y pilas, y llevarlos directamente a un centro de reciclaje, o bien, investigar sobre campañas de recolección específicas de aparatos electrónicos y llevarlos ahí. También hay algunas empresas recicladoras que recibirán tus equipos y que sobreviven pese a la falta de apoyos, como Remsa y Ecorecikla. Se sabe que al menos 90% de los  materiales de los aparatos electrónicos pueden ser reutilizados.

Actualmente, según Ferreira, cada mexicano produce entre 3 y 5kg de esta basura al año, lo que equivaldría a llenar tres veces el Estadio Azteca con una capacidad para más de 100 mil personas.

Te contamos algunas de las consecuencias de tirar tus desechos electrónicos a la basura en México:

  • Si tiras tus aparatos electrónicos a la basura, lo más seguro es que terminen en basureros a cielo abierto.
  • Los aparatos electrónicos en basureros mezclados producen lixiviados, que son la combinación de basura, metales pesados y desechos orgánicos e inorgánicos que van permeando los mantos acuíferos contaminándolos con plomo y mercurio, entre otras sustancias nocivas.
  • Todos estos metales pesados podrían terminar en el agua que bebes o usas: cromo, plomo, mercurio, platino o arsénico –y plásticos retardantes de flama y bromuros (PBDEs, por sus siglas en inglés).
  • Los metales pesados en el agua pueden provocar intoxicaciones agudas, daños neurológicos, daños en el tracto respiratorio, afecciones cardiovasculares, daño hepático y renal, osteoporosis y deformaciones en los huesos y cáncer.
  • Muchos equipos celulares son cubiertos con PBDEs: plásticos especiales antiflama que son bioacumulables e incrementan su concentración en función del tiempo en un organismo expuesto; tienen alta solubilidad en lípidos, acumulándose en tejidos adiposos; son resistentes a la degradación por procesos naturales y se transportan a grandes distancias.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca