El costo ambiental de una tele nueva

El cambio de televisiones análogas por digitales representa un reto por la falta de un programa de manejo, pero como ciudadanos podemos colaborar.

El cambio de televisiones análogas por digitales representa un reto por la falta de un programa de manejo, pero como ciudadanos podemos colaborar.  Si no se trata adecuadamente, la basura electrónica puede convertirse en un problema ya que estos residuos: televisoras, computadoras, aparatos electrodomésticos, etc. contienen tóxicos que contaminan nuestro entorno. 

Sustituir tu televisión analógica por una digital no será un dilema, más bien, tarde o temprano todos tendremos que realizar el cambio ya que la transición hacia la TV digital está en marcha y el cese de las transmisiones de señal de TV analógicas está estipulado para el 31 de diciembre de 2015. 

Según datos del Programa de Trabajo para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (1) en nuestro país hay 15.3 millones de hogares que aún usan televisiones analógicas, mismas que quedarán en desuso llegada dicha fecha, es decir, se convertirán en basura electrónica que de no ser manejada adecuadamente representarán un problema ambiental y de salud ya que los televisores analógicos están construidos con tecnología de tubo de rayos catódicos y algunos de sus componentes contienen materiales tóxicos como plomo, cadmio y retardantes de flama bromados, los cuales pueden dañar el medio ambiente. 

Los materiales tóxicos pueden ser liberados al ambiente, contaminando el suelo y cuerpos de agua por lo que requieren un manejo especial que comienza con la separación, es decir, no deben mezclarse con los residuos de origen doméstico convencional.

Lamentablemente el Gobierno del Presidente Enrique Peña cometió un error al lanzar una política pública de cambio de aparatos  sin  incluir en este proceso un programa claro y oportuno de acopio y reciclaje para las TV en desuso.

Ante esta situación, los televisores viejos terminarán en los basureros. 

Respecto del total de residuos electrónicos (televisiones y otro tipo de aparatos como computadoras, teléfonos móviles etc.)  que llegan al fin de su vida útil no existen datos precisos para México de cómo se manejan, pero para todo América Latina se estima que entre 57 y 80% termina en basureros o se acumula sin procesar en hogares y empresas; entre 5 y 15% se destina a recuperación y reúso de partes y equipos; entre 10 y 20% se somete a reciclado primario (plásticos y metales ferrosos), y sólo 0.1% es aislado y recibe tratamiento certificado  (2). 

Residuos electrónicos aparecen en este sitio de residuos generales donde no deberían estar mezclados. Locación África. 

No contribuyamos a esta problemática del mal manejo de los residuos electrónicos y ahora que está en marcha este cambio masivo de televisiones analógicas por digitales, no esperemos a que venga el gobierno a solucionar el problema, si bien es su responsabilidad darnos alternativas e implementar el acopio, nosotros los ciudadanos como televidentes y consumidores responsables podemos tomar la iniciativa. 

Existen programas de escuelas y algunos gobiernos así como empresas particulares que reciben la basura electrónica. Si eres uno de los que cambiará de analógica a digital, evoluciona también en el manejo responsable de tus residuos. 

Twitter del autor: @PrensaGPMX 

(Foto 1. Centrada)

© Greenpeace / Kristian Buus

 

  1. http://www.sct.gob.mx/fileadmin/Imagenes_Portada/programa-trabajo-transicion-tdt.pdf
  2. http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/download/715.pdf


El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia.

“De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive.

Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.”

– Thomas Carlyle.

Todos los días somos testigos de crisis mundiales, nacionales, familiares, individuales. Muchas veces nos cuestionamos ¿cómo es que llegamos a esto? ¿en qué momento dejamos que las cosas se fueran en esta dirección? Todas estas preguntas podrían convertirse en una invitación hacia nosotros mismos de tomar acciones para cambiar esos escenarios; en una invitación a ser agentes de cambio en el mundo, es decir, en nuestras propias vidas.

Dar un paso al frente, estar dispuestos a entregarnos a una causa para realmente influir en la balanza. No hay que perder de vista que todo empieza por uno, querer ser parte de algo más grande. Es ahí donde es más visible el espíritu de los voluntarios quienes cuentan con la intención genuina de hacer algo más por todo lo que les rodea.

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia. Por supuesto, que se debe de pensar de manera estratégica, de modo que las acciones que se realicen sean claras, contundentes y con impacto.

Existe un abanico inmenso de voluntariado. Seleccionar una causa puede ser complicado. Se puede determinar la causa en la que se quiere participar de acuerdo a los talentos que se poseen, de tal modo que se vuelve una experiencia gratificante y de suma relevancia de adquisición de aprendizajes. Teniendo presente que el potencial de cada persona y de cada proyecto con la finalidad de construir una nueva realidad.

Las opciones de voluntariado en el sector forestal son diversas, lo cual nos permite involucrarnos con diferentes causas. Por ejemplo, en Reforestamos México A.C. hay una oferta muy interesante ya que tienen diferentes planes para que personas con diferentes perfiles se puedan unir a la causa.

Sus proyectos están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) para contribuir a la estrategia global, especializándose en el aseguramiento de los bosques para su desarrollo. Dependiendo de los perfiles y del avance de los proyectos se hacen las convocatorias, por lo cual las posibilidades de participación son muy altas. El objetivo es encontrar talento para acercar los bosques a las ciudades y viceversa; desde la analogía filosófica, hasta lo más tangible: la experiencia de las personas que viven tanto en los bosques como en las ciudades.

Como organización, trabajan para transformar la realidad económica, social y ambiental de la gente que vive en los bosques. El reto es: demostrar que los bosques son sinónimo de riqueza y bienestar. Razón que ilustra el gran empuje del voluntariado que promueve Reforestamos México, el talento al servicio de los bosques logrará que se transformen para ser competitivos, multiplicando su riqueza y conservando su biodiversidad.

Con esta propuesta podemos replantearnos la primera pregunta: ¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Autora: Mariana Sordo Moro

Coordinación de Personal

Reforestamos México, A.C.



Sistema Trappist-1: los siete planetas descubiertos por la NASA (VIDEO)

Esta es la primera vez que astrónomos logran identificar un sistema solar similar al nuestro con siete planetas.

En una conferencia de prensa, la NASA reveló el pasado miércoles 22 de febrero el descubrimiento de nuevos siete planetas, del tamaño de la Tierra, orbitando alrededor de una estrella. Este nuevo sistema se encuentra a tan sólo 40 años luz de nosotros, lo cual facilitaría tanto su exploración como investigación. Por el momento, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. intuye que tres de los planetas recién descubiertos cuentan con características similares a nuestro planeta, haciéndolos habitables para vida humana. 

Esta es la primera vez que astrónomos logran identificar un sistema solar similar al nuestro con siete planetas. Por ejemplo, los planetas cuentan con un tamaño y condiciones atmosféricas –oxígeno, metano, ozono y dióxido de carbono– similares a los nuestros, facilitando incluso una superficie acuífera en cada uno de ellos.  

El autor de esta investigación, llamada TRAPPIST, Michael Gillon, ha considerado que este descubrimiento es una pieza clave para el rompecabezas del universo, en donde los ambientes habitables eran pensados como sueños fallidos. Pero parece ser que este sistema, el cual está asociado con el de Acuario a tan sólo 235 billones de kilómetros del nuestro, cuenta con planetas terrestres como la Tierra y una estrella solar más pequeña y ligera que nuestro Sol. De hecho, las órbitas de los planetas más cercanos a la estrella son de aproximadamente 1.5 y 2.4 días, mientras que el del sexto planeta, 12 días. Se cree que el último planeta tiene una órbita de 20 días. 

 Al nuevo sistema solar se le nombró “Sistema Trappist”, en honor al telescopio Transiting Planets and Planetesimals Small Telescope en Chile que ayudó a encontrar a tres de los siete planetas en mayo del 2016. Con el apoyo de otros telescopios del telescopio de la NASA Spitzer y el European Southern Observatory’s Very Large Telescope, se consiguió descubrir los otros planetas del sistema. Y fue a partir de este año que los investigadores notaron que uno de los planetas cuenta con la presencia de agua, facilitando la sospecha que los demás tienen condiciones similares. 

 

 



4 millones de TVs serán desechadas en México (únete a Greenpeace para exigir su buen manejo)

Por el cambio a la señal digital, millones de tvs serán, muy pronto, basura.

En México se está haciendo una transición de las señal análoga de TV a digital. Lo anterior permitirá que existan más canales, por ejemplo. Para que los hogares sintonicen esas nuevas señales, deben tener televisiones con antenas digitales; por ello, el gobierno entregará hasta 10 millones de nuevas TVs.

Se calcula que más de 4 millones de teles serán desechadas, pero, como suele suceder en México, el plan de desecho pareciera secundario. Greenpeace investigó cuál será el proceso para estos residuos (recordemos que la contaminación electrónica es de la más dañina) y encontró que el Plan de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT, es insuficiente, sobre todo por que delega la responsabilidad a los municipios, aún cuando la mayoría de estos no separa si quiera la basura.

Como una manera de adelantarse, antes de que las millones de televisiones obsoletas contaminen el agua y tierra, la organización está lanzando una convocatoria para que miles exijan con la campaña E Zombies, a la SCT, que el plan de manejo de los residuos sea mucho más integral, transparente y ambicioso.

Si te suena, puedes apoyar firmando la campaña aquí. Recuerda que con una movilización similar se lograron rescatar las Áreas Naturales Protegidas de la explotación de hidrocarburos en la antiecológica Reforma Energética.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Nunca tires tus aparatos electrónicos a la basura en México (te decimos porqué)

En 7 años se triplicaron los desechos electrónicos en el país, que generalmente terminan en desechos a cielo abierto, contaminando el ambiente y tu salud

Aunque México es un país con más de la mitad de la población en condiciones de pobreza, las cifras sobre el uso de aparatos electrónicos son pasmosas. Por ejemplo, en este país ocho de cada 10 personas tienen un celular o línea fija. La razón es que cada vez es más accesible comprar estos aparatos, además de que la cultura del consumismo ha hecho que busquemos tener siempre lo más novedoso y se van desechando aparatos que, con suerte, luego son aprovechados por otras personas.

Sin embargo, el crecimiento de la basura electrónica en México es alarmante; según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en solo 7 años se triplicó la cantidad de esta basura en el país: en 2007 se recolectaban 289 mil toneladas de basura electrónica y actualmente se desechan unas 941 mil 700. Lo más inquietante es que en este país los niveles de reciclaje son mínimos. Son muy pocas las colonias que recogen la basura separada y muchas veces los habitantes que lo hacen se sienten frustrados al saber que en los camiones recolectores volverán a mezclarse sus desechos.

Por motivos como el anterior, miles de mexicanos simplemente echan a la basura sus residuos electrónicos. Pero, ¿entonces qué hacer, si el reciclaje no es parte de la cultura de sanidad desde el gobierno? Lo que debemos hacer, según el investigador de la UNAM Heberto Ferreira Medina, es evitar tirar a la basura cualquier aparato electrónico, entre ellos cables y pilas, y llevarlos directamente a un centro de reciclaje, o bien, investigar sobre campañas de recolección específicas de aparatos electrónicos y llevarlos ahí. También hay algunas empresas recicladoras que recibirán tus equipos y que sobreviven pese a la falta de apoyos, como Remsa y Ecorecikla. Se sabe que al menos 90% de los  materiales de los aparatos electrónicos pueden ser reutilizados.

Actualmente, según Ferreira, cada mexicano produce entre 3 y 5kg de esta basura al año, lo que equivaldría a llenar tres veces el Estadio Azteca con una capacidad para más de 100 mil personas.

Te contamos algunas de las consecuencias de tirar tus desechos electrónicos a la basura en México:

  • Si tiras tus aparatos electrónicos a la basura, lo más seguro es que terminen en basureros a cielo abierto.
  • Los aparatos electrónicos en basureros mezclados producen lixiviados, que son la combinación de basura, metales pesados y desechos orgánicos e inorgánicos que van permeando los mantos acuíferos contaminándolos con plomo y mercurio, entre otras sustancias nocivas.
  • Todos estos metales pesados podrían terminar en el agua que bebes o usas: cromo, plomo, mercurio, platino o arsénico –y plásticos retardantes de flama y bromuros (PBDEs, por sus siglas en inglés).
  • Los metales pesados en el agua pueden provocar intoxicaciones agudas, daños neurológicos, daños en el tracto respiratorio, afecciones cardiovasculares, daño hepático y renal, osteoporosis y deformaciones en los huesos y cáncer.
  • Muchos equipos celulares son cubiertos con PBDEs: plásticos especiales antiflama que son bioacumulables e incrementan su concentración en función del tiempo en un organismo expuesto; tienen alta solubilidad en lípidos, acumulándose en tejidos adiposos; son resistentes a la degradación por procesos naturales y se transportan a grandes distancias.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca