El costo ambiental de una tele nueva

El cambio de televisiones análogas por digitales representa un reto por la falta de un programa de manejo, pero como ciudadanos podemos colaborar.

El cambio de televisiones análogas por digitales representa un reto por la falta de un programa de manejo, pero como ciudadanos podemos colaborar.  Si no se trata adecuadamente, la basura electrónica puede convertirse en un problema ya que estos residuos: televisoras, computadoras, aparatos electrodomésticos, etc. contienen tóxicos que contaminan nuestro entorno. 

Sustituir tu televisión analógica por una digital no será un dilema, más bien, tarde o temprano todos tendremos que realizar el cambio ya que la transición hacia la TV digital está en marcha y el cese de las transmisiones de señal de TV analógicas está estipulado para el 31 de diciembre de 2015. 

Según datos del Programa de Trabajo para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (1) en nuestro país hay 15.3 millones de hogares que aún usan televisiones analógicas, mismas que quedarán en desuso llegada dicha fecha, es decir, se convertirán en basura electrónica que de no ser manejada adecuadamente representarán un problema ambiental y de salud ya que los televisores analógicos están construidos con tecnología de tubo de rayos catódicos y algunos de sus componentes contienen materiales tóxicos como plomo, cadmio y retardantes de flama bromados, los cuales pueden dañar el medio ambiente. 

Los materiales tóxicos pueden ser liberados al ambiente, contaminando el suelo y cuerpos de agua por lo que requieren un manejo especial que comienza con la separación, es decir, no deben mezclarse con los residuos de origen doméstico convencional.

Lamentablemente el Gobierno del Presidente Enrique Peña cometió un error al lanzar una política pública de cambio de aparatos  sin  incluir en este proceso un programa claro y oportuno de acopio y reciclaje para las TV en desuso.

Ante esta situación, los televisores viejos terminarán en los basureros. 

Respecto del total de residuos electrónicos (televisiones y otro tipo de aparatos como computadoras, teléfonos móviles etc.)  que llegan al fin de su vida útil no existen datos precisos para México de cómo se manejan, pero para todo América Latina se estima que entre 57 y 80% termina en basureros o se acumula sin procesar en hogares y empresas; entre 5 y 15% se destina a recuperación y reúso de partes y equipos; entre 10 y 20% se somete a reciclado primario (plásticos y metales ferrosos), y sólo 0.1% es aislado y recibe tratamiento certificado  (2). 

Residuos electrónicos aparecen en este sitio de residuos generales donde no deberían estar mezclados. Locación África. 

No contribuyamos a esta problemática del mal manejo de los residuos electrónicos y ahora que está en marcha este cambio masivo de televisiones analógicas por digitales, no esperemos a que venga el gobierno a solucionar el problema, si bien es su responsabilidad darnos alternativas e implementar el acopio, nosotros los ciudadanos como televidentes y consumidores responsables podemos tomar la iniciativa. 

Existen programas de escuelas y algunos gobiernos así como empresas particulares que reciben la basura electrónica. Si eres uno de los que cambiará de analógica a digital, evoluciona también en el manejo responsable de tus residuos. 

Twitter del autor: @PrensaGPMX 

(Foto 1. Centrada)

© Greenpeace / Kristian Buus

 

  1. http://www.sct.gob.mx/fileadmin/Imagenes_Portada/programa-trabajo-transicion-tdt.pdf
  2. http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/download/715.pdf


Los arrecifes de coral podrían desaparecer si no se actúa contra el calentamiento global

La extinción de los arrecifes, principalmente los de las 29 áreas de arrecifes Patrimonio Mundial, comenzará –y en algunos casos continurá– con una decoloración grave por década

Una de las principales consecuencias del calentamiento global se encuentra en las profundidades del mar, en los arrecifes de coral que se encuentran alrededor del mundo. Actualmente los arrecifes de coral, tanto los de la Gran Barrera australiana como los de Seychelles en las costas orientales de África, están en peligro de desaparecer por completo. De acuerdo con un estudio publicado por la UNESCO, esta extinción tendrá lugara mediados del siglo, y podrá revertirse a menos que se reduzcan en cantidades suficientes las emisiones de carbono para disminuir los efectos del calentamiento global sobre los océanos. 

La extinción de los arrecifes, principalmente los de las 29 áreas de arrecifes Patrimonio Mundial, comenzará –y en algunos casos continurá– con una decoloración grave por década, dejando en vulnerabilidad a todos los sistemas de arrecifes del planeta. De acuerdo con la UNESCO, esto “matará rápidamente a la mayoría de los corales presentes e impedirá una reproducción exitosa, necesaria para la recuperación de los corales.” Se trata de una situación que, en palabras del expero en arrecifes de la Administración Nacional Océanica y Atmosférica –NOAA, por sus siglas en inglés– y autor principal del informe, Mark Eakin, “Hemos llegado al punto en el que actuar es algo esencial. Es urgente.”

 

 

Los arrecifes, también denominados como selvas tropicales de los océanos, ocupran menos de 1 por ciento del lecho océanico, sin embargo fungen como hábitat para más de un millón de especies y 1/4 de los peces del planeta. Además que fungen como protectores de las costas contra la erosión provocada por las tormentas tropicales y el aumento del nivel del mar. De modo que, según Ruth Gates, directora del Instituto hawaiiano de biología marina en Kaneohe, Hawái, “Es terrorífico pensar en las repercursiones de la pérdida a gran escala y a nivel global de los arrecifes. La reducción de los suministros de alimentos, la falta de protección en las costas a medida que los arrecifes desaparecen y la erosión del suelo subsiguiente harán que algunos lugares sean inhabitables y que las personas se vean obligadas a desplazarse. Por no mencionar la desaparición del turismo relacionado con los arrecifes.”

De modo que los especialistas consideran alarmante que en los últimos tres años, 25 arrecifes –3/4 de los sistemas de los arrecifes del mundo– han experimentado fenómenos de blanqueo cada vez más graves. Por ejemplo, la Gran Barrera de Coral ha sufrido un blanqueo grave que ha marcado significativamente la biodiversidad de la región, así como las Seychelles, en Nueva Caledonia, afectando a Australia, Hawai y Flórida. Además, algunas personas ya están viviendo las consecuencias, cada vez más graves del blanqueamiento: “En las ilsas de baja altura como Kiribati, una serie de 33 atolones de coral en el océano Pacífico central, el agua salada ya ha inundado las fuentes potables de agua dulce. Las mareas cada vez más altas y los arrecifes que desaparecen están causando más marejadas ciclónicas. Pronto, la pérdida de coral, especialmente cuando se combina con la sobrepesca global, se traducirá en menos peces y en la falta de fuentes de proteína a nivel local. Se trata de problemas reales que está experimentando gente real. Esto está ocurriendo.”

Los investigadores de la UNESCO continúan alarmando al respecto, “incluso los modelos más rudimentarios de hace dos décadas predijeron el tipo de daño en los arrecifes que estamos presenciando en la actualidad. Si lo que proyectaron los modelos de entonces ha empezado a hacerse realidad, incluso con todos los problemas que tenían entonces deberíamos tener fe en la ciencia tras las proyecciones actuales. Y esas proyecciones dicen que si no actuamos, habrá muchos impactos graves.”

 

 

Más en Ecoosfera sobre cómo reducir las emisiones de gases invernadero: 

Reducir las emisiones de carbono hasta 70% para 2050 es posible: ONU

¿Cómo utilizar menos empaques para mejorar al planeta?

Abre tu conciencia al reciclaje de árboles navideños

5 maneras de reducir la contaminación lumínica

Energías renovables en casa

Sencillas acciones para reducir la contaminación y la contingencia ambiental

Cómo reciclar agua de lluvia para el hogar



Estos cómics te enseñarán la dolorosa realidad de la contaminación en las playas

La época de verano puede llegar a ser sumamente divertido para salir de vacaciones a la playa o lugares cercanos con cuerpos acuáticos; desgraciadamente también es un lapso de tiempo que alto riesgo para la belleza de la naturaleza

La contaminación del mar ha provocado la desaparición de nuestra biodiversidad marina. Frente a esta situación numerosas organizaciones ambientales busquen maneras de salvar al mundo; desde la integración de instituciones gubernamentales hasta la reeducación informativa en diferentes áreas de la educación pública. Sin embargo, ¿será suficiente?

La época de verano puede llegar a ser sumamente divertido para salir de vacaciones a la playa o lugares cercanos con cuerpos acuáticos; desgraciadamente también es un lapso de tiempo que alto riesgo para la belleza de la naturaleza, pues con la llegada de los turistas, permanece su presencia con bolsas y botellas de plástico, popotes, cepillos de dientes, hilo dental, colillas de cigarro, entre otras basuras. Sin darnos cuenta, todos estos elementos terminan cohabitando en zonas marinas, liberando toxinas que a su vez es consumido por animales marítimos y afectan al ecosistema. 

Como una manera de generar consciencia a las personas que salen de vacaciones a zonas marítimas y turísticas, el sitio web Undergroundcomic.com ha lanzado viñetas cómicas en torno a este tema; te las compartimos: 

 



10 alimentos que necesitas retirar de tu dieta a la brevedad

Comida chatarra o junk food son productos que si bien pueden poseer sabores adictivos, son en realidad nocivos y tóxicos en un periodo a mediano y largo plazo.

Comida chatarra o junk food son productos que si bien pueden poseer sabores adictivos, son en realidad nocivos y tóxicos en un periodo a mediano y largo plazo. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de productos se relacionan con condiciones crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer. Conoce 10 de estos alimentos que será prudente evitar: 

– Carne roja. 

De acuerdo con el director médico de Metabolic Health and Weight Managment de Henry Ford Health, la carne no es rica sólo en proteína, también en grasa saturada que incrementa los niveles de colesterol LDL –el malo–. Se ha relacionado con enfermedades cardíacas, así como con impactos negativos en el medio ambiente. 

 

– Carnes procesadas; tales como salchichas, tocino, entre otros. 

Son alimentos altos en grasas saturadas y sodios, los cuales tienden a incrementar la presión cardíaca con implicaciones negativas en la salud. Además poseen un vínculo con la presencia de cáncer, principalmente de intestinos y vesícula. 

– Granos refinados. 

Pan blanco, arroz blanco, harina blanca, pasta, cereales para el desayuno. Estos granos pierden su calidad fibrosa y valor nutricional, facilitando el riesgo de diabetes. 

 

– Jugo de uvas. 

 

El consumo de este jugo puede ser contraproducente con el de ciertos medicamentos; tales como los ansiolíticos, reductores de presión, antihistamínicos, entre otros. Además es promotor de piedras en la vesícula.

– Bebidas azucaradas y grasosas. 

Frapuccinos, malteadas, lattes, etcétera. No sólo contienen altos niveles de grasa, también de químicos adictivos que provocan numerosos malestares en un mediano plazo. 

– Atún. 

Este tipo de pescado posee altos niveles de mercurio y contaminantes como PBC y dioxinas. 

 

 

 

– Dulces. 

No se trata de un malestar que pueda desarrollarse en los dientes, corazón y cintura, también puede impactar en la salud del sistema cardíaco. 

– Comida frita. 

Este tipo de alimentos pueden crear acrilamida, un componente considerado como cancerígeno según la Organización de la Salud Mundial –OMS–…

 



4 millones de TVs serán desechadas en México (únete a Greenpeace para exigir su buen manejo)

Por el cambio a la señal digital, millones de tvs serán, muy pronto, basura.

En México se está haciendo una transición de las señal análoga de TV a digital. Lo anterior permitirá que existan más canales, por ejemplo. Para que los hogares sintonicen esas nuevas señales, deben tener televisiones con antenas digitales; por ello, el gobierno entregará hasta 10 millones de nuevas TVs.

Se calcula que más de 4 millones de teles serán desechadas, pero, como suele suceder en México, el plan de desecho pareciera secundario. Greenpeace investigó cuál será el proceso para estos residuos (recordemos que la contaminación electrónica es de la más dañina) y encontró que el Plan de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT, es insuficiente, sobre todo por que delega la responsabilidad a los municipios, aún cuando la mayoría de estos no separa si quiera la basura.

Como una manera de adelantarse, antes de que las millones de televisiones obsoletas contaminen el agua y tierra, la organización está lanzando una convocatoria para que miles exijan con la campaña E Zombies, a la SCT, que el plan de manejo de los residuos sea mucho más integral, transparente y ambicioso.

Si te suena, puedes apoyar firmando la campaña aquí. Recuerda que con una movilización similar se lograron rescatar las Áreas Naturales Protegidas de la explotación de hidrocarburos en la antiecológica Reforma Energética.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Nunca tires tus aparatos electrónicos a la basura en México (te decimos porqué)

En 7 años se triplicaron los desechos electrónicos en el país, que generalmente terminan en desechos a cielo abierto, contaminando el ambiente y tu salud

Aunque México es un país con más de la mitad de la población en condiciones de pobreza, las cifras sobre el uso de aparatos electrónicos son pasmosas. Por ejemplo, en este país ocho de cada 10 personas tienen un celular o línea fija. La razón es que cada vez es más accesible comprar estos aparatos, además de que la cultura del consumismo ha hecho que busquemos tener siempre lo más novedoso y se van desechando aparatos que, con suerte, luego son aprovechados por otras personas.

Sin embargo, el crecimiento de la basura electrónica en México es alarmante; según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en solo 7 años se triplicó la cantidad de esta basura en el país: en 2007 se recolectaban 289 mil toneladas de basura electrónica y actualmente se desechan unas 941 mil 700. Lo más inquietante es que en este país los niveles de reciclaje son mínimos. Son muy pocas las colonias que recogen la basura separada y muchas veces los habitantes que lo hacen se sienten frustrados al saber que en los camiones recolectores volverán a mezclarse sus desechos.

Por motivos como el anterior, miles de mexicanos simplemente echan a la basura sus residuos electrónicos. Pero, ¿entonces qué hacer, si el reciclaje no es parte de la cultura de sanidad desde el gobierno? Lo que debemos hacer, según el investigador de la UNAM Heberto Ferreira Medina, es evitar tirar a la basura cualquier aparato electrónico, entre ellos cables y pilas, y llevarlos directamente a un centro de reciclaje, o bien, investigar sobre campañas de recolección específicas de aparatos electrónicos y llevarlos ahí. También hay algunas empresas recicladoras que recibirán tus equipos y que sobreviven pese a la falta de apoyos, como Remsa y Ecorecikla. Se sabe que al menos 90% de los  materiales de los aparatos electrónicos pueden ser reutilizados.

Actualmente, según Ferreira, cada mexicano produce entre 3 y 5kg de esta basura al año, lo que equivaldría a llenar tres veces el Estadio Azteca con una capacidad para más de 100 mil personas.

Te contamos algunas de las consecuencias de tirar tus desechos electrónicos a la basura en México:

  • Si tiras tus aparatos electrónicos a la basura, lo más seguro es que terminen en basureros a cielo abierto.
  • Los aparatos electrónicos en basureros mezclados producen lixiviados, que son la combinación de basura, metales pesados y desechos orgánicos e inorgánicos que van permeando los mantos acuíferos contaminándolos con plomo y mercurio, entre otras sustancias nocivas.
  • Todos estos metales pesados podrían terminar en el agua que bebes o usas: cromo, plomo, mercurio, platino o arsénico –y plásticos retardantes de flama y bromuros (PBDEs, por sus siglas en inglés).
  • Los metales pesados en el agua pueden provocar intoxicaciones agudas, daños neurológicos, daños en el tracto respiratorio, afecciones cardiovasculares, daño hepático y renal, osteoporosis y deformaciones en los huesos y cáncer.
  • Muchos equipos celulares son cubiertos con PBDEs: plásticos especiales antiflama que son bioacumulables e incrementan su concentración en función del tiempo en un organismo expuesto; tienen alta solubilidad en lípidos, acumulándose en tejidos adiposos; son resistentes a la degradación por procesos naturales y se transportan a grandes distancias.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca