Descubre las maravillas que tiene el jengibre para tu organismo

Con el paso del tiempo, el jengibre se exportó al imperio romano, donde se volvió un fenómeno culinario con fines terapéuticos.

El jengibre ha fungido como medicina tradicional china desde hace más de 2 000 años, cuya especialidad era mejorar la digestión al reducir los síntomas de la diarrea, náuseas y problemas estomacales. Con el paso del tiempo, el jengibre se exportó al imperio romano, donde se volvió un fenómeno culinario con fines terapéuticos. Desde entonces, el Occidente se encargó de combinar, usar y fomentar el uso del jengibre en todas sus variantes.

Se comenzó a hacer un análisis riguroso de sus beneficios terapéuticos, donde se descubrió que el jengibre ayuda a la pérdida del apetito, a las náuseas, al vómito derivado de las cirugías y tratamiento para el cáncer, flatulencias, problemas intestinales, cólicos, mareos, entre otros. Hay quienes afirman que este rizoma, de la familia del cardamomo, la cúrcuma y galanga, reduce los síntomas asociados al tracto respiratorio como la bronquitis, la tos; los problemas menstruales, artritis y el dolor muscular.  

Por ello, en Ecoosfera, con ayuda de Medical News Today, te compartimos los beneficios terapéuticos que implica integrar el jengibre a tu dieta diaria:

Reduce la inflamación del colon. De acuerdo con un estudio en el periódico Cancer Prevention Research, la persona reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon al reducir la inflamación en el área.

Alivia el dolor muscular causado por el ejercicio. En la Universidad de Georgia (EE.UU.), se encontró que el consumo diario del jengibre ayuda a reducir el dolor derivado de la actividad física hasta el 25 por ciento. Cada participante del estudio sintió mejoría en el funcionamiento de los brazos, la inflamación y los niveles de dolor.

Náuseas derivadas por la quimioterapia. Reduce la sensación de vómito hasta un 40 por ciento. Esto sucede debido a que el jengibre absorbe tempranamente los químicos de la quimioterapia, fungiendo como un antiinflamatorio.

Ayuda a la lucha contra el cáncer de ovario al reducir hasta la muerte aquellas células cancerígenas a través de la apoptosis (se suicidan) o autofagia (se atacan entre sí).

Síntomas de asma. El jengibre puede funcionar como agonista beta, el cual ayuda a relajar el músculo liso bronquial.

El daño en el hígado causado por acetaminofeno (Tylenol, paracetamol, etcétera), el cual se le asocia con la hepatotoxicidad. El jengibre ayuda a prevenir daños hepáticos, aliviando el estrés oxitativo como si fuera una vitamina E.

Dismenorrea (menstruación dolorosa). Los investigadores de la Islamic Azad University encontraron que 82.85 de las mujeres del grupo de control que consumieron cápsulas de jengibre, reportaron mejoras en los síntomas de dolor.

 

 



Tres remedios caseros con jengibre para enfermedades respiratorias

Existen numerosas maneras se sanar este tipo de enfermedades, sin embargo no todas son efectivas o naturales para el cuerpo.

 Al año se reportan 893 mil casos de enfermedades respiratorias en el país, de los cuales, el 60 por ciento corresponde a niños menores de cinco años. Estas enfermedades se relacionan con afecciones en los bronquios, cavidades nasales, faringe, laringe, pleura, pulmón y tráquea; y entre las más populares se encuentran silicosis, asma, bronquiolitis y afecciones pulmonares derivadas de sustancias químicas aromatizantes; sin mencionar la gripa, tos y catarro. 
 
Existen numerosas maneras se sanar este tipo de enfermedades, sin embargo no todas son efectivas o naturales para el cuerpo. Por lo que hemos reunido tres remedios naturales que utilizan el jengibre como planta medicinal efectiva, saludable y deliciosa: 
 
– Infusión de jengibre y limón para bajar la fiebre, pues además es un gran analgésico y antibacteriano, es un remedio ideal para enfermedades como la gripa. Necesitas: 3 cucharaditas de jengibre fresco y una taza de agua hirviendo. Deja reposar por 10 minutos y añade 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido. Endúlzalo con miel. 
 
– Té de jengibre para la garganta. Necesitas dos cucharadas de té negro en hierbas, trozo de jengibre, limón, un litro de agua y miel. Instrucciones: Corta en trozos el limón con su pulpa y miel, y el jengibre previamente pelada. Llévalos a una cacerola con el litro de agua y deja que hiervan durante cinco minutos. Apaga el fuego y añade dos cucharadas de té negro, y deja que repose durante quince minutos más. Cuela y listo. 
 
– Infusión de jengibre y ginkgo para la circulación. Al ser vasodilatadores, esta combinación es un remedio interesante y efectivo para mejorar la circulación sanguínea. Necesitas: una taza y media de agua, una cucharada de jengibre rayado, una cucharada de hojas de ginkgo biloba y miel. Instrucciones: Hierve la taza y media de agua, añadiendo el jengibre y la cucharada de hojas de ginkgo. Deja hervir durante cinco minutos, apaga el fuego y deja reposar durante unos 15 minutos. 


7 usos inesperados para condimentos que ya no utilizas al cocinar

En Ecoosfera amamos reciclar, por eso te compartimos cómo puedes reusar especias que ya están demasiado viejas para usar en tu cocina.

Mientras que muchos de nosotros disfrutamos cocinar, compartir recetas nuevas y experimentar con ellas, ocasionalmente nos dejamos llevar y compramos especias que vamos a utilizar una vez y luego, por la razón que sea, nos olvidamos de su existencia.

Las especias tardan años en caducar y en realidad no se echan a perder fácilmente, más bien pierden su sabor o aroma (las especias en polvo tardan entre 2 y 3 años en caducar, mientras que las especias enteras tardan entre 3 y 4 años). La mejor manera de verificar el estado de estos productos es olerlos y observar su color, si estos han perdido sus propiedades es probable que no valga la pena utilizarlas en la cocina.

 Antes de que decidas tirar todos esos frasquitos con especias viejas e incoloras, ¿por qué no intentas reutilizarlas siguiendo alguno de estos pasos?

  1. Popurrí hervido: si una especie no huele tan bien como solía hacerlo, puedes hervirla para aromatizar tu casa. La canela, el clavo, el jengibre y el cardamomo tienden a soltar su olor de esta manera.
  2. Conviértelos en exfoliantes o jabón: puedes agregar pimienta y clavo molido a los exfoliantes corporales caseros, aquí algunas recetas.
  3. Pesticidas naturales: las pimientas fuertes como la cayena y los chiles en polvo alejan de manera natural a los insectos nocivos como las hormigas. Mientras más viejas estén las especias menos poderosas serán, por esto debes utilizarlas en mayores cantidades.
  4. Fungicida no-toxico: la canela combate a los hongos de manera orgánica, es particularmente eficiente en brotes y plantas de interiores. Debes hervir la canela y rociarla sobre el área afectada.
  5. Bolsitas aromáticas: muchas especias quitan los malos olores. La salvia, el tomillo, el orégano y el clavo son particularmente poderosos. Ponlos en bolsitas de tela y guárdalas en los espacios que tienden a oler a humedad.
  6. Pintura casera: si tienes hijos o niños en tu familia —o simplemente disfrutas las manualidades— puedes expresar tu creatividad haciendo tus propias pinturas. Te recomendamos poner las especies en bandejas de plástico recicladas (por ejemplo las de las frutas). En cada espacio puedes poner una especia, las pimientas serán brillantes, el polvo de curry es ocre, la canela es café, etc. Agrega un poco de agua y con un pincel pinta con ellas sobre una hoja en blanco. IMG_8931


¿Mal aliento? Estos 9 remedios naturales pueden ayudarte

Varios factores pueden causar el mal olor bucal, entre ellos la higiene oral y la dieta; lidiar con la halitosis es en muchos casos cuestión de hábitos: cambia los tuyos.

El aliento de una persona nos dice muchas cosas, desde su tipo de dieta hasta la manera en que se lava los dientes. Muchos estamos conscientes de los alimentos que nos causan mal aliento, ajo, cebolla, condimentos fuertes, alcohol, tabaco, etc., y podemos evitarlos de vez en cuando; sin embargo, lidiar con una halitosis constante es cuestión de cambiar muchos hábitos.

A continuación te presentamos algunas acciones que puedes llevar a cabo si deseas deshacerte del mal aliento de manera permanente, natural y en sintonía con tu organismo:

  1. Hierbas frescas: El perejil es uno de los remedios mejor conocidos para combatir el mal aliento, pero hay otras hierbas frescas (cilantro, hierbabuena, estragón, romero) que también te pueden ayudar con el mal aliento. Puedes masticarlas o hacer una infusión y beberla.
  2. Yogurt: Si no contiene altos niveles de azúcar refinada, el yogurt puede ayudar a combatir el mal aliento. Lee la etiqueta para asegurarte de que tu yogurt tenga cultivos activos. La vitamina D del yogurt crea un ambiente que no permite que las bacterias se desarrollen.
  3. Manzanas, apio y otros alimentos crujientes: Si al masticarlo cruje, te puede ayudar a combatir el mal aliento. Estos alimentos producen más saliva lo cual contribuye a tu salud bucal.
  4. Jengibre: Como remedio, el jengibre generalmente se emplea para ayudar con problemas estomacales y virales, sin embargo al mezclarlo con un poco de limón y agua tibia tendrás una pasta de dientes completamente natural. Para otros beneficios del jengibre, sigue este enlace.
  5. Pimiento, papaya y otros alimentos con vitamina C: Esta vitamina combate las bacterias que crecen en tu boca, y además previenen problemas de las encías y gingivitis. En vez de tomar un suplemento de la vitamina, intenta consumir fresas, papayas y pimientos regularmente.
  6. Té verde: Todos conocemos y aborrecemos el aliento que nos queda después de tomar café. Por el contrario, el té verde previene el mal aliento y tiene muchos otros beneficios para tu salud.
  7. Semillas de hinojo: Generalmente se les conoce por sus propiedades como digestivo, sin embargo son ideales para lidiar con la halitosis porque neutralizan olores desagradables. Como los alimentos crujientes también causan más salivación.
  8. Agua: Simplemente con beber agua ya estás limpiando tu boca y mejorando tu digestión. Enjuagarte la boca con agua sola te ayudará a deshacerte de las bacterias que causan mal aliento.

Recuerda que debes cepillarte los dientes y usar hilo dental después de cada comida, bebe siempre mucha agua y evita alimentos con mucha azúcar refinada.

[MNN]



10 remedios naturales y caseros para la tos

La próxima vez que sufras de una molesta tos, toma estos consejos que te servirán mejor que cualquier remedio de farmacia.

La tos ocurre cuando los virus, bacterias, polvo, polen o otras sustancias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. La tos es la manera en que el cuerpo se trata de liberar de estas sustancias y limpiar los pasajes.

Pero, mientras la tos crónica puede ser signo de una enfermedad seria, la mayoría de las personas considera a la tos más como una molestia que como un evento de salud. Y mientras muchas personas, al sentir el comienzo de una tos, van directo a la farmacia a comprar medicina, expertos del American College of Chest Physicians apuntan que esto es una pérdida de dinero. Existe una gran variedad de remedios caseros que funcionan tan bien o mejor que las combinaciones farmacéuticas. Estos son los más efectivos:

1. “Jarabe” de miel para la tos

Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes tomarla directamente o, para mejores resultados, mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón. También puedes tratar el viejo remedio de las abuelas antes de dormir: un trago de whiskey o coñac mezclado con miel.

2. Un baño caliente

Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (Aunque si sufres de asma, el vapor puede exacerbar la tos).

3. Té de pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

4. Té de tomillo

En Alemania, el tomillo es un tratamiento contra la tos, las infecciones respiratorias y la bronquitis aprobado oficialmente. Las pequeñas hojas de la hierba contienen un potente remedio que calma la tos y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación. Puedes hacer té de tomillo remojando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo por diez minutos, y luego colar. Añadir miel y limón mejora el sabor y añade fuerza al remedio.

5. Toma muchos líquidos

Beber muchos líquidos, ya sea cualquiera de los tés enlistados aquí o agua simple, puede ser muy bueno para aliviar la tos. Los fluidos ayudan a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.

6. Gotas para la tos

Las gotas de mentol para la tos adormecen la parte de atrás de la garganta, lo cuál ayuda a domesticar el reflejo de la tos.

7. Chupa un limón

Este remedio popular es realmente eficiente. Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y después chúpalo.

8. Mezclas comerciales de té

La mayoría de las tiendas de salud tienen una variedad de tés para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.

9. Jengibre

El jengibre tiene muchísimas propiedades, y se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Tiene capacidades antistamínicas y descongestionantes. Puedes hacer un té de jengibre añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja hervir a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuélalo y añade una cucharada de miel y exprime un limón. Pruébalo; si está muy picante añade más agua.

10. Orozuz

La raíz de regaliz (o orozuz) ha sido utilizada desde hace siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o dejarlo hervir por 20 minutos. Colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.

*También puede interesarte:

Desmitificando: remedios naturales para la tos que no funcionan (o tienen efectos secundarios)

7 remedios naturales para la depresión

4 remedios naturales para la pérdida del cabello

Remedios naturales y caseros para la piel seca



El jengibre: el mejor remedio para problemas estomacales y virales

Esta raíz puede ayudarte a lidiar con problemas estomacales, la gripe y náuseas, además, le da un delicioso sabor a los alimentos.

Esta raíz, como la cúrcuma, ha sido empleada en la medicina tradicional china por más de 2,000 años. Sus propiedades terapéuticas son innegables, aquí algunas de ellas:

Náusea y mareos: el jengibre ayuda a mitigar los síntomas del mareo y de la náusea. Se ha comprobado que esta raíz puede aliviar las molestias de personas que se marean en el mar, hasta mujeres embarazadas y pacientes en tratamientos de quimioterapia.

Complicaciones con la diabetes: algunos estudios han demostrado que el jengibre puede reducir los niveles de proteína en la orina, reducir la absorción de líquidos y revertir la proteinuria. El jengibre también protege los nervios de los diabéticos y reduce los niveles de grasa en la sangre.

Gripe y catarro: tradicionalmente es empleado en la medicina tradicional de China para tratar los síntomas de los resfriados, actúa como un descongestionante natural y antihistamínico, además, fortalece el sistema inmune.

Como consumir jengibre:

La manera más fácil de consumirlo es con alimentos o en un brebaje.

Para prepararlo en té debes pelar la raíz y solo utilizar la parte amarillenta.

Corta un trozo de unos 5 centímetros de largo y hiérvelo en dos tazas de agua por 20 minutos.

Antes de beberlo déjalo enfriar y agrega un poco de jugo de limón y miel para darle un mejor sabor.

El jengibre también se puede consumir en tabletas, pero antes de consumir grandes cantidades debes consultar a tu médico ya que puede bajar los niveles de azucar en la sangre y afectar la presión sanguínea.

 Si te gusta cocinar, estas son algunas deliciosas recetas que utilizan jengibre:

Sopa verde con jengibre

Salsa de curry

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca