Creativas maneras de incorporar las almendras a tu dieta

Su sabor, a veces amargo o a veces dulce, puede parecer muy fuerte; sin embargo, con las combinaciones adecuadas, es posible (y delicioso) añadirlo a nuestra dieta diaria.

El consumo diario de almendra, del latín amygdăla, brinda múltiples beneficios a la salud. Como por ejemplo, ayuda a reducir el colesterol malo y, por lo tanto, la grasa acumulada en el vientre.  Gracias a sus valores nutricionales, esta pequeña fruto cuenta altas dosis de vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B9 y vitamina E; zinc, hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio.

Su sabor, a veces amargo o a veces dulce, puede parecer muy fuerte; sin embargo, con las combinaciones adecuadas, es posible (y delicioso) añadirlo a nuestra dieta diaria. Te compartimos algunas recetas sencillas de realizar:

En smoothies. Necesitas una copa de cerezas congeladas, un puñado de espinacas, media taza de leche de almendras, agua, hielos, una cucharada de mantequilla de almendra, una cucharada de cocoa, media cucharada de extracto de vainilla y una vaina de canela. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora y listo.

Aderezo para una ensalada. Necesitas almendras picadas, hierbas de tu preferencia, mostaza Dijon, limón y vinagre. Mezcla todos los ingredientes y úsalo en una ensalada.

Salsa para postres. Necesitas dos cucharadas de mantequilla de almendra, 1/4 taza de avena y especias de calabaza o manzana. Colócalo encima de manzanas o peras sautées, con un poco de agua y jugo de limón.

Como saborizantes de los platillos. Sólo es cuestión de cortar finamente las almendras y agregarlas a los platillos; como ensaladas, postres, entre otros.



4 apps ecológicos que te ayudarán a descubrir la vida salvaje

Si bien el internet y gadgets electrónicos pueden ser considerados como distractores, también pueden usarse de manera adecuada para realizar esta conexión hacia la trascendencia.

En primavera la naturaleza revive y con ella viene la oportunidad de realizar numerosas excursiones a bosques, selvas y zonas habitadas por la biodiversidad del campo. Es sorprendente descubrir numerosas especies de animales y plantas que nos obligan a prestar atención en el camino: ¿cómo se ve?, ¿tiene aroma?, ¿a qué suena?. Es, de alguna manera, un excelente ejercicio para aprender a estar en el aquí y en el ahora, en perfecta unión en el aquí y el ahora.

Si bien el internet y gadgets electrónicos pueden ser considerados como distractores, también pueden usarse de manera adecuada para realizar esta conexión hacia la trascendencia. Mediante apps que ayudan a conocer el entorno, no sólo nos ayudan a mantenernos informados sobre lo que vemos, olemos, oímos, también a tomar consciencia de nuestras emociones en el momento en que surgen. Estas apps son algunas que te ayudarán durante las excursiones:

ArbolApp

Avalada por el Real Jardín Botánico de Madrid, una institución científica de primer orden que se encarga de educar sobre botánica, esta app contiene 143 especies descritas en 122 fichas. Las fichas ofrecen información completa que se enriquece con fotografías, dibujos, mapas de distribución, aspectos culturales de cada especie y datos históricos de sus procedencias.

PlantNet

Creado por un grupo de investigadores franceses, la app funciona tomando una fotografía de la planta comparándola con las de la base de datos de Tela Botánica. Se puede incluir nuestras aportaciones como si fuera Wikipedia, desarrollándose por científicos de instituciones galas como CIRAD, INRA, INRIA o el IRD. Para más información, dale click aquí.

Map of Life

Es una app mundial que localiza las especies de animales y plantas basándose en la geolocalización. Su base de datos es extensa y sucede en cualquier parte del mundo, permitiendo compartir los propios hallazgos con otros usuarios naturalistas y que puede contribuir la monitorización de algunas especies en investigación.

Setas y plantas comestibles

La app muestra las especies que aparecen cada mes del año y ofrece un acceso directo a Google Maps para situar las zonas de recolecta. Si bien se muestras especies comestibles, se advierte que es una colección meramente informativa que debe extremar las precauciones a la hora de ingerir plantas silvestres para evitar toxicidades.

 



Las Cataratas de sangre: ¿Por qué el Antártico se tiñe de rojo?

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos […]

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos exploradores lo avistaron por primera vez, hasta ahora: las causantes, parecen ser, unas algas rojas. 

Un grupo de científicos de la Universidad de Alaska Fairbancks realizó una expedición en las profundidades del glaciar Taylor, ubicado al este de la Antártida. Fue así que descubrieron un camino que sigue la salmuera roja a 300 metros debajo del glaciar. El flujo de agua salada está rica en hierra, abriendo paso al interior del glaciar y oxidando la entrada al contacto con el aire. De acuerdo con los registros, el glaciar solía extenderse por la Antártida hace más de un millón de años atrapando un pequeño lago de agua salada , que al contener grandes cantidades de salinidad no pudo congelarse. 

 

 

En palabras de uno de los investigadores, Erin Pettit, “aunque suene contraintuitivo, el agua libera el calor a medida de que se congela, y ese calor calienta el hielo más frío que la rodea. El calor y la temperatura de congelación más baja del agua salada hacen posible el movimiento del líquido, por lo que el glaciar Taylor es ahora el glaciar más frío conocido que tiene agua que fluye constantemente.” Esto ha indicado que es un hábitat vivo, que es hogar de bacterias extremadamente resistentes y que han conseguido sobrevivir atrapados durante milenios alimentándose de sulfato, dando como resultado el flujo oxidativo hacia el exterior. 

 



Descubre los sorprendentes beneficios de comer cuatro almendras cada día

Con las combinaciones y dosis adecuadas, la almendra brinda numerosos beneficios a nuestra salud tanto física como psicológica.

Las almendras, ricas en proteína, vitamina E, magnesio, fibra y aminoácidos esenciales, son ideales para reducir los efectos de deficiencias de cobre, vitamina B, calcio, potasio, fósforo, hierro y grasas saludables. Con las combinaciones y dosis adecuadas, la almendra brinda numerosos beneficios a nuestra salud tanto física como psicológica. 

Con tan sólo consumir cuatro almendras al día, el cuerpo psíquico y físico puede evolucionar de manera muy positiva. Por ejemplo:

Las habilidades cognitivas mejoran significativamente; tales como la memoria y el aprendizaje. Gracias a que son ricas en vitamina E, las almendras ayudan a prevenir trastornos cognitivos, agilizando las funciones cognitivas como la memoria. Además, la almendra es fuente del zinc, un mineral que se encarga de proteger las células cerebrales en contra del daño causado por los radicales libres. Incluso, la vitamina B-6 agiliza el metabolismo, proceso que es indispensable para reparar las células cerebrales. En otras palabras, cuatro almendras al día mejora la memoria y estimula el cerebro. 

Ayuda a perder peso. Las almendras poseen una densidad nutriente –gracias a su alto contenido de fibra, proteína y grasas mono nosaturadas– por lo que agilizan el proceso metabólico. Comer almendras como snack ayudan a sentirnos más satisfechos y por tanto, consumir menos alimentos grasosos y azucareros. Esto quiere decir que las almendras son consideradas parte esencial de los programas para bajar de peso. 

Previene defectos de nacimiento. Un alimento básico en la dieta durante el embarazo es la almendra, pues ésta no sólo ayudará a un desarrollo óptimo del feo, también reducirá situaciones de riesgo. Las almendras poseen cantidades considerables de ácido fólico, ayudando al crecimiento saludable de las células y las formaciones del tejido. 

– Fortalece los huesos. Las almendras son ricas en calcio y fósforo, dos nutrientes esenciales para mantener la estructura ósea en un estado saludable. Este fruto seco es fuente de magnesio, manganesio y potasio, los cuales protegen al cuerpo óseo de los radicales libres previniendo así enfermedades como la osteoporosis. 

Más en Ecoosfera

Creativas maneras de incorporar las almendras a tu dieta



Nunca imaginaste los sorprendentes efectos de las almendras en nuestro cuerpo

Con las combinaciones adecuadas, la almendra puede brindar numerosos beneficios –aún si se trata de tan sólo de una colación–.

La almendra, del latín amygdăla, brinda numerosos beneficios para el cuerpo y la psique. Con tan sólo el consumo diario, de alrededor siete almendras al día, se reduce el colesterol malo y la grasa acumulada en el vientre; además que aumenta la dosis de nutrientes como las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B9 y vitamina E; zinc, hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio.

Con las combinaciones adecuadas, la almendra puede brindar numerosos beneficios –aún si se trata de tan sólo de una colación–. Te los compartimos: 

Ayuda a prevenir el cáncer. Esto se debe gracias a que contienen altos niveles de vitamina E, un antioxidante que reduce el riesgo de padecer cáncer de colon, mama y próstata. 

Optimiza el funcionamiento del cerebro. Las almendras son una fuente indispensable de carnitina y vitamina B2, los cuales ayudan a impulsar la actividad neuronal saludable y a reducir las inflamaciones cerebrales. También se ha encontrado evidencia que reducen el riesgo de padecer Alzheimer. 

– Brindan suavidad, brillo y tonalidad a la piel. La vitamina E también brinda efectos muy positivos en la dermis, brindándole un cuidado desde el interior del cuerpo. 

– Previene enfermedades como la diabetes. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, reduciendo peso y mejorando la circulación en la sangre. 

– Mejora el sistema digestivo. Consumir 56 gramos de almendras al día, durante ocho semanas, elimina las enfermedades digestivas. 

 peanut butter

 

– Fortalecen huesos y dientes. Al contener magnesio y calcio, benefician los cuidados de dientes y sistema óseo. De hecho, el consumo diario de almendras reducen el riesgo de tener fracturas en huesos así como caídas de dientes. 

– Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares. Al ayudar al funcionamiento de las arterias, las almendras reducen el colesterol malo y sus consecuencias sobre la salud –principalmente enfermedades como diabetes y paros cardíacos–. 

Más en Ecoosfera

Creativas maneras de incorporar las almendras a tu dieta



EcoReceta: fritura de calabacín con salsa de piñones

Este mismo procedimiento puede aplicarse a las berenjenas . En cuanto a la salsa de piñones , también puede hacerse exactamente igual, si se prefiere con con almendras.

Ingredientes:

450 g de calabacines

3 cucharadas de harina

1 cucharada de pimiento

1 huevo grande

2 cucharadas de leche

abundante aceite para freír, el de su preferencia

sal marina gruesa

Para la salsa de piñones:

100 g de piñones

1 diente de ajo pelado

3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

1 cucharada de zumo de limón

3 chucaradas de agua

1 cucharada de prejil fresco picado

sal y pimienta.

002c31a9ba7e8b057864bcd04270349d

Si ha optado por acompañar la fritura de calabacín con la salsa de piñones, empiece preparándola,  ponga los piñones y el ajo en el recipiente del robot de cocina o licuadora, y haga un puré, con el motor aun en marcha añada un poco de aceite de oliva, el zumo de limón, y el agua para obtener una salsa fina. Agregué el perejil y salpimiente al gusto. vuelque la salsa en un bol.

Corte los calabacines en diagonal en rodajas de unos 5 mm de grueso, mezcle la harina y el pimientón en una bolsa de politeno y bata  juntos en un recipiente la leche y el huevo.

Meta en la bolsa con la harina y el pimentón las rodajas de calabacin y agítela un poco para que queden bien rebozadas. Al sacarlas sacuda el exceso de harina. Eche el aceite en un sartén grande, sumerja las rodajas de calabacín de una en una en la mezcla de huevo y luego échelas en el aceite caliente. Fría las rodajas de calabacín por tandas hasta que estén crujientes y doradas, saque las frituras de calabacín y deje que se escurran sobre papel de cocina para absorber lo máximo posible de grasa, sírvalas muy calientes ligeramente espolvoreadas con sal marina.

Twitter del autor @lucia_mtz93

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca