5 plantas medicinales para cultivar en casa

En caso de iniciar en este arte de la naturaleza, puedes empezar a cultivar algunas de las siguientes plantas medicinales

En los últimos años, el movimiento de los huertos urbanos ha revolucionado la concepción tanto de la economía como del medio ambiente. Este nuevo estilo de vida da una esperanza que satisface las necesidades homeostáticas del planeta, de los agricultores locales y los consumidores.

La nueva costumbre de los huertos urbanos permite encontrar un sinfín de beneficios; como por ejemplo, la reducción del uso de tóxicos que afectan tanto al suelo como a los productos que se consumen. Incluyendo en la cosecha de plantas medicinales.

La herbolaria es fácil de practicar contando con la información adecuada sobre sus usos y beneficios. Por lo que, en caso de iniciar en este arte de la naturaleza, puedes empezar a cultivar algunas de las siguientes plantas medicinales:

Aloe Vera. Ayuda a reducir las quemaduras, heridas, cortes, cicatrices, picores por intoxicación, picaduras de insectos, acné, eccemas, úlceras, entre otros.

Albahaca. Destruye bacterias que causan bronquitis, catarros y algunos problemas digestivos. Además, ayuda a reducir flatulencias, gases y dolores estomacales. Es un regulador del sistema nervioso.

Tomillo. Cuenta con propiedades antisépticas y tranquilizantes.

Bálsamo de limón. Ayuda a reducir desde la fatiga hasta el resfriado. Además, ayuda a reducir las dolencias gastrointestinales, como indigestión y flatulencias. Reduce la tensión muscular y los síntomas de algunos trastornos emocionales (como ansiedad, depresión, angustia, entre otros). Es antibacterial.

Menta. Es tónica, estimulante y estomacal. Cura irritaciones cutáneas y resfriados, dolores de cabeza y de muelas. Es ideal para tratar el insomnio, así como las picaduras de insectos.



6 plantas medicinales para tips de belleza

La naturaleza, en su sabiduría casi cósmica, posee las propiedades y características necesarias para la salud máxima de las personas.

La naturaleza, en su sabiduría casi cósmica, posee las propiedades y características necesarias para la salud máxima de las personas. De modo que para reducir el consumo de productos químicos, los cuales pueden generar un impacto negativo en  relación con la toxicidad en cuerpos acuáticos, emisiones de gases invernadero y permanencia de contenedores de plástico, la naturaleza brinda alternativas saludables y deliciosas. Conoce 6 plantas medicinales que son esenciales para la higiene de belleza: 

– Té verde. Sus propiedades bactericidas y antioxidantes ayudan a regular el acné y la flexibilidad de la piel. Sus efectos son similares al remedio farmacológico del peróxido de benzodio, sólo sin efectos secundarios al ser de origen natural. Puede aplicarse mediante infusiones a modo de tónico sobre la piel. Ayuda también a los problemas de pies, como hongos y pie de atleta. 

 

– Manzanilla.  Posee principios activos del alpha bisabolol antiinflamatorio y relajante, por lo que es ideal para reducir los síntomas del estrés. Ayuda a reducir las molestias, ojeras y bolsas de los ojos irritados aplicando una infusión –bolsitas de té caliente– sobre el tejido ocular. 

– Té blanco. Es un potente antienvejecimiento gracias a sus altos niveles de polifenoles y vitaminas tanto E como C. Sus flavonoides actúan directamente como refuerzo contra los efectos nocivos de los radicales libres. Es un excelente limpiador facial casero; basta con mezclar a partes iguales una taza de té blanco con una de agua, una pizca de pimienta blanca y unas gotas de artemisa. Utiliza esta loción todas las noches. 

 

– Argán. Contiene propiedades hidratantes, y puede ser usado como tópico y como aderezo en ensaladas. Ayuda a frenar la degeneración de los tejidos, por lo que ayudará a la hidratación tanto por dentro como por fuera. 

– Hiedra. Esta planta es considerada medicinal gracias a sus propiedades descongestionantes y antirradicales, por lo que protege a las fibras de sostén de la piel, drenando, hidratando y tonificando. Es ideal para casos de cicatrices y varices. Basta con hervir unas hojas de hiedra y dejarlas reposar, aplícala sobre las zonas con celulitis y déjala reposar con compresas. Repite el procedimiento todos los días. 

– Aloe vera. Es una planta muy versátil, por lo que brinda múltiples equilibrando el PH, activando la circulación, regenerando la piel, desinflamando, calmando y refrescando zonas enrojecidas. Además, es uno de los mejores bálsamos para los labios. Basta con cortar una hoja para extraer la pulpa, batirla con un chorrito de aceite de oliva y aplicarla sobre la piel dejándola 15 minutos. 



El cuachalalate, una planta medicinal con propiedades anticancerígenos

Ahora, un estudio reciente de la UNAM confirma que la presencia de compuestos antiinflamatorios y anticancerígenos en la planta cuachalalate.

El cuachalalate, uno de los árboles más comunes de México, es una de las plantas medicinales más antiguas de este país. A lo largo de los últimos años, la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– se ha dedicado a realizar estudios sobre sus múltiples beneficios para la salud; como por ejemplo: 

– Es ideal para reducir la fiebre, la calentura y la gangrena; 

– reduce los síntomas de los problemas circulatorios, pues ayuda a curar várices y úlceras variciosas; 

– la corteza del árbol endurece tus encías, aliviando fuegos y úlceras de la boca; 

– disminuyen las molestias urinarias y afecciones de los riñones;

– ayuda a cicatrizar heridas, en especial para situaciones cutáneas, granos o heridas profundas; 

– alivia la inflamación del estómago, gastritis crónica y úlcera gástrica.  

 

Ahora, un estudio reciente de la UNAM confirma que la presencia de compuestos antiinflamatorios y anticancerígenos en la planta cuachalalate. De acuerdo con el grupo de científicos del Departamento de Productos Naturales del Instituto de Química de la casa de estudios, el cuachalalate es capaz de inocular células cancerosas humanas en roedores de una manera menos tóxica y más efectiva que los medicamentos anticancerígenos convencionales. 

Para Mario Martínez Vázquez, líder de la investigación, planteó que ya cuentan con las pruebas preclínicas necesarias para comenzar a trabajar con personas. En palabras de la investigadora, “vimos que nuestros compuestos hacen que el crecimiento tumoral sea lento, con la ventaja adicional de que presentan baja toxicidad.” Estas plantas contienen altos niveles de triterpenos, sustancias antiinflamatorias y con una enorme capacidad de inhibir la proliferación de células cancerosas humanas.  

Los investigadores empezaron a estudiar sustancias puras obtenidas del cuachalalate, y así obtuvieron “una serie de derivados en los que buscamos las partes fundamentales de la molécula y elegimos el compuesto más activo.” Después aplicaron en animales con transplantes de cánceres humanos o de otros tejidos –modelos xenográficos– y compararon los compuestos de la planta con fármacos, como el cisplatino, y fue así que encontraron la efectividad de ambas sustancias. Se halló que el cuachalalate tiene la misma potencia para reducir el crecimiento tumoral: Sabemos que nuestros compuestos atacan preferentemente dos enzimas: la AKT y la NF-kappa, las cuales se sobrexpresan en diferentes cánceres. Trabajamos principalmente con la AKT porque se manifiesta en forma por demás clara en dos tipos de cáncer comunes: de próstata y mama.

 


¿Qué es el SlowFood y por qué necesitas comenzar a aplicarlo a tu estilo de vida?

“La cadena alimentaria es criminal ya que “produce, produce, produce… mucha cantidad para luego tirarla. Esto es criminal.”

Carlo Petrini, fundador del movimiento internacional SlowFood, ha recorrido el mundo entero visitando huertos agrícolas con el fin de reivindicar la producción de alimentos “buenos, limpios y justos”. Él comenzó su filosofía de “productos de proximidad y kilómetro cero” en Italia hace más de 20 años, y ahora se ha extendido a más de 170 países.

De acuerdo con él, SlowFood apoya y defiende la economía local, reduce la contaminación en el planeta, mejora las tierras y los cultivos de manera significativa. Por lo que el incentivo a la agricultura urbana, como un fundamento medioambiental hacia el futuro, se establece como símbolo de revolución “contra el maltrato medioambiental y la ignorancia que hoy existe sobre los alimentos que comemos.”

Gracias a esta motivación revolucionaria desde hace 20 años, Petrini se ha dedicado a recrear los huertos en Alemania, EE.UU., África, etcétera, con los cuales dan trabajo a más de 100 000 personas y de comer a más de 1 300 niños. Además que busca la manera de generar consciencia sobre el consumo de carne sostenible, mediante “la contracción por parte de quienes son consumidores y convergencia por parte de quienes consumen poca”. Para él, “[e]n África se consumen 5 kilos de carne al año, nada. Nosotros, los italianos, consumimos casi 100 kilos anuales. Y la salud lo sufre. La OMS ha denunciado que el consumo de carne roja está generando efectos tumorales, hay que tomar nota.”

De modo que esta revolución, como “cosa seria”, se relaciona con la economía y política. Pero ahora la gastronomía actual se habla como “espectáculo desde su aspecto económico y social”. Para él, “[f]alta educación alimentaria en Europa, también la enorme necesidad de defender a los agricultores locales y la cultura alimentaria. Estamos condicionados por una publicidad masiva de la industria alimentaria.” En otras palabras, “el sistema alimentario actual es ‘criminal’” ya que “destruye la biodiversidad, la pequeña producción agrícola, el medioambiente, la monocultura. Se usan de forma exagerada productos químicos y transgénicos.”

Frente a esta situación, Petrini invita a volver a las buenas prácticas de la agricultura local, en donde la política se interese más por la economía local. Como por ejemplo, menciona el sociólogo y gastrónomo, “[e]stamos condicionados por una publicidad masiva de la industria alimentaria. Pero, ¿no somos demasiados para poder abastecernos así? ¿No es más fácil y barato acudir al supermercado? ¿Cómo se puede llevar a cabo este cambio de paradigma?” Al responder estas preguntas, uno se va dando cuenta de los pros y contras de esta situación: “ Los productos industriales de los supermercados son más baratos, pero luego se pagan en medicinas. Los productos de los agricultores quizás sean un poco más caros, pero ayudan a la economía del territorio, a defender la propiedad pública.”

En otras palabras, al ir al super y no comprar los productos nacionales, sino aquellos que llegan de la otra parte del mundo, se está hablando de una insostenibilidad: “Productos llenos de conservantes y colorantes.”, en donde la cadena alimentaria es criminal ya que “produce, produce, produce… mucha cantidad para luego tirarla. Esto es criminal. Esta sensibilidad está creciendo en el mundo.” Concluye Petrini que “los productos industriales de los supermercados son más baratos, pero luego se pagan en medicinas.” Por ello es importante la implementación de huertos urbanos y el consumo de productos locales que fortalezcan la salud y economía de una comunidad. 



Conoce los 4 tipos psicotrópicos ancestrales de México

Cada una de ellas promueve tanto la biodiversidad de la región como el conocimiento de aquellas generaciones cargadas de chamanes, misticismo y conexión con la naturaleza.

Con una amplia diversidad en hierbas medicinales, numerosos pueblos mexicanos usan la sabiduría en la herbolaria como parte de su repertorio alimenticio y curativo. De alguna manera, estas plantas medicinales mexicanas han acompañado tanto a pueblos ancestrales como a nuestra actual cultura, como parte de la dieta cotidiana y paliativos mentales, corporales o espirituales.

Cada una de ellas promueve tanto la biodiversidad de la región como el conocimiento de aquellas generaciones cargadas de chamanes, misticismo y conexión con la naturaleza. Aunque las que gozan de una mayor popularidad son aquellas conocidas como “de poder”, aquellas que siempre se han caracterizado por su imponente alteración en la percepción visual y manifestado en las figuras geométricas intensamente coloreadas, los petroglifos, las tablas huicholas, entre otros. 

En otras palabras, estas plantas, de la familia de las drogas psicodislépticas, se distinguen en cuatro subfamilias: los alucinógenos, los cognodislépticos, los inductores de trance y los delirógenos. Con el fin de seguir promoviendo el conocimiento milenario mexicano sobre la medicina herbolaria, te compartimos una explicación de cada una de los tipos de psicotrópicos endémicos de México

 

Inductores de trance. Pese a ser usadas desde la prehistoria mesoamericana, este tipo de plantas difícilmente producen alucionaciones. En su lugar generan una sensación cargada de letargo y languidez, incrementando la percepción al grado de provocar irritación. Hay quienes reportan “una estimulación de la imaginación que se usa, de manera adivinatoria, en contextos rituales.” Una inductora de trance mexicana es la hoja de la pastora o pipiltzintzintli Salvia divinorum–; también, la marihuana –Cannabis sativa–. 

Salvia divinorum plantas medicinales mexicanas

Cognodislépticos. Al igual que los inductores de trance, estimular la imaginación pero no producen alucinaciones. Sus efectos se ven principalmente reflejados en la alteración de mecanismos de la memoria; es decir, aunque la memoria a corto plazo se puede “perder” en el Inconsciente, se avivan todas las sensaciones y la fantasía. El uso cotidiano de estas plantas es la oniromancia, la adivinación durante el sueño. Un cognodislépticos mexicano es el Manto de la Virgen o ololiuhqui –Turbina corymbosa–.

Turbina corymbosa plantas medicinales mexicanas

Delirógenos. Con efectos potentes que disminuyen la conciencia, el consumo excesivo de estas plantas provocan un delirio con desorientación e intensas alucinaciones que puedan confundir la realidad interna con la externa. Son conocidas por ser de “tradición oscura y secreta”, usadas principalmente en ritos de hechicería y para hacer daño a enemigos. Un delirógeno mexicano es el toloache o tolohuaxihuitl –Datura stramonium–.

Alucinógeno. Como su nombre indica, estas plantas producen alucinaciones. La quintaesencia de los alucinógenos es la mezcalina del peyote o la psilocibina de los hongos, además que ambas plantas son consideradas como sagradas por excelencia. 



Café de diente de león, una alternativa deliciosa y saludable

El café de diente de león es una bebida similar al café que, al consumirse, ayuda a desintoxicar al cuerpo de las toxinas y radicales libres que dañan al cuerpo.

El diente de león no sólo es una hierba floral muy común, también es una planta medicinal que alberga impresionantes beneficios para la salud. No sólo mejora la salud en general, también previene numerosas enfermedades e infecciones, como el acné. Para conocer a profundidad sus beneficios medicinales, dale click aquí

El café de diente de león es una bebida similar al café que, al consumirse, ayuda a desintoxicar al cuerpo de las toxinas y radicales libres que dañan al cuerpo. Necesitas:

Instrucciones: Cosecha una gran cantidad de dientes de león para recuperar las raíces –la suficiente cantidad para llenar un contendor de cuatro litros–; quita la planta de la raíz, y en caso que quieras hacer una ensalada, aparta las hojas; limpia las raíces en por lo menos tres cambios de agua, cubriéndolas con agua de nuevo y permitiendo que se remojen durante varias horas; luego enjuágalas un par de veces más para que las raíces estén más limpias que antes; escoge y separa las raíces, quitando y desechando los “pelos” y cualquier parte dañada; finaliza la limpieza con un cepillo de dientes viejo hasta que consideres suficiente; corta las raíces en rajas de aproximadamente 2.5 cm de largo; colócalas en una bandeja para el horno y déjalas secar a 110ºC durante cuatro horas, o hasta las raíces obtengan un color café oscuro por dentro y fuera; muele las raíces y prepáralo como si fuera un café normal en prensa francesa, y guarda las raíces restantes en un frasco de vidrio hermético. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca