¿Tienes estos alimentos dentro del refrigerador? Será mejor que leas esto

Con el fin de mantener la inocuidad de nuestros alimentos tomamos ciertas precauciones, como conservar a temperatura ambiente algunos alimentos

La inocuidad de los alimentos es indispensable para mantener una dieta equilibrada y saludable, por lo que cada uno de nosotros es responsable de conservar en el mejor estado de higiene y salubridad aquellos alimentos que consumiremos, con dos principales fines: primero, nuestra salud; segundo, procurar el cuidado de nuestro medio ambiente.

De modo que, con el fin de mantener la inocuidad de nuestros alimentos, tomamos ciertas precauciones como lavarnos las manos con frecuencia, cambiar constantemente las esponjas y toallas para platos para impedir la proliferación de gérmenes, limpiar los abrelatas, batidoras y mesas, verificar la temperatura tanto del congelador como del refrigerador, hacer uso de refrigeradores pequeños para ahorrar energía, mantener el refrigerador organizado y distribuido para que el aire circule con facilidad, guardar en el congelador la carne y pescado en bolsas si se va a guardar por más de 2 días y mantener ciertos alimentos lejos del refrigerador, entre otros.

Sin embargo, ¿cuáles son los alimentos que deben mantenerse lejos del refrigerador? Además de los enlatados o en polvo, existe cierta comida que debería conservarse a temperatura ambiente tanto por el sabor como por su sanidad. Por ejemplo, estos que les compartimos a continuación (aunque usted no lo crea):

 



¿Existe gobernanza dentro de la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán?

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona.

Autora: Brenda M. Medina Cervantes

La Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC) es una pequeña porción de tierras que representa aproximadamente el 0.05 por ciento del territorio nacional; cuenta con una superficie de 490,186-87- 54.7 hectáreas, localizada al sureste de Puebla y noroeste de Oaxaca; yace en 20 y 31 municipios respectivamente. Es el área más sureña además de la más pequeña de las zonas áridas de México, sin embargo cuenta con una gran variedad de cactáceas que van desde las grandes columnares como el candelabro (Pachycereus weberi), los bosques de cactáceas columnares más densos del país de tetechos o viejitos (Neobuxbaumia tetetzo, Cephalocereus columna-trajani) (Foto1), hasta la más pequeña cactácea (Mammillaria hernandezii), esta última endémica de la zona, y la extensión de bosque tropical seco en protección más extensa del centro sur de México (SEMARNAT, 2013).

La RBTC, fue decretada en 1998 bajo la premisa de la conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos que existen en la zona (DOF, 1998). Por la ubicación de la RBTC, sus características geológicasnhan sido fuente de diversos estudios arqueológicos y paleontológicos, asegurando que la zona fue lugar de la domesticación de los tres cultivos más importantes de México: el maíz, frijol y calabaza, declarando así la zona como cuna de la domesticación del maíz (SEMARNAT, 2013). Actualmente, en la RBTC existen problemáticas ambientales y sociales, como saqueos de biodiversidad, escasez y manejo adecuado del agua, conflicto de intereses y la dejadez por parte de las autoridades de gobierno, que si, activando modelos de gobernanza pueden resolverse en conjunto con el gobierno y las comunidades que ahí habitan, con el objetivo del bien común.

Por tal motivo, el objetivo de este ensayo es exponer las principales problemáticas ambientales, económicas y sociales que tienen dentro de la RBTC, además de analizar si verdaderamente se puede decir que en la RB existe gobernanza o deben seguir trabajando en ello para alcanzarla.

Uno de los principales actores que se encuentran dentro de la RBTC, es el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, quienes se encargan de la conservación y desarrollo de la flora y fauna silvestre, incluyendo la enseñanza, difusión cultural y estudio científico. El jardín fue fundado en 1989, en una zona de distribución natural de la vegetación, donde se encuentra una alta densidad de especies y organismos; entre ellas cactáceas y vertebrados endémicos y en peligro de extinción. En el 2016, ganan el “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza” por su labor de conservación, restauración y protección del medio (SEMARNAT, 2016).

Gracias a ese premio pudieron hacer mejoras al lugar, capacitar al personal y adquirir equipo de cómputo y material para los guías, puesto que los recursos (federales, estatales o municipales) que llegan son limitados o nulos, y en caso de contingencia como un incendio, se debe usar y posiblemente se agote. Entonces, surgen preguntas ¿cómo se mantienen?, ¿de dónde obtienen los recursos para subsistir? Con las entradas de los 600 visitantes aproximados por mes, los artículos y artesanías elaborados en la región que vendan y sean destinados a la conservación del centro y las comunidades aportan cantidades de dinero consensuadas en las asambleas que realizan cada dos meses aproximadamente, el cual es destinado a asesoría legal (en caso de necesitarlo). Los guías dentro del jardín, no tienen un sueldo y sólo reciben cooperaciones voluntarias de las personas que deseen tomar un recorrido guiado, cabe mencionar que son guías locales de origen indígena. Además, establecieron un área de campamento y cabañas, recorridos especiales a distintos lugares de interés dentro del Área Natural Protegida y avistamiento de aves, con el fin de fomentar el ecoturismo y turismo de bajo impacto en la zona.

Una segunda problemática, es la escasez de agua en la zona, puesto que por su posición geográfica es un lugar muy árido, el recurso es limitado. Existen organizaciones sociales como “Agua para siempre”, que se encargan de hacer proyectos con las comunidades para poder contar con el recurso, pero en el Jardín mencionan que no tienen un vínculo con ellos. Además que no existe un manejo adecuado en la región de las aguas negras, y estás son dirigidas a las barrancas y los ríos, impactando al medio ambiente y a la salud de las personas.

En el Jardín Botánico, mencionan que anteriormente había muchos saqueos de biodiversidad, varios ejemplares de cactáceas y fauna en peligro de extinción eran removidos de la RB, afectando el equilibrio ecológico del lugar. En caso de que la PROFEPA pudiera recuperarlos los regresan a la RB, pero mucho tiempo después en pésimas condiciones. También, otra problemática en la región es que no existe un Relleno Sanitario donde se puedan manejar correctamente los residuos, impactando a la RB y las comunidades.

Todas estas problemáticas, el Jardín Botánico las tiene presente y las ha analizado en las asambleas que las comunidades realizan, pero no han podido llegar a un acuerdo ni solucionarlo, en parte por la falta de recursos y por la lucha de intereses. Entonces, después de ver las problemáticas que existen en la zona ¿Existe gobernanza en la zona? Primero, definamos gobernanza. Según Aguilar (2010) la gobernanza surge en respuesta a los problemas de eficacia directiva de los gobiernos, no lo deja a un lado, sino que invita a la participación en conjunto de sociedad y gobierno de una forma más eficiente para aplicar buenas políticas, promover la transparencia y tomar decisiones en beneficio de la mayoría; es un nuevo proceso de dirección de la sociedad. Hufty (2008) la define como una herramienta para sistematizar los procesos de interacción que determinan cómo se toman las decisiones y cómo se elaboran las normas sociales, con referencia a asuntos públicos e institucionales. Ambas definiciones son muy técnicas y precisas, y al parecer si las analizamos, considero que dentro de la ANP y en el Jardín, está lejos de poder emplear el término.

Con esto no quiero decir que la gente de las comunidades no se organice, sino que la parte de trabajar en conjunto con el gobierno, la promoción de la transparencia y la resolución de problemas no es una realidad. Existen problemáticas básicas en la región que a pesar de contar con un Programa de Manejo de la RBTC, no se han podido resolver, como, la comunicación/vínculo con dependencias de gobierno para recibir los recursos necesarios y correspondientes, los conflictos entre propiedades y el manejo y explotación de diferentes recursos, además de las problemáticas ambientales antes mencionadas.

Finalmente, las ANP son una buena área de oportunidad para analizar las tensiones entre la política de conservación y la población local en todas las escalas, además de que implican la inserción de organizaciones de la sociedad civil y la participación de actores externos a las comunidades. Considero que para activar la gobernanza y sobre todo la gobernanza ambiental, implicará el hecho de que se tendrán que analizar y discutir sobre los sectores sociales, los movimientos ambientales, empresas, sindicatos, organizaciones y cuáles han sido sus actividades realizadas así como su papel en la solución de problemas ambientales, para así finalmente resolver los problemas que tienen. Se proponen más mesas de diálogo en las asambleas comunitarias y fomentar la participación de más personas, con el objetivo de hacer presión a las autoridades de gobierno.

Falta mucha difusión sobre la existencia de la ANP, con esto se fomenta el turismo en la zona lo cual promueve una derrama económica mayor, además de que la información existente en la red es muy limitada. La problemática del agua se puede contrarrestar con ecotecnologías, mismas que pueden ser implementadas por las comunidades, si no supieran como hacerlo, en las asambleas se puede consensuar una asesoría con universidades o investigadores para realizarlo y no depender del gobierno o asociaciones, así mismo la problemática de los residuos.

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona. Pero, para todo esto, como ya se mencionó anteriormente, se requiere de una mejor organización de las comunidades, y todos los actores que se encuentren dentro de la RBTC.

Agradezco la pequeña entrevista realizada al Administrador de Jardín Botánico, Martín Carrillo Carrillo.



Comunidades indígenas y rurales de México demandan ser tomados en cuenta para decidir sobre sus bosques

Comunidades exigen ser tomadas en cuenta en la reforma a la ley forestal que afectará directamente sus vidas y sus tierras.

En México, cerca del 80% de los bosques se encuentran en territorios de propiedad social, es decir pertenecen a ejidatarios y comuneros. Once millones de personas habitan estos bosques y dependen en buena medida de sus recursos para subsistir. Bajo el modelo de manejo forestal comunitario, han demostrado ser inmejorables agentes de conservación de estas tierras. Sin embargo, existe una iniciativa de reforma a la Ley Forestal que fue elaborada sin tomar en cuenta las opinión de estas comunidades.

Esto último resulta paradójico, y poco ético, ya que desestima el derecho de estos grupos a participar e incidir en la elaboración de una reforma que afectará directamente sus tierras y recursos. El dictamen de ley propuesto por el Partido Verde Ecologista de México, agrupación con gran desprestigio en el sector ambiental del país, fue aprobado en la Cámara de Diputados y desde hace unas semanas se encuentra a la espera de que los Senadores lo ratifiquen o no.

Ante la posibilidad de que se apruebe dicha reforma, comunidades, agrupaciones campesinas, organizaciones civiles y académicos, demandan enfáticamente que se abra una consulta para, de forma  enmendar deficiencias significativas de la iniciativa, entre ellas: falta de reconocimiento a los derechos de las comunidades para incidir en la nueva legislación, poca transparencia en el manejo de recursos, concentración de facultades en un solo órgano y falta de promoción del manejo forestal comunitario.   

Ante la exigencia de aplazar la aprobación de esta reforma y abrir el proceso a una consulta incluyente, postura incluso respaldada mediante la firma de más de 30,000 ciudadanos, diversos intereses se han movilizado para atacar a las organizaciones involucradas en dicha demanda. Lo anterior a pesar de que precisamente estas organizaciones, que gozan de prestigio en el sector y colaboran con cientos de comunidades, exigen mayor transparencia en el manejo de recursos y se han manifestado reiteradamente a favor de una reforma a la ley forestal, pero diseñada de forma incluyente y priorizando los derechos de las comunidades.  

Este miércoles 27 de abril productores forestales convocaron a medios para reafirmar su solicitud de una consulta que permita lograr una mejor ley forestal. René Gómez Orantes, de la red de silvicultores de Chiapas, Bosques y Gobernanza, afirmó:

Las políticas y las omisiones del gobierno las sufrimos nosotros. Los gobiernos están 3 o 6 años, pero nosotros seguimos aquí. La política forestal debe promover el desarrollo rural. Este tema debe analizarse bien, discutirse bien, consideramos que hay que construir una ley de largo aliento, sólida, justa y ampliamente consensada y no sólo una ley para un gobierno que ya concluyó.

Por su lado, Maximino Rivera Mota, quien representa a 16 ejidos de la Sierra Norte de Puebla, externó:

Humildemente pedimos que nos tomen más en cuenta. El cambio de la ley tenemos que saberlo para trabajar mejor, saber los temas de los cambios, para consultarlos. A fin de cuentas, los campesinos somos los que acatamos las leyes. Pedimos que consideren este punto. Llamamos a hacer foros sobre este cambio de ley forestal para que estén enterados los ejidos de lo que está pasando, lo que va a pasar.

Por fortuna varios Senadores se han convencido de la necesidad de abrir una consulta y, a pesar de los intereses que persiguen una aprobación expedita e irresponsable, existen buenas posibilidades de que la votación se aplace y se abra una discusión para lograr una mucho mejor ley –lo cual se confirmará los últimos días de abril–. En caso de que esto ocurra, y de que se lleve a cabo una consulta incluyente y efectiva, México podría presumir en unos meses una ley forestal integral, efectiva y que encause la conservación de los bosques, el desarrollo de sus comunidades y el crecimiento productivo de este sector.



3 formas efectivas de conservar alimentos sin necesidad de un refrigerador

Aunque para algunos resulte difícil de creer, lo cierto es que hay métodos para extender la vida de los alimentos sin necesidad de refrigeradores o conservadores industriales

Muchos alimentos ya no requieren refrigerarse pues rebosan de conservadores con dudosas consecuencias para nuestra salud. Sin embargo, los alimentos naturales y aquellos cuya producción o procesamiento no incluyen estrafalarias dosis de conservadores requieren de ser conservados cuidadosamente para mantenerlos el tiempo suficiente que nos tome consumirlos. 

Afortunadamente, un refrigerador no es el único método para lograr lo anterior. Ya sea porque no tienes cupo suficiente en él, porque se descompuso o simplemente porque optaste por vivir sin uno de estos aparatos, existen maneras de extender la vida de tus alimentos de forma completamente natural, sin requerir de electricidad ni de comida nocivamente conservada (por cierto, ¿te acuerdas de las hamburguesas de McDonald’s que se mantienen eternamente?).

A continuación 3 maneras sencillas y viables de conservar tus alimentos:

Fermentación

Este método consiste en únicamente permitir la proliferación de bacterias benéficas. Para ello es fundamental el uso de salmuera, lo cual permite una fermentación controlada.

Recipientes sellados

Guardar tus alimentos en recipientes herméticamente sellados retrasa significativamente el proceso de descomposición. Parece demasiado simple, pero lo cierto es que es uno de los métodos más efectivos. 

Sal

La sal es un magnífico conservador. Una concentración salina mayor al 10% es una forma más que probada de mantener, por ejemplo, la carne. Posteriormente, antes de consumirla, debes remojarla un rato en agua para desalinizarla y luego comerla. 

Finalmente te aconsejamos mantener los alimentos en lugares frescos, lejos de la luz y el calor del Sol, y cerca de corrientes de aire que puedan mantener la temperatura a niveles relativamente bajos. 

 

 



15 maneras de utilizar el limón para limpiar

Este fruto es un desinfectante y aromatizante natural, y seguramente tienes alguno en tu refrigerador ahora mismo.

El ácido cítrico del limón es un excelente limpiador por su bajo pH y sus propiedades antibacteriales. Además tiene un olor fresco y es difícil que dañe el material que quieres lavar. Cuando quieras usarlo, recuerda enjuagar con agua jabonosa y secar con una tela limpia.

 

  1. Con medio limón y sal puedes limpiar objetos de cobre.
  2. Con la misma receta puedes limpiar el latón descolorado (sólo si es verdadero, no artificial. Para asegurarte, realiza una prueba en alguna zona discreta).
  3. Con los mismos ingredientes, sácale brillo al cromo de un coche antiguo.
  4. Con jugo de limón y un cepillo de dientes antiguo, puedes limpiar el espacio entre las tilas del baño.
  5. También puedes limpiar las manchas de óxido en la regadera o en las manijas con medio limón.
  6. Pon ¾ de taza da agua con un par de cucharadas de jugo de limón en el microondas, calienta hasta que hierva. No abras la puerta durante 10 minutos. Después sólo seca con una tela limpia.
  7. Coloca medio limón en un plato y mételo en el refrigerador para que absorba los olores. Cámbialo una vez a la semana.
  8. Quita la grasa de la parrilla y de las pinzas con jugo de limón y sal.
  9. Para quitar residuos y olores de los recipientes de comida, límpialos con jugo de limón. También puedes añadir bicarbonato de sodio. Enjuaga y seca
  10. Añade unas gotas de limón a tu líquido para limpiar platos, así quitará la grasa más fácilmente.
  11.  Para eliminar de tus manos los olores de la comida, diluye jugo de limón con agua y lávatelas.
  12.  Para limpiar ventanas y espejos, mezcla un par de cucharadas de limón con agua en una botella con atomizador. Funciona igual que el vinagre y huele mejor.
  13. Cuando limpies tu excusado, vierte media taza de jugo de limón.
  14. El jugo de limón diluido te puede ayudar a quitar los residuos de jabón de tu cabello y a dejarlo más suave y brillante.
  15. Puedes lavar tu rostro con jugo de limón y azúcar para una piel más limpia y suave.

 

[MotherNatureWork]



Mantén tus alimentos frescos sin necesidad del frigorífico

Jihyun Ryou crea una serie de gadgets caseros para prescindir de uno de los electrodomésticos más necesarios pero menos amistosos con la Tierra: el refrigerador.

Con una colección de objetos que lindan con lo artístico, la coreana Jihyun Ryou creó un sistema que permite la conservación de alimentos sin necesidad de energía eléctrica.

Como bien se sabe, el refrigerador es un aparato indispensable mantener fresca la comida, pero, paradójicamente es uno de los electrodomésticos que más contribuyen al deterioro ambiental.

Save Food From the Fridge es como llamó Ryou a esta serie de objetos que, más allá de su belleza, cumplen con todo lo necesario para llevar acabo su función. El aprovechamiento de los recursos naturales y del entorno del los mismos son un plus que difícilmente se pueden ver hoy en día.

 El depósito de arroz sirve para absorber la humedad que pudiese restar propiedades a los alimentos.

Se vierte agua a la arena para mantener la frescura de vegetales como las zanahorias.

  

 Al pie de la repisa, una bandeja con agua sirve para refrescar los vegetales que lo requieran.

En el compartimento de abajo, protegidas de la luz, las papas conservan su frescura; arriba, el espacio se aprovecha para colocar unas manzanas encima de los orificios de ventilación

Los huevos, gracias a su cascarón, son más resistentes que los demás alimentos, y para comprobar su estado basta con arrojar una pieza al fondo del recipiente con agua: el huevo apto para comerse se hundirá y el podrido flotará

Pero incluso sin tener al alcance estos objetos, su diseño nos inspira para que la conservación de alimentos sea más amigable con la naturaleza.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca