¿Sabías que si tu perro hace piruetas podría ser una señal combativa?

Un nuevo estudio sugiere que si un perro hace piruetas, podría tratarse de un método de preparación para defenderse

Cuando los perros se tiran al suelo de espaldas y comienzan a hacer piruetas, suele creerse que se trata de un lúdico ejercicio; de hecho, es casi la señal más vívida para indicarnos que buscan caricias en su abdomen. Sin embargo, un nuevo estudio y sus resultados rompen completamente con esta usual percepción colectiva.

Según un reciente análisis de la Universidad de Lethbridge en Canadá y la Universidad de Sudáfrica, la posición de pirueta de un perro, más que una actitud de juego y predisposición cariñosa, es una señal combativa. 

En el experimento se observó a perros jugando; primero un grupo de una perra que a su vez jugaba con 33 perros, y después se analizaron decenas de videos que muestran a perros en posición de espaldas en el suelo. Lo que se encontró es que, en realidad, los animales adoptaban esta postura más como una función combativa que sumisa: cada vez que los perros se situaban de esta forma lo hacían, por ejemplo, para evadir mordidas en el cuello. 

El anterior resultado es curioso pues, incluso visualmente, cuando se observa a un perro de espaldas en el suelo, suele sentirse que el canino adopta poca soltura motriz para un ataque. Lo cierto es que aunque tras siglos de domesticación creamos que entendemos a estos entrañable animales, aún queda mucho por descubrirles. 

 



El sorprendente vuelo de una ballena jorobada jugando en el mar

En el video se vislumbra una ballena adulta de aproximadamente 40 toneladas que va saltando sobre el agua, hasta en una ocasión que su salto parecía un vuelo onírico.

Es difícil asimilar a grandes y feroces animales buscando momentos de diversión; sin embargo, el mundo animal está cargado de sabiduría, perfección y alegría. Un ejemplo de ello es el video que el marinero Craig Crapehart que grabó y publicó al ver cómo un par de ballenas jorobadas saltaban y se divertían en el mar. 

En el video se vislumbra una ballena adulta de aproximadamente 40 toneladas que va saltando sobre el agua, hasta en una ocasión que su salto parecía un vuelo onírico. Capehart escribió en la plataforma de videos YouTube: “Un evento muy raro, de hecho. Parece que nunca antes se ha hecho una grabación de una ballena jorobada adulta saltando completament fuera del agua”. Estas ballenas habitan en el mar de Mbotyi en Pondoland, Provincia del Cabo Oriental , Sudáfrica –antes Transkei–. 
Te compartimos el video del épico momento: 
 


Importancia de una cultura ambiental para el desarrollo de obras marítimas y de protección costera

En la zona costera y marítima también se construyen obras tales como puertos marítimos y obras de protección costera; sin embargo, esta zona es muy dinámica, y por tanto los impactos generados suelen ser en gran medida negativos.

Autor: Ricardo Moreno

Cualquier obra de infraestructura que el ser humano construye para su beneficio genera un impacto sobre el medio ambiente, sin embargo este impacto no siempre resulta ser positivo. En la zona costera y marítima también se construyen obras tales como puertos marítimos y obras de protección costera; sin embargo, esta zona es muy dinámica, y por tanto los impactos generados suelen ser en gran medida negativos, pues muchas veces lejos de dar solución a los problemas que se quieren resolver, al modificarse los procesos naturales que allí acontecen, se afectan de manera negativa los ecosistemas costeros perjudicando el ecosistema costero entero.

A pesar de que las obras costeras y portuarias tengan un óptimo diseño ingenieril, en algunos casos no siempre funcionan como fueron previstas, y esto se debe principalmente al mal enfoque que se les da, pues en su mayoría se diseñan y planean considerando solo la parte ingenieril, sin tomar en cuenta que el sistema costero es un sistema complejo en el cual intervienen también factores oceanográficos, ambientales, sociales, culturales, políticos y económicos.

En este ensayo se mencionan algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los ingenieros para desarrollar proyectos marítimos y costeros, y a su vez los problemas ambientales que este tipo de obras conlleva. Se recalca también la importancia en que aquellos que desarrollan o están involucrados en este tipo de proyectos tengan una cultura ambiental en su formación para que de esta esta manera se basen en una gestión integral de zonas costeras y así tener un desarrollo de infraestructura costera más amigable con los sistemas costeros y marítimos.

Las obras marítimas como puertos, muelles, infraestructura pesquera, se utilizan como detonante económico ya sea a escala local, regional o nacional. Además, las obras de protección costera se utilizan generalmente para proteger las zonas de maniobras y obras interiores de los puertos, para evitar la erosión costera, contra inundaciones costeras, proteger contra aumento del nivel del mar, evitar el azolve de bocas de lagunas, encauzar corrientes costeras, interrupción del transporte litoral, ganancia de terrenos al mar y para proteger zonas de maniobras en el interior de un puerto por mencionar algunos. Para cualquiera de este tipo de obras es importante entender que la zona costera es un sistema natural único donde coinciden tres sistemas ambientales, la tierra, el agua y el aire, por lo que se dice que son sistemas muy complejos y dinámicos ya que intervienen gran cantidad de procesos (Carter, 1991 y Martínez, 2009).

Desafortunadamente no siempre se tiene presente la complejidad de los sistemas costeros, pues muchas veces la solución no es integral ya que comúnmente la alternativa propuesta considera solo la parte técnica, y solo de manera muy superficial los demás factores como el medio ambiente, la sociedad, la política, la cultura, los cuales también son importantes. La formación de recursos en este ámbito es una respuesta posible para atender la problemática. En México, la formación de recursos se da frecuentemente de manera disciplinaria. Por ejemplo, los ingenieros para diseñar obras no se les enseña adecuadamente la relevancia del medio ambiente y las consecuencias de modificarlo, por lo que no están conscientes de la verdadera problemática que trae consigo este tipo de obras.

En México, las personas que se preparan para ser ingenieros civiles llevan sólo de manera superficial el tema ambiental dentro de las obras de infraestructura. Existe desde mi parecer, un menosprecio por los posibles impactos y las consecuencias generadas que conlleva toda obra de infraestructura portuaria y costera. Por eso es importante generar una cultura ambiental dentro de la formación de las diferentes disciplinas que tienen relación con el desarrollo costero pues de esta manera podremos dar soluciones más integrales a los proyectos de infraestructura costera y portuaria.

Otro factor importante que influye en el buen planteamiento de los proyectos de obras marítimas y costeras es la información que se utiliza. Son varias las razones por las cuales la información utilizada para llevar a cabo los proyectos no siempre es la más adecuada. Por un lado, el tiempo para llevar a cabo los estudios es crucial, pues para este tipo de proyectos que involucran la zona costera se recomienda hacer campañas de medición por periodos largos y en varias temporadas, para poder tener datos objetivos y cuantitativos, sin embargo muchas veces estas campañas no se llevan a cabo como deberían, ya sea por falta de recursos o por falta de tiempo, lo cual incide de manera significativa en los estudios que son base para los proyectos. Por otra parte la carencia de información y bases de datos útiles para soportar los resultados también es muy escasa en nuestro país. En resumen, los estudios de impacto ambiental no se hacen como deberían y obviamente los resultados a largo plazo no son los esperados.

Las consecuencias de no llevar a cabo un buen proyecto de obras marítimas y costeras se ve reflejado en gran medida en el medio ambiente, ya que la construcción de este tipo de obras puede alterar los procesos naturales de transporte litoral, se generan cambios de salinidad de las aguas estuarinas, se incrementa la contaminación y en general se afectan las características de los ecosistemas naturales. Estos impactos, sumados a los de orige natural como son, tsunamis, ciclones, lluvia y los efectos del cambio climático, son una amenaza ya que pueden incrementar la vulnerabilidad de las poblaciones, biodiversidad, infraestructura, actividades económicas, y servicios públicos cercanos (Vergara, 2007).

Pero no basta con dar una solución integral a las problemáticas que enfrenta la zona costera, pues aunque exista tal solución, no siempre se lleva a cabo por diferentes razones. Una de ellas es debido a lo que se explica en la tragedia de los comunes de Hardin (1968), pues muchas veces los intereses personales de aquellos que quieren llevar cabo este tipo de proyectos son para obtener un beneficio propio lejos del bien común, por lo que poco les importa los daños ocasionados al medio ambiente o a las personas locales, las cuales lamentablemente no siempre resultan beneficiadas por este tipo de proyectos. De aquí la importancia de que aquellos involucrados en el desarrollo de este tipo de obras tengan una cultura ambiental que les permita dar la una solución integral para este tipo de proyectos.

Todo lo anterior nos hace pensar que es mejor no construir obras en la zona costera a menos que se haga un exhaustivo análisis, lo cual pareciera que es pedir mucho. Sin embargo, fundamentando los proyectos por medio de diversos estudios interdisciplinarios y basados en una gestión integral de zonas costeras como la expuesta por Pérez-Careiyo et al. (2016) o considerando manuales de manejo costero como los de Olsen et al. (1999) o Heileman (2006) lo cual permita prever los impactos positivos y negativos de este tipo de obras, es posible llevar a cabo proyectos amigables con el medio ambiente. Nuestra sociedad necesita de este tipo de obras para el progreso, siempre y cuando se respete el medio ambiente, ya que de seguir como hasta ahora, no tardaremos en acabar con nuestro planeta en menos tiempo del que se espera.



Conoce por qué tu perro se pone tan feliz al verte

Estudios comprueban que su amor por ti va más allá de sus necesidades básicas de supervivencia.

Siendo el dueño de tu perro estás a cargo de su bienestar, y tu mascota lo sabes. Sin embargo, no solo porque tú provees su comida se pone tan contento al verte, como podría creerse. En realidad, ha sido comprobado cómo los perros son capaces de sentir amor; también ha sido probado recientemente cómo los perros de alguna manera te ven como parte de su familia.

Siendo descendientes de los lobos, en el estudio de los perros, muchas veces estos primeros son el referente más cercano para estudiar a tu mascota, y quizá la característica más importante que diferencia a estas especies en su relación con los humanos es su capacidad social. Aunque parezca inverosímil, los lobos temen mucho más a los humanos, por ello son menos capaces de convivir con ellos. Por su parte, los perros sienten una afinidad con nuestra especie.

En un interesante artículo de io9, distintos expertos explican cómo es que los perros tienen la capacidad de diferenciar a los humanos de su propia raza; y también, las reacciones neuronales de los mismos son muy similares a las que experimentan cuando ven a a algún miembro de su familia.

Es decir, los perros no solo conocen que somos distintos de ellos, sino que, en esa diferencia, experimentan un apego más allá del de la pura supervivencia con nosotros.

Cuando sales de casa tu perro vive una falta de tu compañía y la resiente como si tuviese memoria emocional al momento de verte; algo así como lo que nos pasa a los humanos cuando vemos a un ser querido. Es por ello, que además de asociar tu presencia con actividades de recompensa, como comer o un paseo, tu perro se pone tan exquisitamente feliz al verte.



¿Te has preguntado por qué los perros ven la televisión?

Los perros pueden reconocer imágenes de su propia especie y de otros animales

Los perros, sobre todo los domésticos, están generalmente habituados a la presencia de la televisión en los hogares, y a muchos de ellos este transmisor no les es indiferente. Algunos pasan horas poniendo atención a los programas, sobre todo si la imagen es de otro perro. 

No se trata de una casualidad; en realidad, se ha comprobado que los perros son capaces de reconocer a sus pares en la televisión, y aunque su sentido más desarrollado es el olfato, los sonidos de otros perros “estrellas” respirando, olfateando y ladrando, son estímulos que llaman su atención. 

Según un estudio publicado por el diario Animal Cognition los perros no sólo reconocen a otros perros en la TV, sino también a otras especies de animales. Sin embargo, no todos los perros toman igual interés por la televisión; esto depende altamente de su personalidad, como afirma Nicholas Dodman, veterinario de la Universidad de Tufts en Massachussets.

El gusto de los perros por la televisión ha sido incluso capitalizado por el primer canal oficialmente hecho para perros, DOGTV, que incluye programaciones de perros intrépidos que hacen surf o que se revuelcan felizmente por las colinas. 

DOGTV ha acoplado su propuesta a la capacidad cromática de los perros para que les sea más atractiva, tomando en cuenta que los colores que ellos perciben son sólo el amarillo y el azul, y haciendo tomas más veloces, pues también se sabe que los perros pueden percibir más rápido las imágenes que los humanos. 

La cadena DOGTV está pensada sobre todo para los perros que se quedan solos en casa (y que así, puedan llenar el vacío de la ausencia de sus dueños); aunque, si lo piensas bien, esto no suena muy ecoamigable. Lo cierto es que nuestros compañeros se asemejan a los humanos en muchas cosas más de las que pensamos; incluso, en el disfrute de nuestros más comunes hábitos posmodernos.



Los perros perciben tus sentimientos en el tono de tu voz

El cerebro de los perros procesa lo que se dice, pero también la intención y emociones en la voz humana

Los seres humanos procesamos la información a través de los sonidos con los dos hemisferios del cerebro. De esta manera podemos también procesar la parte emocional de lo que escuchamos, no sólo lo que se dice. En este renglón, un nuevo estudio de la Universidad de Sussex (Reino Unido) dado a conocer en la publicación británica Current Biology ha probado cómo los perros también usan los dos lados de los hemisferios de su cerebro para procesar la voz humana.

Lo anterior es fascinante porque no sólo atienden a lo que se dice (que llegan a entender en cierto grado) sino también a cómo se dice. Es decir, tu perro sabe cómo te sientes y tu intención a través de las emociones emanadas del tono de tu voz. Lo anterior podría explicar el hecho de que nos obedezcan.

“Es muy interesantes porque los resultados muestran que el procesamiento del lenguaje en el cerebro de los perros se divide en dos hemisferios, de forma muy parecida a como lo hace en el caso de los humanos”, dijo David Reby.

Lo que los científicos desconocen, y lo cual ahora se abocarán a descubrir, es si esta particularidad de los perros es producto de su propia evolución como especie o está relacionada a su domesticación por parte de los humanos. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca