Las 3 especies de tigres que hasta hoy se han extinguido

El principal motivo de su desaparición fue el binomio de la destrucción de sus hábitats y la caza

Junto con el león, los tigres son la especie de felinos más grades. Su majestuosidad se transmite en su elegante forma de caminar, su pelaje alucinante, su vigorosa corporalidad, sus rostros y rasgos sofisticados, y esa mezcla imponente que les genera un halo de respeto ahí por donde pasan. 

Los tigres habitan en grandes extensiones de tierra. Entre su innata elegancia, son más solitarios que sociales, y pasan su vida buscando su supervivencia entre grandes parcelas que enmarcan su belleza. Hasta hace 1 siglo existían al menos nueve tipos de tigres; sin embargo, factores como la caza furtiva y la destrucción de sus hábitats ha puesto a muchas de ellos al borde de la extinción y al menos tres ya han desaparecido en los últimos años. 

Pareciera que la especie humana no dimensiona los estragos causados al ambiente hasta que noticias impactantes llegan con imágenes sobre especies bellísimas que ya no existen. 

Estas son las especies de tigres que ya no están con nosotros: 

Tigre de Bali o balinés: eran oriundos de la isla indonesa de Bali. Debido a la casa excesiva, este tigre se extinguió en 1937. Fuel el primer tipo de tigre en extinguirse. Se trataba de la especie más pequeña de los tigres.  

bali

 

Tigre de Java: era muy parecido al tigre de Sumatra, pero con pelaje más oscuro y rayas más finas, abundantes y apretadas. Se le consideró totalmente extinto en 1994 como producto de la caza y la devastación de los bosques para convertirlos en zonas agrícolas. 

Java_Tiger

 

Tigre del Caspio: en 1965  ya era una especie en declive y muy rara. También se le conoce como tigre persa. Se trataba de la tercera especie de tigre más grande que existía. Sus  machos adultos podían pesar hasta 240kg.

 

tigre_caspio



Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Razones por las que el burro mexicano está en riesgo de extinción (INFOGRÁFICO)

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones.

Pese a los esfuerzos de países como España, Suiza e Inglaterra al crear santuarios de conservación, el burro mexicano continúa en riesgo de extinción. De acuerdo con el sitio web Investigación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, la reducción significativa de la población de esta especie se debe a la explotación desmesurada y la negligencia por parte de los grupos de atención y conservación para reproducirla de manera ecosustentable.

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones. Las razones parecen estar relacionadas con la modernización: los burros continúan siendo animales de carga en todo el territorio nacional. 

Frente a esto, pocos santuarios y zoológicos alrededor del mundo han tratado de salvaguardarlo; en especial en sitios como España, Suiza e Inglaterra, en donde hay granjas especializadas para su conservación. Desgraciadamente en sitios como Etiopía, Pakistán, China y Egipto continúan usando a este ejemplar como medio de transporte y herramienta de trabajo. 

burro peligro de extincion

 

 
 


8 remedios caseros y naturales para la piel grasa

Si bien existen varios productos que ayudan a controlar la piel grasosa, como limpiadores y tonificantes, la mayoría posee elementos químicos que afectan a nuestra salud.

Uno de los grandes problemas de la piel grasa son las impurezas, poros abiertos y brillos tanto en la nariz, frente y barbilla. Son problemas que pueden surgir frente a la acumulación excesiva de grasa; sin embargo, existen soluciones viables para controlar este tipo de piel.  Por ello, antes de comenzar a contemplar alternativas para reducir la grasa en la piel, es importante tomar en consideración las ventajas de la piel grasa: contiene mayor elasticidad, resiste por más tiempo a las arrugas y a los efectos dañinos del sol, y es más fácil de tratar que la piel reseca. 

 

Si bien existen varios productos que ayudan a controlar la piel grasosa, como limpiadores y tonificantes, la mayoría posee elementos químicos que afectan a nuestra salud. Por esta razón te compartimos una serie de recomendaciones naturales para cuidar la piel grasosa: 

 

– Antes de colocar cualquier producto, procura mantener el cutis limpio. La piel grasa atrae bacterias y suciedad, por lo que es propenso a tener acné y puntos negros. Para mantener limpio el cutis, lávala dos veces al día con agua tibia y, antes de finalizar, enjuaga con agua fría para cerrar los poros. 

– Aceite de oliva virgen. Este tipo de aceite regular las glándulas sebáceas por lo que producen menos grasa. Puedes poner un poco de aceite de oliva después de lavarte la cara por las noches. 

– Jugo de naranja. Beber diario un vaso de jugo de naranja durante dos semanas, reducirá la grasa de la piel y mejorará la absorción de los nutrientes para una piel más saludable. 

– Agua de hamamelis o maravilla. Es una excelente solución para la piel grasosa: mezcla una parte de agua de hamamelis y agua de rosas; aplica con un algodón para eliminar la grasa de la cara. No es necesario enjuagarse. 

– Mascarilla de papa. Hierve una papa, machácala y agrégale dos cucharadas de leche, migas de pan y unas gotas de limón. Úntalo en el rostro y déjalo reposar durante 20 minutos. Enjuaga con agua fría. 

– Mascarilla de romero. Muele hojas secas de romero, mézclalas con una cucharada de miel y una yema de huevo. Aplica en toda la cara y el cuello, deja reposar durante 20 minutos y luego lava con agua caliente. 

– Mascarilla con 1 clara de huevo, 1 jitomate, 1 cucharada de levadura de cerveza, 1 taza de agua, 3 hojas de laurel seco; haz un té con el agua y el laurel, déjalo reposar hasta que se enfríe; prepara la clara a punto de nieve, agregándole el jitomate pelado y machacado, y agrega la levadura junto con las dos cucharadas del té de laurel. Revuelve y aplícalo en zonas grasosas con un pincel, déjalo durante 15 minutos. Lava el rostro con el té de laurel. 

– Mascarilla de avena. Mezcla una clara de huevo a punto de nieve, jugo de un limón y avena hasta formar una pasta. Aplícalo y déjalo reposar durante 10 minutos. Lava con agua fría. 

 



Estas fotos muestran la maravillosa amistad entre un oso, un tigre y un león

De bebés, los tres estaban desnutridos, plagados de parásitos y atemorizados. Fue entonces cuando los encontraron y llevaron al santuario. Se curaron juntos.

¿Quién se hubiera imaginado que Baloo y Shere Kan, del Libro de la Selva, hubieran sido amigos inseparables? En el santuario animal Arca de Noé en Georgia, EE.UU., estos animales, más un león llamado Leo, han mantenido una amistado a lo largo de trece años.

Cuando eran cachorros, los tres fueron rescatados de un traficante de drogas que los mantenía como mascotas. Los tres llegaron de diferentes continentes, y los tres realmente buscaron el afecto de los otros. De acuerdo con Allison Hedgecoth, la gerente del santuario, “ellos siempre juegan juntos”.

De bebés, los tres estaban desnutridos, plagados de parásitos y atemorizados. Fue entonces cuando los encontraron y llevaron al santuario. Se curaron juntos. Desde entonces se forjó la quintaesencia de la amistad y el amor –que no implica barreras entre especies ni fuerzas–. Te compartimos unas fotografías de esta hermosa amistad:



Arrobadores retratos de tigres de Bengala (FOTOS)

Las pequeñas diferencias y semejanzas entre estos tigres nos acercan de una manera profunda a sus personalidades y carácteres.

El entrenador de animales exóticos y fundador del Instituto de Especies Raras en Grave Peligro de Extinción, Dr. Bhagavan Antle, tiene la preciada oportunidad de convivir cara a cara con un número de tigras de Bengala en la vida cotidiana. Como resultado del contacto directo ha tomado una serie de retratos cercanos de estos extraordinarios animales.

La fundación, basada en Carolina del Norte, promueve la educación y la conservación de la vida salvaje alrededor del mundo. Se enfocan sobretodo en el tigre blanco, el cual está al borde de la extinción.

El trabajo de Antle enfatiza en las sutiles semejanzas y diferencias entre tigres. Sus imágenes nos dan la extraordinaria posibilidad de observar a los tigres directamente, sentir sus personalidades mediante sus miradas.

“Un animal tan deslumbrantemente bello como el tigre captura la atención de las personas para que se interesen voluntariamente en los asuntos críticos de conservación. Los tigres son un ejemplo viviente importante de los problemas ambientales que el mundo enfrenta, lo cual los hace perfectos embajadores de la vida salvaje”, apuntó Anle.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca