Las magníficas fotografías que nunca has visto del planeta Tierra desde el espacio exterior

Después de tres misiones al espacio y 2 mil 500 viajes alrededor del planeta, el astronauta Chris Hadfield capturó 45 mil momentos asombrosos desde el espacio exterior

Cuando se imagina al planeta, probablemente llega a la mente esta esfera azulada con manchas difuminadas de nubes y masas amorfas de tierra. Inclusive, en el caso de haber visto suficientes películas hollywoodenses, se puede ser capaz de visualizar a lo lejos el continente americano. Una imagen demasiado cliché.

A pesar de la belleza que pudiera contemplarse, no se siente esta trascendencia que merece la magnificencia de la Tierra. Por ello, después de tres misiones al espacio y 2 mil 500 viajes alrededor del planeta, el astronauta Chris Hadfield decidió capturar 45 mil momentos asombrosos desde el espacio exterior.

El objetivo de este proyecto fue demostrar la realidad de la Tierra: “Quería que fuera algo como: ‘Esto es feo, esto es extraño, esto es realmente interesante, y wow, no es algo que esperaba que se viera así’”, explica Hadfield.

Para él, las personas hablan globalmente pero muy pocas realmente ven a ese nivel (y por lo tanto, no piensan así) y,en consecuencia, se emiten juicios sin conocer a profundidad al respecto. Por ello es importante que, para empezar a tomar conciencia del cuidado que requiere nuestro planeta, se conozcan sus rincones, sus colores, sus sabores, sus olores, sus ruidos. Es ir más allá de lo que se cree conocer.



Reducir los días laborales mejorará calidad de vida y del medio ambiente

Es posible reducir cantidades significativas de energía, emisiones de gases de efecto invernadero así como gastos médicos al disminuir los niveles de estrés, si se descansa un día más a la semana en la oficina.

¿Menos es más? Eso parece cuando se trata de los beneficios económicos, ecológicos y a la salud cuando se trabaja menos días a la semana y se tienen tres días para el fin de semana. De acuerdo con un artículo publicado en Scientific American, esta dinámica no sólo ahorra dinero, también reduce la contaminación y problemas de la salud. 

Para Lynn Peeples, autora del artículo, es posible reducir cantidades significativas de energía, emisiones de gases de efecto invernadero así como gastos médicos al disminuir los niveles de estrés, si se descansa un día más a la semana en la oficina.

La prueba contundente fue el equipo de gobernación del estado de Utah, en EE.UU., quien empezó a trabajar desde 2007 de lunes a jueves. Y en tan sólo los primeros diez meses, se ahorraron 1.8 millones de dólares en costos energéticos: “Si los empleados pasan 20 por ciento menos en el camino y los edificios de las oficinas sólo funcionan cuatro días a la semana, la energía y la congestión que nos ahorramos sería enorme.” Sin embargo, la iniciativa tuvo su fin en 2010, ya que los ciudadanos se quejaron de no tener acceso a los servicios del estado en viernes. 

Young Woman Enjoying the View

Pese a ello, los economistas David Rosnicks y Mark Weisbrot estimaron que esta dinámica pudo haber reducir la emisión de carbono en EE.UU. hasta un 3 por ciento, entre 1990 y 2002. De hecho, un reporte interino del gobierno de Utah, mostró que en su estado se redujo anualmente al menos 6 000 toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono. Por lo que, “si las reducciones de los gases de efecto invernadero por los desplazamientos están incluidas, entonces el estado revisaría la manera de reducir al menos 12 000 toneladas métricas de CO2 –el equivalente de 2 300 coches fuera del camino en un año–.

Además, de acuerdo con un estudio realizado en Suecia por la Sahlgrenska University Hospital, reducir un día laboral a la semana mejora la salud y productividad del empleado. De hecho, se observó que hubo una disminución considerable en enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, así como un mayor balance en los ámbitos laborales, personales y familiares. Sin mencionar una latente sensación de felicidad. 

Si bien hay pros y contras frente a esta dinámica, la realidad es que de manera organizada, podría traer numerosos beneficios tanto al individuo como a la sociedad. 



Estos serían los devastadores efectos para Latinoamérica si el planeta se calentara 4°

Según un informe del Banco Mundial, esta es una cifra que debemos evitar como población global

El calentamiento global es un tema que ya está impreso en la cultura; sabemos que estamos mutando con nuestros hábitos, y sobre todo por la quema de hidrocarburos, la temperatura mundial. Según algunos reportes de la ONU, desde 1990 hemos liberado al menos la mitad del carbono arrojado a la atmósfera desde la Revolución Industrial iniciada a finales del siglo XVIII.

Según este mismo organismo, si al finalizar este siglo podemos mantener la temperatura en un aumento no mayor a 2º (que es plausible), entonces el planeta se conservará en un ambiente saludable. Sin embargo, si la temperatura llegara a aumentar 4º, las consecuencias serían devastadoras. 

Un video basado en el estudio Bajemos la temperatura, realizado por el Banco Mundial, revela los estragos que se producirían en Latinoamérica si el planeta aumentara en 4º su temperatura; esto aunque la región sólo es responsable de 12,5% de las emisiones mundiales de gases invernadero

Entre los efectos para la zona estarían: 

  • La Patagonia, Brasil central, el Caribe y Centroamérica tendrían una reducción pluvial de entre 20 y 40%.
  • Los glaciares de los Andes desaparecerían.
  • Los mares aumentarían 1m y muchas costas paradisíacas desaparecerían en zonas como Brasil y algunas del Caribe.
  • 20% de aumento de sequías, lo que mermaría la producción de alimentos. 
  • Aumentarían 80% los ciclones tropicales.

Para ver el video elaborado por El País, da clic aquí.



El origen cósmico del agua: una historia con 13 mil millones de años de antigüedad

Teorías acerca de cómo se originó el agua en la Tierra.

Aunque el agua es vital para nuestra supervivencia, no se sabe mucho acerca de ella. ¿De dónde proviene el agua, generadora y aniquiladora de vida en la Tierra?

De hecho, el origen del agua en nuestro planeta es una historia complicada que se remonta a más de 13 miles de millones de años, durante el Big Bang.  Esta es la parte que creemos entender bien: inmediatamente después del Big Bang, la energía que se expulsó al espacio transmutó en un uniforme y caliente baño de partículas, durante los siguientes tres minutos, estos componentes primordiales se combinaron para formar el primer núcleo atómico. La descripción matemática de este proceso nos proporciona una acertada predicción de las abundancias cósmicas de este simple núcleo: mucho hidrógeno, menos helio y algunos rastros de litio. Ahora, la abundante presencia de hidrógeno es un favorable inicio en la composición del agua, pero ¿qué hay del otro ingrediente esencial, el oxígeno?

Aquí es donde las estrellas entran a la historia. Dentro de sus ardientes interiores, las estrellas son hornos nucleares que fusionan el simple núcleo del Big Bang transformándolo en elementos más complejos como carbón, nitrógeno y, sí, oxígeno. Más tarde en sus vidas, cuando las estrellas se convierten en súper novas, la explosión arroja estos elementos al espacio. Así es cómo el oxígeno e hidrógeno se combinan para hacer H2O.

A partir de aquí la historia se vuelve un poco confusa. Las moléculas de agua son, sin duda, parte del polvoriento remolino que se fusionó con el Sol y los recién conformados planetas nueve mil millones de años después del Big Bang. No obstante, la historia reciente de la Tierra, incluyendo las épocas de temperaturas ambiente elevadas y ausencia de atmósfera protectora, implica que el agua en la superficie de este planeta se hubiera evaporado de vuelta al espacio. Parece, entonces, que el agua que hoy en día encontramos debió haber llegado mucho después de que la Tierra se formara.

Enfrentándose a este misterio, los astrónomos se dieron cuenta de que existen dos formas seguras de que este elemento haya llegado a la Tierra: cometas y asteroides. La principal diferencia es que, normalmente, los cometas tienen una mayor concentración de ingredientes que se evaporan con el calor, produciendo así el efecto de sus colas de gas. Ambos, tanto cometas como asteroides, pueden transportar hielo y si, al colisionar con la Tierra, se agrega el resto de materiales que algunos investigadores sospechan, dichos cuerpos podrían haber generado, fácilmente, los océanos de agua que hoy conocemos.

Inclinarse por cualquiera de las dos teorías es un reto, es por ello que, a través de los años, el jucio científico ha pasado de uno a otro; sin embargo, recientes estudios sobre las composiciones químicas están empujando la banaza a favor de los asteroides. No obstante, estos estudios están basados en muestras limitadas, por lo que es muy probable que aún no hayamos escuchado la palabra final.

[Smithsonian]



Planeta del tamaño de la Tierra descubierto en el sistema Alfa Centauri

Astrónomos del Observatorio Europeo del Sur descubrieron un planeta con una masa parecida a la del planeta Tierra.

alpha-centauri

Astrónomos del Observatorio Europeo del Sur, en Chile, descubrieron un planeta con una masa similar a la de la Tierra, orbitando alrededor del astro Alfa Centauri B. Los científicos utilizaban el (HARPS) buscador de planetas por velocidad radial de alta precisión cuando detectaron el bamboleo que causó el planeta en la moción de Alfa Centauri B cuando orbitaba a la estrella. Este descubrimiento representa la precisión más alta jamás alcanzada usando este método.

El sistema de tres estrellas Alfa Centauri se encuentra a 4.3 años luz de distancia de la Tierra, los científicos especulan acerca de la existencia de un planeta parecido al nuestro en este sistema.

De las tres estrellas del sistema, Alfa Centauri A, B y Proxima, el segundo es el más parecido al Sol.

El cuerpo celeste recientemente descubierto, es el exoplaneta con la masa más ligera. Difícilmente podría tener vida parecida a la Tierra puesto que se encuentra más de 10 veces cerca da la distancia entre Mercurio y el Sol y 23 veces más cerca que la Tierra del Sol. Esto haría que Alfa Centauri B se viera 20 veces más grande de lo que se ve el Sol en la Tierra.

 [io9]



Cáncer, daño cerebral, ceguera: algunos de los daños a la salud provocados por el fluoruro

El documental Fluoridegade. An American Tragedy revela que el fluoruro no aporta nada a nuestra salud dental, pero sí merma nuestra salud. La razón por la que se promueve su uso es porque se trata de un desecho industrial que se produce en exceso.

El Dr. David Kennedy es Bioquímico y Fisiólogo, fue residente de la International Academy of Oral Medicine and Toxicology, está doctorado por la Universidad de Missouri, da una cátedra acerca de seguridad de los materiales dentales en el cuerpo humano a profesionales alrededor del mundo, incluyendo la Organización Mundial de la Salud. Este experto produjo y dirigió un documental acerca de los peligros del fluoruro, llamado Fluoridegade. An American Tragedy.

El objetivo de Dr. David Kennedy es comunicar que el fluoruro, que se ha estado utilizando para la prevención de caries, es un desperdicio industrial altamente tóxico, que no ofrece absolutamente ningún beneficio para la salud y que, debido al costo que representa para la industria la eliminación de esta sustancia, se deposita en los suministros de agua de EU.

El documental incluye varios testimonios de profesionales distinguidos, científicos, doctores y académicos. Entre ellos el Dr. Bill Marcus, antiguo jefe toxicológico de la Office of Drinking Water.

El gobierno estadounidense realizó un estudio sobre el papel del fluoruro en el cáncer y el Dr. Bill Marcus descubrió que los datos iniciales no coincidían con los resultados. Escribió un reporte para que se reabriera el estudio y se investigaran los huecos de dicho estudio. El reporte llegó hasta la prensa, lo que le costó el trabajo al Dr. Marcus.

Fluoridegade documenta que:

El floruro es un desperdicio industrial tóxico, es veneno para el cuerpo y de ninguna manera es un nutriente ni ofrece beneficios a la salud.

El fluoruro agregado a los suministros de agua puede ser contaminado con arsénico, radionucleoides, aluminio y otros contaminantes industriales.

El fluoruro se encuentra en el agua de la llave, en la mayoría de las pastas dentales y en muchos antibióticos, incluyendo los que son para animales, o sea que existen varios niveles de exposición.

La exposición a esta sustancia puede fácilmente alcanzar niveles tóxicos, por ejemplo, un cuarto de miligramo de fluoruro de la pasta de dientes provocaría intoxicación.

El fluoruro es un veneno acumulativo que aumenta la absorción de plomo, mata células, interrumpe la síntesis de colágeno, aumenta el tamaño de tumores cancerígenos, daña al sistema inmune, inhibe la producción de anticuerpos, daña el sistema endocrino, produce daño cerebral, daño muscular y ceguera.

[Waking Times]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca