Estos son los alimentos que debes evitar si te preocupas por el medio ambiente

A través de estos pequeños movimientos, actualmente se cuenta con alternativas ecológicas que reducen al máximo la destrucción de nuestro planeta

Ante el abuso de los recursos del planeta, numerosas minorías han procurado mover cielo, mar y tierra como un llamado de atención a esta situación. A través de estos pequeños movimientos, actualmente se cuenta con alternativas ecológicas que reducen al máximo la contaminación, el uso excesivo de minerales del suelo y la sobreexplotación de los ecosistemas naturales, entre otros.

No obstante, falta todavía un largo camino que recorrer, y a cada uno de nosotros le corresponde caminarlo. Esto es posible mediante alternativas accesibles como por ejemplo, comenzar a usar vasos y envases de vidrio (en vez de plástico), llevar el mandado en bolsas de tela y reciclar papel o ropa, entre otros, e inclusive, a través de reducir el consumo de algunos ingredientes nocivos para el medio ambiente. Ejemplos:

El café convencional. Muchas casas cafetaleras usan pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes químicos que, además de filtrarse a los subsuelos, destruyen hábitats enteros.

Carne de res. El maíz y la soya que se usan para alimentar a las vacas están contaminadas por pesticidas y otros tóxicos.

Aceite de palma. Se encuentra normalmente en galletas, crackers y sopas. Es el causante de deforestaciones en las selvas de Malasia, destruyendo así el hábitat de numerosas especies, como el orangután.

Atún de aleta azul. Es el atún más popular en los restaurantes de mariscos y comida oriental; sin embargo, su número se ha reducido considerablemente en los últimos años. Además, contiene altos niveles de mercurio. 

Maíz genéticamente modificado. Los productos genéticamente modificados destruyen hábitats, maltratan los suelos, rompen los ciclos de nutrición, contaminan el agua y el aire, entre otras consecuencias graves para el medio ambiente.



Descubre las cantidades adecuadas de la canasta básica de alimentos

Con tan sólo un bocado, los alimentos brindan una sensación de confort y bienestar que es capaz de optimizar tanto el funcionamiento como el autocuidado del cuerpo.

La alimentación es tanto una de las necesidades básicas como uno de los grandes placeres de la vida. Con tan sólo un bocado, los alimentos brindan una sensación de confort y bienestar que es capaz de optimizar tanto el funcionamiento como el autocuidado del cuerpo.

Por lo que es indispensable prestar atención adecuada a aquellos productos que ingerimos a nuestro cuerpo. En especial si se trata de alimentos  rodeados de mitos y dudas. Tales como:

Mantequilla. Lo ideal es evitar la mantequilla y remplazarla con productos con baja grasa poliinsaturada. Puedes consumirla en pequeñas dosis, y así reducir los riesgos de incrementar los niveles de colesterol en la sangre.

Leche. Procura consumirla desnatada o semi-desnatada, una vez al día. Esto brindará un tercio de la cantidad de calcio que necesitas.

Huevos. Debido a su cantidad de colesterol, es recomendable limitar su consumo. Por otro lado, los huevos cuentan con toda clase de nutrientes, tales como las vitaminas y las proteínas. Ayudan a controlar la sensación del apetito. El consumo recomendado es de tres veces a la semana.

Aceite de oliva. Se trata del súper ingrediente para mejorar la salud. Su principal uso es en ensaladas. Por lo que la dosis recomendada es entre una y dos cucharadas al día.

Carbohidratos. Estos deberían ser alrededor del 50 por ciento del consumo de la comida en general. En especial si provienen de alimentos integrales. Sin embargo los carbohidratos simples incrementan el riesgo de sufrir de obesidad y otras enfermedades como diabetes y cáncer. Por lo que no es recomendable consumir grandes cantidades de pastas, arroz y pan blanco, ya que se digieren rápidamente liberando azúcar directamente en el flujo sanguíneo.

Carne procesada. Está bien si se consume con moderación, y así se evita riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares, cáncer en los intestinos y otros. Lo ideal es consumirlo sólo un par de veces a la semana si en verdad no hay otra opción (pero no más).

El vino tinto en pequeñas cantidades es bueno para la salud del corazón. Sin embargo, en grandes cantidades, se eleva el riesgo de desarrollar cáncer y otras enfermedades. Por lo que se recomienda consumir una copa de vino tinto al día, con un descanso de un par de días a la semana.

Yogurt. Siempre y cuando sea de sabor natural, el yogurt permite reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes; así como de ayudar a bajar el exceso de peso. Consúmelo regularmente.

Jugo de frutas natural. Los jugos comerciales tienden a tener grandes cantidades de azúcar (cerca de diez).

El pan es bueno para ti, siempre y cuando sea en proporciones moderadas. Por ejemplo, entre dos y cuatro rebanadas al día.

Cafeína. Entre dos y cuatro copas de café o té es bueno para tu salud; sin embargo, es indispensable revisar las calorías en caso de que incluyan otros productos como la leche.

Chocolate oscuro (sin azúcar) es bueno para el corazón, ya que disminuye la glucosa de la presión sanguínea.

 

 



Toma el control de tu alimentación con estas poderosas recomendaciones

La alimentación, además de influir en la salud personal, también genera un impacto significativo en las ramificaciones ambientales y políticas

Desde pequeños nos han enseñado la importancia de una buena alimentación: cinco pequeñas porciones de comida al día con los suficientes nutrientes para mantenernos fuertes y saludables. No obstante, con el paso del tiempo y una vasta investigación científica, se ha alterado la definición de “alimentos saludables”: actualmente se habla de productos orgánicos, naturales, convencionales o libres de OGM…

Y eso en castellano, ¿qué significa?

La alimentación, además de influir en la salud personal, también genera un impacto significativo en las ramificaciones ambientales y políticas, por lo que es importante traer a consciencia información actualizada que permita realizar un cambio positivo a nuestro alrededor. Por ello te compartimos cinco consejos útiles de Ultraculture para producir una estrategia positiva en relación con la alimentación:

Conoce a qué se refieren los términos:

OGM (organismos genéticamente modificados). Estos productos cuentan con genes de una especie en otra, convirtiendo al producto final en algo antinatural. No se trata de comida orgánica, ni convencional.

Orgánica. Son alimentos bajo métodos de regulación y certificación que indican la ausencia de químicos en ellos. No están genéticamente modificados ni cuentan con químicos asociados a su producción. Esto apoya a la diversidad biológica y a un suelo saludable.

Convencional. El método tradicional incluye el uso de químicos sintéticos, pesticidas y herbicidas a fin de que haya un mayor beneficio económico. Sin embargo, estas prácticas pueden llevar a una significativa pérdida de nutrientes.

Natural. No es lo mismo que orgánico. No existe una definición legal de “natural”, por lo que el término es desigual (excepto cuando se trata de productos tales como la carne o los huevos). Suelen estar libres de sabores artificiales, colorantes u otras sustancias sintéticas; sin embargo usan pesticidas, herbicidas, antibióticos y hormonas.

Analiza los mensajes de la mercadotecnia. Los anuncios actuales se encuentran llenos de confusión, intereses y falsas verdades. ¿Cuáles son los productos que más te convencen para el uso a diario? ¿Es real lo que dicen los medios de comunicación o los supermercados, o sólo son métodos para ganar beneficios económicos?

Aprende a decodificar los números PLU (Price Look-Up) del producto. Son cuatro o cinco dígitos que se encuentran en las estampas de las manzanas o aguacates. Si son cuatro números, significa que es un producto convencional (no orgánico); si son cinco e inicia con 9, es orgánico; si son cinco números e inicia con 8, es un producto genéticamente modificado.

Conoce los pros y contras de comprar en el mercado local como, por ejemplo, el apoyo a la economía nacional, a la comunidad y al medio ambiente. Sin embargo, los productos locales no garantizan que sean productos orgánicos. Es preferente hablar con el granjero local, y así mantenerte informado de los casos de la comida.



¿Te falta apetito? Estos productos naturales te ayudarán

Para potencializar y ayudar a nuestro organismo a recuperarse, necesitamos una buena alimentación

Alguna vez en nuestra vida hemos experimentado lo que es el hambre, aquella sensación de vacío estomacal que, al no prestarle la debida atención, nos libera otras experiencias dolorosas, tales como dolor de estómago y cabeza, enojo o simple molestia, debilitamiento físico e incluso sensaciones de depresión.
Estos síntomas son sólo un llamado de nuestro organismo para recuperar el nivel de la línea basal, aquella homeostasis que nos ofrece una sensación de bienestar y comodidad. A través de los alimentos podemos obtener la energía necesaria para el óptimo funcionamiento fisiológico, cognitivo, conductual y hasta emocional.
Es vano mencionar entonces la importancia de los alimentos en nuestro cuerpo. No obstante, no siempre gozamos de un buen apetito, debido las presiones académicas o profesionales, las complicaciones relacionales o los estragos de alguna enfermedad. Por ello, para potencializar y ayudar a nuestro organismo a recuperarse, necesitamos una buena alimentación. Estos son algunos ingredientes que abrirán el apetito:

– Cardamomo

– Cúrcuma

– Lima

– Canela

– Azafrán

– Hinojo

Fotografía principal: Vicente Villamón



¿Dejarías de comer estas frutas y verduras solo porque están “feas”?

Intermarché, la tercera cadena más grande de supermercados en Francia, lanzó esta iniciativa para darnos cuenta de que en realidad no hay razón para desperdiciar una fruta o verdura deforme.

Como sabemos de sobra, uno de los principales problemas en el ámbito de la alimentación es el desperdicio. En nuestra época y nuestro planeta existe desde hace varias décadas una paradoja a este respecto: mientras que en algunos países los niveles de hambruna y desnutrición alcanzan niveles mortales, en otros la población se permite arrojar al cesto de basura toneladas y toneladas de carne, frutas, vegetales y todo tipo de alimentos aún comestibles.

Para generar conciencia en torno a este problema que, como decimos, afecta a millones de personas en todo el mundo, la mayoría en los países más pobres, la cadena de supermercados de origen francés Intermarché lanzó una campaña para rehabilitar las frutas y vegetales de aspecto imperfecto que por esta razón (y un tanto absurdamente) no llegan a los estantes de las grandes tienda y más bien terminan como basura.

¿Por qué, en efecto, no comeríamos una manzana “deforme” o una zanahoria que creció con dos puntas? ¿Solo porque se ven feas? ¿No es esto demasiado banal, excesivamente frívolo?

La manzana grotesca, la papa ridícula, la naranja horrible, el limón malogrado, la berenjena desfigurada, la zanahoria fea y la toronja desafortunada son las protagonistas de esta iniciativa que, además, brindará un descuento en el precio de venta a los consumidores que se animen a llevar a casa a estos fenómenos de la naturaleza y descubrir que son tan buenos o mejores que sus parientes más agraciados.

 

También en Ecoosfera: Este hombre come de la basura para evidenciar el desperdicio de alimentos (VIDEO)



9 alimentos para mejorar tu estado de ánimo

La dieta es el punto más básico para mejorar nuestros niveles hormonales y sentirnos bien física, emocional y mentalmente.

Cuando estamos bajo mucho estrés, mas de un tercio de nosotros busca alimentos de confort para sentirnos bien. El problema es que la mayoría de los alimentos que nos hacen sentir bien inmediatamente proporcionan más estrés a la larga.

David Ludgig, profesor de pediatría y nutrición en la Universidad de Harvard apuntó que: “A veces esos alimentos llevan a explosiones o crisis en las hormonas y el nivel de azúcar de la sangre y ello incrementa nuestra vulnerabilidad a más estrés”. La química del cuerpo tiene muchísimo qué ver con nuestras emociones y nuestra susceptibilidad. Y mientras hay varias maneras de lidiar con nuestros niveles hormonales, armar nuestro cuerpo con alimentos que mejoran el ánimo es el lugar más básico para empezar. Intenta añadir los siguientes alimentos a tu dieta y aléjate un poco de las pastas y los pasteles.

 

iron-source-pumpkin-seeds-lg

1. Semillas de calabaza

Esta semilla es una gran fuente de potasio, fósforo, zinc y especialmente magnesio. Si no tienes suficiente magnesio en el cuerpo eres proclive a más dolores de cabeza, ansiedad, fatiga, insomnio, nerviosismo y alto nivel de glucosa en la sangre.

 

2. Verduras color verde oscuro

La col romana, la espinaca y otras hojas oscuras están repletas de magnesio. No hace falta recalcar la importancia del magnesio para el cerebro.

 

3. Huevos

Además de la proteína, los huevos también proporcionan calcio, hierro, zinc, selenio, fósforo y vitaminas A, D, E y K (en solo 80 calorías). El huevo es uno de los alimentos más nutritivamente densos que existen y parte crucial de la “dieta de la felicidad”.

 

IMG_1587-1024x764

4. Zanahorias y apio

Las zanahorias y el apio trabajan a un nivel mecánico. Morderlas y masticarlas funcionan como un alivio físico del estrés, y pueden ser particularmente buenas para aquellos que tienen el hábito de apretar los dientes. (También ayudan contra el mal aliento)

 

5. Linaza

Algunos consideran que la linaza es uno de los alimentos más poderosos que hay, y tienen mucha razón. Su contenido alto en omega-3 ayuda a reducir el estrés, a mejorar la atención y a descansar bien.

 

6. Granos enteros

Ya sea por sí solos (como el arroz, la quinoa o la avena) o en productos como pan o pasta, son carbohidratos que tienen muchísimo que dar. Al ingerir carbohidratos buenos como estos, el cuerpo produce más serotonina “la hormona de la felicidad” y tus niveles de azúcar se estabilizan.

 

7. Pimientos rojos, papaya y kiwi

Estos alimentos tienen en común que tienen más vitamina C por porción que las naranjas, y la vitamina C es clave. Múltiples estudios revelan que la vitamina C reduce las hormonas del estrés. Y, lo más importante, la vitamina C permite que recuperemos el temple más rápido cuando caemos en crisis de estrés. Las moras, el brócoli y las verduras también están repletas de vitamina C.

 

FE06OWTEA

8. Té

Beber té negro puede ayudarte a ser más equilibrado con los niveles de estrés. Pero las infusiones de manzanilla, tila, etcétera son increíblemente buenas para relajarnos y darnos bienestar.

 

9. Chocolate oscuro

Los flavanoles de la cocoa ayudan a mejorar el estado de ánimo y a sostener la claridad mental. También ayudan a reducir el estrés y darnos bienestar. Intenta consumir chocolate 80% cacao o más alto, ya que entre más concentrado esté es mucho más eficiente.

16396_50af62c8438fb3.69711033-big

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca