Este proyecto mexicano convertirá el sucio unicel en otras sustancias

Kitcel elaborará barniz para madera, pegamento y pinturas orgánicas, entre otros productos

El unicel, también conocido como poliestireno expandido, es un material de plástico espumado empleado como un desechable. Una de sus virtudes, que hace que sea tan usado en el mundo, es que no se pudre y no se enmohece, por ser un sustrato no nutritivo para los microorganismos. Sin embargo, puede tardar hasta 500 años en desintegrarse e incluso, para crearlo, se generan gases clorofluorocarbonados que destruyen la capa de ozono. 

En México son producidas hasta 60 mil toneladas de unicel al año. Por ello, la mexicana  Marissa Cuevas Flores ha creado el proyecto Reutilizadora de Unicel/Kitcel, una empresa que convierte el unicel en otros productos como barniz para madera, pegamento y pinturas orgánicas, entre otros. 

Antes, un par de mexicanos ya habían creado la primera máquina recicladora de unicel, para convertirlo en productos de plástico. Ahora Kitcel es un proyecto en marcha que está creciendo para conseguir dos objetivos: reunir el unicel que suele desperdiciarse y aprovecharlo como otros materiales, por cierto, 100% orgánicos. 

Los pasos para la reutilización del unicel son el acopio del material, un proceso de purificación para eliminar restos de comida, tierra, etc.; después el unicel se somete a solventes de origen natural, los cuales disuelven el material y liberan burbujas de aire. Posteriormente se adecua la viscosidad, la fracción de sólidos y el tiempo de secado con otros solventes igualmente de origen natural, extraídos de plantas, árboles y frutas.

El primer producto Kitcel que está siendo elaborado es un barniz que sella, protege la madera y le da un acabado natural, ya sea brilloso o mate. Por cada 500kg de barniz se reducen 412,5kg de CO2 equivalente.

Para crecer el proyecto se ha subido esta iniciativa a Fondeadora, un sitio parecido a Kickstarter, donde se recaban recursos de donadores para expandir o iniciar proyectos. Además de recaudar recursos para hacer más grande el proyecto, también se está publicitando el sitio donde se acopian los residuos de unicel en el DF. Se trata de una iniciativa que busca también aumentar la cultura sobre el emprendedurismo verde, es decir, todas estas nuevas empresas que tienen un gran potencial y cuyo mercado aún no está delineado: la imaginación es el límite. 

 



10 superalimentos que México dio al mundo

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente.

Los superalimentos se les conoce por sus propiedades naturales que aportan numerosos nutrientes a quien los consume. Son una fuente importante de calcio, potasio y otros minerales indispensables para el cuerpo, por lo que ayudan a reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad como colesterol, obesidad, cáncer, entre otros. 

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente. Se trata de un tipo de comida adaptable a cualquier tipo de clima y suelo, por lo que se convierte en una semilla asequible y accesible en cualquier región. 

En México existen numerosos superalimentos que conforman la base de nuestra dieta endémica; te compartimos diez ejemplos de los superalimentos mexicanos más populares:  

– Aguacate. Consumido desde hace más de 10 000 años, el aguacate fortalece los huesos y previene el envejecimiento. Conoce más sobre los beneficios del aguacate dándole click aquí. 

– Cacao. Encontrado en vasijas mayas de Chiapas que datan del año 200 A.C., el cacao es un alimento que promueve la energía mediante un incremento de serotonina. Descubre cómo hacer un suplemento proteico casero con cacao.

– Chile. Ancestral y delicioso, el chile se ha consumido desde el 7 500 años A.C. por las civilizaciones asentadas en Teotihuacán, Tula y Monte Albán. Se trata de un antiséptico, antiinflamatorio, anticancerígeno y fortalecedor del sistema inmunológico. Conoce más sobre la importancia del chile mexicano en la biodiversidad del planeta.

– Frijol. Comenzó cultivándose en México y Guatemala hace más de 7 000 años, y continuó expandiéndose por Sudamérica y el Caribe por medio de las carabelas de Cristobal Colón. Posee un alto contenido de calcio, fibra, vitamina B, hierro, calcio, potasio y fósforo. Los 10 beneficios de los frijoles negros (Infográfico).

– Amaranto. Junto con el maíz, este fue uno de los principales descubrimientos de los españoles durante su llegada a Mesoamérica. Su consumo data de hace 6 000 años, siendo una fuente de minerales, fibra, proteína, calcio y hierro. Conoce más de sus beneficios dándole click aquí y de algunas recetas con amaranto dándole click aquí. 

– Maíz. Fue primero cultivado en la región de Oaxaca, y ahora es la fuente principal de energía de la dieta latinoamericana. El maíz aporta 10 por ciento de la proteína y fibra que necesita el cuerpo. ¿Sabías que el maíz azul es considerado como uno de los principales alimentos anticancerígenos de la región?

– Calabraza. Se descubrió en Nuevo León, Zacatecas y Puebla, lugares en donde se consumía hace más de 5 000 años de antigüedad. Es una fuente de fibra, calcio, magnesio, potasio, hierro y ácidos grasos esenciales como el omega 3. 

– Chía. Es una excelente fuente de fibra, antioxidante, calcio, proteína, la cual aporta gran cantidad de energía y mejora las funciones digestivas. Descubre las espléndidas propiedades de la chía en un práctico infográfico.

– Nopal. Junto con los fósiles de mamuts destazados en el Estado de México y Puebla, se encuentran restos de esta planta tan popular en México. Es uno de los alimentos más consumidos por los habitantes de la región, pues aporta hierro, magnesio, sodio, potasio y calcio. Regresar al nopal y a la tortilla evitaría la obesidad en México.

– Jitomate. Se dice que su cultivo comenzó en las montañas, valles, chinampas e islas de México, y actualmente es la hortaliza más sembrada en el mundo. Aporta minerales, vitaminas y licopeno. Descubre por qué no debes meter los jitomates en el refrigerador.



Razones para comer estas deliciosas galletas con cardamomo

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago.  Las propiedades del […]

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago. 

Las propiedades del cardamomo incluyen el anticancerígeno, principalmente el derivado del cáncer de colon. La especia ayuda a desinflamar, antirpliferativizar, estimular la apoptosis –muerte natural de las células dañas o viejas– y reducir significativamente el dolor. Además la tintura de cardamomo también se utiliza como tratamiento para el dolor de hemorroides, aliviar retortijones y cólicos causados por gases. 

El sabor del cardamomo incrementa la intensidad del gusto, por lo que si deseas consumir un poco de esta especia te compartimos la siguiente receta: 

Necesitas: 2 tazas de harina, 1 taza de azúcar glass, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo,  1/4 cucharadita de sal, 1/4 de taza de pasta de almendra, 1 cucharada de mantequilla sin sal, 1/3 de taza de jugo de naranja, 3 cucharadas de aceite vegetal, 2 tazas de azúar glass, 3 cucharadas de leche entera. 

Método de preparación: Durante se está precalentando el horno a 180ºC, se mezcla en un bowl el harina, azúcar glass, polvo para hornear, cardamomo y la sal, pasta de almendra y mantequilla. Agrega el jugo de naranja, aceite y mezcla con toda la masa hasta conseguir una consistencia de masa de galleta. Divide la masa en dos pedazos: trabaja con ambos por separado amasando un poco, colócalos en plástico y refrigéralos durante una hora. Después de ello, con un rodillo aplana la masa, y utiliza un cortador de galletas para cortar la figura. Coloca las galletas en una charola para hornear, previamente engrasada con mantequilla. Hornea durante 10 minutos, hasta que estén ligeramente doradas.  Deja que se enfríen y agrega el betún con azúcar glass. 



Estas serán las consecuencias de las decisiones de Trump frente al cambio climático

Para Trump, “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”.

Durante su candidatura, el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que el cambio climático se trataba sólo un invento de China para ganar potencial financiero y económico. En ese entonces generó una oleada de malos presentimientos sobre su periodo presidencial; y ahora ha causado un torbellino de pánico tras firmar una orden ejecutiva eliminando la mayoría de las regulaciones establecidas por el expresidente Barack Obama cuyos objetivos eran reducir los efectos del cambio climático. 

Para Trump, esta medida ayudaría a poner un fin a “la guerra del crudo” y a “las regulaciones que bloquean numerosos puestos laborales”; así como a suspender más de la mitad de las medidas que ayudaban a reducir las consecuencias ambientales por el alto consumo del pretróleo. Esto, en sus palabras, hará que “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”. 

 

Entre las regulaciones eliminadas se encuentran: la salida de EE.UU. del acuerdo de París –firmado en diciembre 2015–, la recesión del plan Clean Power –el cual regulaba las emisiones de carbono del país por medio del petróleo, carbón y gas–, entre otros. El objetivo es no sólo dejar de consumir crudo importado, también promover la producción energética de EE.UU. En palabras de Trump, “La antigua administración devaluaba a los trabajadores por sus pólizas. Ahora nosotros podemos proteger el medio ambiente mientras se provee ofertas laborales a las personas.”

El impacto de esta decisión es, en otras palabras, un intento de cambiar tanto práctica como filosóficamente la narrativa de EE.UU. en torno del cambio climático. Si bien la idea es proveer una oferta laboral en la industria de petróleo y gas, comenta el especialista en medio ambiente de la BBC, Matt McGrath, la realidad es que esta medida sólo ofrecerá trabajo a los abogados. 

McGrath agrega que la nueva administración dejará que la industria de gas y petróleo tengan reglas menos restrictivas en torno a las emisiones de metano, y por tanto una mayor libertad para cometer numerosos y cada vez más graves ecocidios. En otras palabras, esta decisión ignora la ley y la realidad científica que ha evidenciado las consecuencias del calentamiento global. 

Más en Ecoosfera: 

Cambio climático incrementa número de guerras, estudio confirma

Estos son los 5 lugares más afectados por el cambio climático

El impacto del cambio climático ha llegado hasta nuestros genes

 

 

 

 



Este perro callejero diario le entrega regalos a la mujer que le da de comer (VIDEO)

Tua Plu es un perro callejero que cada día lleva regalos a Orawan Kaewla-iat, una mujer tailandesa que suele dar de comer a perros en condición de calle.

El vínculo entre humanos y animales puede ser realmente especial, principalmente cuando carga emociones profundas como la gratitud y el cariño. Incluso sorprende en ocasiones cuando los animales tienen muestras de agradecimiento que apropiamos exclusivos de los humanos. Pero la realidad es que el afecto tiene maneras de sobrevivir pese a las fronteras de las especies. 

Un ejemplo de ello es Tua Plu, un perro callejero que cada día lleva regalos a Orawan Kaewla-iat, una mujer tailandesa que suele dar de comer a perros en condición de calle. Tua Plu llega cada día con un objeto en su hocico –muchas veces hojas o piezas de papel– para dárselo a Kaewla-iat, quien le da de comer a él y a su madre.

¿Es este la quintaesencia de la humanidad que reside en cualquier especie del planeta? Quizá este video pueda dar la respuesta: 

 


¿Dónde se encuentra el primer centro de acopio de unicel en México?

Se trata de una start-up que se dedica a recolectar y reciclar poliestireno expandido, con el fin de buscar nuevos usos que faciliten el reuso del plástico.

Es muy común encontrar envases de unicel y bolsas de plástico a la hora de pedir servicio a domicilio o pedir comida para llevar,  que éstos terminen en el bote de la basura y eventualmente en el medio ambiente para desintegrarse entre 200 y 1 000 años después. Frente a esto, organizaciones internacionales y sitios ambientalistas han promovido campañas para reducir el uso de este tipo de productos; sin embargo, su consumo parece inevitable de vez en cuando…

Para reducir el impacto en el medio ambiente, el proyecto Rennueva de Hector Ortiz, estudiante en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, ha desarrollado el primer centro de acopio de unicel en la Ciudad de México. Se trata de una start-up que se dedica a recolectar y reciclar poliestireno expandido, con el fin de buscar nuevos usos que faciliten el reuso del plástico. 

Dado que el unicel está hecho de petróleo, un recurso no renovable, no sólo implica una significativa contaminación que acelera el cambio climático, también un impacto en la salud de las personas ya que es un componente  tóxico y cancerígeno que se transmite hacia la comida. Además, en caso de no reciclarse, puede constituir un peligro para la biodiversidad animal tanto terrestre como marina, ya que lo ingieren al confundirlo con comida. 

Este nuevo proyecto quiere traer a la consciencia el impacto que genera nuestro estilo de vida. En palabras de Hector Ortiz, “No somos conscientes del costo que tiene la naturaleza para que podamos usar zapatos o platos desechables. Lo seguimos haciendo porque no queremos cambiar nuestro estilo de vida.”

Por ello, el reto de hacer una diferencia cultural implica desde el consumo del unicel hasta el método de reciclaje que faciliten un mejor uso del producto. Rennueva comenzará a recolectar el unicel a partir de diciembre para reducir el volumen de residuos que generan los capitalinos en las fiestas decembrinas. El centro de acopio y transformación tiene la capacidad de 4 toneladas mensuales. 

¿Dónde se encuentra en el centro de acopio? Mimosas 63, Santa María Insurgentes, Cuauhtémoc. De lunes a viernes de 10 a 16 horas. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca