El arándano es un gran protector natural para tus células

Agregarlo a tu dieta diaria como un delicioso “snack” te regalará más beneficios de los que seguramente conocías

Hay frutas deliciosas que parecen sacadas de los cuentos de hadas; el arándano es una de ellas. Por crecer en el hemisferio norte, esta fruta ha sido básica en la dieta de los pueblos árticos y de los antiguos nativos norteamericanos; también ha sido conocida como baya, que solía recolectarse tradicionalmente en Escocia. 

El sabor de los arándanos es especialmente atractivo para muchos gustos, pues su cualidad agridulce lo sitúa como uno de esos snacks de sabor a “golosina sana”. Se sabe que el arándano es uno de los mejores antioxidantes existentes y también se conocen sus propiedades para el sistema cardiovascular, como el hecho de que evita la obstrucción de las células. 

Es un antiadherente pues contiene proantocianidinas que evitan que se desarrollen bacterias dañinas en nuestro organismo, como la Helicobacter pylori, y además contribuye a limpiar el aparato digestivo y previene la placa dental. 

Asimismo, recientes estudios han sumado nuevo conocimiento sobre una cualidad del arándano desconocida hasta hace poco: es capaz de proteger a las células del cuerpo, pues aumenta el colesterol “bueno” de la sangre. También protege a las células del cáncer, pues es un antioxidante. 

Así pues, el arándano es una dulce delicia que te aliviará el hambre en un momento en que quieras matarla sin recurrir a engorrosa chatarra y, de paso, al ingerirlo darás una inyección de cualidades sanas a tu organismo.



Sofía Gatica, la mujer que desterró a Monsanto de Maldivas argentinas

Sofía Gatica, la mujer que luchó pública y ampliamente contra los transgénicos de la transnacional agroquímica en tierras argentinas.

Desde hace más de un siglo, Monsanto se ha relacionado con la destrucción de hábitats naturales y la creciente presencia de enfermedades y mutaciones en habitantes cercanos a estas regiones, principalmente cáncer, desórdenes cutáneos, supresión inmune, anemia, diabetes, problemas de hígado, entre otros. 

Pese a los esfuerzos de varias organizaciones no gubernamentales de detener tanto los productos de Monsanto, tales como Dioxin, Glifosato y PCB, como sus consecuencias devastadoras, las fábricas continúan expandiéndose a lo largo del mundo.

Un ejemplo actualmente, en México, las instituciones gubernamentales Sagarpa y Semarnat se han encargado de promover la siembra de soya transgénica de Monsanto en 253 mil 500 hectáreas en varios estados del país. Tan sólo en la zona maya de este país, Monsanto importa “10 millones de toneladas de grano al año, todo biotecnológico de EE.UU.”, ya que es “necesario darle la oportunidad a agricultores mexicanos de usarlas, en lugar de estarle pagando 50 000 millones de pesos al año a productores norteamericanos.” Esto provoca, en consecuencia, no sólo una pérdida de diversidad nacional de sus productos, también la afectación en la salud de los habitantes que consumen sus alimentos genéticamente modificados. Y si bien en México se ha buscado maneras para prohibir la siembra de productos genéticamente modificados, como la soya, la lucha continúa. 

Son estas luchas las que han marcado una diferencia en la biodiversidad, el cuidado del medio ambiente y la salud pública de la población. Como lo es el caso de Sofía Gatica, la mujer que luchó pública y ampliamente contra los transgénicos de la transnacional agroquímica en tierras argentinas. Ella, al relatar su historia para la revista feminista Pikara Magazine, ha dado plasmado su oposición al glifosato y la ruptura de las mayores construcciones logrando el destierro de Monsanto en Maldivas Argentinas.

Te compartimos su historia que compartió con Pikara Magazine

[…] Aquel atlas de las desgracias cercanas, una especie de orografía arrugada con ira por el paso del tiempo, se transformó en un informe archivado en el Ministerio de Salud del país suramericano. Entre sus páginas, la constatación ciudadana de que las fumigaciones con glifosato (el herbicida más vendido del mundo) provocaban cáncer y leucemia: “Encontramos 300 casos de cáncer y casi 80 fallecidos, sin contar con las malformaciones. Registramos ratios muy superiores a los normales”.

No había marcha atrás, apenas futuros posibles que construir. Así que las mujeres, bautizadas en 2003 como ‘las Madres de Ituzaingó’, se inmiscuyeron en una carrera de obstáculos en la que no se trataba de ganar o perder sino de aguantar. Lo siguen haciendo 16 años después. Más de 180 meses después han ocurrido muchas cosas, a veces demasiadas, como cuando se contabilizan las muertes, otras históricas, como cuando las crónicas resaltan que una de las transnacionales más poderosas del sector agroquímico inclinó la rodilla.

Fue hace apenas unas semanas, el pasado diciembre, cuando las calles de Malvinas Argentinas, una pequeña localidad de Córdoba, celebraron la salida de Monsanto. La multinacional salía por la puerta de atrás, echando el cerrojo al que estaba llamado a convertirse en uno de sus proyectos más emblemáticos, por tamaño e inversión: “Una de las mayores plantas de acondicionamiento de semillas de maíz no destinadas al consumo del mundo”, tal y como reflejaron en el momento del lanzamiento (junio de 2012, bajo el mandato de Cristina Kirchner) los informes técnicos de la propia compañía, que preveía destinar unos 1.500 millones de dólares (más de 1.400 millones de euros) al proyecto, desembolsos en concepto de investigación y desarrollo aparte.

De los golpes y amenazas

El relato de lo sucedido está sazonado de ambiciones, bloqueos, ganancias, cortes, asambleas, presiones y declaraciones, amenazas verbales y físicas, ilegalidades, alegalidades e incluso leyes redundantemente ilegales. Avances y retrocesos, los de la empresa frente a un amalgama de colectivos de toda Córdoba, entre los que destacan la Asamblea de Vecinos Malvinas Lucha por la Vida, la Asamblea del Bloqueo a Monsanto y las Madres de Ituzaingó. La vida, dejó escrito Shakespeare, es un cuento narrado por un idiota, que las llena de sus ruidos y furias. Tres siglos más tarde, Walter Benjamin matizó que está en todo caso contada por los vencedores.

[…] Un año más tarde, activistas y personas concienciadas organizaron un festival (Primavera sin Monsanto, que continúa celebrándose) en la misma entrada a las instalaciones que ya comenzaban a asomarse. Recibieron el apoyo de parte de la comunidad científica (entre ellos, el médico fallecido Andrés Carrasco) y académica (las universidades de Córdoba, Católica y Río Cuarto rechazaron la instalación de la planta), la artística (músicos como Manu Chao y René Pérez, de Calle 13) e incluso activistas internacionales como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel o la india Vandana Shiva, se han sumado en algún momento a la causa.

Antes, durante y después, recuerda Gatica, un bloqueo de más de tres años, hasta la expulsión de Monsanto. “Ha sido muy difícil porque eran 37 hectáreas y, aunque cerrábamos sucesivas entradas con diez personas en cada puesto, ellos trataban de entrar por cualquier sitio”. Los problemas con los trabajadores de la empresa no tardaron en aparecer: “Al principio impedíamos únicamente la entrada a los camiones, por ejemplo metiéndonos bajo las ruedas, hasta que descubrimos que introducían herramientas incluso escondidas en sus maletines, cuando venían vestidos de traje”, añade esta líder argentina, que en 2012 recibió el Premio Goldman, conocido como el Nobel del Medio Ambiente.

Al mes de bloqueo llegó el primer desalojo, “cuando más de 300 policías nos sacaron a la fuerza a un centenar de personas”. Dos compañeras terminaron presas y Sofía, hospitalizada con un traumatismo craneoencefálico. “Pero nos dimos cuenta de que el pueblo es el que manda”, añade Gatica nada más terminar de extenderse con su parte médico: “Pedí el alta voluntaria y regresé con mis compañeros para quedarme. Poco a poco se sumó mucha gente y se empezaron a construir casas. Jamás pudieron ingresar como hubieran querido, pero soportamos casi cuatro años de frío, sin luz, sin agua, de hambre. Mujeres y hombres de todas las edades, con mucha gente joven”.

[…] “Pronto llegaron las amenazas. Me esperaban a la salida del trabajo, me perseguían y me golpeaban. Me amenazaron de muerte junto a mis hijos. Me han llamado de todo: ‘gringa sucia’, ‘zurda’…”. Las presiones, denuncia, se reforzaban con “los palos de la policía”, con “los grupos de choque de la empresa” y con “órdenes de represión” contra los vecinos. “Hubo una vez que los camiones lograron entrar y entonces decidimos impedir también la salida, salvo que se llevaran todo el material. Los obreros nos acusaron de haberles secuestrado”, añade Gatica entre su dilatada retahíla de reconstrucción de los hechos, presentados sin tapujos como “una guerra, en la que Monsanto contrataba matones y nosotros, para sobrevivir, tuvimos que armarnos: maderas con clavos, zanjas gigantes en la tierra, pinchazos a las ruedas de los camiones…”.

A los extremistas violentos

[…] Y es que, allí donde (en los transgénicos) hay quien ve enfermedades y muerte, otros contemplan “oportunidades de progreso y crecimiento para la comunidad y la provincia, sin riesgo ninguno”, afirma la empresa, que vaticinó 400 puestos de trabajo directos. En otra de sus notificaciones, identifica a Sofía Gatica (y a otras personas) como responsable de “agresiones verbales y físicas” que ponen en riesgo la integridad física y vulneran el derecho de expresión”, en referencia a una charla que empleados de Monsanto impartían en la Universidad Nacional del Litoral. Acciones que fueron calificadas de “vandalismo” y posteriormente denunciadas ante las Fiscalía

1.140 días de bloqueo (el número exacto lo tiene clavado en la memoria Gatica), hasta el 1 de noviembre de 2016, en los que la estrategia de Monsanto ha sido la de denunciar las “violaciones al derecho a trabajar” de sus empleados, recordando en sucesivos avisos que cumplían “con todos los requerimientos legales para la construcción de la planta”, citando, entre otras, diferentes ordenanzas, al Concejo Deliberante de Malvinas Argentinas, al Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, el Estudio de Impacto Ambiental (elaborado por ellos mismos) y autoridades gubernamentales varias. Su defensa de que “no hay evidencia científica de que el glifosato sea cancerígeno” es radicalmente diferente al que presentan instituciones como la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, en sus siglas en inglés) que, perteneciente la Organización Mundial de la Salud (OMS) de Naciones Unidas, lo consideró en 2015 como “probablemente cancerígeno para los humanos”. Las conclusiones siguen abiertas y recientemente la OMS, en este caso en una publicación conjunta con la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación), concluyó que era “improbable” que el glifosato presente riesgos carcinogénicos.

Sentencias firmes

Los entresijos jurídicos, que acompañaron a la lucha activista, dieron un primer vuelco radical en enero de 2014, cuando la Sala II dela Cámara de Trabajo detuvo la construcción, declarando inconstitucionales los permisos emitidos tanto por la Municipalidad como por la Provincia. Un mes más tarde, la Secretaría de Ambiente provincial también rechazó el estudio de impacto ambiental presentado por la compañía.

Paradójicamente (o no), la empresa guarda un celoso silencio de estos reveses. Tampoco ha querido manifestarse antes las repetidas apelaciones en las que Pikara Magazine le ha brindado su micrófono. Ha preferido mantenerse al margen también de su salida de Malvinas Argentinas, de la que no existe postura oficial alguna por parte de la compañía, si bien una “alta fuente” de la multinacional admitió a un portal argentino de actualidad y análisis económico que “no se pudo avanzar con la planta y esto también influyó. Pero lo más trascendente fue que el negocio cambió y dejó de ser conveniente para Monsanto”.

Los cambios que anónimamente denuncia Monsanto se refieren a modificaciones legales introducidas por las nuevas políticas agropecuarias, que han disminuido la expansión máxima de la superficie del maíz: “La pauta de procesamiento de la planta estaba en el orden de 3,5 millones de hectáreas pero, en los últimos años, apenas se pasó de los 2,5 millones. Una inversión así no tiene sentido desde el punto de vista del negocio”.

Jamás van a admitir que el pueblo los venció. No se fueron por la Justicia”, subraya Gatica, convencida de que fue Cristina Kirchner, la anterior presidenta del país, quien “negoció con la salud del pueblo. Seguramente bajo su mandato no hubiera sido posible nuestra victoria, si bien es cierto el actual Gobierno [de Mauricio Macri] también responde a las corporaciones y no a la gente”.

Una victoria, pero ¿de quién?

Malvinas Argentinas aún está resacosa de celebraciones. Forzosa o voluntariamente, Monsanto se ha ido de la localidad, pero no del país. Falta por escribir qué sucederá a partir de ahora, cuando el municipio adquiera la verdadera dimensión de lo logrado. La transnacional no solamente sigue operando en Argentina, sino que los insumos destinados al fracasado proyecto han sido trasladados a la próxima localidad de Rojas, unos 500 kilómetros al oeste y próxima a Buenos Aires.

Los reveses sufridos por Monsanto en Malvinas Argentinas y el hecho de que siga sin poder modificar la Ley de Semillas (por la que pretenden garantizarse ganancias por los derechos de uso de casi toda la soja, el maíz y el algodón que siembran en el país americana) les sepa seguramente mejor con el balance comercial cosechado en 2016, que la sitúan como dominadora absoluta en el negocio del maíz y en la venta de glifosato. Según los datos de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), sus ingresos en este sentido aumentaron con respecto al ejercicio anterior.

Además de las instalaciones de Rojas, Monsanto mantiene otras 36 plantas en el país. La transnacional “desarrolla los planes a largo plazo, por lo que mover su inversión a otro lado tiene su lógica. Seguirá proveyendo a semillas al área de Córdoba. Que no tenga una planta levantada no significa que dejará de tener presencia”, según analizaron expertos en la materia a  un medio uruguayo.

“Es una batalla que vamos a ganar, nos va a costar, pero se la vamos a ganar”, vaticinó Sofía Gatica en octubre de 2012, al poco de saberse las intenciones de Monsanto en Malvinas Argentinas. Muchas “sangres” después (“América se ha escrito con sangre y seguirá escribiéndose con sangre. Vamos a luchar dejando nuestras vidas”, respondía la protagonista en una entrevista posterior, publicada por el autor en formato e-book), Sofía Gática, parte de esa Argentina que desterró a Monsanto, lo tiene claro: “Hemos ganado una pequeña batalla porque Monsanto está aislado en distintas partes del país. Vamos a seguir ahí, dándoles batalla y resistiendo”.

La dueña de las semillas

Monsanto ya no es sólo una empresa. Atrás quedaron sus inicios, allá por el arranque del siglo XX, en los que producía sacarina para Coca-Cola. Ahora es una transnacional con pies, dedos, garras, manos y tentáculos en casi cada esquina del globo, aunque sus principales mercados son Estados Unidos, Brasil, Argentina y Canadá. La producción de semillas transgénicas y el herbicida glisofato comercializado bajo la marca Roundup son dos de sus principales negocios, que la convierten prácticamente en dueña de la agricultura mundial.

Sobre todo tras su reciente fusión con Bayern, otra de las agroquímicas más grandes del mundo. “Con la transacción se fusionan dos negocios diferentes pero altamente complementarios. El negocio conjunto sacará partido del liderazgo de Monsanto en el ámbito de semillas y (…) por una parte, y del amplio abanico de productos de protección de cultivos de Bayern (…)  por la otra”, decía la compañía.

La sospecha siempre está detrás de cualquier acción de Monsanto, tanto por los temores hacia los organismos modificados genéticamente (OMG), como por las investigaciones que han sufrido varios de sus productos (la controversia sobre el glisofato es muy alta y ha sido prohibido su uso en varios territorios), las condenas por soborno en Indonesia, la venta de productos tóxicos o por el oligopolio que ejerce sobre la alimentación.

Y las resistencias también se multiplican. El pasado mes de octubre La Haya acogió en el Tribunal Internacional Monsanto, una “iniciativa de la sociedad civil para que Monsanto se responsabilice por violaciones a derechos humanos, crímenes contra la humanidad y ecocidio”, a la que la transnacional respondió. La sentencia estará en abril de 2017.

 
Más en Ecoosfera

 



Descubren dragón rubí en las aguas de Australia (VIDEO)

El dragón marino rubí es una especie que sólo se conocía en bosquejos de museos y libros escolares.

El dragón marino rubí es una especie que sólo se conocía en bosquejos de museos y libros escolares; sin embargo recientemente se descubrieron dos ejemplares nadando en las profundidades de las aguas de Australia. Mediante un vehículo operado por control remoto, los investigadores de Scripps Institution of Oceanography en la Universidad de California San Diego y la Western Australian Museum lograron grabar durante media hora y a más de 50 metros de profundidad en el Archipiélago Recherche. 

Gracias a esto, los investigadores lograron recolectar mayor información sobre su anatomía, hábitat y patrones de comportamiento. Por ejemplo, a diferencia de otros subespecies similares, los dragones rubí no cuentan con apéndices para camuflajearse; poseen una cola enroscada como los caballos de mar y su color hace referencia a un cambio evolutivo. 

Para los investigadores se trata de tan sólo un descubrimiento de los varios que se planean realizar en la zona sureste de Australia, en especial en lo que se refiere en la diversidad de hábitats, especies animales y vegetales. 

Te compartimos el video del dragón rubí: 

 

 

 



8 plantas que seguro no sabías que son comestibles y deliciosas

En la cultura popular urbana nos falta mucho por conocer sobre la gastronomía cortesía del reino vegetal.

Foto:uruguay1.blogspot.mx

A estas alturas parece que nos falta, sobre todo en la cultura urbana, mucho por conocer el mundo de la flora. Solemos comer los mismos insumos verdes, como frutas, verduras y algunas hierbas, sin embargo hay muchas plantas que incluso son consideradas como invasoras, pero que son un alimento delicioso y nutritivo.

Gracias al flujo de la información, en gran parte gracias a la red, ahora va encontrándose la exquisités de hierbas antes impensables (incluso de flores comestibles), y sobre todo van valuándose sus propiedades medicinales y nutricionales; un combo que mejora su sabor. Inhabitat hace este interesante recuento de hierbas que seguro jamás creíste consumir.

Aliaria:

Sabe a un mix entre ajo y mostaza; dos sabores que de seguro de pequeño considerabas como parte del mundo de las pesadillas. Es una fuente nutritiva importante y además sirve en tu jardín como herbicida e insecticida, los insectos simplemente no pueden con él.

Pimienta “de los hombres pobres”:

Esta hierva tiene propiedades anticancerígenas. Su nombre es tal porque antes las personas con menos recursos que buscaban darle sabor a sus alimentos con este condimento la recolectaban. Uno de los tipos de pimienta más comunes y deliciosos.

Carraspique:

Es un tipo de mostaza salvaje similar en apariencia a la pimienta de los “hombres pobres”. Las semillas de esta planta, con un sabor parecido a la pimienta, son perfectas para sazonar platillos. También son empleados sus pétalos y hojas.

Oxálida:

Su deliciosa semilla tiene un sabor parecido al del limón. Puede crecerse fácilmente, incluso junto a caminos, en zonas soleadas pero un poco frías.

Violetas salvajes:

Sus hojas tiene propiedades anticancer y pueden ser un sustituto delicioso de la lechuga. Con un sabor suave pero más consistente.

Totora:

Son cortadas antes de que su tallo espeso crezca al máximo en primavera. Es poco conocido, pero su tallo sabe delicioso, muy similar a un pepino fresco. También puedes comer las raíces

Malva:

Es buena para la piel, los tractos gastrointestinales y respiratorios. Culturas ancestrales solían usarla en sus baños, por ejemplo. Sus hojas son comestibles y tiene un sabor muy suave.

Diente de León:

Suele menospreciarse por su crecimiento salvaje pero es rica en calcio, potasio, hierro y magnesio. Cada vez es más común que la encuentres en ensaladas verdes.



Dale vida al otoño con la granada (Parte I)

En años recientes se ha producido una gran cantidad de investigación que confirma los usos tradicionales y descubre otros novedosos

La granada es corazón 
que late sobre el sembrado.
Un corazón desdeñoso
donde no pican los pájaros.
Un corazón que por fuera
es duro como el humano
pero da al que lo traspasa
olor y sangre de mayo.  

García Lorca

HISTORIA

La granada, cuyo nombre científico es punica granatum, es originaria de un área que se extiende desde Irán hasta los Himalayas en el norte de la India. Fue conocida y cultivada en la zona del Mediterráneo desde la antigüedad. Existe registro de la granada en la mitología y el arte del antiguo Egipto; también se la menciona en el Antiguo Testamento y en el Talmud. Se dice que el árbol de la granada floreció en el Jardín del Edén y algunos opinan que fue la granada la fruta de Eva y no la manzana. También se menciona en la mitología persa y griega como símbolo de la vida, la regeneración y el matrimonio.

Los antiguos chinos asociaban las semillas de la granada con la longevidad y la inmortalidad. En el judaísmo, se afirma que las semillas de cada fruto de la granada son 613, representando los 613 mandamientos de su libro sagrado, la Torá. Al interior del cristianismo se le considera también un símbolo de la regeneración y la vida; para los budistas es una de las frutas benditas.

En la actualidad se cultiva en la India, África, Asia, Europa y otros lugares.

Su uso en la medicina tradicional ancestral y moderna ha sido ampliamente documentado. Los médicos ayurvedistas (antigua medicina tradicional de la India) han recomendado su jugo como depurador sanguíneo; el té elaborado con la cáscara se ha recomendado para combatir parásitos (inclusive la tenia) y otros problemas gastrointestinales como colitis, cólicos, diarrea e inflamación intestinal. Por sus propiedades astringentes, también se ha recomendado el uso del jugo para problemas respiratorios y broncopulmonares y para padecimientos de las encías. En la medicina tradicional china se considera que la granada purifica y fortalece la sangre, ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo, fortalece al cerebro y al sistema inmunológico.

Todo esto es bien sabido, pero me interesa  compartir con mis lectores la gran cantidad de información generada recientemente por la investigación científica moderna en torno a las propiedades terapéuticas de esta fruta, que en conjunto confirma, de cierto modo, la identificación tradicional y milenaria de la granada con la longevidad, la regeneración y la vida. 

COMPOSICIÓN

A aproximadamente 50% del peso total de la fruta corresponde a la piel, que es rica en compuestos biactivos como fenoles, flavonoides, proantocianidinas y elagitaninos, así como también en algunos minerales como potasio, nitrógeno, calcio, fósforo, magnesio y sodio. También contiene polisacáridos. Por otro lado tenemos la pulpa (que representa aproximadamente 40% del peso total de la fruta) y las semillas (el 10% restante). La pulpa contiene un 85% de agua, 10% de azúcares (sobre todo fructosa y glucosa) y 1,5 % de pectina (un tipo de fibra). También contiene diversos tipos de ácidos (ascórbico, cítrico, málico, elágico y quínico) y también aporta flavonoides y fenoles, sobre todo antocianinas, así como también aminoácidos y minerales. Las semillas son ricas en aceite, mismo que ha llamado la atención por su riqueza en fitoestrógenos. Los compuestos fenólicos junto con los flavonoides, las antocianinas y los taninos son los principales compuestos antioxidantes de la granada. En los estudios realizados a nivel internacional se utiliza un extracto obtenido de todas las partes de la fruta. Este conjunto de compuestos le confieren a la granada un extraordinario poder como fuente dietética de antioxidantes. Digamos a título de ejemplo que, simplemente, las antocianinas de la granada tienen mayor poder antioxidante que las vitaminas E y C y que el betacaroteno.

LA CIENCIA CONFIRMA LAS PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DE LA GRANADA

En años recientes se ha producido una gran cantidad de investigación que confirma los usos tradicionales y descubre otros novedosos.

En primer lugar destacan dos hechos: de un lado, la complejidad y riqueza bioquímica de la granada, que incluye miles de compuestos, de los cuales más de 100 han sido identificados y, por otro lado, el hecho de que todas las partes de esta planta presentan actividad antioxidante, a saber: la corteza del árbol, las hojas y los  retoños y toda la fruta (incluyendo su cáscara, su pulpa -es decir, la parte roja jugosa-, el pericarpio -la piel que rodea las semillas- y las semillas).

Esta fruta es rica en compuestos antioxidantes:

El jugo contiene importantes cantidades de taninos, en particular elagitaninos (como el ácido galico y el ácido elágico); también es rico en antocianinas (como la cianidina, delfinina y pelargonidina) y presenta asimismo ácidos fenólicos (como el ácido cafeico, y el ácido clorogénico). El pericarpio también es rico en taninos. La cáscara es rica en quercetina, kaempferol y narangina. De particular importancia es el ácido elágico, que al combinarse en nuestro organismo con la  glucosa produce dos compuestos llamados punicalagina y punicalina, de los cuales depende 50% de los efectos antioxidantes de la granada. En fin, esta fruta es rica en polifenoles, que también contribuyen a fortalecer  sus efectos antioxidantes, que son la razón básica de su capacidad curativa.

Por su parte las semillas son ricas (65.3%) en un compuesto graso único llamado ácido graso púnico, benéfico para el corazón y presentan la más alta concentración del estriol (un tipo de estrógeno) en el reino vegetal (aproximadamente, 17mg/kg en las semillas secas). De hecho, en  años recientes se ha despertado un gran interés en el uso del aceite de semillas de granada, como un producto rico en  fitoestrógenos; por ende, es útil para el tratamiento natural de la menopausia y para la prevención del cáncer, especialmente el cáncer de mama.

De conjunto, los compuestos bioactivos de la granada ejercen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y anticancerígenos.

Diversos estudios (en tubos de ensayo, con animales y también con humanos) han demostrado que todas las partes de la planta contienen polifenoles con capacidad antioxidante, que son bien absorbidos por el tubo intestinal humano y que llegan activos a nuestros tejidos, ofreciéndoles protección contra diversas enfermedades como problemas cardíacos, problemas vasculares-cerebrales, problemas circulatorios, infertilidad masculina, diabetes, Alzheimer, diversos tipos de cáncer y también ejercen efecto antimicrobiano contra hongos y bacterias.

Se ha dado mucha atención a los efectos cardioprotectores de la granada y se han identificado varias decenas de procesos bioquímicos mediante los cuales su consumo beneficia la salud cardiovascular.

También ha llamado mucho la atención el conjunto de compuestos anticancerígenos presentes en la granada, capaces de actuar en diversos tejidos.

SALUD CARDIOVASCULAR

Tal vez lo más destacado en esta nueva etapa de la investigación sobre los usos terapéuticos de la granada son los diferentes resultados obtenidos en torno a la salud cardiovascular. Se ha observado, por ejemplo, que evita la oxidación del colesterol, que protege las arterias de la formación de placas de colesterol y que incrementa la producción de una sustancia llamada oxido nítrico,  mismo que ejerce un  efecto vasodilatador, generando un descenso moderado de la presión arterial.

De acuerdo con los trabajos encabezados por el profesor Michael Aviram del Laboratorio de Investigación Sobre Lípidos del Centro Médico Rambam en Haifa, Israel, una de las máximas autoridades a nivel mundial en este campo, la granada constituye una impresionante fuente dietética de antioxidantes. 

El profesor Aviram es especialista en bioquímica, ha publicado más de 360 artículos y ha dedicado 20 años a la investigación de métodos de prevención de la formación de las placas de colesterol que obstruyen las arterias y se asocian con infartos y eventos cerebrovasculares. Como parte de dicha investigación ha estudiado numerosos productos naturales ricos en antioxidantes pero ,según él, nunca había encontrado nada tan eficaz e impresionante como la granada.

Aviram señala que la granada aporta mayores cantidades de  antioxidantes que otras fuentes dietéticas usualmente reconocidas por ser ricas en antioxidantes como las uvas, el vino tinto, el té verde, el jitomate, los arándanos, el jengibre, el aceite de oliva, las vitaminas E y C, los betacarotenos, etcétera.

De acuerdo con los estudios realizados por este grupo de investigadores, la granada puede protegernos contra los infartos cardíacos y los eventos cerebrovasculares. Los antioxidantes de la granada, comenta el profesor Aviram, disminuyen la oxidación del colesterol y protegen a las arterias de la formación de placas de colesterol, disminuyen los niveles del colesterol de alta densidad (el malo de la película), ayudan a disminuir la presión arterial y ejercen un efecto anticoagulante. También se ha demostrado que combaten la impotencia sexual masculina asociada con insuficiente circulación sanguínea arterial en el  pene. Inclusive, este grupo de investigadores ha logrado revertir la obstrucción de las arterias en algunos pacientes mediante el consumo de jugo concentrado de granada.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Como ya lo he mencionado en otros artículos, una forma práctica de aumentar el consumo de frutas es el uso de los jugos.

Para la salud cardiovascular, he aquí algunas opciones con granada:

Jugo cardioprotector:

Poner en la licuadora los granos de 1 granada grande y 1 tuna grande. Añadir un poquito de jugo de naranja o de agua y licuar muy bien para aprovechar también las semillas de la granada. Colar y tomar una vez al día mientras sea la temporada de granada.

Jugo hipotensor:

Poner en la licuadora los granos de 2 granadas grandes y 2 tallos de apio. Añadir un poquito de agua o de jugo de naranja y licuar muy bien y colar. Consumirlo todos los días en las mañanas durante la temporada de granada.

Jugo antioxidante para el sistema cardiovascular:

Poner en la licuadora los granos de 2 granadas, 1 tuna y 1 limón (con cáscara y pulpa, sin semillas) con ½ vaso de jugo de naranja. Licuar muy bien, colar y tomarlo todos los días en ayunas mientras dure la temporada de granada.

Jugo para disminuir los niveles de colesterol:

Licuar 4 tunas con un poquito de agua y colar; licuar el jugo de tuna con los granos de 1 granada y ½ manzana roja, colar y tomar una o dos veces por día mientras dure la temporada de granada.

Como ya dije, los estudios científicos sobre las propiedades de la granada utilizan un extracto obtenido de todas las partes de la planta, mientras que con el jugo elaborado en casa aprovechamos sólo la pulpa y una parte de las semillas. Aun así, obtenemos gran cantidad de compuestos bioactivos.

REFERENCIAS

Aviram M, Rosenblat M, Gaitini D, et al. Pomegranate juice consumption for 3 years by patients with carotid artery stenosis reduces common carotid intima-media thickness, blood pressure and LDL oxidation. Clinical Nutrition. 2004;23(3):423–433.

Azadzoi KM, Schulman RN, Aviram M, Siroky MB. Oxidative stress in arteriogenic erectile dysfunction: prophylactic role of antioxidants. The Journal of Urology. 2005;174(1):386–393.

Esmaillzadeh A, Tahbaz F, Gaieni I, Alavi-Majd H, Azadbakht L. Cholesterol-lowering effect of concentrated pomegranate juice consumption in type II diabetic patients with hyperlipidemia. International Journal for Vitamin and Nutrition Research. 2006;76(3):147–151.

Herbalgram. 2005, 65:28-30.

Miguel MG, Neves MA, Antunes MD. Pomegranate (Punica granatum L.): a medicinal plant with myriad biological properties—a short review. Journal of Medicinal Plant Research. 2010;4(25):2836–2847.

Monografía de: www.naturalstandard.com.

Sreekumar S, Sithul H, Muraleedharan P, Azeez JM, Sreeharshan S. Pomegranate fruit as a rich source of biologically active compounds, Biomed Res Int. 2014;2014:686-921. 


Andrés Sierra es licenciado en Etnología. En 1983, por necesidades de cuidado de su propia salud, se acercó a las medicinas alternas. Desde entonces se ha dedicado  al estudio, la práctica y la enseñanza de la medicina natural, con especial énfasis en  el uso curativo de los alimentos.

Ha participado en numerosos programas de radio y ha impartido múltiples cursos y diplomados en la materia.

Actualmente funge como subdirector académico de la Licenciatura en Medicinas Alternativas y Complementarias impartida en la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH en la ciudad de Puebla, y dirige el Centro Naturista “Naturalmar” en esa misma ciudad.

 

Fotografía principal: Ferran Turmo Gort

 



Come flores: 25 brotes que son tan bellos como sabrosos

¿Has intentado comer tu flor favorita? Revitaliza el aspecto y el sabor de cualquier comida con alguno de estos ejemplares.

Desde hace muchos siglos las flores se han utilizado en las comidas tradicionales de diferentes culturas, por ejemplo la flor de calabaza que se consume en México, los pétalos de rosa que perfuman los postres indios, etc. Añadir flores a cualquier comida es una manera fácil de agregar más color y sabor a tu rutina.

Antes de presentarles la lista de 25 ejemplares, les debemos advertir que no todas las flores son comestibles, algunas pueden ser venenosas. Si están seguros de que un tipo de flor en particular es comestible, asegúrense de que no venga de una florería ya que las plantas de estos establecimientos generalmente son tratadas con pesticidas que no son aptos para el consumo humano. Si es posible consuman flores que cultivaron ustedes mismos, orgánicamente. Si sufren de alergias a ciertas flores traten de incluirlas gradualmente a su dieta ya que pueden disparar ciertas reacciones desfavorables. Antes de cocinarlas quiten siempre el pistilo.

 Lista de flores comestibles:

  1. Flores de la familia Allium: todas las flores de la familia Allium Cepa, es decir, las flores de las cebollas, ajos, puerros y cebolletas. Su sabor es fuerte en general, el más suave es el puerro, el más fuerte el ajo.
  2. Angelica archangelica: esta familia de flores tiene un sabor adulzado como el regaliz. Dependiendo del tipo de flor, los pétalos pueden ser de un color azul lavanda hasta un color rosado.
  3. Arúgula: generalmente consumimos el arúgula en ensaladas sin su flor, que es de color blanco o amarillo con líneas moradas. Al igual que el resto de la planta, la flor tiene un fuerte sabor entre amargo y pimientesco.toasted-quinoa-salad

  4. Albaca: el sabor es muy similar al de sus hojas, pero un poco más suave.

  5. Monarda: esta colorida flor tienen un sabor similar al de la menta, ideal para ensaladas, postres o tés.
  6. Borraja: la familia de Borago officinalis son de un hermoso color azul y tienen unrefresecante sabor a pepino.
  7. Calendula: esta flor es ideal para comer ya que tienen mucho sabor y su color dorado aporta un elemento lujoso a cualquier platillo.
  8. Clavel: (Dianthus caryophyllus): debes consumir exclusivamente los pétalos, que aportan un sabor dulce y altamente perfumado.
  9. Manzanilla: generalmente consumimos esta flor en tés, sin embargo su dulce sabor aporta mucho a postres o guisados.20100313ChamomileScallops610-thumb-518xauto-78614
  10. Achichoria común: (Cichorium intybus) esta herbácea perenne tiene un sabor levemente amargo. Sabe particularmente bien en encurtidos.
  11. Crisantemos: los pétalos de esta colorida flor son un poco picantes, los puedes incluir en guisados o pastas.
  12. Cilantro: la flor comparte el fuerte sabor de la planta, van mucho mejor crudas y frescas.
  13. Cítricos: las flores de as naranjas, limones, limas y toronjas perfuman cualquier alimento. Su perfume puede llegar a abrumar entonces úsalas en cantidades pequeñas.
  14. Trébol: estas pequeñas flores tienen un sabor dulce con un toque de regaliz.
  15. Eneldo: las flores amarillas del eneldo saben como la planta.
  16. Hinojo: las flores del eneldo son hermosas y aportan un sabor a regaliz muy sutil.
  17. Fucsia: estas coloridas flores tienen un sabor agrio.Fuschia
  18. Gladíolo: esta flor no tiene un sabor muy fuerte ni particularmente interesante pero, por la misma razón, puedes rellenarlas con verduras picadas o queso.
  19. Jamaica: consumida en México en aguas frescas o infusiones, la jamaica también puede ser sazonada como la flor de calabaza.
  20. Jazmín: estas flores perfumadas van muy bien con postres, si usas pocas.
  21. Lavanda: dulce, picante y perfumada esta flor va tan bien con platillos dulces como con los salados.
  22. Rosa: los pétalos pueden ser empleados en postres o en bebidas, así como en mermeladas. Todas las rosas son comestibles y mientras más oscuros sean los pétalos, más fuerte será su sabor.
  23. Girasol: los pétalos y el tallo son comestibles, trata al tallo como si fuera una especie de alcachofa.
  24. Violeta: van bien en bebidas y en postres, tienen un sabor delicado y dulce.
  25. Orégano: las flores tienen un sabor similar al de las hojas pero mucho más suave.Microleave-Edible-Flower-Salad

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca