Close

11 grandes obstáculos para una buena calidad del aire en México

En México existe un sector de la población que está organizado y ha estando pujando por introducir una agenda ciudadana en el sector público. Un ejemplo de lo anterior son los más de 100 representantes de los sectores académico, privado, social y gubernamental que se reunieron en el evento Hacia ciudades saludables y competitivas: Moviéndose por un aire limpio, gracias a la organización de asociaciones como Transporte Sustentable (CTS EMBARQ México), el Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ), El Poder del Consumidor, Fundación Tláloc, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Red por los Derechos de la Infancia en México (RE-DIM), para hacer propuestas para mejorar la calidad del aire de las ciudades del país.

Después de un nutrido diálogo entre especialistas, el principal obstáculo que ubicaron en México para mantener una calidad del aire adecuada fue en gran medida la contaminación emanada de los vehículos, en conjunción con la poca inversión por parte del gobierno en transporte público. 

Estos fueron los puntos más destacables que han impedido una buena calidad del aire:

• Hay una gran cantidad de vehículos en circulación y existen incentivos para que aumente el uso de automóviles, lo cual incrementa los congestionamientos y la contaminación.

• La falta de eficiencia, regulación e integración del transporte público no le permite posicionarse como una alternativa frente al vehículo privado.

• Los gobiernos locales no invierten en mejorar el transporte público y apoyar otras formas de movilidad.

• El subsidio a la gasolina incentiva el uso del vehículo privado y la ineficiencia de la flota en circulación (los fondos destinados al subsidio podrían ser destinados a la refinación de combustibles o a incentivar la compra de vehículos con mejores tecnologías).

• Es insuficiente la inversión en alternativas de movilidad sustentable y de diseño urbano; la población realiza largos traslados.

• La distribución de combustibles limpios es limitada.

• La falta de combustible de ultra bajo azufre (diésel) a nivel a nacional obstaculiza la entrada a México de vehículos pesados y ligeros, con tecnologías limpias para dicho combustible.

• Las condiciones de la estructura vial y la ineficiencia de la logística del transporte de carga ocasionan altos costos de operación.

• La renovación del parque automotor es lenta y los vehículos en circulación no tienen un mantenimiento adecuado.

• Se importan vehículos, desde Estados Unidos, que ya no cumplen con los estándares mínimos de verificación en su país de origen o en México.

• Se requieren mecanismos confiables de verificación vehicular para controlar las emisiones y garantizar la seguridad de los vehículos nacionales e importados.

Ver Más
Close