TOP: 10 recetas vegetarianas para esta Navidad

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros de la familia, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables

La cena navideña es una de las reuniones más emblemáticas e importantes que congregan a la mayoría de los integrantes de una familia. Es un tiempo en que la compañía y el placer de la comida se mezclan, logrando una sensación de comodidad y bienestar.

Pasta, ensalada dulce o salada, bacalao, romeritos, pavo y postres son los platillos típicos que se sirven en esta cena tan particular. Sin embargo, ¿qué pasaría si algunos integrantes de la familia son vegetarianos?

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables:

 

Morrones rellenos de verdura 

Ingredientes: 4 pimientos morrones, 2 pimientos verdes, 4 cebollas, 2 zanahorias, 1/4 de berza, 150gr de chícharos, 300gr de setas, 4 dientes de ajo, 1 copa de vino blanco, agua y aceite de oliva extra virgen. 

Instrucciones: Una vez lavados los pimientos, sazónalos con un poco de aceite y sal para colocarlos en una bandeja para hornear. Mételos al horno durante 1/2 hora. Pica la berza y cócela durante 8 minutos en una cazuela con agua y sal. En cuanto a la salsa, pica la cebolla y 2 dientes de ajo, las setas, y colócalos en una cazuela. Vierte en ella el vino blanco con agua. Sazona y cocina durante 10 minutos. A continuación pica 3 cebollas, los pimientos y los chícharos; pela las zanahorias, 2 dientes de ajo en láminas y ponlos a dorar en una sartén con aceite. Rellena los pimientos con las verduras, añadiendo la salsa de setas; después mételos al horno durante 6 minutos. 

 

Guiso de verduras, legumbres y champiñones

Ingredientes: 200gr de chícharos, 120gr de soya verde, 300gr de champiñones, 3 cebollas, 1 rodaja de calabaza, agua, aceite de oliva extra virgen, sal y perejil picado. 

Instrucciones: Remoja durante 3 horas la soya verde y a continuación cócela durante 5 minutos en una olla con agua y sal. Retira los hilos de los chícharos y coce los restos en una cacerola con agua y sal durante 8 minutos. Pica las cebollas y ásalas con aceite. Cuando empiecen a tener color, agrega la calabaza cortada en gajos. Deja que se cocinen, agregando a la cacerola los chícharos y la soya remojada. Cocina todo junto. Limpia y corta los champiñones, dorándolos en una sartén con aceite. Sazona y rocía con perejil picado.

 

Lasagna de hongos Portobello

Ingredientes: 340gr de lasaña seca, 4 tazas de leche, 1 y 1/2 barras de mantequilla sin sal, 1/2 taza de harina, 700gr de hongos Portobello, 1 taza de queso parmesano, 1 cucharada de pimienta negra, 1 cucharada de nuez moscabada, aceite de oliva y sal gruesa. 

Instrucciones: Precalienta el horno a 180°C. Hierve en una olla grande agua con 3 cucharadas de sal y 1 de aceite. Agrega la lasaña y cocina por 10 minutos. Cuela y guarda. Para la salsa blanca pon a hervir en una olla la leche, retirándola del fuego. En otra olla derrite 1 barra de mantequilla, agregando la harina y cocina por 1 minuto a fuego bajo mezclando con una cuchara de madera constantemente. Agrega la leche, calienta y mezcla. Sazona con la sal, la pimienta, la nuez moscada y con un batidor globo bate mientras se cocina por 5 minutos, hasta que se espese. Retíralo del fuego. Quita los palos de los hongos Portobello para cortarlos en rebanadas. Calienta 2 cucharadas de aceite y 2 cucharadas de mantequilla en una sartén, agregando los hongos y sazonándolos con sal. Cocina durante 5 minutos. Para formar la lasaña, coloca la salsa blanca en un refractario para hornear; sobre la salsa, una capa de lasaña, otra de salsa, luego 1/3 de champiñones y 1/4 de parmesano. Repite el paso dos veces más y en la capa final coloca la lasaña, salsa y el sobrante del queso parmesano. Hornea la lasaña durante 45 minutos, hasta que la cubierta esté dorada y burbujeando. 

 

Terrina navideña vegetariana

Ingredientes: 1 cebolla finamente picada, 1 cucharada de aceite de oliva, 3 dientes de ajo picados, 300gr de proteína vegetal texturizada, 2 cucharadas de pasta de curry, 30gr de pan rallado, 3 gotas de esencia de almendras, 2 cucharadas de agua, 1/2 cucharadita de romero seco, 50gr de nueces tostadas, 250gr de ciruelas picadas, 4 huevos batidos, 1 naranja sin cáscara rebanada, 1 lata de ajíes asados, sal y pimienta. 

Instrucciones: Enciende el horno para precalentarlo a temperatura media. Forra un recipiente de terrina con papel manteca o de aluminio. Saltea las cebollas en aceite de oliva durante 5 minutos, agregando el ajo y la proteína vegetal texturizada. Cocina durante 10 minutos. Agrega la pasta de curry, el pan rallado, la esencia de almendras, el agua, el romero, la mitad de las ciruelas y las nueces, revuelve un poco y apaga el fuego. Deja enfriar durante 10 minutos y luego agrega los huevos batidos. Condimenta con sal y pimienta. En la base del molde de terrina coloca las naranjas rebanada,; luego una capa de ajíes asados, y encima el resto de la preparación. Por último, una capa de ciruelas y nueces. Cubre con papel antiadherente y mételo al horno durante 40 minutos. Desmolda con cuidado la terrina y ¡listo!

 

Lasagna vegetariana con pan italiano

Ingredientes: 4 zucchini medianas, 1 paquete de champiñones, 1 cebolla mediana, ajo fresco, 280gr de espinaca congelada cortada, 790gr de salsa para pasta, 680gr de queso mozzarella, 227gr de fetas de queso, aceite de oliva y fideos de lasagna.

Instrucciones: Hierve los fideos de lasagna hasta conseguirlos al dente. Pica las zucchini, los champiñones, la cebolla y el ajo. Calienta un sartén con el aceite de oliva, salteando las verduras hasta que queden tiernas. A continuación añade la espinaca y agrega la salsa para pasta. Cubre la lasagna con las verduras en capas y añade queso mozzarella en cada capa. Cubre con las fetas de queso. Después hornea la lasagna hasta que esté dorada y burbujeante. 

 

Parrillada de verduras a las brasas

Ingredientes: 8 papas pequeñas, 2 cebollas, 2 tomates, 6 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta. 

Preparación: Lava las papas y los tomates, secándolos con papel absorbente. A continuación corta las cebollas y los tomates en gajos, para colocarlos en una parrilla precalentada 

Paso 1: Lavar las papas con su piel y los tomates. Secarlos con papel absorbente. Cortar las cebollas y los tomates al medio o en gajos. Tener la parrilla precalentada y con poca brasa porque se va a usar para una cocción lenta ya que algunos vegetales, como los tomates, son muy sensibles al calor directo. Primero colocar las papas con su cáscara y enteras.

Paso 2: Cuando los vegetales estén tiernos de un lado, darlos vuelta y agregar las cebollas, con el corte para abajo y continuar la cocción hasta que estén tiernos. En el caso de los tomates hay que tener cuidado, ya que su interior es casi todo líquido. Cocinarlos sólo 2 minutos de cada lado.

Distribuir los vegetales en una fuente, rociar con aceite de oliva, sal y pimienta y servir.

Se puede experimentar con otro tipo de vegetales y sumar a la parrilla batatas con su piel o choclos en su chala. ¡A animarse!

 

Budín de verduras

Ingredientes: 2 huevos, 1 taza de espinaca cocida, 1 taza de coliflor cocida, 1 atado de espárragos cocidos, 4 zanahorias tiernas cocidas, 1 cebolla picada, 1 taza de mayonesa, 1 taza de miga de pan, leche, sal, pimienta, nuez moscada, una pizca de azúcar y aceite.

Instrucciones: Corta la espinaca, coliflor y espárragos previamente cocidos en trozos no demasiado pequeños, para que puedan percibirse su color y textura en la preparación final. Coloca los vegetales picados en un recipiente. Reserva. Toma la mitad de la cebolla cortada y marchítala un poco en una sartén con unas gotas de aceite. Déjala cocinar hasta que esté tierna. En otro bowl, moja la miga de pan con leche. Déjala reposar unos minutos y exprímela; puedes ayudarte con un colador. Adiciona la miga de pan humedecida a los vegetales cortados. Agrega los huevos y la cebolla cocida. Toma un molde para budín y cúbrelo con papel encerado. Distribuye los espárragos en el fondo del molde junto con la zanahoria picada. Vierte sobre esto la mezcla preparada. Cocina en el horno en baño maría, esto es, coloca el molde dentro de otro más grande con un poco de agua, a 350°F, hasta que luzca firme y al introducir un palillo en el centro salga limpio. Deja reposar hasta que se enfríe un poco. Desmolda, corta en tajadas más o menos gruesas y sirve con la mayonesa mezclada con el resto de la cebolla cortada como aderezo.

 

Receta de canelones de acelga

Ingredientes: 12 hojas grandes de acelgas bien lavadas, 4 tazas de espinacas, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla pequeña cortada en cubos, 5 dientes de ajo, 15 onzas de queso ricotta, 1 taza de queso mozzarella rallado, 1/2 taza de queso parmesano rallado, 1/4 taza de hojas frescas de albahaca cortadas, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto, 3 hojas de pasta de 9×12 pulgadas (fresca o seca, ya cocida), 2 tazas de salsa de tomate tipo napolitana y 1 taza de queso mozzarella rallado para espolvorear al final.

Instrucciones: Precalienta el horno a 190°C. Corta la acelga y/o espinaca en trozos grandes. Reserva. En una sartén mediana, calienta el aceite. Saltea las cebollas hasta que se suavicen. Agrega el ajo y saltea durante 3 minutos. Agrega la acelga y/o espinaca. Baja la llama y saltea removiendo constantemente hasta que las hojas se reduzcan y el líquido que produzcan se evapore (unos 7 minutos). Retira del fuego y deja enfriar. En un bowl grande combina los tres quesos, la albahaca, la nuez moscada, la sal y la pimenta. Agrega las hojas cocidas y mezcla muy bien. Coloca la mezcla en una bolsa tipo Ziploc y corta una de las esquinas para crear una manga para rellenar. Pon las láminas de pasta cocidas en el mesón y traza una línea con la mezcla de quesos y acelgas a lo largo de los lados más largos de cada lámina. Enrolla cada extremo hacia la mitad, creando 2 canelones. Corta por el medio y luego por la mitad, para crear 4 canelones con cada lámina. En caso de que hayas usado la pasta tipo canelón que viene ya enrollada, simplemente rellena con la mezcla. Engrasa una fuente de hornear. Coloca una capa delgada de salsa de tomate en el fondo de la bandeja. Pon los canelones sobre la salsa de tomate y rocíalos con la restante. Espolvorea el queso mozzarella sobre ellos. Hornea sin cubrir durante unos 25 o 30 minutos, o hasta que veas el queso derretido y la salsa de tomate burbujeando.

 

Tian de vegetales al horno

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla cortada a la mitad y luego en rodajas, 2 dientes de ajo picados, 1 o 2 papas sin pelar, 1 zucchini, 1 zapallo anco, 3 tomates redondos grandes, sal y pimienta al gusto, tomillo seco al gusto y 1/2 taza de queso parmesano rallado.

Instrucciones: Precalienta el horno a temperatura moderadamente fuerte (190ºC). Cube un recipiente (plato o fuente) apto para horno con spray vegetal. Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén grande a temperatura media. Una vez que esté caliente, agrega la cebolla y saltéala hasta que esté translúcida -unos 8 minutos. Agrega el ajo y cocina 1 minuto más. Desparrama la mezcla de ajo y cebolla en el fondo del recipiente para horno. Corta las papas, el zucchini, el zapallo anco y los tomates en rodajas de 0.50cm de ancho. Disponlos en capas apretadas en el recipiente para horno sobre las cebollas, de modo que formen una sola capa en forma de espiral. Condimenta con sal, pimienta y tomillo. Rocía la cucharada restante de aceite de oliva por encima. Cubre el recipiente con papel de aluminio y hornea unos 35 minutos o hasta que las papas estén tiernas. Destapa y espolvorea el queso parmesano y regrésalo al horno por otros 25-30 minutos, o hasta que se dore.

 

Espárragos en hojaldre y salsa blanca

Ingredientes: 1/4 de taza de vino blanco, 1/4 de taza de vinagre de vino blanco, 2 cucharadas de chalote, 1/3 de taza de crema para batir, 1/4 de cucharadita de sal, 1/8 de cucharadita de pimienta blanca, 2 barras de mantequilla sin sal cortada en trozos de 1cm cada uno, pasta de hojaldre (la necesaria), 1 kilo de espárragos verdes y 1 huevo para barnizar el hojaldre.

Instrucciones: Precalienta el horno a 180ºC, estira la pasta de hojaldre y recorta 12 rectángulos (de unos 5x7cm). Barniza con huevo y coloca en una charola para hornear. Mete al horno entre 25-30 minutos, hasta que estén dorados e inflados. Reserva. Prepara los espárragos: corta los tallos, y ponlos en agua con sal hirviendo. Saca después de unos 15 minutos (o hasta que estén cocidos en su punto). Seca y reserva. Prepara la salsa: pon los chalotes finamente picados, el vino blanco y el vinagre en una olla a fuego medio. Reduce hasta que quede como un jarabe, dejando que se cocine por 5 minutos. Añade la crema, sal y pimienta y deja hervir por 1 minuto. Reduce el fuego a bajo y añade unos trozos de mantequilla, moviendo constantemente con un batidor de globo. Antes de que la mantequilla esté totalmente derretida, sigue añadiendo los otros trozos de mantequilla, moviendo sin parar (TIP: usar mantequilla fría). Para evitar que la salsa se corte, se puede sacar del fuego un poco. Saca la salsa de la olla y salpimenta si es necesario. Prepara cada plato poniendo un rectángulo de hojaldre, unos espárragos, salsa blanca y otra pieza de hojaldre. Sirve inmediatamente.

 



Consejos para que tus posadas y fiestas decembrinas sean más sanas según una nutrióloga

La organización El Poder del Consumidor a través de la nutrióloga Xaviera Cabada nos pasa algunas claves para no sentirte tan empachado luego de las fiestas.

 

Foto: astrolabio.com.mx

Han iniciado ya las posadas, una usanza en México y muchos países de Latinoamérica que consiste en una teatralización espontánea y colectiva del trayecto de María y su esposo José para encontrar un refugio para su parto y traer al mundo a Jesuscristo.

Estas están cargadas de un banquete y alegría pues los peregrinos encontraron donde hacerse un espacio para resguardarse en la noche fría de Belén. Las piñatas llenas de dulces, los atoles (una bebida de maíz cocido con mucha azúcar) y los tamales deliciosos de harina de elote y muchos dulces, por ejemplo, hacen de este banquete un cúmulo de calorías y carbohidratos también.

Luego viene la cena de navidad colmada de buñuelos (una especie de pan dulce de masa de harina frita); los tamales una vez más, o el clásico pavo. Más el terrible hábito de los mexicanos de tomar refresco al por mayor, por ejemplo.

La organización El Poder del Consumidor nos comparte algunas claves para vivir unas fiestas decembrinas más sanas gracias a los consejos de Xaviera Cabada:

  • Sacar por completo la crítica de la mesa y del ambiente.
  • Procurar olores agradables en el ambiente (cítricos, canela, citronela). También se pueden tener plantas de olor como albahaca, romero, epazote.
  • Optar por expulsar al refresco de tu mesa, especialmente aquellos refrescos de compañías que ejercer malas prácticas de marketing afectando la salud de la población.
  • Optar por los tés calientes, lo cual también ayudará a mantener la casa con calidez al hervir el agua o el té cocido.
  • Procurar el té sin azúcar o con miel de abeja.
  • Mantenerse bien hidratado a través del consumo de agua simple o de infusiones de frutas.
  • Las nueces con miel virgen son una excelente colación o también se puede usar como postre (dependiendo de la cantidad de miel).
  • Anticipar la compra o preparación de utensilios que se requerirán para la cena de navidad.
  • Cada uno de los alimentos que te lleves a la boca, disfrútalos, gózalos.
  • Come sólo hasta quedar satisfecho.
  • Piensa positivo, ayuda a digerir mejor.
  • Toma un vaso con agua al tiempo todas las mañana —se puede incorporar una cucharada sopera de chía.
  • Procura las harinas y pastas integrales.
  • Opta por sólo dar probadas a los postres.
  • Se pueden utilizar inhibidores de apetito naturales (garcinia cambogia, guaraná, mate cocido, té de orégano).
  • Como colación o botana utiliza verduras (apios, zanahorias, coliflor, etc.), así ahorrarás muchas calorías y grasas extras que vienen en las botanas tipo papitas o frituras.
  • En la medida posible adquiere productos de panaderías, tortillerías, carnicerías locales de pequeños comerciantes o familias.
  • La templanza y la información ayuda a tomar mejores decisiones en cuanto a la selección de los alimentos.
  • A los niños y niñas ponles reglas claras respecto al consumo de dulces y postres, siempre después de comer —no como premio, sino que ellos entiendan que quitan el hambre y eso hace que ya no quieran comer alimentos saludables.
  • Las reglas tienen que ser claras, pero flexibles y siempre tiene que haber consecuencias que vayan de acuerdo con la regla que se rompió.
  • Las frutas son los dulces y postres más antiguos y económicos, hay que utilizarlas como recurso.
  • Procura caminar aunque sean 10 minutos al día.
  • Evita estar “a dieta” en estos días. Es mejor adoptar por hábitos sanos, accesibles y duraderos.
  • Recuerda que es mucho mejor comer con compañía agradable…


Sustituye el pan de tus sandwiches por estas alternativas dietéticas y saludables

La madeja de alternativas de verduras y frutas que pueden servirte como tapas son interminables y la variación de su sabor es exquisito.

Lo que hace a un sandwich un sandwich, más que el pan, quizá sea su acomodo. Este puede alcanzarse con prácticamente cualquier ingrediente que pueda hacer la tarea de tapa. Así, las opciones son muchísimas y debes solo despegar tu imaginación; te pasamos algunos ejemplos, que además, son saludables y dietéticos. 

 

1.Con papel de arroz:

Hazte un exquisito sandwich reemplazando el pan por hojas de arroz y condiméntalas con albahaca y menta. Por dentro puede llevar lechuga, jamón, jitomate, etc.

s 1

 Foto:denerus.com

2. Con tapas de plátano:

Corta dos pedazos de plátano y ponlos a la parrilla. Por dentro puedes ponerle cualquier ensalada verde, por ejemplo.

15-Breadless-Sandwich-Ideas-photo8

3. Con Portobello:

Haz un hongo portobello a la parrilla; rellénalo con queso y vegetales salteados.

sandwiches-sin-pan

4. Hamburguesa de tomate:

Esta es muy original. Sustituye las tapas de hamburguesa por dos mitades de tomate; en medio puedes poner la carne real o de soya según tus creencias y también un delicioso germinado de soya o lechuga. Se lleva además muy bien con aderezo o mayonesa.

s 2

Foto:denerus.com 

5. Tapas de pepino:

Solo quítales las semillas. Ponles mostaza, queso blanco, jamón, lechuga y queso philadelphia si prefieres, que se lleva muy bien con el pepino.

s 3

Foto:denerus.com

6. Con tapas de berenjena:

Coloca en el sartén dos pedazos de berenjena y déjalos asar por 2 minutos. Úsalos de tapas sobre jitomate, aguacate, lechuga, mostaza y lo que se te ocurra.

s 5

Foto:denerus.com

7.Sandwich de morrón colorado:

Corta el pimiento por la mitad y usa ambas de tapas. Agrégale tiras de aguacate, lechuga o tiras de rebanadas de algas y de pavo.

s 7

 Foto:denerus.com

8. De ensalada Caprese:

Las tapas serían rodajas de tomate.Al interior va queso mozarella, espárragos, y condimenta con aceite de oliva.

s 8

  Foto:denerus.com

9. Envoltura de salami y jamón:

Coloca hojas de espinaca por dentro, rodajas de tomate y pimientos en rodajas. Con mostaza, mayonesa, orégano seco y aderezo.

s 9

 Foto:denerus.com

10.Tacos de lechuga:

Ponles ensalada de pollo por dentro.

s 10

  Foto:denerus.com



Si recoges la comida del suelo antes de 5 segundos ¿las bacterias la alcanzarán?

El mito dice que no, pero ¿qué tan cierto es?

Foto:latercera.com

Existe un mito sobre la comida que dicta que si un alimento se ha caído al suelo, pero lo recoges antes de 5 segundos, entonces las bacterias no lo alcanzarán. ¿Qué tanto es cierto? The Guardian hace un interesante recuento de algunos estudios para llegar a una conclusión sobre ello.

En la Universidad de Illinios, en el 2003, la primera en investigar este mito fue la estudiante  de preparatoria Jillian Clarke; ella y su equipo llenaron los azulejos del sitio con bacterias E coli y colocaron gomas y galletas durante 5 segundos en el suelo; notaron que las bacterias habían sido transferidas a las gomas antes de este tiempo pero solo de aquel suelo más rugoso, no así del de las áreas más lisas.

Por su parte, otro estudio de Paul Dawson, profesor de la Universidad Clemson, publicado en el Journal of Applied Microbiology, encontró que más que el tiempo, la transfusión de bacterias depende de qué tan limpio se encuentre el suelo.

Otro estudio de la Universidad de Aston, encontró que tan pronto el alimento toque el suelo, estará contaminado, pero más en superficies rugosas. ¿Qué hacer? Una vez recogida tu comida, mira al suelo, y luego analiza que tan sucio está el espacio; después resuelve si comerlo o no, aunque quizá lo óptimo sería no hacerlo…



Poderosos motivos para empezar a comer más ensaladas

¿Quién dijo que no son platillos principales?

Seamos sinceros, no todo mundo disfruta de las ensaladas. Las menosprecian tildándolas de “comida de mi comida”, “eso no llena nada”, “siento que no como nada si sólo como ensaladas”. Sin embargo, la realidad es que las ensaladas, en sus dosis adecuadas y balanceadas, son los súperalimentos que todo el cuerpo requiere para su funcionamiento óptimo y saludable.

Cuando se trata de un alimento nutritivo, no todas las ensaladas son iguales; por lo que es importante reconocer cuáles son los nutrientes indispensables para el cuerpo según sus necesidades.

Por ejemplo, una ensalada puede ser la mejor manera de disfrutar una increíble variedad de sabores: lechugas moradas y verdes, espinacas, coles, arúgulas, combinación de brotes, entre otras más; las cuales, al consumirlas regularmente, el cuerpo está recibiendo toda una serie de nutrientes como vitaminas, minerales, carotenoides y fibra celulosaica. Además, en caso que se le agregue semillas de girasol, nueces tostadas, rebanadas de durazno o arándanos, queso feta o de cabra, brotes de alfalfa, aderezos caseros, aguacate, maíz, pimienta, pepinos, entre otros más, es probable que esa ensalada se convierta en un potencializador de crecimiento y desarrollo óptimo.

Y así como cualquier platillo ofrecido en los restaurantes, las ensaladas no sólo ofrecen una versión saludable de cada ingrediente, también una experiencia culinaria que pretende realizar explosión de sabores en un bocado. Además no olvidemos que las ensaladas son una alternativa ecológica, que permite cuidar al medio ambiente de desperdicios tóxicos, contaminación, consumo eléctrico, entre otros.

En caso que todavía no te convenzas de los beneficios de la ensalada, te compartimos algunas opciones deliciosas para que, al menos al probarlas, te dejes convencer por el sabor:

Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía

5 ensaladas que no te dejarán hambriento

ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

ECO-RECETA: ensalada de pimientos asados

ECO-RECETA: ensalada Waldorf

 



¿Cómo hacerte un hummus de cilantro y jalapeño?

Esta variación de la receta al clásico hummus te fascinará.

Foto: thejeyofcooking

El hummus es delicioso; su exquisito sabor a garbanzo cremoso y un poco de jugo de limón es sorprendente e intenso. Esta herencia árabe es además saludable: tiene un alto contenido de proteínas, minerales, fósforo, potasio y calcio.

Las tradiciones locales o los experimentos gastronómicos nos han dotado de aleaciones afortunadas de esta receta y hoy te traemos una. Se trata de un hummus con cilantro y jalapeño; no alterarás radicalmente el sabor de la receta tradicional, pero si le darás más onda, como dicen por ahí.

 

Ingredientes:

2 latas de 500 g de  garbanzo.

1/4 de taza de aceite de oliva extra virgen.

El jugo de 3 limas pequeñas.

3 cucharadas pequeñas de ajo molido.

2 tazas de cilantro picado.

3 jalapeños pequeños o 2 largos, picados y sin semillas

3/4 de cucharadas chicas de sal

 

Modo de preparación:

Coloca todo lo anterior mezclado en tu licuadora y licúa hasta que se haga una pasta. Añádele solo un poco de agua en caso de que sea necesario.

Ahora sirve a tu gusto =).

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca