Close

Toma el control de tu alimentación con estas poderosas recomendaciones

Desde pequeños nos han enseñado la importancia de una buena alimentación: cinco pequeñas porciones de comida al día con los suficientes nutrientes para mantenernos fuertes y saludables. No obstante, con el paso del tiempo y una vasta investigación científica, se ha alterado la definición de “alimentos saludables”: actualmente se habla de productos orgánicos, naturales, convencionales o libres de OGM…

Y eso en castellano, ¿qué significa?

La alimentación, además de influir en la salud personal, también genera un impacto significativo en las ramificaciones ambientales y políticas, por lo que es importante traer a consciencia información actualizada que permita realizar un cambio positivo a nuestro alrededor. Por ello te compartimos cinco consejos útiles de Ultraculture para producir una estrategia positiva en relación con la alimentación:

Conoce a qué se refieren los términos:

OGM (organismos genéticamente modificados). Estos productos cuentan con genes de una especie en otra, convirtiendo al producto final en algo antinatural. No se trata de comida orgánica, ni convencional.

Orgánica. Son alimentos bajo métodos de regulación y certificación que indican la ausencia de químicos en ellos. No están genéticamente modificados ni cuentan con químicos asociados a su producción. Esto apoya a la diversidad biológica y a un suelo saludable.

Convencional. El método tradicional incluye el uso de químicos sintéticos, pesticidas y herbicidas a fin de que haya un mayor beneficio económico. Sin embargo, estas prácticas pueden llevar a una significativa pérdida de nutrientes.

Natural. No es lo mismo que orgánico. No existe una definición legal de “natural”, por lo que el término es desigual (excepto cuando se trata de productos tales como la carne o los huevos). Suelen estar libres de sabores artificiales, colorantes u otras sustancias sintéticas; sin embargo usan pesticidas, herbicidas, antibióticos y hormonas.

Analiza los mensajes de la mercadotecnia. Los anuncios actuales se encuentran llenos de confusión, intereses y falsas verdades. ¿Cuáles son los productos que más te convencen para el uso a diario? ¿Es real lo que dicen los medios de comunicación o los supermercados, o sólo son métodos para ganar beneficios económicos?

Aprende a decodificar los números PLU (Price Look-Up) del producto. Son cuatro o cinco dígitos que se encuentran en las estampas de las manzanas o aguacates. Si son cuatro números, significa que es un producto convencional (no orgánico); si son cinco e inicia con 9, es orgánico; si son cinco números e inicia con 8, es un producto genéticamente modificado.

Conoce los pros y contras de comprar en el mercado local como, por ejemplo, el apoyo a la economía nacional, a la comunidad y al medio ambiente. Sin embargo, los productos locales no garantizan que sean productos orgánicos. Es preferente hablar con el granjero local, y así mantenerte informado de los casos de la comida.

Ver Más
Close