¿Por qué la canela es ideal para el invierno?

Además de ser un perfecto acompañante en las bebidas calientes, sus efectos son un aliado inigualable para evitar enfermedades relacionadas con el frío

La canela, proveniente del árbol del mismo nombre, ha sido usada milenariamente por sus propiedades culinarias y medicinales. Su delicioso sabor que raya entre lo dulce, lo salado y un toque de picor, hace que su sola ingesta sea deliciosa.

Ahora que entraremos al invierno la canela es un gran aliado para evitar las enfermedades, sobre todo porque fortalece las defensas del cuerpo; además, es un exquisito aliciente para las bebidas calientes.

Te contamos por qué es un gran compañero en estas épocas de frío:

  • Es un relajante: ideal para estimular el sueño antes de dormir, adecuada como “té” o como saborizante de otras bebidas calientes, que atenuarán tu frío.
  • En las épocas de frío en que suelen intensificarse los dolores menstruales, la canela es un perfecto aliado para disminuirlos.
  • Si por tomar bebidas calientes lastimas tu lengua o paladar, chupar canela cicatrizará las parte sensibles y poco a poco eliminará el dolor. 
  • Si te has excedido de azúcar en estas épocas navideñas (aunque es mejor evitarlo), la canela ayudará a reducir tus niveles de sacarosa en la sangre.
  • Si tienes malestares gastrointestinales, clásicos de las épocas postnavideñas, te ayudará a mejorar tu salud a este respecto.
  • Favorece la generación de anticuerpos, lo que te prevendrá de resfriados y complicaciones respiratorias. 
  • Estimula la circulación (ideal para los tiempos de frío, en que esta cualidad suele menguar).
  • Ayuda a disminuir el colesterol.
  • Es anticancerígena (aunque no es un efecto propio del frío, nunca está de más cuidarse de este mal). 


Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Razones por las que el burro mexicano está en riesgo de extinción (INFOGRÁFICO)

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones.

Pese a los esfuerzos de países como España, Suiza e Inglaterra al crear santuarios de conservación, el burro mexicano continúa en riesgo de extinción. De acuerdo con el sitio web Investigación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, la reducción significativa de la población de esta especie se debe a la explotación desmesurada y la negligencia por parte de los grupos de atención y conservación para reproducirla de manera ecosustentable.

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones. Las razones parecen estar relacionadas con la modernización: los burros continúan siendo animales de carga en todo el territorio nacional. 

Frente a esto, pocos santuarios y zoológicos alrededor del mundo han tratado de salvaguardarlo; en especial en sitios como España, Suiza e Inglaterra, en donde hay granjas especializadas para su conservación. Desgraciadamente en sitios como Etiopía, Pakistán, China y Egipto continúan usando a este ejemplar como medio de transporte y herramienta de trabajo. 

burro peligro de extincion

 

 
 


Descubre aquí los sorprendentes beneficios de la canela

La canela nació en la antigua tierra de Sri Lanka, en donde surgió de un árbol de hoja perenne cuya aroma, suave, puede alcanzar numerosas hectáreas.

La canela ha sido uno de los condimentos más importantes en la gastronomía de numerosas culturas; como por ejemplo, la mexicana. La canela nació en la antigua tierra de Sri Lanka, en donde surgió de un árbol de hoja perenne cuya aroma, suave, puede alcanzar numerosas hectáreas. 

El consumo cotidiano de la canela –ya sea en café, postres, platillos fuertes, entre otros–, provee múltiples beneficios para el cuerpo; como por ejemplo: 

– Ayuda a bajar de peso, activando el metabolismo y los antojos a azúcares. Es una reguladora de los niveles de glucosa en sangre, eliminando el exceso de líquidos y grasas en nuestro organismo.  

– Sube las defensas. Funciona como un antibiótico natural, ayudando a expulsar el frío del cuerpo y a prevenir enfermedades causadas por virus y bacterias. 

– Combate las enfermedades de la garganta. Es antibiótico y antiinflamatorio que permite tratar enfermedades como amigdalitis, afonía, disfonía, etcétera. 

– Mejora la salud de las articulaciones gracias a sus propiedades antioxidantes y caloríficas. 

– Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejorando la circulación, reduciendo el colesterol, fortaleciendo y regularizando el ritmo de su corazón. 

– Aumenta el deseo sexual. Es considerado como uno de los mejores afrodisiacos naturales, tanto en hombres como mujeres. 

Hace poco investigadores de Rush University Medical Centre, en Chicago, han encontrado que la canela tienen un impacto significativo en el proceso de aprendizaje. Para Kalipada Pahan, líder de la investigación, la influencia de la canela sobre el proceso cognitivo, principalmente el hipotálamo, mejora la organización, generación y recordar las memorias. 

Esto se debe a que la canela reduce la producción de una proteína vital para la formación de memoria, la GABRA5, la cual genera un ‘conducto inhibitorio tónico”. Cuando se metaboliza la canela dentro del cuerpo, se convierte de benzoato de sodio, el cual es usado como droga para tratar el daño cerebral. Es decir que la canela reduce la producción de GABRA5, mejorando la memoria, la plasticidad neuronal y el incremento del aprendizaje: 
 
En el estudio, un poco de canela se metaboliza en benzoato de sodio, el cual entra al cerebro y detiene dos proteínas –que conllevan al Parkinson y DJ-1–, que afectan el tejido a causa de la enfermedad de Parkinson. La canela también normaliza los niveles de neurotransmisores y mejora el funcionamiento motor. 

Es decir que en caso que tengas dificultades para aprender, un poco de canela puede ayudar. 

 


¿Mueres de frío? Descubre cómo mantenerte en calor sin necesidad de un calentador

Un calentador puede ser sumamente perjudicial tanto para tu billetera, el medio ambiente y hasta tu salud: por cada grado de más, el gasto de calefacción aumenta un 7 por ciento.

México está pasando por una ola de frío extremo. Si bien no se está acostumbrado más que nada a un frío tropical, esta ola ha sido el protagonista de noticias, memes y anécdotas en general. Pues, ¿cuáles son las alternativas más efectivas para mantener el calor ante un frío desolador?

Por rapidez, un calentador puede ser la solución; sin embargo, este aparato consume una cantidad descabellada de energía. Por lo que puede ser sumamente perjudicial tanto para tu billetera, el medio ambiente y hasta tu salud: por cada grado de más, el gasto de calefacción aumenta un 7 por ciento

Por ello hemos decidido reunir algunos remedios naturales contra el frío:

– Considera edredones nórdicos, pijamas y ropa térmicas y mantas. Para reducir el consumo de la calefacción, durante la noche puedes recurrir a este tipo de cobijo térmico; mientras que durante la mañana, puedes encender de nuevo el edredón durante una hora para aclimatar el hogar.

– Termostatos programables. Si la casa está vacía durante muchas horas, colocar este tipo de reguladores permite ahorrar entre un 8 y 13 por ciento de energía. Se pueden dejar programados para que en las horas que nadie se encuentre en casa, ésta permanezca a 15 grados; el resto, en 20 grados.

– Aislar la casa. Aunque las ventanas estén cerradas, se pierde mucho calor –en especial si se llevan vidrios simples–. Tapa los huecos de las ventanas con masilla para evitar, de manera económica, que el calor se escape; también funciona colocar cortinas gruesas y mantenerlas extendidas por la noche. En caso de ser posible, coloca cristales dobles con un puente térmico.

– Ventila el cuarto durante el tiempo adecuado. Diez minutos es tiempo suficiente para renovar el aire, procura no hacerlo a la primera hora de la mañana pues es cuando hace más frío.

chocolatito-para-el-frio-y-la-rosca

– Tapa los huecos debajo de las puertas. Muchas veces se cuela aire frío creando pequeñas corrientes, por lo que puedes usar burletes o barras rígidas de madera, aluminio o pvc acolchonadas con un fieltro o cobija, para evitar que entre el frío.

– Alfombras. Durante esta época, las alfombras ayudan a conservar el calor en el hogar, sobre todo en suelos de terrazo.

– Consume más sopas y bebidas calientes. Sopas, tés, cafés, son siempre buenos aliados contra el frío. Descubre aquí por qué la canela es ideal para tu protegerte contra el frío

– Bolsas de agua caliente. Si la cama está fría antes de dormir, pasa una bolsa de agua caliente sobre las sábanas y mantenla después junto al cuerpo.

– Usa ropa térmica debajo de la ropa regular.

– Ejercicio. El ejercicio elevará la temperatura interna, reduciendo así la sensación de frío en el medio ambiente. Basta caminar o bailar durante 15 minutos para sentir el calor humano recorrer el cuerpo.



7 usos inesperados para condimentos que ya no utilizas al cocinar

En Ecoosfera amamos reciclar, por eso te compartimos cómo puedes reusar especias que ya están demasiado viejas para usar en tu cocina.

Mientras que muchos de nosotros disfrutamos cocinar, compartir recetas nuevas y experimentar con ellas, ocasionalmente nos dejamos llevar y compramos especias que vamos a utilizar una vez y luego, por la razón que sea, nos olvidamos de su existencia.

Las especias tardan años en caducar y en realidad no se echan a perder fácilmente, más bien pierden su sabor o aroma (las especias en polvo tardan entre 2 y 3 años en caducar, mientras que las especias enteras tardan entre 3 y 4 años). La mejor manera de verificar el estado de estos productos es olerlos y observar su color, si estos han perdido sus propiedades es probable que no valga la pena utilizarlas en la cocina.

 Antes de que decidas tirar todos esos frasquitos con especias viejas e incoloras, ¿por qué no intentas reutilizarlas siguiendo alguno de estos pasos?

  1. Popurrí hervido: si una especie no huele tan bien como solía hacerlo, puedes hervirla para aromatizar tu casa. La canela, el clavo, el jengibre y el cardamomo tienden a soltar su olor de esta manera.
  2. Conviértelos en exfoliantes o jabón: puedes agregar pimienta y clavo molido a los exfoliantes corporales caseros, aquí algunas recetas.
  3. Pesticidas naturales: las pimientas fuertes como la cayena y los chiles en polvo alejan de manera natural a los insectos nocivos como las hormigas. Mientras más viejas estén las especias menos poderosas serán, por esto debes utilizarlas en mayores cantidades.
  4. Fungicida no-toxico: la canela combate a los hongos de manera orgánica, es particularmente eficiente en brotes y plantas de interiores. Debes hervir la canela y rociarla sobre el área afectada.
  5. Bolsitas aromáticas: muchas especias quitan los malos olores. La salvia, el tomillo, el orégano y el clavo son particularmente poderosos. Ponlos en bolsitas de tela y guárdalas en los espacios que tienden a oler a humedad.
  6. Pintura casera: si tienes hijos o niños en tu familia —o simplemente disfrutas las manualidades— puedes expresar tu creatividad haciendo tus propias pinturas. Te recomendamos poner las especies en bandejas de plástico recicladas (por ejemplo las de las frutas). En cada espacio puedes poner una especia, las pimientas serán brillantes, el polvo de curry es ocre, la canela es café, etc. Agrega un poco de agua y con un pincel pinta con ellas sobre una hoja en blanco. IMG_8931

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca