Close

¿Labios partidos y piel de cartón? Tips para hidratarte en invierno

En época de frío, aunque sea casi inimaginable, miles de personas pasan deshidratación, justo por esta cualidad: la temperatura. Esta temporada es propicia para pensar que estamos hidratados porque no tenemos sed; sin embargo, aunque no pareciera, podemos sufrir de deshidratación. 

Es importante que estés atento a indicadores como labios secos o piel acartonada, para comenzar a hidratarte correctamente (aunque lo mejor será que no esperes a ello). También puedes hacer una revisión periódica de tu orina. Recuerda: mientras más amarilla sea, necesitarás tomar más agua.

Hay que tomar en cuenta que factores como portar ropa muy engorrosa y la calefacción nos hacen perder líquidos. También el frío altera la sensación usual de la sed porque el cuerpo está concentrado en mantener la temperatura a niveles óptimos, por lo que hay muy pocos estímulos explícitos para tomar agua. Debes ser consciente de lo anterior y no descuidar tu hidratación durante el invierno: estar mal hidratado puede traer consecuencias como cansancio, dolor de cabeza, dificultades de concentración, malestar general, calambres musculares, taquicardia o mareo, desorientación y en los casos más graves, alucinaciones.

Te damos algunos tips para mantenerte hidratado:

  • Deshazte de las prendas abultadas cuando estés en lugares cerrados y calientes, para evitar que tu cuerpo pierda líquidos. 
  • Durante el día toma al menos 1.5L de agua, independientemente de la ingesta de otros líquidos o de frutas y verduras.
  • Los tés y los cafés suelen ser exquisitos por su líquido caliente; sin embargo, recuerda que son altamente diuréticos, lo que puede resultar contraproducente. En pocas palabras: mézclalos continuamente con agua.
  • Elige las frutas y verduras que más ricas sean en agua como el melón, la toronja, el pepino, el apio, la sandía, la lechuga o el brócoli.
  • Si eres un adulto mayor los zumos son una gran opción para mantenerte hidratado, además de que compensarán desajustes en otros déficits nutricionales como, por ejemplo, la pérdida de sodio.
Ver Más
Close