La SEMARNAT excluye las propuestas de los expertos para el “Paquete Verde” en México

La dependencia omitió el análisis de la propuesta de organizaciones como Greenpeace para el “Paquete Verde”; sólo dio respuesta en un caso y fue negativa

En el periodo del actual gobierno de Enrique Peña Nieto ha quedado claro, sobre todo con la aprobación de la Reforma Energética, que la prioridad de esta administración es el impulso de la industria y de los hidrocarburos, justo cuando el medio ambiente clama por un cambio. 

Aunque el gobierno federal armó un apoyo político que hizo posible la aprobación de dicha reforma, ahora se viene un “Paquete Verde” de reformas que podrían paliar los nocivos efectos de la Reforma Energética para el medio ambiente o, según el caso, empeorarlos. Organizaciones como Greenpeace se unieron para hacer una propuesta que se incluyera en los cambios legislativos; sin embargo, la respuesta de la SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), que fue la encargada por la presidencia de revisar y dar respuesta a la propuesta de las organizaciones, sólo analizó una de las leyes y su contestación fue negativa.

Según Greenpeace la Ley General de Cambio Climático, que fue de la única de la que la SEMARNAT emitió respuesta, tal y como está queda muy ambigua. Sin embargo, la SEMARNAT ha dado largas argumentando que está en espera de un documento técnico que se supone las organizaciones enviarían cuando, en realidad, el sustento jurídico ya había sido entregado al subsecretario de planeación y política ambiental, Rodolfo Lacy, vía electrónica.

“Con esta respuesta, SEMARNAT se cierra al diálogo y a la construcción de acuerdos, al incumplir su deber con el pueblo mexicano, que es el de proteger el ambiente y los recursos naturales del país”.

“SEMARNAT se negó a hacer su trabajo perdiendo la oportunidad de demostrar que realmente hay voluntad política para atender las demandas de la ciudadanía, concluyó Alberto Rojas, enlace legislativo de Greenpeace”.

Si te resuena, exige a la SEMARNAT que tome en cuenta la opinión de expertos para la elaboración de estas leyes. (Recuerda que antes ha habido casos de éxito gracias a la presión colectiva).

*Estas son las leyes que integran el “Paquete Verde”:

Ley General de Cambio Climático; Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente; Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable; Ley General de Vida Silvestre; Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Sobre la Narcodeforestación o cómo la cocaína está acabando con la biodiversidad

La narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales.

La producción y venta de drogas, como la cocaína, ha generado numerosas tensiones políticas entre países. Se ha tratado de una actividad ilegal que no sólo ocasiona una serie de consecuencias tanto económicas como sociales, también ambientales a gran escala. De acuerdo con un estudio publicado en Environmental Letters, la “cocaína está acabando con las selvas y los bosques de América Latina”. 

Los investigadores usaron estadísticas para calcular la correlación entre la pérdida de biodiversidad y el tráfico de drogas en el camino de la cocaína hacia su venta. ¿Acaso es posible que entre el 30 por ciento de la deforestación anual de los bosques guatemaltecos, nicaragüenses y hondureños en los últimos años se deba al narcotráfico? 

Si bien cada país ha tratado de proteger sus bosques y selvas, el equipo descubrió que entre el 30 y 50 por ciento de la pérdida de la biodiversidad tuvo lugar en áreas que protegidas por leyes nacionales o internacionales; y la cual presenta un mayor riesgo a los esfuerzos locales para proteger y restaurar la selva, a su diversidad, sus derechos y sus recursos naturales. A este fenómeno se le denominó “narcodeforestación”. 

La narcodeforestación se ha relacionado principalmente con la producción de cocaína en Colombia, con el aumento de granjas de coca y almacenes económicos. De acuerdo con los investigadores, “la deforestación sucede no por la presencia de las granjas, sino por la necesidad de los traficantes de usar el dinero generado por la venta de las drogas.” De alguna manera, los narcotraficantes usan el espacio –antes plena de un bosque– para lavar dinero: “Parece ser que la mejor manera de lavar dinero ilegal por drogas es destruir la cerca de la naturaleza: cortar los árboles y construir un rancho con ganado.”

La guerra que EE.UU. declaró en contra de las drogas, expandió la deforestación hacia regiones de México y el Caribe. En otras palabras, la narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales; lo cual ha provocado que “mientras más y más bosques se usan, se requieren cada vez más y más caminos y ciudades –y eso reduce el espacio del bosque aún más.” Frente a la pérdida de áreas verdes, los impactos sociales están afectando también a las comunidades indígenas y su supervivencia.

La solución inmediata es disminuir el consumo de estas drogas; sin embargo, ¿el mundo, especialmente EE.UU., será capaz de reducir su demanda de cocaína para reducir el daño causado en los bosques latinoamericanos? 



Nosotros, la salud y la contingencia ambiental atmosférica

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud.

La Contingencia Ambiental Atmosférica no es ninguna novedad en la Ciudad de México, ya que durante varios años ha sido una estrategia para disminuir las concentración de partículas contaminantes en el aire, sin embargo, esta medida correctiva es una acción aislada que no forma parte de ninguna estrategia integral que contemple la permanencia de un programa de mejora en la calidad del aire.

Si bien es cierto que la vida en las grandes ciudades es divertida, interesante y dinámica, la mala planeación de su infraestructura, el desabasto o poca respuesta de servicios, la carencia de recursos naturales, así como el crecimiento desmedido de la población se ven reflejadas en la calidad de vida de las personas, principalmente en la salud.

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud. En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, la contaminación sonora, visual e incluso lumínica son una constante, sin embargo, una de las más constantes y peligrosas es la contaminación atmosférica.

La Organización Mundial de la salud reveló que la contaminación del aire está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias. Incluso se estimó que las muertes prematuras han incrementado de 2 a 3.7 millones en sólo 5 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer de la OMS dio a conocer que la contaminación del aire es cancerígena para los humanos y las partículas contaminantes del aire están estrechamente relacionadas con el cáncer de pulmón, e incluso de vías urinarias y vejiga.

Un dato interesante revelado por la OMS es que una de las principales fuentes emisoras y contaminantes del aire en las zonas urbanas son las fuentes móviles, como los vehículos. Es por ello que cuando se detectas altos niveles de contaminantes se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica para reducir el flujo de vehículos.

Sin embargo, aún cuando no se ha activado esta alarma, en la Ciudad de México los índices de contaminantes en el aire permanecen elevados, más allá de lo que podría resultar un poco menos peligroso a la salud de las personas. Lamentablemente, las afectaciones a la salud están directamente relacionadas con el nivel de exposición a dicha contaminación.

En diversos estudios se ha identificado que las mujeres embarazadas tienen hijos con bajo peso, altamente vulnerables a enfermedades e incluso expuestas a la mortalidad perinatal.

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica. Tan solo en México mueren 16,798 personas por esta misma causa.

Lamentablemente la contaminación atmosférica es tan común que parce que las personas dejan de notarla a simple vista o se acostumbran a vivir de esa manera. La única reacción parece manifestarse cuando hay una Contingencia Ambiental Atmosférica, donde a pesar de peligrar la salud de todos, las personas emiten quejas quejas por no poder utilizar su vehículo, sin estar dispuestos a llevar una vida cotidiana más amigable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la mayor cantidad de contaminantes al aire es por los vehículos en la Ciudad de México, es importante que el cuidado de la calidad del aire sea una actividad cotidiana para todas las personas, a fin de que todos los días gocemos de una mejor calidad de vida y salud. ¿Qué haces tú a diario para reducir la contaminación del aire?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Estas son las nuevas normas de verificación vehicular en México

Te compartiremos las cinco nuevas normas de verificación vehicular en la ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Frente a un problema de toxicidad y polución en la ciudad de México, el gobierno de la capital mexicana ha tenido que crear nuevas estrategias que regularicen la calidad del aire. Desde implementar programas temporales como el Hoy No Circula, el cual pretende limitar la contaminación en la ciudad, mejorar las condiciones a nivel de salud así como el uso de formas alternativas de transporte. 

De acuerdo con los reportes de King’s College London, inhalar regularmente el gas NO2 en la contaminación se ha relacionado con problemas respiratorios y cardíacos, e inclusive con muerte prematura (2010). Por ello se han promocionado alternativas ecosustentables que permiten cuidar al medio ambiente, como por ejemplo compartir automóviles a la hora de transportarse –amigos, familiares o compañeros de trabajo/escuela–, aumentar el uso de transporte público, caminar o ir en bicicleta a la hora de dirigirse a lugares cercanos, etcétera. Sin embargo, no debemos olvidar que otra medida de cuidado al medio ambiente es darle mantenimiento a los automóviles, razón por la cual se debe someter periódicamente al proceso de verificación. 

A continuación te compartiremos las cinco nuevas normas de verificación vehicular en la ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala: 

1. Los vehículos nuevos, años 2016 y posteriores, quedarán exentos de la verificación vehicular obligatoria hasta por cuatro años a partir de su adquisición, determinó la Secretaría de Medio Ambiente.

2. Los vehículos año 2006 y posteriores a gasolina o gas natural que carezcan de los conectores necesarios para realizar la verificación vehicular como ahora se exige podrán realizar de manera excepcional una prueba dinámica con límites máximos permisibles.

3. Los vehículos de autotransporte federal de carga, pasaje o turismo, en sus diversas modalidades y transporte privado federal, que circulen en la Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala, deberán someterse a las nuevas normas de verificación.

4. Las autoridades aplicarán pruebas de detección remota de emisión de contaminantes de los vehículos. La NOM explica que la instalación del equipo de detección remota se realizará, por ejemplo, sólo en vialidades con más de dos carriles de circulación en la misma dirección “que permitan confinar el paso de los vehículos a un sólo carril, para evitar el traslape de plumas de escape” y la velocidad de circulación de los vehículos sea entre 10 y 80 km/h.

5. La norma de emergencia entrará en vigor el 01 de julio de 2016 y tendrá una vigencia de seis meses.

En caso que quieras leer más al respecto, dale click aquí para Norma Oficial Mexicana de Emergencia publicada por SEMARNAT

 

Más en Ecoosfera: 

Las 10 ciudades con mayor contaminación en el mundo

15 maneras sencillas de reducir la contaminación (y prevenir la contingencia ambiental)



¿Por qué el medio ambiente sólo importa cuándo no estorba? (La comisión de energía posterga la aprobación de Ley de Transición Energética en México)

Esta Ley es el medio más importante para que la Reforma energética asegure y promueva diversos beneficios ambientales

El pasado mes de abril terminó el periodo de sesiones de la LVXII Legislatura. La comisión de energía del Senado de la república, se despide con una gran deuda al medio ambiente y a la sociedad mexicana. 

Mientras que el primer paquete de leyes secundarias que se deprenden de la Reforma Energética, fueron aprobadas por unanimidad por el legislativo, el paquete verde y la Ley de transición energética (LTE) no vislumbraron en la agenda de los partidos políticos, pese al constante llamado de sociedad civil

¿Por qué es importante esta ley?. 

Esta Ley es el medio más importante para que la Reforma energética asegure y promueva diversos beneficios ambientales, ante los cuales está la promoción de energías renovables, la reducción de contaminantes locales y de gases de efectos invernadero; los incentivos económicos y la promoción de tecnologías limpias para transitar hacía una economía de bajo carbono. Elementos primordiales que establecen y promueven la Constitución Política, la Reforma energética, el actual Plan Nacional de Desarrollo (PND) y los programas sectoriales de medio ambiente y energía.

México tiene un amplio potencial de generación de energía a través de fuentes renovables, que no está siendo aprovechado, debido a que el desarrollo económico de México depende en gran medida de la explotación de los combustibles fósiles, por los precios competitivos que presentaban en los últimos años en los mercados internacionales y que fueron la bonanza del gobierno para seguir invirtiendo en éstos. Hoy la volatilidad de los precios del mercado, como se ha observado recientemente con la baja de los precios del petróleo, nos demuestra que el gobierno debe pensar en una estrategia de largo plazo y seguridad energética basada en la diversificación de la matriz energética del país. 

Mientras el resto del mundo se mueve hacía una transición energética basada en las energías renovables. Nuestro país se queda estancado en el viejo discurso de que el desarrollo de México se logrará a través de la explotación de más hidrocarburos, entonces nos preguntamos: cómo vamos a lograr cumplir los compromisos internacionales de reducción de emisiones de GEI a nivel nacional, qué ejemplo damos a nivel global sobre los compromisos que suscribimos para reducir emisiones en un 25% al 2030?. Es deber preguntar a los senadores, a los grupos parlamentarios y especialmente al Presidente y los integrantes de la Comisión de Energía, David Penchyna Grub,  Salvador Vega Casillas y Jose Luis Lavalle Maury, ¿por qué no aprobaron la ley en abril? ¿A qué se debe el retraso de esta ley frente al récord de aprobación de las otras leyes secundarias? ¿Por qué continuar cuestionando la viabilidad de la ley frente a las pruebas de sus beneficios que repetidamente les hemos compartido desde sociedad civil? 

De ahí que el objetivo general de la LTE sea regular el aprovechamiento de las energías limpias para la generación de electricidad y promover acciones de eficiencia energética. De aprobarse, uno de sus principales resultados sería la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático. Al ser la generación de energía eléctrica el segundo sector que más emite después del transporte, la aprobación de la ley permitiría cumplir con las metas de reducción de emisiones y de participación de energías limpias establecidas en la Ley General de Cambio Climático y contribuir a alcanzar los compromisos internacionales que México ha presentado ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. 

No obstante, sin esta ley no existen los incentivos ni mecanismos de promoción y planeación necesarios para el despliegue de proyectos de energías renovables en México, lo que le impediría al gobierno cumplir con las metas y compromisos nacionales e internacionales en materia de cambio climático. Por otro lado, no se podrán atraer grandes inversiones privadas y transferencia de tecnología al país, generar empleos verdes, permitir que cualquier persona o empresa pueda generar su propia electricidad y venderla, inclusión de zonas marginadas a través de la electrificación, generar beneficios ambientales y de salud, disminución de las tarifas eléctricas y fortalecimiento de nuestra economía por el aumento de las inversiones y la reducción de subsidios.

De ellos depende realmente mover a México hacia un futuro más competitivo para las energías renovables, combatir el cambio climático y mejorar la calidad de vida de todos los habitantes del país. Este es un momento decisivo para que México avance hacia una transición energética sustentable y garantice su seguridad energética a largo plazo, por lo que es urgente la aprobación del #PaqueteVerdeYa.  

Autoras: Ana Mendivil y Gabriela Niño del área de Politicas Públicas del CEMDA.



Están por salir nocivas leyes ambientales de EPN por decreto: Greenpeace

Se había dicho que la creación del “Paquete Verde”, que hará operable la Reforma Energética, sería puesto a discusión; pero ahora el presidente mexicano busca decretarlo

En México hace poco fue aprobada la Reforma Energética, que prioriza el uso de hidrocarburos y gas shale por sobre las energías limpias. Aun con la inconformidad y descontento de decenas de organizaciones sociales y sociedad civil organizada, la reforma fue aprobada por ser supuestamente una palanca de desarrollo para el país. En ese entorno, el presidente Enrique Peña Nieto anunció, en una acción supuestamente democratizadora, que el “Paquete Verde” que hará operativa a la Reforma Energética (una serie de modificaciones a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, y la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, entre otros) sería sometido a discusión.

Luego de unos meses, el pasado 3 de noviembre Peña Nieto afirmó que había ya decretado el andamiaje para las modificaciones legales. Por su parte Greenpeace México, que buscar tomar parte en la elaboración de las leyes y de hecho ya cuenta con su propuesta, ha hecho dos invitaciones al presidente para elaborar el “Paquete Verde”, sin respuesta u obteniendo “largas” del gobierno. 

Las leyes del “Paquete Verde” son cruciales porque depende de ellas el impacto a las comunidades y al medio ambiente en el proceso de explotación de hidrocarburos (que ya de por sí es altamente cuestionable). Para Greenpeace es urgente que estas leyes sean percibidas por la sociedad con la relevancia que emanan, pues son quizá aún más importantes que la misma reforma.

El pasado 8 de octubre la organización hizo llegar al presidente una serie de iniciativas de reformas a diversas leyes con el fin de fortalecer la protección de los ecosistemas mexicanos por la inminente la amenaza de un deterioro mayor como consecuencia de la Reforma Energética, las cuales no fueron tomadas en cuenta.

Finalmente, el último intento de Greenpeace por lograr una audiencia con Peña Nieto se hizo el 29 de octubre, del cual no se ha obtenido respuesta:

“Con las reformas decretadas por Enrique Peña Nieto, no sólo se desoyen las recomendaciones de los especialistas y de los sectores preocupados por la protección del medio ambiente, sino que pone en riesgo el cumplimiento de las metas de sustentabilidad que el titular del Ejecutivo pregona en sus discursos”.
 

Si te suena, haz presión al presidente en redes sociales para que este tema cobre fuerza y se promueva un diálogo abierto con las organizaciones.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca