¿Electricidad hecha con residuos de nopal? En México la producirán

Este proyecto disminuirá hasta en un 50% los residuos de esta milenaria planta en algunos sitios

Además de las numerosas propiedades del nopal, este delicioso alimento ha sido usado por los indígenas desde hace milenios para purificar el agua. Lo anterior es un hecho que fue recientemente confirmado por investigadores de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa, pues se probó que al pasar agua contaminada por la baba del nopal los contaminantes se agrupan, dejando purificado el resto del líquido. 

Sin embargo, siguen creciendo los descubrimientos sobre los usos y beneficios del nopal; y es que, casi como cualquier residuo orgánico, este puede producir electricidad por los gases que arroja en sus procesos de descomposición, con la ventaja de que en ciertos lugares, donde es producido en grandes cantidades, puede ser aprovechado directamente. En Milpa Alta, una delegación de la ciudad de México, se produce casi 80% del nopal que se consume en este país, y recientemente se dio a conocer un convenio de colaboración entre la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno del DF y la empresa Sustentabilidad en Energía y Medio Ambiente para producir electricidad y agua para riego a partir de los desechos del nopal en esta zona. 

El proyecto reducirá en 50% el volumen de los desperdicios orgánicos que genera la planta, es decir entre 4 y 5 toneladas diarias. Además del agua y la electricidad, se producirán también alicientes orgánicos para cultivos. 

Aunque en México la zona de Milpa Alta y sus altos niveles de cultivo son conocidos, es la primera vez que se mira a la región con una mirada que trascienda el uso tradicional del nopal, ese emblemático y delicioso signo identitario del mexicano.



El nopal podría usarse para hacer bloqueador solar; descubren estudiantes mexicanos

Los jóvenes sintieron curiosidad por los elementos del nopal que permiten que soporte climas extremos y un sol intenso.

El nopal, esta cactácea mexicana rica en carbohidratos, vitaminas, proteínas y minerales, se ha convertido en los últimos años una gran sorpresa por el descubrimiento de sus propiedades. Sus residuos pueden usarse para hacer electricidad, puede fungir, gracias a su baba, como un purificador de agua; útil como un impermeabilizante para techos, tiene increíbles propiedades curativas, es ideal para reducir la obesidad y también puedes hacerte pintura casera a partir de él.

Recientemente un grupo de jóvenes mexicanos del Estudiantes del Centro Universitario México (CUM) encontró que los flavonoides [una serie de metabolitos secundarios de las plantas] extraídos del nopal poseen un efecto protector contra los rayos ultravioleta, lo que podría usarse como materia prima para desarrollar un bloqueador solar.

La idea surgió cuando los estudiantes investigaron la serie de componentes que hace que los nopales toleren y se reproduzcan en áreas tan áridas y soleadas. Los estudiantes encontraron terpeno, ácido ascórbico y, sobre todo, flavonoides que tienen propiedades antioxidantes y protegen a las células del daño oxidativo (radicales libres) relacionado con algunos padecimientos propios del envejecimiento.

“Los resultados obtenidos confirmaron un efecto protector contra la radiación ultravioleta y abre la posibilidad para elaboración de un bloqueador solar, porque el procedimientos mostró cuántas colonias de esos microorganismos expuestos se quemaron o murieron, y cuántas sobrevivieron” advierte Carlos Aquino Rivera, estudiante.



El residuo del agave es un purificador de agua; descubren mexicanos

Del gabazo, una mezcla de residuos de agave, es posible obtener un carbón capaz de limpiar el agua contaminada.

Así como al nopal, el agave, una planta oriunda de México y usada para la producción de tequila y mezcal, ha sido estudiado y se le han encontrado cada vez mayores propiedades y usos. Hace poco se encontró que el agave tequilero puede proteger contra la obesidad y la diabetes, también que en una mezcla con plástico es muy buena para la construcción.

Ahora un grupo de del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica A.C. ha encontrado que con residuos de maguey (bagazo) es posible obtener un material capaz de limpiar el agua. De esa mezcla es viable obtener un carbón activado que absorbe contaminantes orgánicos e inorgánicos presentes en agua, combustibles y aire.

Los científicos calcularon que la producción de mezcal a nivel nacional desecha más de 17 mil toneladas de bagazo en base seca al año, si se aprovecharan estos residuos pueden obtenerse más de ocho mil toneladas de carbón activado. 

Esto es importante, ya que si se quemaran estas ocho mil toneladas, se estarían arrojando al medio ambiente más de 28 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2), esto es dañino porque este gas contribuye en gran medida al efecto invernadero” declaró el investigador el doctor José René Rangel Méndez.

La obtención de un producto con valor agregado a partir del bagazo de agave, residuo que contiene cerca de un 45 por ciento de carbono, contribuye a disminuir la contaminación del medio ambiente a causa del CO2, en lugar de quemarlo y convertirlo en gas contaminante, en menos de dos horas creamos el carbón activado que ayuda a mitigar el cambio climático. abonó.

La investigación se hizo con un fondo mixto de Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica, el CONACYT y el Estado de San Luis Potosí (FOMIX CONACYT – SLP) y los investigadores encontraron que podría ser un negocio redituable:

Demostramos que el carbón activado puede comercializarse a través de bonos de carbono, es decir incentivos económicos entregados a empresas que reducen emisiones de gases de efecto invernadero en la lucha contra el cambio climático, estos bonos podrían redituar aproximadamente 15 dólares americanos por tonelada métrica de CO2, dependiendo el país.



Una dieta prehispánica de nopal podría ser ideal para reducir la obesidad

Nuevos estudios han probado que el consumo de esta planta mejora enormemente el funcionamiento del metabolismo

Los atributos inusuales en las propiedades del nopal rayan entre lo asombroso y lo increíble. Hace poco se confirmó un estudio que prueba las propiedades purificadoras del nopal para generar agua limpia; sus desechos también son muy útiles para generar electricidad y los antiguos indígenas empleaban esta especie contra enfermedades como la fiebre y cuidaban con ella sus suelos, pues la siembra de nopal detiene la degradación de la tierra proveyendo de humedad al entorno. 

En este contexto de un boom de conocimiento sobre las propiedades del nopal, un nuevo estudio del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” ha descubierto que el nopal mejora la respuesta del sistema inmune, del cerebro gastrointestinal, reduce la obesidad y evita el incremento de la glucosa en sangre. Lo anterior, según la doctora Nimbe Torres, pone al nopal en la la categoría de prebiótico, generando cambios en la composición de la actividad de la flora intestinal, lo que a su vez se traduce en beneficios para combatir la obesidad y la diabetes.

Otra parte de esta investigación dotó a algunas ratas de una dieta basada en nopal; los resultados fueron una disminución en la intolerancia a la glucosa y revertir el problema de la inflexibilidad metabólica debido a los cambios en la flora intestinal. Lo anterior se refiere a una disminución en la grasa al interior del músculo que suele aumentar la resistencia a la insulina o provocar obesidad.

En pocas palabras, esta serie de experimentos ha probado que el nopal mejora notablemente la flora intestinal, y esta a su vez es la que contribuye a la regulación de la energía en el cuerpo; por lo tanto, comer nopal puede ayudarte fuertemente a tener una mejor digestión y, por lo tanto, a formar una complexión física más saludable.



El primer tren ligero impulsado por energía generada con basura está en México

80% del funcionamiento del metro de la ciudad de Monterrey funciona gracias a la energía producida por los desechos de los ciudadanos

Podría decirse que todo lo que nos rodea es energía. Prácticamente la totalidad de la materia tiene procesos químicos internos que, sin darnos cuenta, producen energía. Desde hace unos 100 años hemos puesto nuestra atención en los hidrocarburos y su quema como fuente de energía y pareciera que hemos olvidado que, en realidad, esta puede provenir de muchas fuentes y se encuentra prácticamente en todo lo existente.

En los últimos años y como una respuesta inexorable a la necesidad de mutar nuestros hábitos energéticos han emergido muchas opciones para generar energía: excrementos animales, desechos orgánicos, las olas del mar, incluso los pasos de las personas, y  una de estos novedosos mecanismos ahora se ha estrenado en México.

Como se conoce, la basura, es decir los desechos orgánicos e inorgánicos en conjunción emiten gases conocidos como biogases que pueden ser aprovechados como energía, lo que es usado por el gobierno de la ciudad mexicana de Monterrey para mover el metro de la urbe.

En 2006 se comenzó a implementar este programa conocido como “Monterrey Cinco” y el metro ahora funciona en un 80% usando bioenergía que proviene de los desechos de los ciudadanos. Un dato reconfortante sobre la rentabilidad de las nuevas energías: el gobierno ha llegado a ahorrar hasta 8.6 millones de pesos al año en comparación con el anterior sistema. 

Con la energía generada por la basura no sólo se abastece al metro sino también algunos alumbrados públicos, el museo Paseo Santa Lucía  y algunos edificios estatales. Para ello se construyó una planta de generación de energía de cinco motogeneradores con capacidad de 5.3 megavatios.

Se trata de un ejemplo poco publicitado en el país sobre las opciones de generación de energía más limpia que paulatinamente saltan, más frecuentes e inspiradoras, en un mundo que exige la transformación de nuestros hábitos energéticos.



A partir de desechos orgánicos, un mexicano crea electricidad

Es la primera vez que se hacen biodigestores accesibles para generar energía desde los hogares

La generación de electricidad puede darse desde casi cualquier fuente de energía. Como si ella misma, la energía, nos recordara que no se crea ni se destruye, cada día se aplican más alternativas de generación de electricidad a partir de fuentes como el excremento de vaca o la radiación del Sol.

Un inventor mexicano, Daniel Bouchbinder Aurum, ha desarrollado biodigestores para proveer a casas rurales de escasos recursos de fuentes de energía. Elaboró por primera vez un biodigestor a pequeña escala, y económico, que produce electricidad a partir de desechos orgánicos. Anteriormente, sólo grandes las empresas se hacían de estos aparatos para generar electricidad.

Su invento alberga contenedores herméticos que descomponen algunos desechos orgánicos, como el estiércol o residuos de vegetales, a partir de cuatro bacterias anaerobias que generan gas metano que después es convertido en energía eléctrica. Además de que es la primera vez que se elaboran biodigestores al alcance de personas de escasos recursos, se abre la oportunidad para que los hogares puedan acceder a este tipo de prototipos.

El inventor mexicano, miembro de la Red de Talentos Mexicanos en el Exterior también está generando hornos de leña que ahorran hasta 60% de esta materia en los hogares rurales, para que estos espacios estén menos contaminados y sean más saludables. Hasta hoy, sus biodigestores han sido instalados en pequeños hogares rurales de Quetzaltenango, Guatemala.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca